Nueva normativa reguladora de sillas de coche para niños / Portalcoches

Por Ana Fernández , 28/02/2017
comparte:



Últimas Noticias

Nueva normativa reguladora de sillas de coche para niños / Portalcoches
Con la llegada de 2017 se ha producido un cambio en la normativa que afecta a las sillas de coche para niños para adaptarse a los sistemas de seguridad más modernos.


En la sociedad actual todo está en constante evolución, y así sucede con la normativa de sistemas de retención infantil, que busca adaptarse continuamente para ofrecer una mayor seguridad a los más pequeños. Así las cosas, quien esté buscando una silla nueva debe estar muy atento pues los cambios que entrarán en vigor a partir de este verano, cuando los fabricantes deberán cumplir la nueva normativa que actualiza la norma R44/04 y la R129, también denominada i-Size, que entró en vigor en 2013.


El cambio fundamental e importante que se introduce en la nueva normativa es que la catalogación de sillas de coche para niños será por la estatura de los menores y no por el peso como hace la normativa actual. El origen de los cambios se debe, básicamente, a la influencia de los sistemas de seguridad de los vehículos, pues como sucede con el airbag del acompañante en ocasiones representan más riesgos para los pequeños que beneficios.


La nueva normativa de Sistemas de Retención Infantil (SRI) obliga a los fabricantes de sillas de coche para niños a superar pruebas de colisiones frontales y laterales. El objetivo es que las sillas sean compatibles con los airbag de cortinilla que montan en la actualidad la mayoría de los vehículos y que eviten que la cabeza del peque salga del SRI y pueda quedar atrapada entre las puertas y el airbag lateral.


Respecto a los elevadores para niños también se introducen novedades. Lo más importante es que sólo podrán viajar en ellos niños con una talla superior a los 125 centímetros. El elevador como tal puede desaparecer, pues deberán incorporar siempre respaldo con el fin de que el menor quede completamente sujeto por los hombros, cosa que nos sucede con los habituales cojines elevadores, que dejan, en la mayoría de los casos, el torso suelto.





Sillas de coche para niños - Fase 2 de la R129 – Verano de 2017


La R129, o i-Size, es la norma que regula los dispositivos de retención infantil en el automóvil para los niños cuya estatura comprende desde el nacimiento hasta los 105 centímetros de longitud. Es válida desde finales de 2013, pero su puesta en marcha se ha realizado por fases, habiendo entrado en vigor solo la primera de ellas. La segunda normativa se pone en marcha en verano de 2017.


La anunciada segunda fase de la norma se centra en los niños de más de 100 cm. Los test y los criterios han sido mejorados notablemente si la comparamos con la R44/04, empleándose para las pruebas de homologación criterios más precisos y añadiendo a los test de impacto frontal pruebas de choque lateral. La clasificación de las sillas cambia, se aparta el kilogramo para ser el centímetro que determine quién es apto para el uso de una silla. Es más corriente que los padres sepan lo que miden sus hijos que no lo que pesan, de tal modo que será más fácil la elección de la silla.


Otro cambio interesante es que la ley no obliga a la utilización de ISOFIX para niños de 100 a 150 cm; desde ahora será opcional. Esto se debe a los acuerdos de las compañías fabricantes de sillas con los fabricantes de automóviles, lográndose dispositivos que tiene un mejor ajuste.


Una vez que entre en vigor la segunda fase de la R129 la norma R44/04 seguirá cohabitando. Los consumidores podrán elegir de este modo a qué nivel de seguridad se quieren acoger. Así por ejemplo, la R129 no permitirá la venta de elevadores sin respaldo, todos los elevadores homologados con la norma R129 deberán tener respaldo a partir de verano de 2017.


Lo que no cambia es hasta qué estatura deben los niños usar el SRI dentro del automóvil. Según el país, es obligatorio su uso hasta los 135 o los 150 centímetros.





Sillas de coche para niños - R44/04: los niños de menos de 125 cm no podrán usar elevador


Los niños de menos de 125 cm no podrán viajar con un elevador sin respaldo. La entrada en vigor se ha hecho este mismo mes de enero de 2017, de modo que los elevadores sin respaldo solo podrán ser usados por niños con una talla superior a los 125 cm. Los elevadores sin respaldo tienen los días contados, sólo se venderán por tiempo limitado.


El motivo es que los elevadores con respaldo aseguran una mayor y mejor sujeción con el cinturón de seguridad y por lo tanto el menor tiene una mayor protección en caso de impacto lateral. El argumento que esgrime la ley es que algunos dispositivos de seguridad de los vehículos (como cinturones de seguridad o las bolsas de aire laterales) no están desarrollados para niños de menos de 125 centímetros. Los niños de esta talla, 125 cm, suelen pesar en torno a los 22 kilogramos.


Sillas de coche para niños - Normativa de la Dirección General de Tráfico


Se recoge en la modificación al art. 117 del Reglamento General de Circulación (cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados), realizado mediante Real Decreto 667/2015 de 17 de julio (BOE de 18 de julio de 2015). Así, desde el 1 de octubre de 2015, para la normativa de la Dirección General de Tráfico, todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentadosobligatoriamenteen losasientos traserosde los vehículos,excepto:


1.Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros

2.Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características

3.Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Además, La Ley de Tráfico y Seguridad Vial indica que los agentes podrán inmovilizar el vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil adecuado y se viaja con menores.



Sillas de coche para niños - Reglas de oro de la DGT para viajar con niños

-Nunca llevar al niño en brazos ni utilizar el mismo cinturón de seguridad que el adulto para protegerle.

-Asegurarse que la silla está bien instalada. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix.

-La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre es necesario cambiarla por otra del grupo superior.

-En caso de que el menor tenga que viajar en el asiento delantero porque se da alguna de las tres excepciones anteriormente comentadas, si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

-Siempre bien anclados. En los trayectos cortos es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

-Tráfico recomienda seguir utilizando el sistema de retención infantil homologado a su peso y talla hasta que el menor alcance los 150 cm. Con más altura deberá usar el cinturón de seguridad del vehículo.