Prueba del DACIA SANDERO Stepway 1.5 dci 70 CV – Básico, pero efectivo

Por sa , 28/12/2009

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Dacia
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona SANDERO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del DACIA SANDERO Stepway 1.5 dci 70 CV – Básico, pero efectivo
Dacia amplía su gama con oídos atentos a lo que demanda el mercado automovilístico. El nuevo Dacia Sandero Stepway es la respuesta a aquéllos que quieren un ‘todocamino’ básico, lo justo para andar por el campo sin que se resienta el bolsillo.





Dacia es el primer fabricante de coches de Rumanía. Se inauguró en 1966 y en 1999 la marca fue adquirida por Renault, que modernizó tanto los vehículos como el resto de la empresa. Quizás en España esta marca aún se está abriendo paso, pero en Sudamérica es muy conocida y las calles de prácticamente todos los países de nuestros hermanos latinoamericanos están familiarizados con los coches de bajo coste de Renault. Este Sandero Stpeway estoy seguro de que será bien acogido en esos países, donde a veces toca circular por carreteras deterioradas o caminos de tierra, posiblemente con más frecuencia de lo que lo hacemos en España. Pero aquí en Europa también tiene su mercado, no sólo por lo práctico que resulta el tener un coche para moverte a diario por la ciudad con una vista por encima de la media de los demás coches y la sensación de poderío y seguridad que transmite este todocamino.


Posiblemente el modelo más conocido de Dacia es el Logan, que refleja perfectamente el reto de Renault con la marca de "bajo coste": Producir vehículos de calidad francesa a precios rumanos. Dacia se beneficia de su pertenencia al grupo Renault que, no olvidemos, tiene una alianza con Nissan que le permite compartir tecnología, entre otras muchas cosas.

La oveja negra
El Sandero Stepway llama la atención en medio del tráfico como lo hace una oveja negra en medio de sus hermanas blancas. Llama la atención, principalmente, por su aspecto de coche robusto y con apariencia de poder meterlo por caminos de tierra, y aunque no hablamos de un 4x4 de "verdad", he leído por ahí que este coche no se podía meter por el campo, yo lo he hecho y me he divertido con él, con sus limitaciones, pero cumple y es funcional si sólo deseas adentrarte en caminos que no estén con barro y muy perjudicados. Vale, estoy de acuerdo, no es un Land Cruiser o un Montero, pero si lo que necesitas es adentrarte de "pascuas a ramos" por empedrados o asfaltos paupérrimos, el Stepway no defrauda y mucho menos por el precio que tiene.

He realizado un viaje de 7 kilómetros con el Sandero Stepway, con pasajero y con equipaje, siempre dentro de los límites de velocidad que marca la sagrada e intocable DGT, y el consumo ha sido medianamente aceptable, unos 5'5 litros de gasoil, que para un coche que pesa 1036 kilos entra dentro de lo habitual (50 litros de capacidad en el depósito). El motor lo he notado algo justo, cumplidor pero escaso si te toca adelantar en carretera comarcal o con poco espacio para la maniobra. Sus 70 CV se quedan cortos si eres de los que se ponen nervioso cuando llevas delante otro vehículo a 80 kms/h y deseas pasarlo cuanto antes. La amortiguación está en su punto, es estable incluso rodando a altas vueltas y metiéndote en curvas exigentes. La frenada es muy progresiva pero contundente si la necesitas; monta discos de 259 mm delante y frenos de tambor detrás, ABS de serie al que he forzado para que salte y aprueba con las justas. La asistencia de frenada de emergencia y repartidor electrónica de frenada son también de serie.

Cuando lo sacas de la tienda, el Sandero Stepway te lo entregan con llantas de aluminio de 16', barras de techo, escape cromado, faros antiniebla y pintura metalizada, todo ello de serie y fortaleciendo así esa imagen de coche "duro" que con tanto plástico a modo de parachoques inspira confianza, sobre todo para esos pequeños golpes que siempre acaban dejando arañazos o desconchones de pintura. Pero si quieres equiparlo con aire acondicionado, radio CD con MP3, elevalunas traseros eléctricos y mando a distancia, pasarás de los 12.050 euros a cerca de los 13.0 euros.

