Prueba a fondo Seat Ateca Style Plus: En la senda del éxito

Por Álvaro Acevedo , 18/04/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona SEAT
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba a fondo Seat Ateca Style Plus: En la senda del éxito
Seat también apuesta por la moda SUV con un producto muy equilibrado que responde a todos los requisitos, incluso con esta motorización básica que probamos, el 1.6 TDI.

El Seat Ateca es un vehículo completamente nuevo, aunque su mecánica no lo es tanto. Hereda la tecnología del grupo VAG, probada y aprobada por “sus primos” de Volkswagen, Skoda y Audi, por lo que el aval con el que cuenta es más que suficiente para crear la gran expectación que consiguió en los meses previos a su lanzamiento.


Hasta ahora el grueso de las ventas de Seat venía de la mano del Ibiza y el León. El nuevo Seat Ateca refuerza la gama de la marca de Martorell con un vehículo que aspira a colocarlos un poco más arriba en la clasificación comercial.




Seat Ateca 1.6 TDI: Un poco de historia


Es tradición en Seat, desde antes de pertenecer al grupo VW, poner nombres de ciudades españolas a sus vehículos. Empezaron allá por 1984 con el Ibiza y el último bautizado según esta costumbre es el coche que probamos hoy. Sólo el Mii se aleja de esta norma ya que Alhambra es el nombre de la antigua urbe palatina andaluza, situada dentro de Granada. Ateca es un municipio aragonés que pertenece a la provincia de Zaragoza.


Seat Ateca 1.6 TDI: Versión de acceso a la gama



El Seat Ateca que probamos está equipado con el motor 1.6 TDI de 115 CV y cuenta con la terminación Style Plus con Navegador. El Style es una de las versiones más económicas de este modelo, y aspira a ser una de las más vendidas. La versión Plus con Navegador cuesta un poco más, pero ofrece un equipamiento más completo.


El nuevo Seat Ateca guarda ese parecido que le identifica como miembro de la familia de la marca española. Más cuadrado que un León, también más alto, pero con las inconfundibles líneas rectas que revelan su parentesco. De cara (frontalmente) se parecen como dos gotas de agua.


¿Sus rivales? Algunos están dentro de la casa o, mejor dicho, del grupo. El Seat Ateca utiliza la plataforma MQB sobre la que se han desarrollado el Volkswagen Tiguan, el Audi Q3 o el Skoda Kodiak. Fuera hay más, Nissan Qashqai, Toyota Rav 4, Opel Moka o Renault Kadjar son algunos de sus competidores más notables.


El primer SUV fue el Rav 4. En 1994, tras unos estudios de mercado que revelaban que los todo terreno se utilizaban poco para ir al campo, Toyota lanzaba un vehículo similar a los anteriores pero sin reductoras y con chasis monocasco que cautivó a los usuarios de estos coches que no necesitaban las "cortas". A partir de ese momento empezaron a fabricar SUV todas las marcas; más grandes, más pequeños, más potentes, 4x4 o 4x2, muy aptos para la carretera y mucho menos hábiles para circular por zonas difíciles a las que nunca se van a asomar. Actualmente, en lo que a ventas se refiere, el rey de los SUV es el Nissan Qashqai.


De los todo-terreno puros gustaba su aspecto aventurero y alto, pero no hacía falta ni la rudeza, ni la dureza, ni sus capacidades para sortear obstáculos que nunca iban a cruzarse en su camino. Sus consumos eran altos y su peso también, los SUV son más livianos y gastan casi lo mismo que un turismo con motor equivalente.



Su mayor altura es una de sus principales ventajas. Permite que "se domine" un poco más la circulación urbana. Se va más alto, luego se ve más. Además, los que están equipados con tracción a las cuatro ruedas, pueden circular por pistas fáciles o por nieve con más soltura y seguridad de la que lo haría un turismo.


Normalmente los SUV tienen más capacidad que los turismos de tamaño equivalente por lo que los que necesitan un maletero grande suelen ser candidatos a la compra de este tipo de coches o de monovolumen.


El Seat Ateca cuenta con cinco amplias plazas. Solo la del centro del asiento trasero irá, como en casi todos los coches, peor. El túnel de transmisión y la forma del mismo hace que en viajes largos el pasajero del centro viaje más incómodo que los demás.


