Prueba Citroën C3 - Utilitario ejemplar con personalidad urbana / Portalcoches

Por Gonzalo Recio , 17/03/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona Citroen
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona C3
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba Citroën C3 - Utilitario ejemplar con personalidad urbana / Portalcoches
Os mostramos el nuevo Citroën C3. Una llamativa carrocería, detalles personalizables, gran espacio interior y amplio equipamiento hacen del C3 un modelo muy apetecible.



Citroën C3: ciudad como objetivo, conectividad como equipo



El diseño exterior es claro, este vehículo está preparado para sufrir portazos, bordillazos y pequeños golpes gracias al heredado Airbump. Con este sistema, junto con un puesto de conducción cómodo, gran visibilidad y facilidad de uso de todos sus mandos la circulación por ciudad es un juego de niños. Y es que la orientación ciudadana de este C3 nos permite hacer menos preocupante la conducción en esas circunstancias y se observa en unas medidas contenidas, no llega a 4 metros de largo. Por si fuera poco, el archiconocido motor 1.6 BlueHDi del grupo PSA es agradable y cómodo de usar siendo, sobre todo, frugal en todo uso.


Citroën C3: motor PSA 1.6 BlueHDi de 99 CV



Como ya he adelantado en la presentación de la prueba, la alternativa mecánica de la que disponemos cubica 1.560 centímetros cúbicos, de ciclo Diesel, turboalimentada, equipada con inyección por raíl común y tratamiento catalítico selectivo de los gases de escape (SCR). Por debajo tenemos la versión BlueHDi de 75 CV en versión Diesel, la 1.0 PureTech de 68 CV, 1.2 PureTech de 82 CV (atmosférica) o 110 CV (turboalimentada) en combustible gasolina. La potencia máxima anunciada es de 99 CV a 3.750 rpm, siendo el par máximo disponible de 254 Nm a 1.750 rpm. Estas cifras proporcionan al pequeño C3 unas prestaciones razonables de 11,9 s en la maniobra de 0 a 100 km/h (nosotros hemos medido 10,6 s) y una velocidad máxima de 185 km/h; destacando sobre las cifras la ágil respuesta disponible en todo momento. Es un motor que trabaja mejor a bajo y medio régimen, mejor a partir de 1.500 rpm, con una respuesta lineal, agradable y suave hasta cerca de las 4.000 rpm, momento en el que es mejor pasar de marcha. Las vibraciones son palpables pero comedidas, en la línea de sus rivales con motores de naturaleza Diesel y el trabajo en insonorización loable, ya que está por debajo de la competencia siendo menos desagradable que en los modelos de aquella.



Asociado únicamente a este motor tenemos, como en todos los motores de este nuevo C3, un cambio manual de 5 relaciones. Recientemente el modelo 1.2 PureTech de 110 CV puede optar a una caja automática con convertidor de par de 6 relaciones que se convierte en una opción a tener en cuenta por el extra de comodidad, sobre todo en ciudad, el no tener que lidiar con el tercer pedal. Pero centrémonos en la caja de 5 velocidades manual con la que cuenta este 1.6 BlueHDi de 99 CV que ilustra este reportaje. Con unos desarrollos muy adecuados, el motor "tira" de ellos sin problema con agilidad, logrando unos consumos excelentes. El pero se encuentra en los largos recorridos y tacto de la palanca. Esto provoca una ligera imprecisión en la inserción de las marchas a la que hay que acostumbrarse al pasar de 3ª a 2ª.


Uno de los puntos fuertes de este nuevo Citroën C3 es el referente a los consumos. Pocos coches he probado que en circunstancias reales consuman menos. Citroën dice que en recorrido urbano el C3 gasta 4,4 litros a los 100 Km, en extraurbano 3,2 l cada 100 Km, siendo la media de 3,7 litros cada 100 km y homologando unas emisiones de 95 g/km. En la práctica el consumo va a estar por debajo de los 5 litros, y si te empeñas en exigirle, sólo conseguirás subir esa media medio litro más. Consumo excelente. Las versiones Diesel tienen un depósito de gasoil de 42 litros (los gasolina 45 l) y otro de AdBlue de 17 litros.


