Prueba del ISUZU D-MAX DC 3.0 LS – Capaz de cualquier cosa

Por sa , 22/01/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Isuzu
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona D-MAX
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del ISUZU D-MAX DC 3.0 LS – Capaz de cualquier cosa
Probamos el Isuzu D-MAX, un pick up sorprendente: congeniar los espacios de un coche con las posibilidades de carga de una camioneta y que además sea 4x4 es un reto que no todas las marcas afrontan, por eso la oferta en este sentido no es tan amplia.




Han sido los japoneses los que poco a poco han ido acostumbrándonos a este concepto que conocemos como pick up y donde se nos vienen a la cabeza la Toyota Hilux, la Ford 1, la Nissan Navara, y por méritos propios la que traemos hoy a nuestra zona de pruebas: la Isuzu D-MAX.
 
Esta camioneta se comercializa en muchos países con la marca Chevrolet y es en Latinoamérica donde realmente se la conoce y se la valora o desmerece con un conocimiento más profundo, son muy habituales en estos países y goza de gran acogida. Aunque es estos países ni las prestaciones ni el equipamiento tienen mucho que ver con las versiones que se venden en Europa, aclarando este punto para los lectores que nos visitan de estos países.
 
Hablamos de una marca de raza, con liderazgo en los motores diesel, pensar que Isuzu es una de las marcas que áas motores de este tipo fabrica en el Mundo y que además lidera en EEUU el mercado de camiones comerciales. Isuzu lanzó al mercado su primera pick up en 1971 y desde entonces posiblemente el Isuzu Rodeo ha sido su vehículo estrella, solo en Tailandia vendió prácticamente toda su producción y essin ninguna dudaun auténtico fenómeno social.
 
Pero este fabricante también hace sus pinitos en el mundo de la competición. Isuzu acaba de participar en la décima edición de Sahara Aventura, que es una prueba deportiva orientada a vehículos 4x4 donde el comportamiento y rendimiento en su aspecto más amplio se ponen a prueba en este evento. Pero su participación ha sido como el vehículo oficial de la prueba, utilizado para labores de organización, intervención y rescate, preparación de recorridos, etc. Pero cuidado, no pienses que no ha competido en otros eventos. En el 28 fue la campeona de Portugal en la categoría T2 y su puesto 44 en la general del Dakar, no está nada mal, ¿eh?
 
Foto del Isuzu D-MaxCuando recogí esta pick-up me la entregaron llena de barro y con aspecto de estar recién llegada de alguna granja en mitad de la nada, inmediatamente supe que se trataba de un vehículo diseñado para darla caña en el ambiente más rústico imaginable. De aspecto imponente y respirando robustez por todos sus poros, al primer golpe de vista te das cuenta de que lo que tienes delante puede servir como herramienta de trabajo en condiciones extremas, vehículo de aventuras para los más osados o como juguete de adultos para hacer literalmente la cabra en caminos abruptos. Los datos son generosos en todos los aspectos: Un motor de 3 litros en nuestra unidad de pruebas, de inyección directa, Common Rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Una potencia de 163 CV y un par máximo de 360 Nm.
 
Circular por ella por nuestras carreteras, donde predominan las carrocerías de corte berlina o sedán, te da sensación de poderío, y es que todos llevamos dentro un pequeño demonio que a veces nos dispara el Ego y provoca que nos encante eso de "mirar por encima del hombro" a los demás conductores.
 

Isuzu ha creado su D-Max para que trabajes con ella, para que la saques el aire y no sientas la necesidad de que se te queda corta en cualquiera de sus opciones y según tus necesidades. El fabricante pone a tu disposición la D-Max con cabina simple, cabina doble y cabina extendida, transmisión manual o automática como la de nuestra unidad de pruebas, motores CRDI de 2.5 y 3.0 litros. Máquinas ideales para su uso como apoyo al granjero, pastor o agricultor que necesita de potencia, comfort y capacidad de carga, todo ello en un vehículo que transmita confianza y seguridad. (Esta última quizás cuestionable en estos tipos de vehículos donde no suele ser su cualidad más destacable).
 
En su aspecto externo, aparte de su tamaño y rudeza, destacan detalles como los intermitentes que van integrados en los espejos retrovisores y la dan un aíre de modernidad, los cuales por cierto en nuestra camioneta se plegaban electrónicamente. La tercera luz de freno es de leds, ya sabéis esas "bombillitas" que supuestamente no se funden jamás y son inagotables.
 

La altura al suelo es de 225 mm, la carrocería está dotada de áreas de deformación programada, todas las puertas disponen de barras de protección lateral y una curiosidad: las ruedas disponen de topes que impiden que penetren en la carrocería en caso de un impacto frontal.
 
