Reparar arañazos en la pintura de nuestro coche

Por sa , 07/04/2009 | Visto: 100171

Comparte:
Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en MySpace Compartir en Meneame Compartir en Technorati Compartir en Facebook



Reparar arañazos en la pintura de nuestro coche
Retocar esos pequeños arañazos en la pintura de nuestro coche, Lea este breve manual sobre como hacerlo correctamente.
El acabado de pintura de un vehículo al salir de las líneas de producción de la fábrica es perfectamente liso y lustroso. No obstante, tan pronto el mismo queda expuesto por primera vez a la luz solar (rayos infrarrojos y ultravioleta) y, además, a las contaminaciones del medio ambiente, la pintura comienza a sufrir.

Esto sin mencionar que la pintura sufre otros daños de tipo mecánico, y que le causan picaduras y arañazos al acabado. Por lo tanto, el brindarle mantenimiento regular ala pintura y el reparar las picaduras y los arañazos tan pronto como ocurran, puede hacer mucho más que mejorar la apariencia de un auto. También contribuye a que éste dure más tiempo. Esto es porque las picaduras y los arañazos (incluso aquéllos que no dejan desnudo el metal) son los primeros lugares por donde comienza a atacar el óxido.

Para reparar un arañazo, primeramente averigüe el código de la pintura del auto, por lo general especificado en una etiqueta debajo del capó, en el marco de una puerta, dentro del baúl o escondido en algún otro lugar. Hallará dónde está esta etiqueta consultando el manual de servicio o llamando a la agencia.

Cuando acuda ala tienda de piezas de repuesto, iguale el código de la pintura con la carta de colores.

Para reparaciones menores, compre una botella de pintura que tenga una brocha integrada a la tapa. Si el arañazo llega hasta la lámina metálica de la carrocería, entonces deberá adquirir también un imprimado y un acondicionador de metales.

Primeramente, lave el área a ser reparada con un detergente suave yagua, enjuague totalmente y seque con un paño libre de hilachas. Quite la cera, grasa y el aceite con un removedor de grasa, acetona o con un rebajador de laca (esencia de trementina). Si el óxido ya está presente, con el filo de una navaja raspe todo lo que pueda, y entonces aplique un removedor de óxido, seguido por un convertidor de óxido.

En un metal desnudo que esté libre de óxido, aplique el acondicionador de metales de acuerdo con las indicaciones del envase. Siga aplicando dos o tres capas de imprimado, dejando cinco minutos entre capas. Después deje que el imprimado se seque durante 30 minutos antes de aplicar las capas de color.

Luego que haya mezclado totalmente la pintura de retoque, aplique dos o tres capas en una misma dirección, permitiendo que la pintura se seque lo suficiente entre capas. Si la pintura original tenía una capa fina, aplique dos finísimas capas de retoque para igualar los colores apropiadamente.

Deje que el área retocada se seque por lo menos durante una semana, y entonces vierta un compuesto pulidor fino sobre un paño húmedo, para con el mismo suavizar de esta forma el área retocada. Tenga mucho cuidado para no frotar sobre el retoque. Termine el trabajo encerando y puliendo todo el automóvil.