Prueba Kia Sportage Portalcoches – A la caza del Qashqai

Por GNaya , 18/11/2016

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona KIA
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona SPORTAGE
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba Kia Sportage Portalcoches – A la caza del Qashqai
Ponemos a prueba el nuevo Kia Sportage, cuarta generación del crossover de la marca surcoreana que llega con importantes novedades en diferentes ámbitos. Prueba del Kia Sportage 1.7 CRDi 4x2 Emotion.




El Kia Sportage afronta ya su cuarta generación con importantes novedades pensadas para reforzar un producto absolutamente clave para los intereses de la marca surcoreana, un modelo que supone nada menos que una de cada tres unidades matriculadas por Kia en España.


El nuevo Sportage ha aterrizado en los concesionarios hace apenas unos meses anunciando una estética exterior renovada, mejoras en el habitáculo y un aumento de carga de equipamiento y tecnología. Sobre el papel, argumentos más que de sobra para seguir manteniéndose como uno de los modelos referencia dentro del segmento de los SUV compactos. Pasamos a contarte qué nos ha parecido el coche después de una semana y 1.500 kilómetros al volante del Kia Sportage equipado con el motor 1.7 CRDi de 115 CV y con el nivel de acabado Emotion.


Kia Sportage – Diseño exterior



Para empezar, no podemos pasar por alto que estamos hablando de un coche un poco más largo, concretamente 4 centímetros extras hasta los 4,48 metros en total. Si tienes en mente la anterior generación del Sportage, te habrás percatado de que los cambios en nivel estético han sido profundos. Especialmente en el frontal, sin lugar a dudas el máximo responsable de la nueva personalidad del SUV coreano. Y decimos ‘coreano’ por el origen de la marca, porque lo cierto es que tanto su diseño como su fabricación, en la planta de eslovaca de Žilina, son 100% europeos. La nueva y generosa parrilla se apunta a la tendencia de los últimos Kia y adopta la forma de ‘nariz de tigre’, mientras que para la ubicación de los nuevos faros, más alargados y estilizados, se ha escogido una posición llamativamente alta, un poco al estilo Juke.


En la zaga, la línea de diseño es bastante más conservadora. Abundan las formas planas y, además de algunas zonas cromadas, el protagonismo en esta vista recae para el gran spoiler y los pilotos traseros LED, unidos entre sí por una fina línea horizontal.



Kia Sportage –Interior



De puertas para adentro, la transformación del nuevo Kia Sportage resulta si cabe más evidente, pues partía de un interior que a nuestro juicio se había quedado ya un poco obsoleto. Se ha trabajado con acierto en la obtención de un habitáculo más refinado, actual y con más estilo, y lo cierto es que la calidad percibida es mucho mayor en general gracias a unos materiales mejores, al aumento de zonas agradables al tacto (en el salpicadero los plásticos duros se reservan sólo para la zona inferior) y a unos ajustes más que decentes, sin apenas holguras.


Además, el coche gana enteros en uno de sus puntos fuertes, el espacio, con una distancia entre ejes que se estira otros 3 centímetros. Si además, como fue en nuestro caso, contamos con el inmenso techo panorámico que ofrece el Sportage a partir del nivel de acabado Emotion, la sensación de habitabilidad, de desahogo, es tremenda. Los asientos son muy cómodos y en nuestro caso estaban vestidos con una vistosa tapicería de piel con pespuntes claros, mientras las plazas traseras gozan de una muy buena habitabilidad, con cotas ligeramente mejores que las de rivales directos como el Tucson o el Qashqai.



Con 503 litros de capacidad de carga (38 más que la anterior generación), el maletero es uno de los puntos fuertes del coche y le sitúa entre los mejores dentro del segmento de los crossover compactos.


Kia Sportage – Motor y sensaciones



Como hemos dicho antes, Kia nos ha cedido el Sportage equipado con el motor 1.7 CRDi que da acceso a la gama del modelo dentro de los diésel con 115 CV y un par motor de 280 Nm entre las 1.250 y las 2.750 rpm.


