SSANGYONG TIVOLI DIESEL Y GLP – Presentación y contacto

Por Andrea Enzo , 02/11/2015

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona SsangYong
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

SSANGYONG TIVOLI DIESEL Y GLP – Presentación y contacto
Tras la presentación en el mes de junio del SsangYong Tivoli gasolina, llegan ahora los Tivoli diesel de 115 CV y la versión gasolina con GLP. Además, ahora los Tivoli disponen de un amplio catálogo de personalización exterior. Presentación y prueba.

El SsangYong Tivoli es el principal pilar de la marca surcoreana, y el Tivoli diesel, la clave de bóveda. No en vano, en el segmento SUV B, al que pertenece este automóvil, dos de cada tres coches que se venden en nuestro país es de gasóleo. Además, el 93% llevan tracción 4x2 y sólo el 16% salen del concesionario con cambio automático. En este peleado segmento, Entre Nissan Juke, Renault Captur y Peugeot 2008 se reparten el 78% del jugoso pastel.



SsangYong es una marca en clara expansión. En 2013 en España vendió 1.700 unidades. Fueron 2.567 en 2014 y en lo que va de año ya casi ha vendido los mismos que el año pasado. Se prevé que en el primer año completo de ventas sólo el nuevo Tivoli alcance las 3.400 unidades facturadas. En todo el mundo, SsangYong ha vendido 141.000 coches, estando presente en 121 países, y en todos ellos prevé entregar 100.000 Tivoli.


Si en junio llegaba el Tivoli gasolina, ahora lo hace el diesel, y el cambio automático para ambas mecánicas, además de la posibilidad de incorporar el GLP al propulsor de gasolina. Será en 2016 cuando se complete la gama con los 4x4, manuales y automáticos. La firma asiática no para aquí y ya tiene previsto para 2016 el XLV, un crossover monovolumen de 5 plazas por debajo del Rodius con nuevos motores 2.2 de 178 CV. El año siguiente llegará el XAV, de 4,2 metros, un 4x4 de claro corte todoterreno.


El nuevo Tivoli representa algo más para SsangYong. Más diseño, habitabilidad, confort, equipamiento, tecnología propia, deportividad, seguridad, personalización y gama. La versión diesel se encomienda al motor e-XDI 160, con cadena de distribución y 300 Newton Metro, que entrega 115 CV. Homologa un consumo medio de 4,3 litros y sólo 113 gramos de CO2 por kilómetro. Sus precios están en consonancia con la fábrica coreana, y el D16T 4x2 Premium arranca en los 18.000 euros. El acabado Limited, con cambio manual sube a los 20.000 euros, mil más si es automático. Cuando llegue la versión 4x4, el acabado Premium costará 20.000 euros redondos, mientras que el Limited con cambio automático, tope de gama, se irá a los 24.500 euros.


La opción gasolina no varía, motor atmosférico, 128 CV, 160 Nm de Par y un consumo medio de 6,6 l/100 km, desde 14.900 euros. La novedad es la versión GLP (Eco-glv). Este bifuel tiene un depósito tradicional de gasolina 95 de 47 litros, mientras que el de GLP tiene capacidad para 56 litros. Esta versión seguirá teniendo 5 años de garantía. La razón de esta apuesta por GLP de SsangYong es simple. En 2015 se van a vender 2.500 unidades con este combustible, un 300% más que en 2014. Hay varias marcas punteras que ya apuestan en su catálogo por él, y en 2016, los actuales 467 puntos de recarga pasará a estar más allá de los 800. Disponer de la tecnología GLP costará 1.750 euros adicionales al modelo de gasolina elegido, y con él dispondremos de una autonomía conjunta de más de 1.200 kilómetros, pudiendo elegir en todo momento de qué combustible consumimos.


Echando cuentas, comparado con el gasolina, se amortiza en 50.000 kms, ahorrando 3,5 euros cada cien kilómetros a partir de entonces. Comparado con el diesel se amortiza en 25.000 kms, y el ahorra posterior será de un euro cada cien kilómetros. En ambos casos hay más beneficios, descuentos directos según comunidades, también en peajes y aparcamientos. También se reduce considerablemente la emisión de CO2, Nox y partículas. No olvidemos que anímicamente también viene bien comprobar que llenar el depósito de GLP sólo cuesta 32 euros.


El SsangYong Tivoli, cuando llegue en versión 4x4, manual y automático, tendrá embrague Haldex, se puede bloquear hasta 40 km/h con reparto 50-50. Las cotas camperas del Tivoli pintan mejor que en la mayoría de los vehículos de la competencia. Ángulo de entrada de 20,5 grados, 28,5 de salida, ventral de 17 y una altura al suelo de 167 milímetros.


En cuanto a diseño, ya está todo dicho en la presentación del Tivoli gasolina. Parrilla estrecha, luces led, paragolpes bitono, alerón superior con freno integrado, antiniebla trasero central, pasos de rueda bitono, nervaduras laterales muy marcadas, techo flotante… muy moderno y actual, comparado con el resto de gama de la marca. Por dentro, guiños a la deportividad, con volante achatado, asientos muy sport, semi bacquet, novedoso sistema de almacenaje con gomas tras los asientos delanteros…


Y el tema de la personalización también llega a SsangYong. 6 colores, los oscuros con techo y retrovisores blancos, los claros, rojo incluido, con techo y retrovisores negros. Hay seis zonas o paquete de personalización, como doble banda en el capó, doble banda en techo y capó, banda simple en techo y capó, vinilo ajedrezado en techo… un total de 66 combinaciones totales de pintura y 36 combinaciones distintas de bandas en capó y techo. Los precios, desde los 75 euros las más sencillas a los 425 de las más completas y elaboradas, pasando por 150 y 350 euros. También los vinilos están garantizados por cinco años.


