Prueba a Fondo: Opel Crossland X, ciudadano aventurero

Por Gonzalo Recio , 18/09/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona Opel
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba a Fondo: Opel Crossland X, ciudadano aventurero
Opel ha lanzado el primer integrante de su doble ofensiva SUV para este año 2017, el Opel Crossland X, que cuenta con argumentos de peso para ser un superventas en su categoría. En Portalcoches.net te lo mostramos al detalle.



Ya adelantábamos a primeros de año desde Portalcoches.net el número elevado de modelos “sobreelevados” que se avecinaban este año 2017, entre ellos dos modelos de la marca alemana Opel. El primero en presentarse ha sido el Crossland X, un pequeño SUV del segmento B que cuenta con cualidades muy superiores a las que encontraríamos en un utilitario a nivel de espacio. El otro integrante de la gama SUV de Opel es el Grandland X, que se pondrá a la venta próximamente.


Las razones para la ofensiva SUV son claras: un tercio de los turismos matriculados en España pertenecen al segmento de todocamino, y si nos centramos en la categoría B la cuota de mercado se ha multiplicado por 5. Lógico entonces, que las marcas apuesten por él.


Hoy le toca el turno al SUV más compacto que Opel nos ofrece, con 4,21 metros de largo es 16 cm más corto que un Opel Astra, pero 10 cm más alto, pasando ligeramente el 1,60 m teniendo una anchura de 1,76 m. Medidas que se acercan peligrosamente a las de un compacto y que, como veremos más adelante, proporcionan una habitabilidad sorprendente.


Opel Crossland X: Modelo alemán con regusto francés



Y es que no puedo comenzar la prueba sin mencionar lo que encontramos bajo el "Blitz" de Opel si rascamos un poco, ya que este modelo comparte multitud de elementos con modelos del grupo PSA, incluyendo la plataforma EMP1 del Peugeot 2008 o Citroën C3 Aircross, siendo ensamblado este último en la misma fábrica de Opel de Figueruelas. Ya en marzo se hizo oficial la adquisición de Opel por parte del grupo francés PSA, siendo este Crossland X el primer integrante fruto de la unión.


Esta colaboración no se limita a plataforma o chasis, si no que un tanto por ciento muy elevado del Crossland X evoca a Peugeot o Citroën, algo que no es malo, pero que está ahí. Equipamiento como navegador, llave del vehículo o motores; y lógica de funcionamiento de muchos mandos son compartidos.


Opel Crossland X: Gama de motores



En este caso no hay elección, todos los motores son suministrados por PSA, siendo el 1.2 tricilíndrico en tres niveles de potencia el motor disponible de gasolina y el 1.6 HDI con 2 potencias a elegir el integrante de gasóleo. Este último se escalona en dos opciones: 99 y 120 CV con cajas de cambio, únicamente, manuales de 5 y 6 velocidades respectivamente. Son motores frugales, con medias de poco más de 5 litros en condiciones reales, suaves y agradables pese a su naturaleza Diesel; además sus prestaciones son buenas y permiten detener el crono en la maniobra de aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos en su versión de 120 CV. El mayor problema se encuentra en casa, ya que el motor de gasolina es excelente en sus versiones turboalimentadas de 110 y 130 CV. Cuenta con una opción atmosférica de 82 CV de potencia recomendable para recorridos urbanos o extraurbanos sin carga a ritmo tranquilo. Si buscamos un uso polivalente habrá que elegir las versiones más potentes, solventes ambas para la mayor parte de los usuarios a los que está orientado el modelo.


Pero entre ellas hay diferencias más allá de la cifra de potencia máxima, en concreto en la transmisión: de 5 velocidades para el de 110 CV y 6 relaciones para el más potente de 130 CV. Si en el más potente los desarrollos están bien escogidos y el tacto es correcto, en la de 5 velocidades es todo lo contrario. Los desarrollos son algo largos, aunque el motor puede con ellos sin mayor problema, pero lo peor es un guiado mejorable en precisión y unos recorridos de palanca largos. Si optas por esta motorización, echa un vistazo a la caja automática de 6 relaciones opcional de tipo convertidor de par, que resulta más satisfactoria, suave y aprovecha mejor la potencia.