Citroën C3: comodidad, agrado y facilidad de conducción



Si hay algo que ha caracterizado siempre a los modelos de Citroën es la comodidad y este C3 no iba a ser menos. Partiendo de la plataforma PF1 de la anterior generación, se han hecho los retoques justos y necesarios para continuar siendo el modelo del segmento B más cómodo. En nuestra unidad de prensa estaban equipadas las llantas opcionales de 17 pulgadas y neumáticos de perfil bajo, las cuales yo descartaba por la pérdida de comodidad, aportando únicamente una estética algo más agresiva. El disponer de unas suspensiones blandas hace que los movimientos de la carrocería sean más acusados y que el ritmo que el vehículo "pida" sea más bajo. Si nos limitamos a ciudad y alrededores no habrá problema alguno, pero si salimos a carreteras secundarias con curvas las oscilaciones restarán confianza al conductor, sumado al carácter subvirador del vehículo y a un ESP intrusivo. No ocurre lo mismo con los frenos, con un mordiente y tacto de pedal de notable. La dirección está muy asistida, proporcionando facilidad de maniobra en ciudad, tiene un buen tacto pero es lenta con 3 vueltas entre topes.


Citroën C3: habitabilidad notable y calidad mejorada



Cuando te subes por primera vez al nuevo C3 te sorprende la amplitud en las plazas delanteras. Siempre ha destacado por ser un urbano espacioso, sobre todo en altura, pero ahora han perfeccionado la postura de conducción. Un asiento que puedes regular bastante bajo y un volante con una gran regulación en profundidad hacen que la postura sea ahora de las mejores del segmento. Por si no fuera poco, los grandes ventanales proporcionan una excelente visibilidad en todos los ángulos que podemos complementar con la cámara de aparcamiento trasera junto a los sensores traseros y con el siempre útil sensor de ángulo muerto opcional. Los asientos delanteros, de nueva factura, cuentan con un mullido blando muy cómodo pero con una sujeción lateral pobre; lo que hace que el acompañante esté buscando un asidero en el techo que no encuentra. Y es que en ninguna plaza los encontraremos. Dejando a un lado este pero y el de que no tiene apoyabrazos (sí el conductor), el acompañante se encontrará en una plaza muy cómoda, espaciosa y con un acceso sencillo. En las plazas traseras más de lo mismo: fácil acceso, buena altura y espacio para piernas, aunque un tercer ocupante estará más apretado a nivel de anchura. En este nivel de equipamiento Shine, las lunas traseras oscurecidas son de serie, por lo que las molestias producidas por el sol serán menores, pero echo en falta un punto de luz en la parte trasera; contando sólo con uno en la zona delantera siendo, eso sí, de tecnología LED.


Para acabar este apartado de espacio interior hablaré del maletero, que con 300 litros está en la zona de los mejores. Cuenta con unas formas regulares, asientos plegables en proporción 60:40, y una rueda de repuesto de emergencia bajo el fondo. Únicamente una boca algo alta de carga puede hacer que nos cueste cargar el maletero de este C3.


Sólo la mejora en calidad interior del nuevo C3 daría para un texto entero, por lo que os podéis hacer una idea del cambio en esta nueva generación. Todo es nuevo excepto los mandos de los indicadores de dirección, luces y limpiaparabrisas. Desde Citroën han querido dotar a este C3 de un ambiente minimalista agrupando los mandos de la climatización y del sistema multimedia en una única pantalla, como en Peugeot, o con unos tiradores de las puertas en forma de correa. Dicha pantalla hereda la interfaz de Peugeot siendo intuitiva y agradable de usar, aunque personalmente prefiera los clásicos botones a los pulsadores capacitivos que encontramos a ambos lados de la pantalla del C3. El equipo de audio es correcto, no siendo así la calidad de recepción de la radio. La pantalla está bien integrada, aunque algo baja, en el salpicadero. Este salpicadero, como prácticamente la totalidad de los plásticos del interior del C3, es de plástico duro pero con un ajuste impecable. No se escuchan ruidos de ajuste ni grillos aún pasando por zonas bacheadas o de badenes. Y si queremos aumentar la calidad visual en el interior podemos optar al opcional de cuero colorado que incluye apliques de cuero en los asientos, volante, paneles de las puertas y salpicadero.


