Preguntas y respuestas sobre el coche autónomo de PSA

Por GNaya , 25/11/2015
Novedades Salón París 2018
comparte:


Servicios

Zona Peugeot
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Preguntas y respuestas sobre el coche autónomo de PSA
Te contamos todas las novedades y tecnología qué esconde el coche autónomo de PSA, vehículo que esta semana se ha convertido en el primero en circular de forma autónoma por las carreteras españolas.

El pasado lunes, os contábamos como PSA había tomado la delantera en España en lo que a conducción autónoma se refiere al realizar el trayecto entre sus factorías de Vigo y Madrid con un coche preparado para circular de forma independiente en las vías rápidas. Ahora, es el momento de analizar la información que nos ha facilitado la marca, donde se explican las diferentes tecnologías que permiten avanzar en un ámbito en la que casi todas las marcas llevan años experimentando.


¿Qué elementos tecnológicos hacen posible la conducción autónoma?




Para empezar, cae de cajón que un completo sistema de navegación por satélite GPS es imprescindible a la hora de delimitar el recorrido y garantizar el respeto de los diferentes parámetros, entre ellos el más básico, los límites de velocidad.


Asimismo, el coche monta radares tanto delanteros como traseros de 77 GHz así como láseres escáner, un sistema muy parecido a los últimos avances en los sistemas de control de velocidad adaptativa, encargados de recoger datos básicos –distancia y velocidad- sobre los vehículos que se sitúan en nuestro entorno en la carretera en cada momento, de forma que el coche sea capaz de dar una respuesta segura e instantánea ante posibles imprevistos.


Con el mismo fin, el coche autónomo de PSA se encuentra generosamente escoltado por cámaras digitales alrededor de su carrocería que también ofrecen información sobre la posición de los vehículos y obstáculos cercanos.


Pero todos estos sistemas de última generación resultarían estériles sin el ‘cerebro’ del coche, la centralita de guiado electrónica. Su misión es clave, pues se encarga de traducir toda la información recibida y actuar en consecuencia, lo que viene a ser suplantarnos en el papel de conductores del vehículo. Gestiona de forma autónoma la dirección, la aceleración y el frenado a través del volante y los pedales.


¿Existen diferentes niveles de autonomía dentro de un coche autónomo?




Concretamente, PSA detecta cinco niveles de automatización a escoger en función de las necesidades de cada momento.


Nivel 0: El coche se maneja como otro cualquiera, todas las funciones automatizadas se encuentran desactivadas.


Nivel 1: El coche cuenta con una serie de sistemas de asistencia como el control de velocidad adaptativo (ACC), muchos de ellos presentes por otra parte en gran parte de los vehículos ‘premium’ actualmente en el mercado.


Nivel 2: Los dispositivos de ayuda a la conducción que entran en funcionamiento en este nivel gestionan la dinámica longitudinal y lateral del vehículo, algo parecido al ‘Lane Assist’ que pudimos ver, entre otros, en el León TSI en esta prueba de consumo, aunque más sofisticado y mantenido en el tiempo.


* A partir de aquí, se requerirían modificaciones legislativas para poder utilizar los tres niveles más altos de automatización en las carreteras españolas (aunque en la prueba del lunes PSA sí que tenía permiso).


Nivel 3: Conducción autónoma en situaciones definidas sin intervención del conductor, salvo en caso de que sea necesario.


Nivel 4: Conducción autónoma en situaciones definidas, sin control del conductor ni intervención por su parte.


Nivel 5: Conducción autónoma pura sin conductor.


¿Cuáles son las ventajas de conducir un coche autónomo?



Como pasa con todo, habrá quien le vea un montón de ventajas, otros no se fiarán, les dará miedo, o simplemente prefieran seguir conduciendo ellos mismos. Para PSA, un futuro en el que la conducción autónoma se encuentre normalizada tendría principalmente las siguientes ventajas:


- Aprovechar el tiempo del viaje para hacer otras cosas. Leer un libro, avanzar asuntos de trabajo, ver una película o hacerse un sudoku. Como si fueras en un tren.


- Reducir situaciones de conducción monótonas. Rectas interminables, cansancio, sueño… todos estos factores, un peligro potencial de accidente, desaparecerían de poder activar una función de pilotaje automatizado en nuestro vehículo.


- Estacionar de un modo más sencillo. El coche autónomo también se encargará de facilitarnos la tarea de estacionar nuestro vehículo hasta el punto de buscar un sitio libre y ejecutar las maniobras necesarias, un ámbito en el que ya se lleva años trabajando, con resultados bastante logrados.


- Aumentar la seguridad. En un escenario futuro en el que el coche tal y como lo conocemos hoy se hubiera extinguido o casi – Elon Musk calcula que ocurrirá en 20 años-, se espera que un parque automovilístico de coches autónomos conectados entre sí y compartiendo información en pro de la seguridad reduciría el número de accidentes notablemente. Los expertos consideran que la etapa más peligrosa será la coexistencia de los coches actuales con los primeros autónomos cuando se comience a normalizar su presencia en las carreteras.


¿Cuándo se empezarán a ver este tipo de coches?


Los pronósticos más optimistas, entre ellos el del jefe de Tesla, hablan de 2018 como fecha para tener su propuesta lista y en firme. En un principio, el Google Car se había fijado para el horizonte 2020, aunque las últimas informaciones apuntaban a que podría adelantarse algunos años. Por su parte, PSA ha confirmado que a partir de 2018 se comenzarán a incluir las primeras funciones de conducción autónoma (que no coches autónomos ‘puros’) en vehículos del grupo.


Iremos viendo la evolución de todo este tema con el paso del tiempo, pero a día de hoy, ¿qué opinas tú sobre las posibilidades del coche autónomo? ¿Crees que estamos ante la movilidad del futuro?