En primer lugar, deciros que la entrega de potencia nos ha parecido suficiente para un uso tranquilo del vehículo. El motor no se muestra demasiado perezoso a la hora de empujar hacia delante los 1.425 kilogramos que pesa el vehículo y la respuesta ante el pisotón del acelerador es progresiva aunque firme. El coche no tarda demasiado en coger velocidad de autovía y mantener el ritmo de marcha no nos ha resultado ningún problema, al igual que tampoco nos hemos visto en aprietos para ejecutar maniobras de adelantamiento en carreteras secundarias, aunque en algunos casos se hace recomendable el jugar con la caja de cambios para obtener un mayor empuje momentáneo.


Hablando de transmisiones, nos ha costado un tiempo acostumbrarnos a la posición en la que Kia ha decidido ubicar la palanca manual de seis velocidades, demasiado atrasada y a nuestro juicio mejorable desde el punto de visto de la ergonomía. Eso sí, tanto el encaje de las marchas como el recorrido de la palanca nos ha resultado muy satisfactorio, aunque la sexta es un poco corta, lo que termina penalizando el consumo.


Homologando 4,6 litros a los cien, nuestro consumo medio ha sido de 6,2 litros después de 1.500 kilómetros (aproximadamente 80% autovía – 15% carreteras secundarias – 5% caminos sin asfaltar) con una conducción tranquila y eficiente, lo que nos hace pensar que bajar de los 6 litros no es tarea fácil con este motor.


Como a todo SUV que se precie, deberíamos presuponerle cierta polivalencia también a este Sportage. Es por esto que lo hemos conducido tanto por carretera, como en algunos tramos secundarios más divertidos y revirados y también por algunas zonas de caminos bacheados de gravilla. En primer lugar, el rodaje en autopistas y vías rápidas nos ha parecido exquisito, prácticamente de berlina. Se ha mejorado notablemente la insonorización con respecto a su antecesor, con materiales aislantes de refuerzo en las juntas, y el resultado es claramente palpable desde el interior.



Hemos visto pasar los kilómetros sin apenas darnos cuenta, gracias también en gran parte a sistemas de ayuda a la conducción como la ya clásica velocidad de crucero o el más novedoso sistema de mantenimiento de carril.


Pero, sin duda, ha sido en las carreteras con curvas donde se aprecia uno de los más firmes avances de esta cuarta generación. Kia habla de un chasis más rígido (que por cierto comparte con el Tucson de Hyundai, al igual que los motores y otros elementos), y el comportamiento dinámico del coche demuestra dar un claro paso adelante en este terreno. Sin esperar una conducción ‘deportiva’, sí podemos contar con un conjunto apretadito, bien afinado, con unos balanceos de la carrocería en curva muy ligeros y controlados, incluso en los cambios de apoyo. El tarado de las suspensiones es firme, bastante firme, lo que contribuye a sumar también en esta faceta al tiempo que penaliza, sin llegar a resultar molesto, en los típicos pasos de badenes urbanos. Con toda seguridad, el comportamiento del coche mejorará si nos decantamos por las variantes 4x4 del Sportage (en nuestro caso era 4x2, tracción delantera) y diríamos que esta opción debería ser prácticamente una obligación si te estás planteando la compra de este nuevo Sportage y tienes pensado realizar alguna escapada puntual por senderos más embarrados y complicados en general.


Conclusiones


El nuevo Kia Sportage nos sigue pareciendo un producto bastante redondo, asentado ya desde hace años entre los SUV compactos más populares que además se renueva ahora reforzando los aspectos en los que se había quedado algo atrás con respecto a la competencia. El aumento en el rango de precios se entiende una vez echamos un vistazo al amplio equipamiento tecnológico que incorpora la cuarta generación del modelo desde un acabado básico que resulta ya bastante completo.