El maletero de 510 litros es grande y, por su forma, está bien aprovechado. Es muy cuadrado y no tiene recovecos que hagan perder parte de su capacidad. Los asientos son abatibles de forma asimétrica. Además, podemos abrir una ventanita en el centro que nos permitirá llevar objetos largos, tipo esquís, sin desaprovechar las plazas laterales del asiento trasero. Cuando abatimos los respaldos, para llevar cargas voluminosas, vemos que la superficie resultante no queda plana lo que nos limitará las posibilidades.



Seat Ateca 1.6 TDI: Tracción delantera


El Seat Ateca que estamos probando es un 4x2, o sea, tracción delantera. No hay posibilidad de combinar esta motorización con tracción 4x4, reservada para motores más potentes. Al ser un poco más alto que un turismo -184 mm de altura libre- nos permitirá circular por pistas en no muy buen estado, donde no nos atreveríamos a entrar con un turismo más bajo. No debemos esperar mucho más, a la menor dificultad el coche dirá basta y habrá que buscar una ruta más sencilla.


El motor del Seat Ateca 1.6 TDI rinde 115 CV, no destacando por sus prestaciones. Tampoco se pretende. El catálogo ofrece otros motores más potentes para el que quiera correr más. Como escalón de entrada es correcto. El coche se mueve bien, es más que suficiente para el perfil del comprador de este modelo. Alcanza un alto régimen de revoluciones, pero no esperes un fuerte tirón a la hora de acelerar porque no lo va a dar. El ruido del motor se deja sentir bastante en el habitáculo, lo que puede llegar a ser molesto. A cambio tendremos un motor que no bebe demasiado. El Seat Ateca 1.6 TDI se ha conformado con 5,9 litros a los 100 km de media, lo que es una cifra excelente para el tamaño y el peso del coche.


Seat Ateca 1.6 TDI: Cumpliendo con Euro 6



El Seat Ateca 1.6 TDI cumple con la normativa de emisiones Euro 6. Se han conseguido reducir en 2,5 g/km las emisiones de CO2 gracias a un conjunto de medidas como la reducción de la contrapresión de escape, la bomba de aceite que absorbe menos potencia, el empleo de un aceite que reduce las pérdidas por rozamiento, el incremento de la temperatura de apertura del termostato y el empleo de un alternador que requiere poca tensión en la correa de accesorios. Todo eso hace que haya menos pérdidas de potencia, el motor vaya más desahogado y contamine menos y, paralelamente, sus consumos sean más bajos.


Para la depuración de los gases de escape utiliza un catalizador de cuatro vías, mientras que la inyección directa se realiza mediante inyectores piezoeléctricos con una presión de hasta 2.000 bares.El motor 1.6 TDI 115 CV está equipado con un sistema de recirculación de gases de escape que funciona tanto en alta como en baja presión, lo que permite también reducir las emisiones.



La entrega de potencia es suave y constante. Ya hemos dicho que no es un prodigio de fuerza, pero es un motor suficientemente elástico que nos permitirá circular por ciudad sin estar continuamente cambiando de marcha.


El motor del Seat Ateca está dotado de turbocompresor, inyección directa y sistema start/stop. Está conectado a las ruedas delanteras a través de un cambio manual de seis velocidades que se maneja con precisión y permite engranar las marchas con facilidad. Tiene, en las cinco primeras marchas, un desarrollo correcto para la potencia del motor. La sexta tiene la función de reducir los consumos al circular por carretera con el motor muy bajo de revoluciones.


El consumo medio oficial es de 4,3 l/100 km para el 1.6 TDI de 115 CV; esto supone unas emisiones de CO2 de 113 g/km, por lo que está exento del impuesto de matriculación. La cifra conseguida por nosotros no ha bajado de los 5,9 l/100 km de media.


Seat Ateca 1.6 TDI: Comportamiento cercano al de un turismo



El Seat Ateca está equipado con suspensión delantera independiente, tipo McPherson, con muelles helicoidales y amortiguadores. En el tren trasero encontramos un eje semirígido, también con muelles helicoidales y amortiguadores. Tiene aplomo y estabilidad y aporta confianza. Al ser un poco más alto que un turismo, circulando al límite, se nota algo más de balanceo y un poquito de subviraje. Pero es difícil poner el chasis en aprietos, mostrando un excelente equilibrio.


