WTLP, ¿La amenaza del sector o la esperanza del planeta?

Por CarlotaSN , 29/08/2018
Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

WTLP, ¿La amenaza del sector o la esperanza del planeta?
Europa sigue el camino hacia una conducción con cero emisiones pasando a examen a todos sus vehículos.


El sistema WLTP se acerca, este nuevo protocolo servirá para medir los consumos y emisiones de los vehículos. Introducido ya en 2017 para los nuevos pero que a partir del 1 de septiembre de 2018 será obligatorio para todos y por el que el sector automovilístico tendrá que ajustarse por completo.


Hasta ahora el sistema utilizado se llamaba NECD (Nuevo Ciclo de Conducción Europeo), diseñado en 1990 analizaba los gases durante una conducción con una velocidad de 34 y 120km/h en un recorrido de 11 kilómetros en 20 minutos, una medición teórica y que no terminó por convencer.


Sin embargo, era necesario proporcionar consumos más realistas al consumidor y valoraciones de contaminación más reales por lo que la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) desarrolló, el pasado septiembre, WLTP.


Con esta nueva normativa, las pruebas que deben superar los vehículos son más rigurosas y simulan situaciones más realistas.


El desfasado NEC utiliza una velocidad de 46,5 km/h y una máxima de 120 km/h. Emplea unos puntos de marcha fijados y no tiene en cuenta la influencia de equipamiento opcional en el CO2 y en el consumo. Además, basa sus resultados en temperaturas superiores a 20 ºC,lo que permite hacer “trampas” y reducir el consumo del motor.


En cambio, el nuevo procedimiento, se caracteriza por un perfil de conducción más dinámico con una aceleración más importante. La prueba es de 30 minutos en un recorrido de 23,2 kilómetros y hay cuatro fases. La velocidad media es de 46,5 km/h y la máxima de 131 km/h.



Las mediciones de CO2 que se obtengan en estas pruebas deberán incluirse en cada uno de los certificados de los vehículos, comprobando así que el fabricante no excede los niveles fijados por la Unión Europea, con ello se reducirá la cantidad de coches contaminantes en el mercado.


La llegada de este nuevo protocolo ha generado una situación extrema para muchos concesionarios que se ven ahora ansiosos por vender sus vehículos antes de septiembre, haciendo incluso que muchos de ellos ofrezcan rebajas de hasta un 60% para quitarse el stock de coches que deben vender o matricular antes de que acabe agosto.


A la espera de unos datos definitivos, según confirmaba la semana pasada la Asociación Española de Automóviles y Camiones (Anfac), en lo que llevamos de agosto se habrían vendido cerca de 58.000 coches, un 35% más que en el mismo mes de 2017.


Por otra parte, todo apunta a que el precio de los coches aumentará, una subida derivada de esta menor emisión de CO2. En España son cuatro los tipos previstos por el Ministerio de Hacienda para el impuesto de matriculación: del 0% si las emisiones de CO2 son iguales o inferiores a 120 g/km; del 4,75% si las emisiones se sitúan entre 120 y 160 g/km; del 9,75% si las emisiones de CO2 son de entre 160 y 200 g/km; y del 14,75% si son iguales o exceden los 200 g/km.



De todas formas, para que este cambio no resulte tan brusco ni para el bolsillo del conductor ni para los fabricantes, el Gobierno estudia ampliar su aplicación pasados unos meses, aunque todavía no hay confirmación oficial.



WTLP se presenta como el primer paso hacia la elaboración de pruebas en el sector de la automoción realizadas fuera de laboratorio, en carretera, en calles abiertas y con temperaturas variables y además supone un nuevo avance en la conservación del medio ambiente.