Update CMP

El parabrisas, mucho más que un simple cristal anti-lluvia

Por GNaya , 28/08/2018
Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Últimas Noticias

El parabrisas, mucho más que un simple cristal anti-lluvia
Repasamos ocho importantes funciones que cumple el parabrisas de un coche, un elemento fundamental que va mucho más allá de un simple cristal que nos protege del viento y la lluvia.

Por norma general, todos los parabrisas de los vehículos que circulan a día de hoy por nuestras carreteras cumplen con unos altos estándares de calidad, seguridad y protección. Repasamos algunas de las muchas funciones que en ocasiones pasan desapercibidas para un elemento reducido muchas veces a un simple cristal…


1) Empezamos por algunas de las más obvias, como que el 90% de la información que recibimos cuando conducimos nos llega mirando a través del parabrisas. De ahí la importancia de mantenerlo siempre limpio y en buen estado.


2) Asimismo, juega un importantísimo papel en el coeficiente de penetración aerodinámica de un automóvil, protegiéndonos del viento, pero también de las inclemencias del tiempo.


3) También ofrece a los ocupantes del habitáculo también un importante aislamiento acústico, clave para contar con una conducción más cómoda y segura que nos permita concentrarnos en el volante.


4) Se calcula que el parabrisas aporta nada menos que el 30% de la resistencia estructural de un vehículo. Se trata, además, de un elemento clave para evitar el hundimiento del techo en caso de vuelco.


5) Ejerce de importante punto de apoyo para el airbag del acompañante, que al desplegarse genera grandes presiones.


6) También es soporte habitual de algunos de los elementos tecnológicos de asistencia a la conducción más populares, como el asistente de mantenimiento de carril o la frenada automática de emergencia. También se nos proyecta allí la información del Head Up Display, un sistema que lleva años instalado en muchos modelos de diferentes marcas, demostrando su utilidad y un extra de seguridad.


7) No mucha gente sabe que los parabrisas llegan a filtrar hasta el 90% de los rayos UV, protegiendo así nuestros ojos y la piel de las potenciales quemaduras que sufriríamos de no contar con este tratamiento anti radiación solar.


8) Las unidades de los modelos más equipados pueden contar también con protección térmica, incorporando una lámina transparente de óxidos metálicos en su interior. Así, se refleja la radiación infrarroja y esto hace que llegue menos calor al habitáculo, permitiéndonos no abusar del aire acondicionado. Sí además, nuestro parabrisas es calefactable, nos facilitará en buena medida engorrosas tareas como el desempañar o incluso deshacernos del hielo.