El diámetro de giro entre paredes es de 10,8 m, que está en la media de los vehículos de este tamaño.


Los frenos del Seat Ateca, de discos delanteros ventilados y traseros macizos, cumplen para detener la masa del vehículo sin problema en una utilización normal. Si abusamos en la bajada de algún puerto, haciendo conducción deportiva, la temperatura de los discos y del líquido subirá haciendo que el pedal se hunda algo más de la cuenta, pero sin llegar a comprometer la seguridad.


Seat Ateca 1.6 TDI: Modos de conducción


El Seat Drive Profile nos permite adaptar el Ateca un poco al estilo de conducción que más nos apetece en cada momento. El botón Driving Experience situado en la consola central nos permite elegir entre sus perfiles Normal, Sport, Eco e Individual. La verdad es que en el coche probado, con cambio manual, las diferencias son escasas, solo una dirección con menos asistencia, que nos permite sentir mejor el asfalto y la necesidad de hundir menos el pie derecho para obtener una respuesta más rápida del acelerador en el modo más prestacional. En la versión con cambio DSG hay más parámetros que cambian y se nota más, permite subir más o menos de vueltas el motor antes de cambiar a la marcha superior según pongamos el modo eficiente o deportivo, buscando reducir el consumo o dándole prioridad a las prestaciones.


Seat Ateca 1.6 TDI: Totalmente conectado


La aplicación Seat ConnectApp aprovecha al máximo las posibilidades de integración que ofrece MirrorLink. El conductor permanece conectado en todo momento. Una de sus funciones más atractivas es la “respuesta de voz”. Esta función lee en voz alta el texto que nos entra a través de correos electrónicos, mensajes de texto, Facebook o Twiter y permite contestar mediante órdenes de voz, que se escribirán automáticamente. Aporta seguridad al evitar leer mensajes en marcha, pero provocará distracciones al estar más atentos a los mensajes que recibimos o a los que vamos a "dictar" que a la conducción.


Otra función es el control mediante gestos, que permite activar determinadas funciones con hacer tan solo un pequeño gesto con el dedo sobre la pantalla táctil.


Cuenta, opcionalmente, con Connectivity Box ubicada en la consola central que permite cargar smartphones de forma inalámbrica, solo con dejar el móvil en el hueco que hay frente a la palanca de cambios. El SEAT Full Link ofrece conectividad para los usuarios de teléfonos de cualquier sistema.



Un detalle práctico, para los desmemoriados, es que cuando nos vamos a bajar del coche, aparece un aviso en la pantalla para recordarnos que no nos dejemos olvidado el teléfono.


El Seat Ateca 1.6 TDI con acabado Style cuenta con faros full led. Está equipado con faros antiniebla con función cornering, se enciende el faro derecho o izquierdo en las curvas para abrir un poco el abanico luminoso, lo que nos facilitará la conducción nocturna por carreteras comarcales. Además el asistente de luces en carretera cambia de cortas a largas automáticamente para evitar deslumbramientos.


A nivel estético, aunque también es práctico, está equipado con "luz de bienvenida". En cuanto se desbloquean las puertas, los LED de los retrovisores exteriores iluminan la zona de las puertas, proyectando el nombre y la silueta del Ateca en el suelo.


Seat Ateca 1.6 TDI: Muchas opciones de seguridad


Por lo que se refiere a equipamiento de seguridad, además de los controles de estabilidad y tracción que forman parte de la mayoría de los coches, el Seat Ateca cuenta con 7 airbags (2 delanteros, 2 laterales, 2 de cortina + airbag de rodilla) y un montón de funciones más como detector de fatiga, asistente de arranque en pendiente, sensor de presión de neumáticos, asistente de frenada en ciudad Front Assist, frenado automático postcolisión (para evitar, en la medida de lo posible, rebotar tras un choque e impactar con más de un objeto. Si no lo consiguiera, hará que los impactos posteriores sean menos fuertes).


En carretera, el Front Assist puede frenar de manera autónoma en caso de peligro. El sistema de Frenado de Emergencia en ciudad, no solo reconoce vehículos sino que también detecta peatones en los laterales de la vía y en la propia calzada. Funciona a velocidades de hasta 65 km/h. Si el Seat Ateca detecta que hay posibilidad de atropello a un peatón, avisa al conductor por medio de señales visuales y acústicas. En caso de que el conductor no reaccione a esta señal, el sistema inicia automáticamente un frenado de emergencia.


