Prueba Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 125 CV – Un urbano muy dinámico

Por GNaya , 07/12/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona Ford
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona FIESTA
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 125 CV – Un urbano muy dinámico
En Portalcoches nos ponemos al volante del Ford Fiesta, concretamente de la variante 5 puertas, acabado Titanium y asociado al motor 1.0 Ecoboost de 125 CV. Todos los detalles, aquí.




El pasado mes de julio volvimos con muy buen sabor de boca de la presentación y primera toma de contacto para prensa del nuevo Ford Fiesta. Ahora, unos pocos meses después y recién aterrizado en los concesionarios, el urbano norteamericano pasa por el garaje de Portalcoches en su variante 5 puertas, acabado Titanium (intermedio) y propulsado por el motor gasolina 1.0 Ecoboost de 125 CV de potencia máxima. Vamos por partes.


Ford Fiesta – Maquillaje exterior


No estamos descubriendo la pólvora; basta tener un poco en mente la imagen de su predecesor para darse cuenta de que los cambios que experimenta el nuevo Fiesta a nivel de diseño exterior no pueden calificarse precisamente de ‘radicales’. La marca estadounidense se ha decantado más bien por actualizar a base de pequeñas y sutiles pinceladas la carrocería de un coche cuyo diseño, por otra parte, permanece totalmente vigente.


La transformación estética del urbano se podría resumir, en el frontal, al nuevo juego de grupos ópticos –una pena que halógenos en todas las versiones- y a las nuevas parrillas. En la zaga cambia algo más la cosa gracias a la incorporación de un paragolpes más voluminoso y a la nueva ubicación y forma de los faros, ahora con un diseño que pretende enfatizar la sensación de robustez apelando a una mayor horizontalidad. El resultado final, visto desde fuera, sigue siendo un vehículo actual, de líneas limpias y redondeadas que van dando forma a una figura en expansión siempre con el Focus como referencia.



De hecho, el coche crece algo más de 7 centímetros de longitud para convertirse en el primer Fiesta de la historia en sobrepasar los 4 metros (4,04 m) y, de paso, poner algo más de tierra de por medio para diferenciarse del Ka+. El coche es también más ancho (1,2 cm) y amplía un pelín sus ejes y la distancia entre ellos. Por cierto, nos parece digno de mención que Ford, en contra de lo que están haciendo gran parte de las marcas, sí mantendrá la variante de carrocería 3 puertas, además de la 5 puertas que condujimos nosotros.


En línea con la tendencia del mercado, Ford ha desarrollado su nuevo Fiesta de forma que sus clientes contarán con un amplio abanico de posibilidades de personalización para el vehículo. Muestra de sus intenciones es que, de hecho, todos los Fiesta llegarán con una calandra distinta y claramente diferenciable en función del acabado (Trend, Titanium, S-Line, Vignale) por el que nos decantemos. También se podrá optar por la opción bitono, con diferentes combinaciones de contraste entre techo, carcasas de los retrovisores y carrocería.


Ford Fiesta – El cambio radical está dentro


Esta apuesta por la personalización resulta también palpable en diferentes detalles de un habitáculo que supone el verdadero cambio radical que experimenta este nuevo Ford Fiesta con respecto a su predecesor.



El nuevo look interior del urbano resulta mucho más moderno, con una disposición de los elementos mucho más clara, menos sobrecargada y del todo intuitiva. Claro ejemplo de ello es la nueva consola central, cuyos mandos se han reducido casi un 50%, dejando un ambiente mucho más limpio y agradable. ¿Dónde han ido todos esos botones sobrantes, te preguntarás? Pues gran parte de ellos, o mejor dicho, las funciones que se activaban al presionarlos, se han concentrado en la nueva pantalla táctil multifunción de hasta 8”. Asimismo, los materiales y ajustes nos han parecido también satisfactorios y los ingenieros de Ford aseguran haber trabajado en hacer que viajar en el Fiesta resulte más confortable, con soluciones enfocadas a la mejora del aislamiento y de la sonoridad.



Lo cierto es que, de puertas para adentro, todo son buenas noticias en el nuevo Fiesta. Y es que el utilitario llega más tecnológico que nunca y se apoya en dos cámaras, tres radares y 12 sensores de ultrasonidos que, en equipo, son capaces de monitorizar lo que ocurre en 360º alrededor del coche, así como de escanear la carretera con un radio de acción de 130 metros.


En la práctica, esto se traduce en un importante número de tecnologías avanzadas de ayuda al conductor como el asistente de mantenimiento de carril, asistente de precolisión con detección de peatones, Active Park Assist con Estacionamiento Perpendicular, Control de Crucero Adaptativo, Luces Largas Automáticas, Sistema de Información de Puntos Ciegos (BLIS), Alerta de Tráfico Cruzado, Indicador de Distancia, Alerta de Conductor, Aviso de Colisión Frontal, Alerta de Mantenimiento de Carril o Reconocimiento de Señales de Tráfico. Como ves, una oferta tecnológica muy completa que ha contribuido en buena manera a obtener la máxima calificación en los test de seguridad EuroNCAP.



