Prueba del ALFA MITO Multiair 135 CV – Diseño, deportividad y consumo contenido

Por sa , 15/02/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona Alfa Romeo
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona MITO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba del ALFA MITO Multiair 135 CV – Diseño, deportividad y consumo contenido
Alfa vuelve al primer plano. Unir el mejor diseño italiano, la deportividad intrínseca de Alfa, y una tecnología que aúna potencia y consumo ajustado, son las claves de este nuevo mito del motor: el Alfa Mito Multiair.




Es muy curioso que, ante la coyuntura del mercado, todas las marcas aprovechan para crecer ‘por abajo’ en su gama de vehículos. Marcas Premium de reconocido renombre y prestigio se están viendo obligadas a sacar productos de menor nivel en nichos de mercado más jugosos pese al demérito que podría conllevar para sus productos más altos de gama. Ha pasado con Mercedes con el Clase A, Audi con el antiguo A2 y el futuro A1, Lexus con el próximo LF-Ch… y así con muchos más. En este caso, la tradición deportiva de Alfa baja al terreno de los cuatro metros justos, para medirse con auténticos ‘jugones’ generalistas como Opel Corsa, Ford Fiesta, Seat Ibiza, Fiat Punto Evo, Renault Clio, Citroen C3, Peugeot 208, etc, etc, etc.
 
Es obvio que cada marca intenta tener unas señas de identidad propias y fijas que diferencia sus productos de la competencia, y en este caso Alfa es la encargada en su grupo de la deportividad racional (Abarth sería la deportividad más extrema, Fiat la marca del utilitario del día a día, y Lancia lujo y exclusividad). Así las cosas, en Italia se ha tirado la casa por la ventana para dotar a este Mito (nombre salido de la primera sílaba de las palabras -Milano y Torino, sede fundacional y actual del grupo automovilístico-) de una personalidad y unos rasgos distintivos de cara a la tenaz y persistente competencia.
 
Foto detalle del Alfa MitoEn este caso concreto, Alfa ha potenciado aún más si cabe los rasgos deportivos de su gama, gracias a treselementos básicos: un diseño muy agresivo, una nueva generación de motores Multiair, que mejoran la potencia con menos consumo, gracias a un sistema de admisión de aire independiente para cada cilindro, y finalmente un dispositivo de regulación de la centralita del motor, dirección y suspensiones denominado DNA (Dynamic, Neutral y All weather), que pone al alcance de cualquiera en este segmento tecnología reservada hasta ahora casi en exclusiva a berlinas de alta gama y vehículos Premium.
 
El despliegue electrónico del Alfa Mito es tan grande que no me resisto a citaros los sistemas que integra, con una descripción lo más breve posible. Más que nada, porque a lo largo del texto seguramente aparezcan algunas siglas, y no es cuestión de estar todo el rato desarrollándolas.
 

Electronic Q2 - Reproduce la acción de un diferencial autoblocante

ABS - Sistema antibloqueo de las ruedas

EBD - Distribuidor de frenada electrónico entre las ruedas delanteras y traseras

VDC - Control electrónico que incrementa la estabilidad del coche

ASR - Control de tracción del vehículo. Interviene sobre los frenos y la centralita

HBA - Sistema de asistencia para frenadas de emergencia

Hill Holder - Sistema de ayuda en la arrancada en cuesta

MSR - Control del freno motor que actúa cuando se suelta el pedal del acelerador

CBC - Sistema que optimiza las frenadas en curva

DST - Dynamic Steering Torque, integra la dirección eléctrica con la funcionalidad

del VDC: con una presión leve sobre el volante invita al conductor a compensar el sobreviraje.
 
Pero el sistema que domina sobremanera el ADN de este vehículo, y los que estén un poco puestos en inglés habrán pillado el juego de palabras, es el sistema DNA (ADN en la lengua de Shakespeare) que dota a la última creación de Alfa de tres personalidades bastante distintas, sobre todo en el modo Dynamic. Mediante un simple accionamiento de la palanquita que tenemos al lado del cambio, cual Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, nos encontramos a bordo de un coche o de otro. La lucecita (amarilla, blanca o azul, dependiendo del posicionamiento) no es demasiado visible al ir situada muy abajo, pero en el display del cuadro de mandos te sale el mensaje del modo en el que circulas.
 
