Prueba Renault Kangoo Zero Emision: Movilidad eléctrica y capacidad de carga

Por Gonzalo Recio , 16/05/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona Renault
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba Renault Kangoo Zero Emision: Movilidad eléctrica y capacidad de carga
En la prueba de hoy de Portalcoches.net traemos algo totalmente distinto, tanto por motor como por carrocería. Se trata de la Renault Kangoo Z.E. Maxi de 5 plazas, que permite disponer de una enorme capacidad de carga gracias al motor eléctrico.




Ya estamos bastante acostumbrados a ver por nuestras carreteras y, sobre todo, ciudades, vehículos con motor eléctrico en su interior. En ciudades como Madrid incluso hay varias compañías de car sharing (alquiler por minutos de coches) operando con vehículos eléctricos. Este tipo de motorización es idónea para las grandes ciudades, lugares donde se acumula la mayor parte de la polución.


Por supuesto que la contaminación que no sale por el inexistente tubo de escape de los vehículos eléctricos se produce en las centrales térmicas, pero ese es un tema que trataremos en otro reportaje. Lo que nos interesa en este momento es reducir lo más drásticamente posible los óxidos de nitrógeno en las urbes, siendo parte de la solución el uso del vehículo eléctrico en detrimento del térmico (especialmente de los Diesel de más de 10 años).


Y llegamos al Renault Kangoo Z.E. Este vehículo forma parte de la familia Zero Emissions de Renault, un conjunto de modelos eléctricos dentro de la ofensiva del fabricante francés para electrificar la movilidad urbana. Además del interesantísimo Zoe, del ciudadano Twizy y del extinto Fluence; actualmente tenemos la versión eléctrica de la furgoneta Renault Kangoo. Si los primeros están dedicados en exclusiva al transporte de pasajeros, esta Kangoo Z.E. cuenta con tres variantes con dos longitudes de carrocería y dos posibilidades en su número de plazas, que posibilitan un uso comercial de ésta.


Renault Kangoo Z.E.: Motor conocido



Bajo el capó encontramos el mismo motor del Renault Zoe, pero con las cifras de potencia y par limitadas. Una orientación muy ciudadana es la explicación a esta reducción de potencia, pero que no limita su uso en exceso. Es de tipo síncrono de imanes permanentes alimentado por corriente alterna, llegando a los 60 CV de potencia máxima. Y un par máximo de 223 Nm que permite "tirar" de la Renault Kangoo sin problemas a velocidades menores de 80 km/h.


La potencia máxima limita sus prestaciones, siendo la velocidad punta de 130 km/h (que alcanza con relativa facilidad), mostrando una respuesta más perezosa a medida que nos acercamos a ella. Para el uso al que está orientada, básicamente ciudadano, la agilidad por parte del motor es suficiente, destacando la aceleración desde parado hasta unos 40 km/h, llegando a los 100 km/h en 20,3 segundos. Esa agilidad se complementa con la facilidad de conducción debido a la ausencia del pedal de embrague. Y es que no cuenta con caja de cambios, siendo directa, pasando por un grupo reductor la transmisión del motor a las ruedas.


Como novedad principal tenemos una nueva batería de iones de litio de mayor capacidad, alcanzando los 33 kWh en esta ocasión, permitiendo llegar en el ciclo de homologación NEDC a una autonomía máxima de 270 km. En el tráfico real, la media rondará los 16,5 kWh, siendo muy sensible a la velocidad a la que circulemos, orografía y a la climatización. La autonomía en la práctica estará más cerca de los 200 km que de lo anunciado, cifra razonable y que permite un uso más allá del recorrido urbano.



Al ponernos al volante percibiremos una respuesta suave en todo momento siendo, incluso, contundente a menos de 40 km/h. El acelerador tiene dos modos de funcionamiento dependiendo de si decidimos llevar el modo ECO conectado o no, con una respuesta más perezosa en el primer caso. Además de la potencia del motor, el botón ECO modifica la potencia de los consumidores y de la frenada regenerativa. Ésta está muy bien tarada, permitiendo usar el mínimo imprescindible el pedal del freno si estamos atentos al tráfico y nos anticipamos a él, aprovechando todas y cada una de las frenadas para recargar la batería.


Para ayudarnos a controlar el gasto de electricidad y el modo en el que está funcionando el motor tenemos un "económetro" en el cuadro que, mediante una aguja, nos indica si estamos gastando electricidad y en qué grado. Y viceversa si la frenada regenerativa es la protagonista en ese momento. Adicionalmente el ordenador de a bordo nos indica el consumo instantáneo, medio, autonomía y demás informaciones a las que ya estamos acostumbrados.


Renault Kangoo Z.E.: Orientación ciudadana con tacto de turismo



Si hay algo que me ha sorprendido desde el primer momento en esta Renault Kangoo es el tacto de conducción. Me esperaba algo más torpe o incómodo, pero nada más lejos de la realidad. La Renault Kangoo Z.E. Maxi se comporta de una forma muy parecida a cómo lo hace un turismo, con la salvedad de su postura de conducción y longitud de carrocería y batalla. El esquema al que recurre Renault es a un eje MacPherson en la parte delantera y ruedas tiradas en la trasera, como la mayoría de los compactos, siendo la parte más distinta frente a ellos la batalla de 3,08 metros, que perjudica la maniobrabilidad urbana en giros cerrados y estrechos.