BIEN


Comportamiento dinámico

Mejoras en el habitáculo

Maletero


MENOS BIEN


Consumo mejorable


Kia Sportage – Motores, acabados y precios


La apuesta de Kia para formar la oferta mecánica del Sportage está compuesta por dos opciones gasolina (132 y 177 CV) y tres diésel (115, 136 y 185 CV), asociadas bien a un cambio manual de seis velocidades o bien a la transmisión automática de doble embrague y siete velocidades DCT, al igual que habrá opción de decantarse por variantes 4x2 delantera o bien 4x4 tracción total.


MOTOR

POTENCIA

PAR

Kia Sportage 1.6 GDi

132 CV

161 Nm entre 4850 rpm

Kia Sportage 1.6 T-GDi

177 CV

265 Nm entre 1500-4500 rpm

Kia Sportage 1.7 CRDi

115 CV

280 Nm entre 1250-2750 rpm

Kia Sportage 2.0 CRDi

136 CV

373 Nm entre 2750-4000 rpm

Kia Sportage 2.0 CRDi

185 CV

400 Nm entre 1750-2750 rpm


En cuanto a los acabados, se incorpora por encima la nueva terminación GT Line, quedando el resto de la siguiente forma, de menos a más:


BASIC


  • 6 Airbag
  • ESC + VSM + TSA + DBC+ HAC+ TCS+ESS
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Spoiler trasero
  • Retrovisores exteriores eléctricos
  • Faros antiniebla delanteros
  • Sistema de audio con conexiones AUX+USB
  • Mandos Control Audio en Volante
  • Bluetooth
  • Aire Acondicionado

CONCEPT

(Basic +…)

  • Barras de techo
  • Luces diurnas tipo LED
  • Volante y palanca cambios en piel
  • Control crucero con limitador velocidad
  • Sensores de aparcamiento traseros

DRIVE


(Concept +…)

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Sistema de asistencia mantenimiento carril
  • Sistema de reconocimiento de señales de tráfico
  • Asistente dinámico de luces de carretera
  • Retrovisores plegables con intermitente incorporado
  • Ópticas traseras LED
  • Lunas oscurecidas
  • Navegador 2.0 con pantalla de 7 pulgadas y servicios de conectividad
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Cargador USB plazas traseras
  • Panel de instrumentos Supervision con display de 4,2 pulgadas
  • Sensor lluvia y luces
  • Climatizador bizona

EMOTION


(Drive +…)

  • Faros Bi-Xenón adaptativos
  • Navegador 2.0 con pantalla de 8 pulgadas, cámara trasera y servicios conectividad Tom Tom
  • Sistema Audio Premium JBL
  • Tapicería de piel
  • Botón arranque y llave inteligente
  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Techo solar panorámico

GT LINE

(Emotion +…)

  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Faros antiniebla delanteros LED
  • Moldura lateral cromada
  • Faldones específicos delantero y trasero
  • Doble salida de escape
  • Pedales deportivos
  • Levas de cambio en volante (sólo con cambio automático)

Finalmente, el precio de partida del modelo lo fija la versión gasolina 1.6 GDi en su acabado Basic en 22.900 euros, cifra que podría bajar hasta los 17.491 euros de acogerse a los descuentos de financiación de la marca.



FICHA TÉCNICA KIA SPORTAGE


Cubicaje / Potencia:1.685 cc / 115 CV a 4.000 rpm

Caja de cambios:manual 6 velocidades

Alimentación:diésel


Longitud / Anchura / Altura:4480 / 1855 / 1635 mm

Distancia ejes:2.670 mm

Maletero:503 litros

Nº plazas:5 plazas

Neumáticos:225/60 R17

Tracción: delantera

Frenos delanteros:Discos ventilados

Frenos traseros: Discos


Aceleración 0-100 km/h:11,5 seg.

Velocidad máxima:176 km/h

Capacidad depósito combustible: 62 litros

Peso en orden de marcha: 1.425 kg

Par motor:280 Nm entre 1.250 – 2.750 rpm

Emisiones CO2:119 g/km


Consumos oficiales


Extraurbano: 4,2 l/ 100 km

Urbano: 5,4 l/ 100 km

Mixto: 4,6 l/ 100 km