Prueba del FORD MONDEO 2.0 SCTI PowerShift – Un sólido tragamillas

Por Floren , 05/07/2010 | Visto: 16251

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Comparte:
Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en MySpace Compartir en Meneame Compartir en Technorati Compartir en Facebook




Servicios

Zona FORD
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona MONDEO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.
Prueba del FORD MONDEO 2.0 SCTI PowerShift – Un sólido tragamillas
Hacía mucho tiempo que un coche no me llamaba la atención como lo ha hecho este Ford Mondeo, y lo ha hecho en absolutamente todas las modalidades y aspectos que se pueden esperar en un coche. El Mondeo y Ford se saben la lección al dedillo.




Para un conductor que utiliza el coche casi a diario para desplazamientos cortos y los fines de semana para conocer algo mejor la "piel de toro" de nuestro país (España), hay ciertos elementos y detalles que no pueden pasar desapercibidos en un coche. Hay que fijarse en las dimensiones exteriores, ya que la gente necesita un coche, y no un autobús, un monovolumen o una furgoneta. La gente, los padres de familia, buscan practicidad, quieren un coche con cinco puertas, tres plazas traseras cómodas y amplias, conducir con confort y tenerlo todo a mano.


En este sentido el Ford Mondeo Titanium S de 203 CV PowerShift sencillamente me ha dejado sin palabras. Por fuera mide 4.78 de largo y 1.88 de ancho y el interior ofrece un habitáculo donde podrán acomodarse cinco personas sin estrecheces, y desde luego el asiento del conductor está diseñado para adaptarse a cualquier perfil, no importa que midas metro y medio o pases de los dos metros y 150 kilos. El maletero es de infarto, 542 litros de capacidad. Cuando abrí el portón trasero me acordé de las películas de gangsters y pensé que si hubiesen tenido un coche como este, las víctimas que se encerraban en el maletero posiblemente no hubiesen querido salir de lo cómodas que estarían. El maletero de este Ford Mondeo está entre los más grandes de su segmento y os garantizo que caben muchas cosas… y alguna más.


Foto detalle del interior del Ford MondeoEl interior tiene acabados de muy buena calidad y detalles como las láminas de plástico imitando al metal le dan un toque deportivo muy personal. La unidad que hemos probado venía cargada de electrónica hasta las trancas, pero a diferencia de otros coches que he probado antes, donde enterarte de para qué sirve cada botón precisaba de dedicar un mínimo de 3 horas a leerte el manual y luego hacer un esfuerzo memorístico para recordar cada función, en el Ford Mondeo todo es muy intuitivo y realmente sencillo de manejar. Prácticamente todo el ordenador de a bordo lo tienes a mano, limitador de velocidad, control de velocidad de crucero, radio, información sobre el vehículo que incluye saber la presión de cada neumático... completo, completo.

El equipamiento es ejemplar. El sistema manos libres por bluetooth es sencillísimo de sincronizar con cualquier teléfono y dispone de un GPS en el que como siempre, he echado de menos alertas de radares fijos -no entiendo porque no cargan este servicio por defecto los fabricantes de coches-. Faros de doble xenón que hacen que conducir de noche sea difícil de diferenciar de hacerlo de día. Climatizador bizona con posibilidad de gestionarlo automáticamente o manual, con una potencia de enfriamiento efectiva en días calurosos extraordinaria. Te permite independizar el micro clima de cada lado hasta un máximo de cuatro grados. Las salidas delanteras del aire son regulables y no molestan si están bien orientadas, es un detalle que siempre compruebo. Las traseras están en el montante central y también son muy eficientes.


Destacable es la pantalla TFT de 7 pulgadas que hay detrás del volante, integrada en el cuadro de instrumentos, donde recibes casi la misma información que se puede ver en la pantalla grande del centro del salpicadero. La información se controla mediante los botones de la derecha del volante, puedes desplazarte por los menús, controlar las listas multimedia del equipo de sonido, que trae conexión USB para que puedas cargar la música de un MP3 externo. También puedes controlar el teléfono, su volumen de forma independiente del del audio del equipo de sonido, el reproductor de CD’s, etc. En fin, electrónica a raudales en un derroche de gadgets que no tienen nada que envidiar a las marcas alemanas más prestigiosas. Además hay que decir que su espacio interior supera a la mayoría de sus competidores incluyendo al Peugeot 407 o el Volkswagen Passat, por mencionar a los más directos rivales.


Detalles que no me han satisfecho del interior también los hay. El portagafas superior es para gafas infantiles, una gafa de tamaño medio no entra ni con calzador y el interior del mismo tampoco va acorde al resto de detalles del coche, tan cuidados todos ellos. La iluminación interior me ha parecido floja y para aquéllos que ya tiene sus dificultades para leer, mirar un mapa casi a oscuras puede ser un verdadero reto. La guantera creo que es mejorable y también desentona un poco con el resto del coche.


Detalles que me han agradado de forma especial: el Ford Mondeo Titanium S de 203 CV PowerShift no lleva tapón de gasolina y además se combina con un sistema que impide que se pueda llenar con un carburante que no sea el que corresponde. El sistema es sencillo, las mangueras de las gasolineras tienen un diámetro diferente según el carburante que sea, si se intenta introducir una manguera equivocada, sencillamente no entrará y no podrás equivocarte. La portezuela de la boca del combustible siempre está abierta, pero la boca del depósito queda cerrada de forma automática.


