Update CMP

SSANGYONG REXTON W – Presentación y prueba de contacto en Toledo

Por sa , 17/12/2012

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona SsangYong
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

SSANGYONG REXTON W – Presentación y prueba de contacto en Toledo
SsangYong renueva su Rexton adaptándolo a los nuevos tiempos. Más moderno, ahora con opción de tracción 4x2 y un precio de derribo, hacen del nuevo SsangYong Rexton W una opción ideal para los que buscan un 4x4 económico sin renunciar a nada.




SsangYong sigue renovando su gama, y mientras esperamos el cambio de imagen del veterano y exitoso Rodius (en abril), llega el nuevo Rexton, ahora con el apellido ‘W’, que mejora en todos los aspectos al Rexton que le precede. 7 plazas de serie, único todoterreno grande con posibilidad de montar 4x2 con cambio automático, auténtico 4x4 con reductora, y un precio de acceso desde 25.500 euros con un gran equipamiento desde el modelo de acceso, son las bases sobre las que la marca coreana apoya un producto que tiene a la crisis como gran aliado.


Después de vender cerca de 1.600 Rexton al año en la última década en nuestro país, SsangYong mejora su todoterreno grande con una calidad percibida mucho mejor y un confort de marcha más elevado. Capó, ópticas, calandra, retrovisores con indicadores integrados, nuevos estribos, rediseño del portón trasero, nuevo paragolpes… los cambios han sido muchos y acertados en el plano estético, y ahora la nueva cara de este Rexton W asegura que tendrán que pasar muchos años para que deje de estar al día. Disponible desde ya en los concesionarios en seis colores, uno de ellos nuevos, un ‘Royal Brown’ de lo más elegante.


Por dentro también hay muchas mejores. La batalla no varía, pero en los 4.755 milímetros de largo, la marca coreana mejora la habitabilidad y un maletero con una capacidad más que considerable, estemos con la configuración de dos, cinco o siete plazas (678 litros con 5 plazas y llega hasta los 2.086 con las dos filas traseras abatidas). Lo que no se ve también está cuidado, a pesar de que el nuevo Rexton W sigue confiando en un chasis de largueros y travesaños, desechando la opción más extendida en el resto de fabricantes del monocasco. La seguridad sigue siendo importante y ahora está aún más reforzada, con sistemas básicos y menos básicos como ESP, ABS, ABD, BAS, ARP, TCS y HDC, con airbags frontales y laterales de serie.


En cuanto a motorizaciones, el Rexton W confía en un solo motor, el ya conocido e-XDI 200 Active que vimos en el SsangYong Actyon Sports. 1998 centímetros cúbicos , 4 cilindros y 155 caballos de gasóleo, con un par motor de 360 Nm en un gran rango de revoluciones, cumpliendo, por supuesto, el Euro 5. En SsangYong aseguran que han trabajado de manera eficiente reduciendo rumorosidad y vibraciones y el consumo medio oficial baja hasta 7,3 litros (antes 8,6), con un CO2 de 193 gramos por kilómetros, cuando antes era de 229. Tres de las cuatro combinaciones rebajan el impuesto de matriculación que tributaban hasta ahora al 9,75%, con el consiguiente ahorro para el bolsillo de los compradores. Hay que apuntar en cuanto a los consumos que es imposible comprobar el dato oficial porque en las versiones españoles el Rexton W no vendrá con ordenador de a bordo.


El propulsor puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de cinco, ofreciendo además un modo Winter que inicia la marcha en segunda para evitar que las ruedas patinen. La gestión electrónica de la centralita es capaz de adaptar el cambio automático a nuestra conducción.


Respecto a la tracción, el SsangYong Rexton W tiene muy a mano, a la izquierda del volante, una ruleta que ofrece tres posiciones, el 2H (traccionan las ruedas delanteras), el 4H (el reparto de tracción es 50-50 en ambos ejes) y el 4L, que acorta los desarrollos y ofrece una tracción ideal para terrenos muy rotos y con escaso agarre. Los ángulos que maneja el Rexton W son notables. El de entrada es de 28 grados, 25,5 el de salida, y 22,5 el ventral, con una altura al suelo de la carrocería de 21 centímetros.