Detalles a tener en cuenta, el maletero de 423 litros, que se queda en 348 si instalamos, donde va la rueda de repuesto, el depósito de GLP. El túnel de transmisión solo tiene 4 centímetros de alto, lo que agradecerá el pasajero de la plaza central trasera. Hay huecos y espacios de almacenaje por todas partes, y no falta, según versiones, ni la entrada de USB, la cámara de marcha atrás, salida HDMI, e incluso un gráfico en el cuadro de mandos que indica el ángulo de giro de las ruedas.


CON EL SSANGYONG TIVOLI POR SAN AGUSTÍN DE GUADALIX Y COLMENAR VIEJO


Hasta tres unidades diferentes del SsangYong Tivoli hemos tenido la oportunidad de probar en esta intensa jornada de presentación. Diesel manual, GLP y diesel con cambio automático, han sido las tres opciones que hemos conducido durante una docena de kilómetros cada uno.


De primeras sorprenden las decoraciones exteriores. Más acostumbrados a ver este tipo de stickers en coches más exclusivos, como los MINI, el Fiat 500 o incluso el Opel Adam, es chocante verlos en SsangYong, aunque poco a poco te acostumbras… salvo al techo y los retrovisores rosa chicle. Mucha curiosidad por ver a final del primer año cuantos se han vendido con esta configuración.


Por dentro de nuevo vemos que en 4,20 metros hay mucho espacio, una sensación de desahogo enorme, habitabilidad fenomenal. Si los asientos delanteros recogen de lujo, atrás hay espacio de sobra para cualquier adulto, por altura al techo, por espacio para pies y piernas… poco que criticar en este apartado.


También nos gusta el diseño del cuadro de mandos, incluso de la consola central, que luce mucho más con la pantalla de siete pulgadas del navegador que con el display naranja tradicional del sistema de audio. La información dentro de las esferas grandes del tablero de instrumentación es clara y está bien presentada. El ordenador de a bordo tampoco está mal, aunque tienes que acostumbrarte a accionarlo con los botones en la consola central, no en el volante, como sería más natural.


Por cierto, imperdonable que el volante sólo se pueda regular en altura, y no en profundidad. Nos encanta ver como en acabados medios y altos no sólo hay entrada USB, sino hasta salida HDMI. No me imagino si habrá mucha gente que vea imágenes y vídeos en su navegador, pero al menos podrá hacerlo si quiere. En cuanto a ergonomía, la palanca del cambio está muy cerca del reposabrazos y no es demasiado cómodo efectuar el cambio en los Tivoli manuales.


El primero que conducimos es el Tivoli diesel con cambio manual, y nos sorprende para bien comprobar cómo se aprecio que se ha trabajado mucho para conseguir menos ruido y vibraciones en el habitáculo. Seguro que hay algún revestimiento extra, porque luego el gasolina con GLP veremos que suena algo más, con un ruido aerodinámico común a todas las versiones y combustibles. En una unidad con pocos kilómetros, comprobamos que el consumo apunta alto, aunque es cierto que la conducción es más que alegre y vamos buscando la parte alta del cuentavueltas, viendo que el corte llega antes de las 4.500 vueltas y que el motor responde bien desde antes de las 2000 rpm. Quizá en curva se va algo de morro, poca cosa, pero lo que llama la atención es el chirrido de los neumáticos sin forzar más allá del 60%.


El segundo Tivoli que pasa por nuestras manos es el gasolina con GLP, y de primeras notamos que es algo más ruidoso que el diesel. Mucho más equilibrado en curva, la dinámica de este Tivoli se resiente un poco con aceleraciones más que perezosas y una exigencia continua a cambiar de marcha para lograr que el motor no baje mucho de vueltas y pueda empujar algo más. Se nota un poco el paso de un combustible a otro, con un pequeño y casi imperceptible tironcito. Lo puedes hacer de manera manual, mediante un botón con lucecitas de colores que te indica el nivel del depósito y si está activado. En cualquiercaso, cuando necesitas potencia y aceleras a tope, a 4.500 rpm se desconecta automáticamente el GLP y pasa a consumir gasolina.


El último ‘relevo’ lo llevamos a cabo con el Tivoli diesel con cambio automático, y el sabor de boca es más que satisfactorio, con una transmisión ejemplar que, puede parecer incluso que es un doble embrague por su finura, pero es un CVT, muy mejorado. Los consumos después de nuestro breve periplo son muy ajustados. Quizá lo más criticable de esta opción es que no hay levas en el volante, y el modo alternativo manual al automático es por un gatillo en el lateral de la palanca del cambio, algo bastante incómodo y que te empujará, sí o sí, a emplear el práctico modo automático en el 99’9 por ciento de las veces.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net