Update CMP

Así funciona Zity – Probamos el último 'carsharing' de Madrid

Por GNaya , 22/12/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:


Servicios

Zona Renault
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Así funciona Zity – Probamos el último 'carsharing' de Madrid
Acabamos de probar a conciencia Zity, el nuevo servicio de alquiler de coche eléctrico compartido que ya está operativo en Madrid con el Renault ZOE como gran protagonista.

Al igual que hicimos hace dos años con la llegada a Madrid del carsharing primerizo (Car2go) o el año pasado con el siguiente en llegar (Emov), acabamos de realizar nuestra correspondiente prueba de Zity, el nuevo servicio de coche eléctrico de alquiler compartido que ya se encuentra operativo en la capital.


Zity App – Rápido, sencillo y 100% online


Lo primero que hicimos, lógicamente, fue descargarnos la aplicación móvil Zity y darnos de alta como usuarios. Fue verdaderamente sencillo, pues sólo hubo que rellenar algunos datos básicos y enviar dos fotografías, una del carné de conducir y otra un ‘selfie’ de cerca de nuestra cara. El alta es completamente gratuita, 100% online y, en unos pocos minutos, ya estábamos listos para comenzar a utilizar el servicio.



Por lo demás, la app es igual de intuitiva y funcional que las de la competencia. En un mapa inundado de puntitos se nos muestra la localización exacta en la que se encuentra cada uno de los 500 Renault ZOE eléctricos –actualmente hay 380, pronto se ampliará- que conformarán la flota del servicio. Por cierto, que con Zity también se podrán reservar los vehículos durante 20 minutos máximo, tiempo más que suficiente para alcanzar andando tranquilamente el coche que mejor nos venga en la mayoría de los casos.


Zity – Caza y captura de tu unidad de alquiler



Localizamos el coche más cercano y que más nos convenga, reservamos y nos desplazamos hasta él. Una vez allí, tras comprobar que la matrícula coincidía con la que se nos daba en la app –junto a otros datos muy importantes, como el nivel de carga de la unidad en concreto-, procedimos a abrir el coche, comenzando el alquiler del mismo. Por cierto, que en lo que respecta a autonomía los ZOE juegan con bastante ventaja frente a Car2go y Emov gracias a una autonomía homologada de 403 kilómetros que permite acercarse tranquilamente a los 300 kilómetros sin necesidad de recarga.


El caso es que, casi de forma instantánea, se nos da acceso al habitáculo del ZOE, de aspecto limpio, cuidado, con una generosa pantalla táctil como centro de operaciones presidiendo el salpicadero y detalles de agradecer como cargador de triple salida para el móvil. Por cierto, Zity permitirá que aquellos que así lo deseen soliciten una tarjeta que podrá salvarnos de un apuro en caso de que nos quedemos sin batería o se nos estropee el teléfono.


La instrumentación digital nos irá mostrando durante la conducción el nivel de carga y los momentos en los que el coche aprovecha la energía generada –por ejemplo, con el frenado- para recargar batería o bien la va gastando más o menos rápido. Todo depende de cómo de finos andemos gestionando un pedal derecho que, por cierto –y como todos los eléctricos-, responde inmediata y contundentemente, aunque se nota el mayor peso con respecto a, por ejemplo, el Smart fortwo.



Este mayor peso responde a unas mayores dimensiones que permiten albergar hasta 5 ocupantes en su interior, situándole en cabeza en este apartado frente a los C-Zero de Emov (4 plazas) y frente al biplaza alemán. Este mismo factor que permite beneficiarse del servicio a grupos más numerosos hace también que sea un poco más difícil encontrar aparcamiento, aunque con 4,084 metros de largo, medidas casi clavadas por ejemplo a las del nuevo Ford Fiesta, por supuesto sigue siendo un coche muy manejable y urbano.


Zity – En marcha



Arrancamos y abandonamos nuestro puesto sabiendo que, como pasa con todos, una vez demos por terminado el alquiler deberemos dejarlo estacionado en el área delimitada por la marca. Esta comprende, además del área interior al anillo que forma la M-30, algunas zonas y barrios limítrofes con esta hasta sumar 75 kilómetros cuadrados. Es, de los tres ‘carsharing’ operativos en la capital, el que mayor superficie abarca.



La unidad a la que tuvimos acceso estaba prácticamente a estrenar, pues la instrumentación nos devolvía el dato de que llevaba únicamente 44 kilómetros a sus espaldas. El coche funcionaba perfectamente, demostrando la agilidad propia de todo vehículo pensado para la ciudad y permitiendo salidas en los semáforos verdaderamente rápidas propias de eléctrico e inalcanzables para la gran mayoría de los vehículos de combustión que forman el grueso del tráfico urbano.


Otro de los valores añadidos que, en mi opinión, Zity ha hecho muy bien en implementar es el de la opción de acogernos a una tarifa de aparcamiento reducida. Esto significa que si, por ejemplo vamos a hacer unas gestiones en el centro, tardaremos alrededor de una hora y queremos asegurarnos que el coche volverá a estar ahí cuando acabemos, podemos decantarnos por pulsar en ‘Aparcar/Continuar’ desde nuestro terminal móvil (imagen abajo).



Así, la marca nos pone el ejemplo de que podemos ir de Las Tablas al Kinépolis, ver una película en el cine mientras dejamos nuestro coche en esta especie de ‘stand by’, y volver a nuestro lugar de origen por menos de 13 euros. No está mal, oiga.


Zity – Tres tarifas


Finalmente, tres son las tarifas previstas por la marca, las denominadas estándar (uso normal), la ‘stand by’ (tarifa reducida de aparcamiento) y el alquiler por un día completo. Pasamos a detallar las diferentes opciones:


-Estándar: Con un coste fijo de 0,21 euros por minuto (12,6 euros la hora) desde el momento en que arrancamos el vehículo, la tarifa base escogida por Zity es idéntica a la de car2go y más barata que emov, que está en 0,24 ct/min.


-Stand By: El coste para dejar estacionado nuestro Renualt ZOE eléctrico y asegurarnos de que cuando acabemos nuestras gestiones va a seguir allí disponible para nosotros es de 0.07 €/min (4,2 euros la hora).


-Diaria: Aquellos que deseen contar de forma exclusiva con uno de los vehículos de la flota Zity durante un día entero pueden acogerse a la tarifa plana diaria de 55 euros, notablemente más barata que la de por ejemplo emov (69 euros) y también más económica que la de Car2go (59 euros).


Y hasta aquí nuestro primer contacto con el último carsharing en aterrizar en Madrid, una ciudad que progresivamente va ganando más adeptos a este tipo de movilidad más limpia y sostenible. Y tú, ¿te animas a probarlo? Si es así, por favor, no dudes en compartir tu experiencia y punto de vista en los comentarios. Allí nos vemos.