Por último, equipamientos y precios. Premium Plus 4x2, Premium Plus Aut, Limited 4x4 y Limited 4x4 aut son los cuatro escalones, con precios, respectivamente, de 25.500, 27.500, 28.500 y 32.900 euros, ya descontados los tres mil euros de promoción inicial.


El equipamiento de los dos Premium Plus monta de serie Airbags frontales y laterales, Isofix, Radio CD/MP3/Bluetooth, Navegador con pantalla táctil, Climatizador automático, Puerto USB y Aux, Volante multifunción, Volante y pomo en cuero, Asientos tapizados en cuero, Llantas de aleación 16”, Estribos laterales, Luces diurnas LED, Faros antiniebla delanteros, Retrovisores ext. eléctricos/térmicos y plegables eléctricamente, Rieles en techo, 7 plazas, Control de velocidad, Dirección asistida con endurecimiento Progresivo y Sensores de ayuda al aparcamiento.


El Limited 4x4 añade Tracción 4x4 con reductora, Llantas de aleación 18”, Espero interior fotosensible, Navegador doble din y Cámara de visión trasera. El Limited 4x4 automático suma la Transmisión auto/secuencial 5vel, Techo solar eléctrico, Asientos tapizados en cuero Deluxe y Volante y pomo en madera Acabado con inserciones madera. La pintura metalizada que cuesta 425 euros se presenta como el único extra fuera de los paquetes iniciales.


CON EL SSANGYONG REXTON W POR MADRID Y TOLEDO


Algo más de 160 kilómetros, ida y vuelta a Toledo más una pequeño paseo por el centro de la ciudad imperial configuraron esta prueba de contacto con el nuevo SsangYong Rexton W, que recibe su peculiar apellido de la forma del capó que ahora presenta.


Estéticamente mejora mucho a la anterior versión, que se había quedado algo oxidada en este aspecto. Todos los elementos que se renuevan le dan una pinta estupenda, desde faros y grupos ópticos traseros, hasta los fotogénicos estribos que, además, son bastante útiles. Por dentro también mejora la apariencia, aunque el cuadro de mandos sigue teniendo sabor retro. La consola central mejora mucho su apariencia, aunque algún crujido se escapa cuando presionas las distintas superficies que aparentan tener unos ajustes más que decentes.


Dos unidades, una en color blanco y cambio automático a la ida y una con cambio manual y el nuevo color marrón tostado, fueron nuestras unidades para apreciar y calibrar las mejoras del coloso coreano.


Las primeras sensaciones al volante son positivas, a pesar de que sabíamos que no íbamos a salir del asfalto, lugar que parece mucho más adecuado para el gigantón de SsangYong. Una configuración muy ‘todoterrenera’ le hacen montar unos neumáticos con un perfil de 70, lo que, sobre asfalto, unido a unas suspensiones muy aptas para arena, tierra y piedras, produce bastantes inercias y balanceos en la carrocería. Tuvimos la mala suerte de sufrir fuerte viento durante nuestro trayecto en autovía y en ocasiones sufrimos algún bandazo serio, aunque más por la intensidad del viento que por otra cosa.


A velocidades legales el rodaje de nuestra unidad cumple con las expectativas. Los grandes retrovisores producen ciertos ruidos aerodinámicos y el habitáculo está mejor aislado que en la versión anterior, aunque aún tiene margen de mejora. El motor estira mucho, es muy utilizable entre 1.500 y 3.500 vueltas y es suave y constante en cualquier situación. No podemos contar mucho de las posibilidades de tracción porque no tuvimos opción, pero antes de que pasen unas semanas haremos todo lo posible por hacer una prueba con nuestra calidad habitual de las posibilidades del nuevo Rexton W.


El interior nos gustó bastante, por su habitabilidad, su espacio, y el confort que se desprende de todos los asientos que componen el interior. La estructura del Rexton W favorece una visibilidad sobresaliente, y la posición de conducción va en la misma línea, con un control absoluto de la carretera y todo lo que rodea al vehículo.


A falta de una prueba más acorde con las capacidades del Rexton W, la impresión general es muy buena, mejora mucho a su predecesor y ofrece una calidad visual y de marcha más lograda, aunque, como siempre, en SsangYong manejan márgenes de mejora para futuras renovaciones.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net