Citroën C3: personalización y conectividad



Hay disponibles 36 combinaciones de colores de carrocería y techo, junto con las disponibles en el interior, hacen que puedas elegir un C3 a tu gusto. Techo, interior de faros delanteros y un pequeño anillo en los Airbumps irán siempre del mismo color, combinando con el color del resto de carrocería. En este equipamiento tope Shine son de serie elementos como la Citroën Connect Radio (pantalla central de 7 pulgadas con Mirrorlink), el climatizador automático, los sensores de lluvia y luces, elevalunas eléctricos en las 4 plazas, llantas de 16´, cámara trasera con sensores de aparcamiento, volante de cuero, Airbump (que sin sobrecoste puedes prescindir de ellos) o lunas traseras oscurecidas. Si queremos completar la dotación de equipamiento podemos ampliarla con sensor de ángulo muerto (250€), llave manos libres (300€), techo panorámico (500€), tapicería mixta cuero-tela colorado (500€), navegador (550€) o llantas de 17 pulgadas (250€) que pueden ser negras por 100€ más. Otro extra destacable es la Connected Cam, cámara bajo el retrovisor central que graba en ciclo lo que pasa delante de nosotros y que memoriza en caso de accidente 30 segundos antes y 1 minuto después de que éste ocurra. Si queremos, podemos inmortalizar lo que veamos en forma de foto o vídeo y mandarnos esta información al teléfono vía Wi-Fi.


Citroën C3: precio


Este nuevo Citroën C3 parte de 11.750 € en su variante más básica, pero si queremos este C3 con motor 1.6 BlueHdi de 99 CV y equipamiento Shine, tendremos que desembolsar 18.450 € y si queremos uno tal y como está equipada la unidad de prensa 20.800 €. A estos precios hay que descontarles los descuentos que aplique Citroën, pero están ligeramente más altos que la media de la competencia. Pero eso sí, te llevas lo mejor en personalización y conectividad.


DESTACABLE


· Facilidad y agrado de conducción

· Consumo

· Comodidad


MEJORABLE


· Tacto palanca de cambios

· Dureza de los plásticos en general

· Suspensión blanda


VALORACIONES


· Respuesta motor 8

· Cambio 6,5

· Maniobrabilidad urbana 8,5

· Comportamiento en carretera 6

· Estabilidad en curva 6,5

· Confort 8

· Frenos 7,5

· Habitabilidad 7

· Maletero 8

· Equipamiento 7

* Nota media 7,3


FICHA TÉCNICA


MOTOR


Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 4 cilindros en línea

Combustible: Diesel

Cilindrada: 1.560 cm3

Potencia: 99 CV a 3.750 rpm

Par máximo: 254 Nm a 1.750 rpm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Manual de 5 velocidades


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Semiindependiente de ruedas tiradas

Estabilizadora trasera: Si

Neumáticos: 205/50 R17 86 V

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos macizos

Capacidad depósito de combustible: 42 litros

Peso en orden de marcha: 1.165 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 3.996 / 1.749 / 1.474 mm

Distancia entre ejes: 2.539 mm

Maletero: 300 litros

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 11,9 seg.

Velocidad máxima: 185 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Extraurbano: 3,2 l/100 km

Urbano: 4,4 l/100 km

Mixto: 3,7 l/100 km

Emisiones CO2: 95 g/km