Prueba Mercedes CLA Shooting Brake 200d DCT – Juventud, divino tesoro

Por GNaya , 01/09/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona Mercedes-Benz
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba Mercedes CLA Shooting Brake 200d DCT – Juventud, divino tesoro
Probamos el Mercedes CLA en su carrocería familiar Shooting Brake y versión 200d, un modelo de marcado carácter juvenil que pretende atraer y fidelizar nuevas hornadas de clientes primerizos en Mercedes.




Han pasado ya unos años desde que Mercedes se decidiera a lanzar al mercado su Clase CLA. Montado sobre la plataforma de tracción delantera MFA, la misma que comparte con sus ‘hermanos’ Clase A, Clase B y GLA, el modelo pronto encontró su público. Sin duda, la apuesta por el diseño y un marcado enfoque juvenil son dos de las principales señas de identidad de un coche asentado como alternativa más espaciosa al Clase A y menos –digamos- ‘señorial’ a la berlina Clase C.


Mercedes CLA Shooting Brake – Diseño



Inspirado en el prototipo Concept Style Coupé, uno de los grandes triunfadores del Salón de Pekín 2012, salta a la vista que el diseño es uno de los pilares sobre los que se asienta el CLA de Mercedes como propuesta. Estamos ante el último restyling del modelo, llegado al mercado hace apenas un año con un paquete de ligeras actualizaciones estéticas y una gama mecánica también renovada.


Si la agresividad de sus formas y elementos estéticos tan potentes como la llamativa parrilla negra de efecto diamante resultaban ya muy convincentes en su variante Coupé, la familiar no se queda precisamente atrás. El trabajado moldeo de la carrocería se ha hecho con atino en este Shooting Break que cuenta con detalles como la característica ausencia de marco en las puertas o las líneas cromadas en laterales y borde de las ventanillas, logrando enfatizar la caída del techo.



Su aerodinámico perfil abarca 4,63 metros, idéntica longitud que el CLA Coupé, aunque gana unos buenos litros de capacidad de carga en el maletero al tiempo que mejora algunas cotas de habitabilidad interior, como pasamos a contarte a continuación.


Mercedes CLA Shooting Brake – Interior



Para empezar a hablar del interior del CLA de Mercedes, reconoceremos primero que el acceso al habitáculo no es uno de sus puntos fuertes. Se debe, fundamentalmente, al reducido tamaño de sus puertas y a la bastante baja posición por la que la casa alemana se ha decantado para los asientos, lo que tampoco facilita la instalación de accesorios como por ejemplo las sillitas infantiles.


Con 5 plazas homologadas, la comodidad y el espacio están de sobra asegurados al menos para cuatro adultos. Y es que el diseño de la segunda fila, sus dos amplias y comodísimas butacas independientes y el relieve del túnel de transmisión reducen el asiento central a un socorrido recurso puntual no recomendable para viajes largos. Por cierto, que el Shooting Brake rectifica completamente la carencia de altura al techo para pasajeros del CLA Coupé, al tiempo que mejora el espacio disponible para las piernas.


Por lo demás, el interior del coche es claramente reconocible como de la casa alemana, aunque es cierto que la propuesta supone un escalón por debajo de la berlina Clase C, que por otra parte compite en liga y segmento diferentes. El interior de este CLA se vale, eso sí, de los grandes avances del Clase A para conformar el pack esperado de una marca ‘premium’; a saber buenos materiales, una calidad percibida muy elevada y ajustes sin tachas.



Para el revestimiento de amplias superficies se ha optado por un acabado galvanizado que da lugar a remates plateados y de tacto metálico de lo más vistoso. Las salidas de aire redondas recuerdan un poco a las turbinas de los aviones, son muy funcionales a la hora de dirigir el flujo del aire y completan un salpicadero limpio, que huye de la sobrecarga de botones –la pantalla se maneja mediante display en túnel central- y que deja organizados los mandos de forma que todos quedan muy a mano. Todos, salvo las excepciones que confirman la regla: la clásica palanca de cambio automático en su posición Mercedes habitual y un freno de estacionamiento electrónico demasiado escondido a la izquierda bajo el volante. Cuestión de acostumbrarse, seguramente.


En lo que respecta al maletero, quitando una boca de carga un poco alta –sacrificio en pro del diseño-, podemos contar con unos solventes 495 litros, 25 litros más que en la versión Coupé.


Mercedes CLA Shooting Brake – En marcha



Realmente convincente nos ha resultado la puesta a punto por la que Mercedes se ha decantado para su CLA. La comodidad y solvencia del chasis es el hilo conductor de una configuración en la que destaca un tarado de las suspensiones (McPherson delante, paralelogramo deformable detrás) sumamente equilibrado y sobre todo una dirección exquisita, muy informativa y plenamente precisa.