Así, en modo Normal, disfrutamos de toda la agilidad posible en la ciudad. Los sistemas VDC y ASR están en la configuración estándar, al igual que la dirección asistida y el DST. Tendrás a tu disposición el sistema de compensación del sobreviraje, que con una leve presión sobre el volante te invita a realizar la maniobra correcta. Por último, el motor tiene una respuesta estándar. En el modo Dynamic nos encontramos pura diversión y deportividad al volante. El VDC y el ASR son menos intrusivos. Cuenta con el Q2 electrónico, la dirección asistida con una puesta a punto deportiva y el DST Control de frenada coordinado con el ABS. Tendrás un mayor control de la aceleración lateral y también la compensación del sobreviraje presente. Por último, el motor dispone de la respuesta más rápida posible al acelerón. En el modo All weather, el VDC es más intrusivo y el ASR menos. La dirección asistida está en la configuración estándar y el DST te da un mejor control de la frenada coordinado con el VDC. Para terminar, la respuesta del motor no varía con respecto al modo Normal.
 
Casi tengo que pedir perdón por la parrafada, aunque creo que la explicación de todos estos sistemas es fundamental para entender este coche. Sin embargo, espero que los árboles no os hayan impedido ver el bosque. Y es que si toda esta tecnología no va aparejada a la estética, algo que entre por los ojos, pues muchos de nosotros, en un mundo en el que aparentar parece lo más importante en la vida, dónde damos más importancia al continente que al contenido, pues no inclinaría la balanza de su lado.
 
Así las cosas, afortunadamente en este caso, nos encontramos con un envoltorio bellísimo para todo este dechado de virtudes atléticas. En la unidad probada, ya de entrada, destacan muchas cosas de un simple vistazo. El color Amarillo Corsa, la agresiva parrilla con sus pequeños alerones-deflectores, las ópticas, las ventanillas sin marco, las brillantes llantas de 18 pulgadas, los leds traseros, el alerón y la salida de aire con que se remata el conjunto… la verdad es que incita a sentarse inmediatamente al coche y darle a la llave de contacto.
 
Foto del interior del Alfa MitoPero antes de esto, también te das cuenta del diseño de los asientos, el salpicadero ondulado de imitación a grafito y kevlar, el volante, muy delgado, con un fino tacto de cuero, toda la información que te proporciona uno de los ordenadores de a bordo más completos del mercado, la iluminación blanca y roja típica de la casa, los pedales deportivos, el navegador… vamos, que es un productor increíble de sensaciones. La vida en el interior es bastante cómoda. A pesar de las medidas las plazas traseras son más que suficientes para dos adultos de 1,80 metros. Eso sí, la quinta persona, supuestamente en el espacio central, brilla por su ausencia, ya que no está homologado más que para cuatro ocupantes. El maletero, muy profundo, cumple, aunque está un pelín por detrás de la competencia más directa. Los asientos son muy cómodos y recogen a las mil maravillas.
 
Por fin damos al contacto, y oímos ronronear un propulsor de sólo 1.368 centímetros cúbicos pero que entrega, gracias a la tecnología multiair, ni más ni menos que 135 caballos. Quizá su punto fuerte, por encima de todas sus características positivas, es que desde prácticamente las 2.0 RPM, todo el par está disponible, con lo que su rango de utilización es más que elevado. El consumo es contenido, gracias también a que cuenta con el sistema Star&Stop, aunque es muy difícil conducir este vehículo a punta de gas, ya que todo lo que te rodea incita y mucho a pisar a fondo con el selector DNA emplazado en la D y dar rienda suelta a tus tensiones acumuladas en el día a día. Os aseguro que he visto al coche muy cerca del límite en el Puerto de la Morcuera y os garantizo que la adrenalina fluye a mil por hora. Es una máquina pensada y diseñada para este tipo de carreteras. Una lástima que el cambio no haya seguido esta dinámica, ya que bastantes cambios de marcha no han tenido la limpieza como bandera y eso siempre molesta un poco. Hablando del cambio, también considero indispensable, más viendo la potencia de la máquina, añadirle una sexta marcha, y en muchas ocasiones te sorprendes buscándola por instinto, sin éxito, y con peligro de engranar, encima, la marcha atrás.
 
