¿Cómo cambiar el faro de mi coche?

Por JavierAlfonso , 11/08/2017
comparte:



Últimas Noticias

¿Cómo cambiar el faro de mi coche?
Las luces de nuestro vehículo son un elemento fundamental de seguridad. A continuación te daremos algunos consejos para cambiar tu bombilla averiada.

Por lo general, los usuarios de los vehículos solemos ser un poco despistados y descuidados con el mantenimiento del mismo. Muchas veces es por la rutina diaria que nos permite poco tiempo para atender las averías o fallos de nuestros coches y en otras ocasiones simplemente no nos damos cuenta, algo que pasa con frecuencia. Las luces de nuestro vehículo son uno de esos elementos en los que prestamos poca atención, y tiene una gran importancia.


Las luces exteriores de nuestro vehículo son un elemento de seguridad obligatorio y fundamental para la seguridad del coche. Y es que las luces, además de para alumbrar el camino por el que se transcurre, también avisan de la presencia del coche a los otros conductores.



Y es que, cambiar la bombilla de nuestro faro es un elemento de seguridad fundamental para nosotros y para los demás usuarios de la carretera, además de que si llevamos las luces fundidas nos arriesgamos a sufrir una multa de 200 euros y pérdida de puntos en el carnet de conducir, y por supuesto no podríamos superar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).


Tipos de bombillas y cuando cambiarlas


Bombillas de incandescencia: Son las más sencillas, son las que utilizan los coches con más de 15 años. Similares a las antiguas bombillas domésticas, utilizan dos filamentos de wolframio -uno para las largas y otro para el alumbrado de cruce-. Una bombilla de incandescencia tiene una vida de 300 horas y alumbra unos 30 metros. Cuestan 3 euros/unidad aproximadamente.


Bombillas halógenas: Son las que emplean la mayoría de los coches que circulan por España. Las bombillas halógenas cuentan con un filamento de tungsteno que les permite aumentar la visibilidad hasta los 60 metros y la vida útil de unas 1.200 horas (de media en ambos casos). Las hay de varios tipos H1, H4, H7. Debes comprobar cuál utiliza tu coche en el manual o en la ficha técnica.



Faros led: So las últimas innovaciones en las luces de los automóviles. Tiene una vida media de 15 años, consumen muy poca energía y su luz es más blanca y alumbra más. Además, permiten diseños muy atractivos en los faros. Incluso algunos coches como el BMW i8 o el Audi R8 han llegado aún más lejos e incorporan faros por láser, que consumen menos y son más potentes que los Led.


Como cambiar un faro Led. 




Ahora bien, ¿Cuándo es aconsejable cambiar las bombillas? Obviamente cuando cualquiera de los faros este averiado o dañado. Pero si no, es recomendable cambiar las bombillas cada dos años o 50.000km, ya que con el uso pueden llegar a perder hasta un 30% de efectividad.


Se deben revisar con cierta frecuencia qué luces se han estropeado y encontrar la raíz del problema, ya sea por el deterioro de la batería (que no arranque), de los fusibles (consultar el manual del coche previamente), por un cortocircuito, un cable averiado o un error del software, o porque la lámpara esté fundida.


¿Cómo cambiar una bombilla del coche?


Antes de comenzar explicar los pasos para que puedas cambiar la bombilla de tu coche, debemos recordarte que solo podrás hacerlo con bombillas de incandescencia y halógenas. Con las de xenón puedes electrocutarte. Así que los faros Led y los Xenón deberás llevarlos al taller para su arreglo.



Ahora sí, procedemos a explicarte los pasos para cambiar tu bombilla.


1. Acceder al faro. Lo primero es que si las luces han estado encendidas esperes a que se enfríen. Después es aconsejable que leas el manual de tu coche como acceder al faro. Después procede a abrir el capó, y buscar la manera de llegar hasta el faro. En cualquier caso, normalmente debes retirar las protecciones del faro. Suele ser una cubierta de plástico duro sujeta por un alambre o por unas tapas de goma colocadas a presión.


2. Desmonta las bombillas. Introduce la mano en el vano del motor y busca la clema que sujeta a las bombillas. Dependiendo de la bombilla se podrán varias situaciones.


-Si tu bombilla es H4 o H1. Son las bombillas más complejas de quitar, ya que van sujetas por dos alambres. Para sustituirlas, el primer paso es desconectar la clema de alimentación, que sale a presión, y, a continuación, soltar los dos alambres que la sujetan (para ello, debes ejercer presión con los dedos y empujarlos contra la bombilla). Una vez sueltos, podrás extraer la bombilla. Fíjate en qué posición está montada, pues sólo podrás encajar la nueva en esa misma posición.

-Si tu bombilla es H7: Será sencilla de sustituir ya que va fijada al faro 'a rosca'. Una vez que la hayas localizado, basta con que desconectes la clema de alimentación, la gires media de vuelta y tires ligeramente. El siguiente paso es colocar la bombilla nueva, fijarla al faro, para ello debes introducirla y girarla media vuelta, y conectar de nuevo la clema.


3. Ten cuidado. Al sustituir una bombilla no la toques con los dedos o se fundirá rápidamente. Ten en cuenta que la bombilla solo encajara en una posición y que si la colocas mal la luz estará desviada y no iluminara correctamente.


A continuación les muestro un vídeo de como cambiar la bombilla halógena de tu coche paso por paso. 




Trucos para que tu coche alumbre más


Lleva los faros limpios. Una capa de polvo en la superficie de los faros o algún tipo de suciedad puede reduce notablemente la eficacia de un faro hasta un 20%. Lávalos para quitar rastros de barro o insectos pegados, que puedan disminuir su potencia y la cantidad de luz que proyectan de manera importante.



Regula la altura: Todos los vehículos con bombillas halógenas o incandescentes poseen un sistema para nivelar los faros mediante un mando en el salpicadero o con unos tornillos en la carcasa del proyector (en los faros de xenón y de led el ajuste es automático). Si viajas cargado, por ejemplo, debes bajar la altura de las luces, mueve la rueda de regulación de 0 a 1, 2, 3... Ten en cuenta que el peso extra podría hacer que los faros alumbren más alto, provocando deslumbramientos peligrosos a otros conductores y reduciendo tu visibilidad en torno al 10%.


Esperamos haberos ayudado. Y recordad, las luces son elemento fundamental para la seguridad y para evitar accidentes. Si tienes alguna luz averiada, no te demores, y arréglalo, que como has visto no cuesta nada y puede salvarte de algún susto.