Mide 4024 mm, y una altura de 1550 mm. La altura libre es de 175mm, que no está nada mal, hablamos de una altura que hace un guiño a la de un 4x4. Aunque para ser sinceros, este Sandero que te permite incursiones en caminos siempre y cuando no estén en muy mal estado, carece de control de tracción o de estabilidad y mucho menos de tracción total (es delantera).

Durante la prueba, tanto por carretera como por caminos, no he detectado ruidos, grillos o cosas así, el aislamiento es bastante mejor de lo que me esperaba y había oído de este modelo. En asfaltos de mala calidad se desenvuelve bien y no da sustos. El motor que hemos probado es diesel, de 1461 cm3 y 70 CV de potencia, y puedo deciros sin temor a equivocarme, que junto con la suspensión, es lo mejor de este coche. Desde el primer momento tienes la sensación de que estos 70 CV con bastantes más, el motor es muy lineal y responde siempre muy bien, con una aceleración más que suficiente para el día a día y que sólo echarás de menos algo más de caballería en algunos adelantamientos como ya he mencionado, especialmente si el coche al que intentas adelantar le da por pisar también al acelerador cuando te hayas en este cometido, entonces será sencillamente misión imposible.

En el interior disponemos de cinco plazas reales, con posibilidad de abatir los asientos traseros para mejorar el espacio de carga. El maletero no está mal, con una capacidad de 320 litros. Hay un detalle que no me ha gustado de este coche y es la ubicación de los controles de temperatura interior. Orientar el aire hacia los pies o el salpicadero te obligará a retirar por completo la vista de la carretera, ya que están dispuestos muy abajo y sus posiciones son poco visibles. El cuadro de instrumentos es de aspecto obsoleto y excesivamente sencillo, rozando lo espartano.


Lo mejor:

El motor sin ninguna duda, que se le nota siempre lleno y con buena respuesta para un uso respetuoso con las velocidades legales y tan exigentes de la DGT.


La amortiguación, que es realmente asombrosa, absorbe lo que la eches y tiene un comportamiento envidiable.

Lo menos bueno:

En mi opinión personal es mejorable la disposición de los mandos del cuadro de instrumentos, la temperatura y sus regulaciones quedan muy abajo y te obligan a retirar por completo la vista de la carretera si deseas hacer algún ajuste.

También lo "espartano" del equipamiento, una radio Pionner de las de carátula extraíble, información absolutamente básica en el cuadro de instrumentos, espejos regulables manualmente, etc.


Colores
Puedes comprarlo en rojo o en dos tonos de gris. Si buscas un coche de estas características, no dejes de mirar el Fiat Panda 4x4 (2.0 euros más caro), o el Lada 4x4 (mucho consumo).

De serie viene con:

Airbags de conductor y pasajero (desconectable)

ABS + Asistencia a la frenada de emergencia

Sistema Isofix en las plazas traseras

Llave codificada

Faros antiniebla

Dirección asistida

Cierre centralizado

Llantas de aluminio de 16'

Pintura metalizada



Como opciones:

Pack Confort: Aire acondicionado + radio MP3

Pack eléctrico: Elevalunas traseras eléctricos + cierre con mando




Dacia Sandero Stepway 1.5 dci 70 CV
 

Cubicaje / Potencia: 1.461 cc – 70 CV a 4.0 RPM

Caja de cambios: Manual de 5 velocidades

Alimentación: Gasóleo. Inyección Directa por Raíl común. Turbo Intercooler
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.024 / 1.997 / 1.534 mm

Distancia ejes: 2.588 mm

Maletero: 320 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 195 / 55 R 16

Tracción: Delantera

Frenos: Discos de 259 mm (delante) / Tambor (detrás)
 

Aceleración 0-1 km/h: 11,5 segundos

Velocidad máxima: 150 km/h

Capacidad depósito combustible: 50 l.

Peso en orden de marcha: 1.036 kilos

Par motor: 160 Nm / 1.0

Emisiones CO2: 140 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 4,8 l / 100 kms

Urbano: 6,2 l / 100 kms

Mixto: 5,3 l / 100 kms
 

Precio: Desde 12.050 euros
 
Florencio Serrano Cendrero