Foto del Isuzu D-MaxPor dentro encontramos un salpicadero que goza de terminaciones en tono metálico que la dan un toque de deportividad y modernismo, aunque los cuadros de instrumentos son en un formato pasado de moda y que recuerda más a los coches de los años 90 que a cualquier vehículo de bajo coste pero moderno. El salpicadero es de plástico y la calidad es, digamos que aceptable. Los relojes se iluminan por leds y van sobre un fondo azul muy bonito y moderno que contrasta con el resto de la instrumentación, como digo, de aspecto obsoleto o anticuado. El volante es de cuatro brazos y la ergonomía es buena. Encontramos un equipo de música con posibilidad de conectar por USB un MP3 externo, de buen sonido y diseño agradable a la vista. Aire acondicionado (No climatizador) a juego con el resto de instrumentos. Las tapicerías ofrecen un aspecto de buena calidad y son agradables al tacto.
 
Los asientos son cómodos, mas adelante que atrás, atrás entran tres personas apretadas, preferible ocupar dos plazas para viajes largos. la suspensión cumplió bien en casi toda la prueba, exceptuando el uso en carretera y zona de curvas, donde se agota con rapidez. Las versiones 4x2 montan suspensión delantera independiente, de doble trapecio y amortiguadores telescópicos, las versiones 4x4 son independientes. Atrás monta ballestas, ideales para cargar el cajón sin temor.
 
En funcionamiento, para ser sinceros, la Isuzu D-MAX varía muchísimo su comportamiento según se use en ciudad, carretera o campo. Mientras que en campo es un verdadero devora baches que se impone a las cuestas más pronunciadas, al terreno con más lodo, capaz de atravesar pequeños ríos y de ofrecer siempre un comportamiento 4x4 excepcional, con gran comodidad para todos los pasajeros. En ciudad sus grandes dimensiones hacen de ella simplemente un vehículo casi inviable para el día a día, hacer un cambio de sentido en una calle amplia se va a traducir en tener que maniobrar una y otra vez debido a su escaso ángulo de giro. En carretera el comportamiento es aceptable y punto, consumo moderado para hablar de un motor V6. No toméis las curvas a velocidad que no sea exclusivamente la marcada por la señalización y poco más, porque podéis llevaros algún susto como nos sucedió a nosotros.
 

Es importante comentar que en los tests Euro NCAP del 28 (Este año hasta donde sabemos no se han realizado), salió bastante mal parada, podéis verlos en la web oficial: http://www.euroncap.com/tests/isuzu/d-max/rodeo.aspx . Por si sirve de consuelo, su competencia, la Nissan Navara quedó aún peor con resultados comparables a los de los coches chinos, algo mejor parado salió el Mitsubishi L2 dentro de esta categoría.
 

Con la mano en el corazón

Si necesitas un vehículo al que sacarle el jugo en un entorno campestre, de caminos o de pésimos asfaltos, con buena capacidad de carga y que sea cómodo para los pasajeros, la Isuzu DMax no defrauda. Puede que suspenda en seguridad según la NCAP, pero sin ninguna duda lo que transmite la pick up al subirte a ella es todo lo contrario, parece sencillamente indestructible.
 

Sobre la base de un Isuzu D-Max 3.0 LS, el equipamiento adicional de esta Serie Especial XTreme se compone de:

Adaptador de Hi-Lift a Estribos
Amortiguador Delantero Nitrocharger
Amortiguador Trasero Nitrocharger
Bedliner
Neumáticos BF Goodrich
Cabrestante eléctrico Mile Marker 90 lbs
Compresor ARB
Cuerpo Filtro Gas oil
Enganche remolque
Estribos Tubo inox 70 mm reforzados
Faro exterior de trabajo – desmontable -
GPS
Gato Hi-Lift
Juego faros largo alcance
Llanta aluminio 235 / 85 x16
Manguera de inflado 6 metros
Manta seguridad cabrestante
Nevera ARB 47 litros con funda
Plancha arena dural 1 metro (2 unidades)
Polea de reenvío ARB14.5 kgs engrasable
Protector caja cambios dural 6mm
Protector frontal duraluminio 6mm
Protector transfer dural 6 mm
Protectores acrílicos de faros delanteros
Protectores de pilotos traseros negros
Safari Snorkel
Slinga amarre ARB 3 mts 12.0 kgs
Slinga ARB tracción 9 mts
Soporte cuerpo filtro
Soporte en caja para Hi-Lift
Soporte oculto para cabrestante
Tonneau Cover Aluminio Serie II
 
Kilómetros prueba: 450 kms
 
 
-----------------------------------------------------------
 

Isuzu D-Max DC 3.0 LS
 

Cubicaje / Potencia: 2.999 cc – 163 CV a 3.600 RPM

Caja de cambios: Manual de 5 velocidades

Alimentación: Diesel. Inyección: Common Rail
 

Longitud / Anchura / Altura: 5.155 / 1.8 / 1.730 mm

Distancia ejes: 3.050 mm

Maletero: (Hasta 1.000 kilos de carga)

Nº plazas: 5

Neumáticos: 245/70 R16

Tracción: 4x4

Frenos: Discos ventilados, pinzas de doble pistón
 

Aceleración 0-1 km/h: -

Velocidad máxima: 155 km/h

Capacidad depósito combustible: 76 l.

Peso en orden de marcha: 1.920 kilos

Par motor: 360 Nm / 1.8

Emisiones CO2: 222 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 7,2 l / 100 kms

Urbano: 10,5 l / 100 kms

Mixto: 8,4 l / 100 kms
 
Florencio Serrano Cendrero