En lo que a habitabilidad se refiere, pocas pegas, además de las habituales del segmento –plaza central trasera-, se le puede poner al nuevo Fiesta. El interior es bastante espacioso para cuatro adultos, que irán sentados en unos asientos confortables que ofrecen buena sujeción. Con 303 litros de capacidad de carga, el maletero no destaca especialmente, aunque cuenta con formas regulares muy aprovechables, así como con soluciones prácticas como las perchas y cintas con las que podemos asegurar bien la carga.


Ford Fiesta – Dinamismo al poder



Siempre ha sido uno de sus puntos fuertes aunque, con este nuevo Fiesta, Ford ha ido todavía un pasito más allá. Y es que estamos ante uno de esos urbanos con los que se puede, verdaderamente, disfrutar de la conducción. Máxime, cuando nos acompaña el moderno motor de la casa 1.0 EcoBoost, un tres cilindros sobrealimentado que llegará con tres versiones de 100, 125 y 140 CV, aunque esta última será exclusiva para la edición especial del 3 puertas.


Nosotros hemos conducido la opción intermedia, una potencia con la que el urbano deja el 0 a 100 en 9,4 segundos gracias a una aceleración enérgica y convincente. Con 125 CV a las 6.000 rpm y un par motor de 170 Nm entre las 1.400-4.500 rpm, podemos contar con una mecánica de respuesta rápida y con buena elasticidad y brío en gran parte del tacómetro, llegando a estirar sin problemas hasta alcanzar las 6.500 rpm y respondiendo bien desde abajo, aunque es a partir de las 2.000 rpm cuando empieza a demostrar su carácter. Homologando un consumo mixto de 4,3 litros/100 km, después de un uso variado aunque con poca autopista, nosotros rondamos los 6,5 litros de media, una cifra que nos parece razonable teniendo en cuenta lo que es capaz de ofrecer esta mecánica.



El empuje del bloque, junto a la agilidad y solidez que muestra el conjunto, hacen del apartado dinámico un gran valor añadido de compra, un aspecto importante y diferenciador frente a gran parte de la competencia. El equilibrado chasis se complementa a la perfección con unas suspensiones del todo deliciosas que suponen, para mi gusto, un gran ejemplo de cómo gestionar el eterno dilema entre firmeza y comodidad. Al tiempo que sujeta la carrocería a las mil maravillas, acabando con cualquier atisbo de balanceo aun cuando enlazamos curvas rápidas, supera con total facilidad y sin repercutir apenas en el habitáculo los incómodos badenes urbanos. Dirección, relaciones escogidas para el cambio… se me permita la broma fácil, pero voy a terminar este apartado insistiendo en que el Fiesta, en marcha, es una verdadera fiesta.


Ford Fiesta – Acabados y precios


En cuanto a los niveles de acabado, el nuevo Fiesta llegará con cuatro variantes con auténtica personalidad propia. Empezando por el más básico, el Trend, que cuenta ya con el sistema de mantenimiento de carril, la pantalla de 4,2” y aire acondicionado; y siguiendo por el Titanium, uno de los acabados que más ventas acaparará, pensado para aquellos que busquen algo más que un Fiesta ‘pelado’ y ya con pantallas táctiles de gran tamaño, llantas de aleación y opciones de colores especiales para la carrocería.En la cima de la gama nos encontramos con la variante ST-Line, una de las que probamos en la presentación de junio (aquí la galería de fotos). Aquí el coche luce un aspecto algo más agresivo y suspensiones un poco más bajas que repercuten en la optimización de su comportamiento dinámico. Ya para acabar y orientado a aquellos que busquen elementos exclusivos y de acercamiento al lujo, Ford ha incorporado su acabado Vignale dentro de las opciones del Fiesta.



BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

9,5

Cambio

8,0

Maniobrabilidad urbana

8,5

Comportamiento en carretera

7,0

Estabilidad en curva

9,0

Confort

8,0

Frenos

8,0

Habitabilidad

7,0

Maletero

6,5

Equipamiento

8,5

Nota media: 8,00
















DESTACABLE


·Comportamiento dinámico

·Respuesta motor

·Mejoras interior


MEJORABLE


·Faros halógenos en todas las versiones

·Espacio plazas traseras


FICHA TÉCNICA: Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 125 CV Titanium


MOTOR


Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 3 cilindros en línea

Combustible: gasolina

Cilindrada: 999 cm3

Alimentación: Inyección directa – Turbo - Intercooler

Potencia: 125 CV a 6.000 rpm

Pár máximo: 170 Nm entre 1.400-4.500 rpm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Manual de 6 velocidades


BASTIDOR


Suspensión delantera: Tipo McPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Rueda tirada elemento torsional

Estabilizadora trasera: No

Neumáticos: 195/55 R16

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos

Capacidad depósito de combustible: 42 litros

Peso en orden de marcha: 1.164 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.04 / 1.73 / 1.47mm

Distancia entre ejes: 2.493 mm

Maletero: 303

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 9,9 seg.

Velocidad máxima: 195 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Extraurbano: 3,6 l/ 100 km

Urbano: 5,4 l/ 100 km

Mixto: 4,3 l/ 100 km

Emisiones CO2: 98 g/km