A nivel dinámico hay mucha, muchísima diferencia entre llevar el coche en modo Dynamic o en cualquiera de las otras dos posiciones. Hasta el más insensible notará los cambios en la dureza de la conducción, la pronta respuesta del motor al pisar el pedal del gas y la agresiva configuración de las suspensiones gracias al Q2 electrónico que reproduce la acción de un diferencial autoblocante. El coche es terriblemente ágil, por batalla, por amortiguaciones, por director, por la capacidad de jugar con el gas en curva… es un auténtico juguete. Por el contrario, si decides ir de tranqui, te puedo asegurar que las suspensiones en modo Normal son una auténtica delicia, absorben cien por cien y son de lo más suaaaaaaves, sin caer en inercias incómodas. Volviendo al modo Dynamic, exigiendo un poco mecánica y chasis, no hay pegas: los frenos están a la altura, el paso por curva es diabólico y en la marcha adecuada la aceleración es francamente buena.
 
Si eliges el modo de conducción ‘Eco’, otro gadget más, una flechita amarilla en la pantalla del cuadro de mandos, entre velocímetro y cuentarrevoluciones, te indicará cuál es el momento óptimo para cambiar y ajustando al máximo el consumo. Un consumo que, en nuestro caso, después de más de medio millar de kilómetros en todo uso ha quedado en siete litros largos. En autovía, a punta de gas, nos ha hecho medias de seis litros a velocidades legales.
 
Hay algún detalle más que no conviene olvidar, como los siete airbags de serie, que han ayudado a que el coche estuviese en lo más alto de los Test EuroNCAP. El navegador, que no es de serie, es de los que viene con tarjeta Micro SD, en vez de CD-Rom, con lo que la practicidad es mucho mayor. A cambio, en el debe, hemos echado de menos la toma auxiliar y para USB. La zona roja del cuentavueltas empieza a 6.5 vueltas, lo que ya nos indica que, si entras de primeras, hay que tener cuidadito a la hora de pisar el acelerador. Alfa, como siempre en esta compañía, da muchas opciones para personalizar el vehículo. Desde varias pegatinas para laterales o techo, hasta 14 distintos acabados en los plásticos de las ópticas y en los retrovisores. También hay que contar lo malo. Una cosa que me ha parecido absolutamente censurable es una especial de tela o telilla que lleva, para que no entre polvo en la columna de dirección, entre la parte baja del cuadro de mandos y la parte de atrás del volante. Es una tela sin más ni más, mal ajustada, y que da una sensación de que por allí han pasado para rematar una bella obra de arte ni más ni menos que Pepe Gotera y Otilio (chapuzas a domicilio).
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Este Mito es un coche absolutamente recomendable. Pocos coches en torno a cuatro metros y precio razonable hay en el mercado con este marcado aire deportivo y ese alarde de diseño, tanto estético como tecnológico. Bravo por los chicos de Alfa.
 

UN COCHE PARA…

…los que además de necesitar un coche, buscan un plus de diseño y deportividad. Para los que no quieren pasar inadvertidos y quieren conjugar la clase y el estilo con el olor a gasolina de 98. Para los que quieren divertirse pensando más en el hoy que en el mañana.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 650 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 45%-20%-35%
 
 
Alfa Mito 135 CV Multiair
 

Cubicaje / Potencia: 1368 cc – 135 CV a 50 RPM

Caja de cambios: Manual 5 velocidades

Alimentación: Gasolina. Inyección Indirecta
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.063 / 1.721 / 1.446 mm

Distancia ejes: 2.511 mm

Maletero: - 270 litros

Nº plazas: 4

Neumáticos: 195/55/16; (Unidad probada 215/40/18)

Tracción: Delantera

Frenos: Discos; delanteros (281 mm) y traseros (251 mm)
 
 
Aceleración 0-1 km/h: 8,4 seg
 
Velocidad máxima: 207 km/h

Capacidad depósito combustible: 45 l.

Peso en orden de marcha: 1.135 kilos

Par motor: 180 Nm / 1.750

Emisiones CO2: 129 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 4,5 l / 100 kms

Urbano: 7,4 l / 100 kms

Mixto: 5,6 l / 100 kms
 

Bien:

Selector DNA

Tecnología Multiair y Start&Stop

Diseño
 

Menos bien:

Detalles salpicadero

Asientos traseros no abatibles por partes

Pide a gritos la sexta velocidad
 
Precio: Desde 18.900 euros
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net