Foto detalle del Ford MondeoNo lleva rueda de repuesto, aunque es opcional y sin coste. Pero a cambio lleva un kit reparapinchazos que es lo habitual en los tiempos que corren, y que os puedo asegurar por haberme visto obligado a utilizarlo en más de una ocasión anteriormente, que lo prefiero mil veces antes que andar cambiando una rueda. También quiero mencionar el sistema de apertura sin llave, consistente en llevar sencillamente el llavero en el bolsillo para que este detecte cuando te acercas y abrirse las puertas; luego basta darle al botón de arrancar y ya estás en marcha. Por cierto, que el control por voz incluye un montón de comandos más allá del típico control del teléfono. Puedes cambiar de menú a golpe de voz. Genial.
 

En cuanto a conducción y valoración dinámica, la impresión que me ha dejado es que estaba llevando un deportivo camuflado de berlina. Un lobo disfrazado de cordero. Su estabilidad en puertos de montaña –en la prueba ha habido tiempo para pasar por el Parque de Monfragüe y alrededores, incluyendo la Sierra de Gata- me hizo recordar a cuando probé el BMW 330 D cabrio, y no exagero ni un pelo. ¡Qué gozada!


La caja de cambios automática dispone de 3 posibilidades de interacción entre el motor y el conductor, la normal, donde sencillamente la posicionas en la D y te olvidas. Si la desplazas hacia la derecha sigue siendo automático pero en modo Sport, donde se apura más el motor y ya empiezas a notar la bestia que se esconde debajo del capó. Pero es en su modo secuencial donde se disfruta este coche. Un derroche de potencia bien aprovechada acompañada de una estabilidad impresionante.


La suspensión es posiblemente de las mejores de su categoría. Las llantas de 18 pulgadas de aleación, mucho más bonitas e innovadoras que las tradicionales polilobuladas de la marca del óvalo, aportan un extra de agarre en curvas. El coche lo he probado en todo tipo de carreteras, desde autopista y nacionales a comarcales en pésimo estado. En ningún momento sientes las imperfecciones del asfalto. Si viajas mucho por carreteras en mal estado y buscas un coche de este tipo, no lo dudes, prueba el Mondeo, te acordarás de mis palabras.


La frenada corre a cargo de cuatro discos, dos de ellos ventilados, los delanteros, controlados electrónicamente y con ABS. Y saca buenísima nota a la hora de detener los 1581 kilos que pesa. La capacidad de aceleración del Ford Mondeo Titanium S de 203 CV PowerShift es similar a la de un BMW 535Xi de 258 CV. Este motor es el mismo que el del Ford Focus ST. Con esto lo digo todo.


El interior está perfectamente insonorizado y a velocidades elevadas puedes mantener una conversación en tono casi de susurro sin molestias externas. El consumo según el fabricante en conducción mixta es de 7,7 litros cada cien kilómetros, aunque nos parece demasiado optimista esta cifra: nosotros hemos medido conduciendo a velocidades absolutamente legales una media de 10 litros cada cien kms de media.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Una gozada de coche, una berlina de nivel que te permite darte una alegría si disfrutas de la conducción. Aceleración, frenada, estabilidad, gadgets para aburrir y un confort increíble. Destaca el trabajo de todo su conjunto en cualquier tipo de carreteras. No tiene nada que envidiar a otras marcas que te darán lo mismo por algo más de dinero. Una buena recomendación.


UN COCHE PARA…
…todo aquel que necesite una berlina cómoda, confortable, le guste conducir, y pueda albergar cinco adultos con sus respectivos equipajes sin dudar nunca de que será capaz. Además, cuenta con un propulsor que, si tienes el día ‘alegre’, podrá satisfacerte al reaccionar con una rapidez bastante buena.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 1.100 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 30%-20%-50%
 
---------------------------------------------------
 
Ford Mondeo 2.0 SCTI Titanium S Powershift
 

Cubicaje / Potencia: 1.999 cc – 203 CV a 6.000 RPM

Caja de cambios: Automática de 6 velocidades PowerShift

Alimentación: Gasolina. Inyección directa. Turbo con compresor. Intercooler.
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.778 / 1.5 / 1.886 mm

Distancia ejes: 2.850 mm

Maletero: 542 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 235/40/18

Tracción: Delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados 3 mm

Frenos traseros: Discos 302 mm
 

Aceleración 0-1 km/h: 8,2 seg

Velocidad máxima: 227 km/h

Capacidad depósito combustible: 70 l.

Peso en orden de marcha: 1.571 kilos

Par motor: 3 Nm / 1.750-4.5 r.p.m.

Emisiones CO2: 179 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 6 l / 100 kms

Urbano: 10,7 l / 100 kms

Mixto: 7,7 l / 100 kms
 

Bien:

Maletero

Espacio y habitabilidad

Cambio
 

Menos bien:

Imagen algo gastada

Algunos mandos demasiado vistos

Consumo
 
Precio: 33.800 euros
 
Florencio Serrano Cendrero/ÓGS - oscar.gonzalez@portalcoches.net