Opel Crossland X: Motor ECOTEC 1.2T de 110 CV



En la unidad que Opel nos ha cedido, el motor es el 1.2T de 110 CV con cambio manual, habiendo recuperado la denominación comercial ECOTEC que Opel usaba hace más de 20 años. Las cifras son las mismas que en los modelos de PSA: 1.199 cc de cilindrada repartidos en 3 cilindros en linea situado en posición transversal. Es un motor de carrera larga (75 x 90,5 mm), lo que explica su buen funcionamiento a bajo y medio régimen con un par máximo de 205 Nm a 1.500 rpm y una potencia máxima de 110 CV a 5.500 rpm. Está alimentado por inyección directa y un pequeño turbocompresor que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos y alcanzar los 188 km/h de velocidad punta.


En nuestras mediciones esa aceleración fue mejorada en casi un segundo, logrando parar el crono en 9,9 segundos gracias a la excelente motricidad de los neumáticos Bridgestone Turanza y a que los 100 km/h se alcanzan en 2ª velocidad. Recuperando en 3ª, de 80 a 120 km/h nos demoraremos 7,6 segundos y, si comenzamos en 4ª, 10,1 segundos. En 5ª velocidad no es recomendable realizar un adelantamiento por el largo desarrollo de la misma y la escasa respuesta a menos de 1.500 rpm del pequeño motor de 3 cilindros.


Los consumos homologados en ciclo urbano / extraurbano / mixto es de 5,8 / 4,3 / 4,9 litros respectivamente, siendo las emisiones de dióxido de carbono 111 g/km, por lo que no paga impuesto de matriculación. El consumo real del Crossland X es de unos 6 litros, siendo menos sensible al tipo de uso que motores de la competencia y permitiendo consumir 5 litros a 100 km/h de crucero, subiendo a 5,8 litros si aumentamos el ritmo a 120 km/h. En ciclo urbano nos moveremos en 7,5 litros cada 100 km de media.


En marcha es un motor suave y silencioso pese a su arquitectura de 3 cilindros en línea. Sólo en aceleración las vibraciones se harán notar pero de forma sutil. En cuanto a la sonoridad no hay quejas reseñables. A ralentí no se percibe ruido alguno y en aceleración el sonido es, incluso, sugerente. La respuesta a partir de la cifra de par máximo, 1.500 rpm, es muy buena estirando hasta las 5.500 rpm; momento en el que se percibe claramente la pérdida de potencia al pasar el pico de máxima potencia. Es un motor que se encuentra muy a gusto entre 1.500 rpm y 3.500 rpm, logrando un equilibrio excelente entre prestaciones y consumo, pero que no tiene ese tacto de gasolina con curva de potencia creciente hasta el corte de encendido.


Opel Crossland X: Comportamiento adecuado a su peso y potencia



Desde Opel lo tienen claro: este Crossland X está orientado básicamente a ciudad y por ello su puesta a punto de motor, suspensiones, dirección y frenos es la de un utilitario. Cuenta con el hándicap inherente a los SUV en cuanto a inercias por su altura, pero se comporta razonablemente bien en carreteras con curvas. Es confortable y seguro y así lo transmite al conductor. La suspensión, además de controlar bien los movimientos de la carrocería, dota de una comodidad un paso por encima de los utilitarios, sobre todo en ciudad y absorbiendo los baches y badenes que encontramos diariamente en ella.


El sistema de frenada, con discos en las cuatro ruedas, detiene con contundencia el conjunto y la frenada es estable, siendo resistente a la fatiga con el escaso peso del vehículo. La dirección, que con tres vueltas entre topes muestra una asistencia idónea cuenta con un volante de cuero calefactable.