A nivel de confort el problema radica en la escasez de aislamiento, por lo que la rumorosidad es elevada en todo momento. A cambio, la suspensión traga bastante bien los baches y ondulaciones de la calzada aún circulando sin carga.


En este apartado del comportamiento es de mención el tacto de dirección, con una desmultiplicación de 3,2 vueltas, suficientemente rápida y con una precisión y tacto mejor de lo esperado. Los frenos de discos ventilados y discos macizos cuentan con potencia de sobra para detener con seguridad y sin fatiga el vehículo; aunque en la vida diaria apenas recurriremos a ellos por el uso de la frenada regenerativa.


Renault Kangoo Z.E.: Habitabilidad fuera de toda duda



Pero el mejor argumento de venta de esta Renault Kangoo Z.E. es, además de su motorización eléctrica, es la enorme cantidad de espacio disponible en su interior. Tanto por carga, 650 kg, como por volumen, 1 metro cúbico, no hay prácticamente turismo que se le aproxime. Esto permite olvidarnos de las dudas al ir a comprar, hacer mudanzas o cargar objetos voluminosos ya que entra de todo. De serie equipa dos puertas traseras asimétricas que se pueden abrir 180 grados y la puerta lateral derecha, siendo la izquierda de iguales dimensiones y forma de apertura opcional por 310 €.


La postura de conducción es alta y el volante queda algo más horizontal de lo que estamos acostumbrados, pero cuenta con regulación en altura siendo esa regulación de asiento opcional por 77 €. Los pasajeros traseros cuentan con una banqueta partida en dos partes en proporción 40:60, bastante cómoda y con espacio de sobra permitiendo, por ejemplo, estirar los brazos sin tocar el techo. Además esas banquetas son abatibles totalmente, quedando un plano de carga plano y así ganar un metro de espacio de carga.


La visibilidad es óptima hacia todos los ángulos gracias a la gran superficie acristalada y la posición alta de conducción, pero Renault nos permite completar esa visibilidad con el sensor de aparcamiento trasero, muy recomendable por 241 €, o la cámara trasera de aparcamiento que se vende con el navegador (450 €).



Renault Kangoo Z.E.: Equipamiento y precio


En este aspecto la Renault Kangoo Z.E. no brilla con tanta fuerza por culpa de un equipamiento escaso en el que se echan en falta multitud de elementos que actualmente podemos considerar básicos como el aire acondicionado o la radio que forman un pack de 1.051 €. Otros opcionales son el necesario control de velocidad para controlar consumos (172 €), el sensor de lluvia y luces (86 €), consola central (24 €) o suelo de caucho por 76 €.


De serie equipa espejos eléctricos, cierre centralizado con mando a distancia, control de estabilidad (ESP) y airbag de conductor, siendo el precio de partida de esta Renault Kangoo Z.E. Maxi 5 plazas de 22.893 € sin descuentos aplicados ni ayudas estatales; precio al que habrá que sumar el IVA. En este caso las baterías están disponibles en régimen de alquiler, que parte de 70 € mensuales para un kilometraje anual de 7.500 km, con un suplemento de 8 € por cada 2.500 km de más que circulemos.


En el caso de querer adquirir la batería en propiedad, tendremos que sumar 6.200 € más IVA al precio de nuestra Renault Kangoo. Esta estrategia es llevada a cabo por Renault en todos sus vehículos Z.E. Actualmente estamos a la espera de nuevos planes de ayuda para estos tipos de vehículos, por lo que nos tendremos que conformar con poder estacionar en los espacios regulados sin la preocupación de pagar ni de contar con limitación horaria.


DESTACABLE


· Economía de uso

· Conducción suave y agradable

· Capacidad de carga


MEJORABLE


· Autonomía limitada

· Equipamiento escaso

· Precio sin ayudas estatales


BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

6,0

Cambio

10

Maniobrabilidad urbana

6,5

Comportamiento en carretera

7,0

Estabilidad en curva

7,0

Confort

7,0

Frenos

9,0

Habitabilidad

10

Maletero

10

Equipamiento

5,5

Nota media:

7,15


FICHA TÉCNICA: Renault Kangoo Z.E. Maxi 5 plazas


MOTOR


Tipo: Delantero síncrono (AC) de imanes permanentes

Potencia: 44 kW (60 CV)

Pár máximo: 223 Nm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Relación directa


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Eje torsional

Estabilizadora trasera: No

Neumáticos: 195/65 R15

Frenos delanteros: Discos ventilados (280 mm)

Frenos traseros: Discos macizos

Diámetro de giro: 11,9 m (entre paredes)

Vueltas de volante: 3,2

Peso en orden de marcha: 1.553 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.666 / 1.829 / 1.826 mm

Distancia entre ejes: 3.081 mm

Maletero: 1 metro cúbico (1000 litros) con Kit reparapinchazos

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 20,3 seg.

Velocidad máxima: 130 km/h

Emisiones CO2: 0 g/km


Precio de la unidad probada: 25.070 € + IVA (Con baterías en régimen de alquiler)