Entre los indicadores, el ordenador de a bordo nos irá dando información de consumos, autonomía, etc. Además, nos ofrecerá ayudas para hacer una conducción más eficiente indicándonos cuando cambiar de marcha o la recomendación de no abrir las ventanillas a más de 100 km/h cerrarlas para gastar menos combustible.


La pantalla táctil de 8" para el equipo de música, navegador, etc, incluye tarjeta SD, puerto USB y 6 altavoces. El equipo de música de nuestra unidad equipaba subwoofer, colocado dentro de la rueda de repuesto, que proporciona volumen pero no esperes gran calidad de sonido. Suena bien, sin más.


Una opción muy cómoda cuando vamos cargados es el portón eléctrico, que puede abrirse y cerrarse con un simple gesto del pie. Pagando a parte también podemos disponer del sistema de calefacción en estacionamiento con control remoto y preselección de temperatura. 



Asimismo, el Seat Ateca cuenta con reconocimiento de señales de tráfico —se muestran en la pantalla del salpicadero y en la pantalla de navegación—, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior para ayudar a salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento, cámaras 360º para obtener una vista cenital del coche - se acabaron los rozones con los bolardos - . Para los que no dominan la maniobra del aparcamiento, hay una ayuda (Park Assist 3.0) que nos ayudará tanto si lo vamos a dejar en línea como en batería.


Emergency Assist - disminuye los riesgos del sueño, desmayo, etc.- actúa si el conductor permanece inactivo durante cierto periodo de tiempo. Primero envía una advertencia visual y luego acústica, seguida finalmente por una pulsación breve, pero intensa, de los frenos, lo justo para despertarnos si estamos dormidos. Si no hay ninguna reacción, el vehículo se detiene hasta pararse sin salirse del carril y pone los cuatro intermitentes. Esta función la hemos probado y es realmente espectacular y aporta un plus en materia de seguridad.


El control de crucero adaptativo y el guiado de carril también aportan seguridad al solucionar algunas situaciones producidas por distracciones.


Conclusiones


El Seat Ateca es un coche que ha generado gran expectación. Como escalón de acceso cuenta con un motor 1.6 TDI, que permite unas prestaciones desahogadas si no pedimos demasiado a cambio de unos consumos muy bajos. Su tracción 4x2 hacen de él un "turismo" alto con aspecto todo-terreno.


Terminación buena y posibilidad de equipamiento muy completo, siempre que estemos dispuestos a pagarlo a parte.


DESTACABLE


· Nivel de equipamiento

· Comportamiento

· Ayudas para conducción eficiente


MEJORABLE


· Algo ruidoso

· Prestaciones mejorables

· Modos de Seat Drive Profile, aporta poco


VALORACIONES


· Respuesta motor 6,0

· Cambio 8,0

· Maniobrabilidad urbana 8,0

· Comportamiento en carretera 6,5

· Estabilidad en curva 8,0

· Confort 7,5

· Frenos 8,0

· Habitabilidad 6,5

· Maletero 8,0

· Equipamiento 9,0


· Nota media 7.5


Ficha Técnica Seat Ateca 1.6 TDI


MOTOR


Cilindrada: 1.598 cc

Potencia: 115 CV a 4.000 rpm

Par máximo: 250 Nm a 1.500 rpm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Manual 6 velocidades


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente McPherson, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos


Estabilizadora: Si


Suspensión trasera: Eje semi-rígido, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos


Estabilizadora: No


Neumáticos: 215/55 R17


Frenos delanteros: Discos ventilados (312 mm)


Frenos traseros: Discos (272 mm)


Capacidad depósito combustible: 50 litros


Peso en orden de marcha: 1.375 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.36/ 1.84/ 1.60 m

Distancia ejes: 2,64 m

Maletero: 510 litros

Nº plazas: 5 plazas


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 11,5 seg.

Velocidad máxima: 184 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Extraurbano: l/ 100 km

Urbano:4,7 l/ 100 km

Mixto:4,3l/ 100 km

Emisiones CO2: 113 g/km