Coches híbridos. ¿Cuáles son sus ventajas?

Por Fede Asensio , 19/10/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:



Últimas Noticias

Coches híbridos. ¿Cuáles son sus ventajas?
Los coches híbridos son una realidad cuando buscamos un modelo que combine unas buenas prestaciones y un consumo moderado con bajas emisiones, lo que se traduce en importantes ventajas en el día a día.

Aunque realmente no todo son ventajas, encontramos muchas razones objetivas para decidirnos a día de hoy por un vehículo híbrido si buscamos un coche eficiente, fiable y con costes de mantenimiento bajos.

 

Mientras las marcas buscan alternativas eficientes para reducir las emisiones contaminantes, algunos fabricantes de automóviles ofrecen ya una opción real para reducir los consumos, como son los modelos híbridos. Eléctricos, pila de combustible o híbridos enchufables evolucionan de cara a un futuro que nos permita respirar un aire más puro. Pero la realidad es que, aunque los fabricantes han empezado a preparar el camino, todavía queda un largo trayecto para que se conviertan en una realidad funcional.

 

Advertisement

Si bien, los motores híbridos suponen ya una alternativa real a la búsqueda de la eficiencia. Frente a cualquier motor de combustión interna, ofrece un consumo más contenido siempre que aprovechemos sus ventajas en la conducción. Pero también podemos encontrar otras cualidades para apostar por un modelo híbrido. Veámoslas:


Motores híbridos: Bajas emisiones y consumos



El funcionamiento de los dos motores combinados, el eléctrico y el de combustión interna, ofrecen un rendimiento superior a la vez que un consumo más reducido. Este apartado también se evidencia en ciudad, ya que al detenernos y arrancar, normalmente lo haremos en modo eléctrico.


 

Además permite desplazarnos en modo eléctrico cuando el terreno y las condiciones son favorables, con el consiguiente ahorro de combustible. Más con los diferentes modos de funcionamiento que actualmente ofrecen los vehículos híbridos para priorizar al máximo el funcionamiento en eléctrico o para recargar rápidamente las baterías.


 

Esto supone consecuentemente que las reducidas cifras de consumo se traducen en unas emisiones nocivas bajas, tanto de CO2 como de NOx. De ahí que todos los híbridos, sin excepción, dispongan de la etiqueta ECO.


 

Una ventaja de cara a entrar en el centro de las ciudades que tienen reducido su acceso o en aquellas que ante alta contaminación imponen un protocolo restrictivo. Los modelos híbridos siempre pueden entrar.


 

También se aprovecharán de las tarifas reducidas o gratuitas de aparcamiento en muchas de las zonas reguladas.


Motores híbridos: Respuesta inmediata



El motor eléctrico permite disponer de una respuesta inmediata al acelerador, ofreciendo una alta cifra de par máximo desde cero rpm. La curva de par de los motores eléctricos funciona siempre igual, con la entrega de la cifra máxima desde cero revoluciones por minuto hasta un régimen determinado por el motor, para ahí mostrar un punto de inflexión, con una respuesta descendente. Es por ello que los motores híbridos inician siempre la marcha en modo eléctrico.


Motores híbridos: Bajo mantenimiento


Suavidad, progresividad, agrado de conducción, prestaciones y consumo, valores que deben entrar en la ecuación de un coche eficiente, como los híbridos que encontramos en el mercado. Por ello, una de las soluciones técnicas que siempre aplican es la de utilizar un cambio automático.


En el mercado vemos algunas marcas como Hyundai y Kia que llevan sus motores asociados a una caja automática de doble embrague, que resulta rápida y precisa. Otra opción es la que ofrece la marca precursora en este tipo de motores, Toyota. Sus motores con tecnología híbrida-eléctrica van asociados a una caja de engranajes planetarios que no es tan rápida como una de doble embrague o de convertidor de par, con más resbalamiento, pero es muy suave en sus transiciones, asociando su funcionamiento a un cambio de variador continuo.


 

Pero la principal ventaja de un sistema de engranaje planetario frente a otros cambios automáticos es que no tienen prácticamente mantenimiento, un coste importante en una caja de doble embrague. Con esta tecnología ambos motores y las ruedas están siempre conectadas. Es el sistema más sencillo, fiable y eficiente.



El ahorro estimado en el coste de mantenimiento y desgaste de un vehículo híbrido frente a un Diesel es de un 17 por ciento en 90.000 km, una cifra importante si nos planteamos adquirir un modelo de estas características.


 

El ahorro en reparación de piezas está valorado en torno a los 3.100 euros. Y es que como explicamos, la sencillez mecánica de un híbrido-eléctrico es una de las ventajas que atesora, más cuando monta un sistema de engranaje planetario, con ausencia de embrague, correa de distribución, motor de arranque, correa de accesorios, tensores y alternador.


Motores híbridos: Confort de marcha


Cuando pulsamos el motor de arranque no se oye ningún ruido, será la instrumentación la que nos indique que nos hemos puesto en marcha. Insertamos la posición Drive en el cambio y el silencio se mantiene. Solo en carretera, al exigir mayor rendimiento del motor de combustión, éste se hace más audible. Aquí es cuando el tándem propulsor ofrece su máximo rendimiento para ofrecer unas prestaciones destacadas con un consumo moderado.



 

 Motores híbridos: Las baterías siempre están cargadas


Una de las ventajas de los coches híbridos es que no hay que preocuparse por lo lejos que vayas y no hay que enchufarlos a la red eléctrica para recargarlos. Llenamos el depósito y nos ponemos en marcha como lo haríamos con cualquier vehículo convencional, sin preocuparnos por la autonomía. Cuando la batería empiece a agotarse, la potencia sobrante del motor de combustión la volverá a cargar. Apoyando el motor térmico podemos encontrar sendos motores-generadores eléctricos como en el caso de Toyota en su gama híbrida-eléctrica. El primero de éstos es de reducido tamaño y trabaja como alternador, motor de arranque y generador eléctrico para las baterías híbridas a través del motor de combustión interna.



 

El segundo suele ser un motor-generador eléctrico de tipo síncrono de imanes permanentes que es el responsable de impulsar el vehículo, y recarga las baterías cuando frenamos o levantamos el pie del acelerador. Es decir, disponen de frenada regenerativa. La electricidad se recoge en una batería, normalmente de iones de litio o de níquel hidruro.


Motores híbridos: Para el canal privado o flotas



Las ventas de automóviles híbridos no han dejado de aumentar en la mayoría de los mercados, con más de 10 millones de vehículos ya vendidos. Sus valores cotizan al alza ante una legislación restrictiva en pro de la reducción paulatina de emisiones contaminantes.

 

Por ello los híbridos son actualmente una de las alternativas más interesantes para quien busque un modelo eficiente. Tanto para el canal privado como para configurar la oferta de cualquier flota de vehículos para empresas en sus diferentes productos financieros (renting, leasing).


 

Una fórmula cada vez más utilizada con sus ofertas en servicio de mantenimiento y reparaciones, para la que algunas marcas cuentan con un gestor personalizado que ayudará a las empresas a configurar la flota más adecuada, valorando el coste de propiedad de los vehículos. Una figura muy interesante para contar con los vehículos más aconsejables.