En carreteras reviradas, el coche se muestra verdaderamente ágil, sus reacciones son siempre controladas y previsibles y cuenta además con un juego de frenos potente, efectivo y que resiste con cabezonería a la fatiga. Su comportamiento en carretera es también muy bueno, gracias en gran parte a una trabajada insonorización que hace a todas luces recomendable la experiencia de acumular kilómetros en su habitáculo. Máxime, si estamos propulsados por este diésel de 4 cilindros, 2.1 litros de cubicaje y 136 CV de potencia máxima que tan completo nos ha parecido.


En primer lugar, porque sus prestaciones son engañosas, diría incluso sorprendentes, en relación a la potencia que declara su ficha técnica. Los 136 CV entre las 3.200-4.000 rpm resultan gratamente resultones a la hora de mover los 1.555 kilogramos de peso en vacío del CLA Shooting Brake. El motor empuja, y lo hace con decisión y desde bien abajo apoyado por un par motor de 300 Nm entre las 1.400 y las 3.000 vueltas. En nuestro caso, la unidad de prensa se encontraba asociada a la caja de cambios automática 7G-Tronic, de funcionamiento suave y engranaje rápido e intuitivo. Un cambio al que pocas pegas se le puede poner, más allá de compararlo con otros igual de buenos de otras marcas ‘premium’.



El calificativo de propulsor ‘completo’ terminó de confirmarse al tiempo que íbamos acumulando kilómetros y los promedios nos devolvían un consumo medio rondando siempre los 5,5 litros (homologa 4,1l/100km), unas cifra que a nuestro juicio es de alabar vistas su prestaciones. Además, cuenta con soluciones de ahorro de combustible como el extendido Start and Stop o el llamado por Mercedes ‘Modo Planeo’, mediante el cual el coche aprovecha la inercia en pendientes favorables para desacoplar caja de cambios y motor, pasando a circular en punto muerto - sólo se activa si circulamos con el modo de conducción ‘Eco’-. Por cierto, que estamos ante uno de esos coches en el que de veras se nota diferencia entre los diferentes modos de conducción (Eco, Confort, Sport y Neutro).


Mercedes CLA Shooting Brake 200d – CONCLUSIONES


El Mercedes CLA me ha parecido una opción razonable e interesante de acceso a la marca alemana para aquellos con mayores necesidades de espacio que el Clase A. La gama del modelo parte de los 33.000 euros según la web (CLA 180, gasolina con 122 CV) y la carrocería Shooting Brake con su extra de habitabilidad y maletero supone 600 euros de diferencia con el Coupé. Manteniendo siempre en mente que no estamos ante un coche familiar al uso, sino más bien un ‘coupé estirado’, el CLA Shooting Brake 200d asegura ese factor emocional inherente a Mercedes, un comportamiento dinámico muy afinado y su motor un grado de equilibrio entre prestaciones y consumo destacado.



DESTACABLE


·Diseño

·Equilibrio prestaciones-consumo motor


MEJORABLE


. Acceso al habitáculo

. Plaza central


BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

9,0

Cambio

8,0

Maniobrabilidad urbana

7,0

Comportamiento en carretera

8,0

Estabilidad en curva

7,5

Confort

8,5

Frenos

8,0

Habitabilidad

6,5

Maletero

7,5

Equipamiento

7,0

Nota media:

7,7


Ficha Técnica: Mercedes CLA 200 d Shooting Brake 7G-DCT


Motor


Cilindrada: 2.143cc

Potencia: 136 CV entre 3.200-4.000 rpm

Par máximo: 300 Nm entre 1.400-3.000 rpm


Transmisión


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Automático 7 velocidades


Bastidor


Suspensión delantera: Tipo McPherson con resorte helicoidal

Estabilizadora: Sí

Suspensión trasera: Paralelogramo deformable con resorte helicoidal

Estabilizadora: Si

Neumáticos: 225/40 R18

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Disco

Capacidad depósito combustible: 50 litros

Peso en orden de marcha: 1.555 kg


Carrocería


Longitud / Anchura / Altura: 4,64 / 1,77 / 1,43 m

Distancia ejes: 2,69 m

Maletero: 495litros

Nº plazas: 5 plazas


Rendimientos oficiales


Aceleración 0-100 km/h: 9,2 seg.

Velocidad máxima: 215 km/h


Consumos oficiales


Extraurbano: 3,6 l/ 100 km

Urbano:4,8l/ 100 km

Mixto: 4,1 l/ 100 km

Emisiones CO2: 106 g/km