Update CMP

El parque automovilístico español no para de envejecer

Por HecGalan , 23/01/2018
Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

El parque automovilístico español no para de envejecer
El envejecimiento del parque automovilístico español es una realidad palpable a la hora de ponernos a observar una carretera durante unos segundos.

Para hacer un balance global sobre el envejecimiento del parque automovilístico español hemos recurrido a las estadísticas que ofrecen la DGT y las asociaciones de automovilistas y fabricantes de vehículos españoles.


Y es que, el envejecimiento de nuestros coches es algo que salta a simple vista sin necesidad de recurrir a las estadísticas, tanto es así, que los vehículos (incluidos camiones, tractores y cualquier otro de tracción mecánica) con más de 10 años de antigüedad suman 21.638.086 mientras que los vehículos matriculados hace menos de 10 años suponen la mitad que el resto del parque, 10.468.434.


En porcentajes un 67,4% del parque automovilístico español supera los 10 años de antigüedad, mientras que sólo el 32,6% no supera la década, según el anuario 2016 de la DGT.


Según las estimaciones que realiza la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones(ANFAC), en 2026 si no se promueven políticas activas de renovación de vehículos más de 4 millones de turismos en circulación superarán los 20 años de antigüedad.


Las nuevas matrículas aumentan


En cuanto a las matriculaciones, este 2017 nos ha dejado cifras muy buenas en este sentido, sin embargo, según los datos publicados por ANFAC se dieron de baja 56 coches por cada 100 nuevas matriculaciones, una cifra que se ha visto empeorada tras la pérdida de vigencia de los planes de incentivo a la adquisición de coches nuevos (Plan Pive) a cambio de dar de baja uno viejo. Durante los planes de incentivo se achatarraban 100 vehículos viejos por cada 100 matriculaciones.


En cambio, pese a que la baja de los vehículos envejecidos no es del 100% tras el cese del plan Pive, la matriculación en 2017 ha aumentado y pasa de las 1.147.009 matrículas en 2016 a las 1.234.931, lo que supone un aumento del 7,12%. Si el aumento de matriculaciones por año sigue esta tendencia, hay esperanza para una renovación de la flota de coches española.


Aunque el turismo siga siendo el líder de la carretera y su volumen de coches viejos supere los 10/12 años de antigüedad, la edad de los vehículos ligeros, cuyo volumen es más que significativo, preocupa porque supera los 12 años y medio, peores cifras aún obtenemos si nos fijamos en los vehículos industriales que superan los 14 años.


Los efectos sobre el medio ambiente de un parque viejo


Con vehículos que superan los 14 años de antigüedad en muchos casos, es lógico pararse a pensar en el impacto de sus motores sobre el medio ambiente. Sobre todo, si hablamos de que la mayoría del parque automovilístico son coches diésel (con un alto nivel de emisiones de gases NOx).


Según la Dirección General de Tráfico en 2016 el 56,98% de los vehículos en circulación tenían un motor diésel, seguidos por los de motor de gasolina (42,94%), y sólo un 0.076%( híbridos, eléctricos, etc.)  se alimentaban con motores alternativos a los dos anteriores.


Planes de actuación como el plan Movalt o el plan Pive han contribuido a la renovación de vehículos y a la apuesta de los conductores por obtener vehículos más nuevos, eficientes y menos contaminantes, sin embargo, resultan insuficientes para un parque tan envejecido.

 

Es por ello por lo que Mario Aremo, presidente ejecutivo de ANFAC aboga por que “la renovación del parque debe ser entendida como una herramienta fundamental de la gestión inteligente de la movilidad sostenible, eficiente y segura: de nada sirve que la tecnología evoluciones si la dejamos de lado y no permitimos que forme parte de las soluciones. El binomio regulación-tecnología debe ser un pilar esencial para hacer frente al gran reto de la movilidad”.


La renovación del parque implicaría un menor impacto ambiental dado que en la actualidad los vehículos incorporan una tecnología de bajas emisiones Euro 6 que favorece la reducción de gases efecto invernadero (CO2) y de emisiones contaminantes (NOx, CO y partículas). Un vehículo actual emite un tercio menos de CO2, y un 85% menos de NOx que uno de hace sólo 10 años.


Así por ejemplo desde AFNAC hacen una simulación de cómo sería Madrid si los 400.000 vehículos diésel de más de 15 años se sustituyeran por modelos de bajas emisiones Euro 6. El impacto logrado en la reducción de óxidos de nitrógeno(NOx) equivaldría a retirar 2,6 millones de vehículos de la ciudad. Algo que sin duda reduciría drásticamente los niveles de contaminación de la ciudad en situaciones climatológicas desfavorables.


Consecuencias viales de un parque envejecido


Si damos un paseo por cualquiera de los salones de automóviles del mundo observaremos que la tecnología cada vez ofrece una mayor seguridad al conductor y al peatón. Sin ir más lejos los avances en seguridad activa y pasiva están pensados para reducir los accidentes viales y reducir lesiones en caso de colisiones.


Por tanto, es de esperar que un vehículo con más de 10 años no incorpore sistemas de seguridad vial tan desarrollados y sea, por consiguiente, más inseguro.


Hoy en día todos los vehículos a la venta incluyen de serie sistemas de seguridad como el antibloqueo de frenos(ABS), el corrector de trayectoria y anti-derrape(ESC), aviso de pérdida de presión en los neumáticos(TPMS), luces diurnas (DRL), etc. En cambio, los vehículos con más antigüedad carecen de la mayoría de estos sistemas.


Hecho que se corrobora con los últimos datos sobre siniestralidad vial en España emitidos por la DGT. En 2017, la edad media de los turismos implicados en un accidente mortal fue de 13,8 años. Por su parte en las furgonetas la edad media se situó en 12,8 años.


Por tanto queda de manifiesto, que un parque de automóviles viejos es una mala señal para cualquier país, porque se pone en riesgo la seguridad de vía andantes y conductores, además de producirse un empobrecimiento de la calidad del aire de sus ciudades.