Opel Crossland X: Habitabilidad sorprendente


Lo que más sorprende al acceder al habitáculo del Opel Crossland X es el espacio disponible, sobre todo en altura y más aún si equipa, como en nuestra unidad, el techo panorámico de cristal. La sensación de desahogo es admirable y las cotas excelentes. El pasajero central trasero cuenta con algún centímetro menos en altura, pero sobre todo en anchura; recordemos que estamos en el segmento B.



El maletero cubica 410 litros como mínimo que se pueden convertir en 520 si equipamos la banqueta trasera corredera y la situamos en su posición más adelantada. Contamos con doble fondo separado por una bandeja rígida y bajo éste, el kit reparapinchazos o la rueda de repuesto de emergencia opcional. Podemos abatir los respaldos traseros en proporción 60:40 para así tener un plano de carga plano si la bandeja del maletero se encuentra en la posición más elevada.


Opcionalmente podemos elegir los excelentes asientos AGR ergonómicos que Opel ofrece en casi todos sus modelos. Básicamente son unos asientos con más regulaciones que permiten adaptarse a cualquier talla o envergadura gracias a la regulación del ángulo de la banqueta (eléctrica), la extensión variable de dicha banqueta y del apoyo lumbar variable también de forma eléctrica. Si buscas unos asientos deportivos estás equivocado ya que recogen muy poco el cuerpo, su finalidad es la de viajar cómodamente y acabar el viaje descansado.


Una vez sentados en el asiento del conductor, comprobaremos la generosidad en los cm de regulación de asiento y volante, consiguiendo una postura de conducción idónea. En mi caso, que busco estar lo más cerca del suelo posible con el volante vertical cerca del pecho, me encontré cómodo al momento. En este momento me encuentro en la obligación de contar uno de los mayores problemas del Crossland X: el gran ángulo muerto que generan los gruesos pilares A, sobre todo en la parte baja. Problema que se acentúa debido a mi postura de conducción, generando un punto ciego bastante grande en determinadas situaciones. Este problema también está presente en maniobras de aparcamiento, ya que no tenemos ningún punto de referencia en la parte delantera al tener el capot una línea descendente muy marcada; haciendo recomendable la instalación del sensor de aparcamiento delantero si queremos algo de precisión al estacionar.


Opel Crossland X: Órdago en equipamiento tecnológico y de seguridad


Tal y como viene siendo, afortunadamente, habitual, no faltan en el equipamiento del Opel Crossland X asistentes de conducción y de seguridad que, si bien son opcionales, pueden formar parte del equipo del vehículo. Con un precio de 500 € el Pack Safety incluye avisador de fatiga del conductor, aviso de colisión frontal incluyendo detección de peatones y frenada autónoma de emergencia. Si queremos el siempre útil sensor de vehículo en ángulo muerto tendremos que montar el Pack Parking que desde 500 € equipa, además del citado asistente, espejos retrovisores exteriores plegables cámara trasera y aparcamiento asistido. La cámara frontal Opel Eye es de serie e implica lector de señales de tráfico y avisador de cambio involuntario de carril; siendo este último eso: un simple avisador ya que no actúa sobre dirección ni frenos.


Opel Crossland X: Equipamiento y precio


La gama del Opel Crossland X está estructurada en 3 niveles de acabado: Selective, Excellence y Ultimate; estando este último disponible solamente con los motores más potentes Diesel y gasolina. El más recomendable es el que tenemos hoy, Excellence, por el equilibrio entre precio y equipo. Climatizador bizona, cámara Opel Eye y llantas de aleación de 16 pulgadas forman parte del equipo de serie de esta versión por un precio de 17.330 € con los descuentos vigentes; lo que supone un sobreprecio de 1.000 € sobre la versión base. Nuestra unidad equipaba multitud de opcionales como llantas de 17" (350 €), asientos AGR (685 €), un recomendable Pack Techno con cristales tintados, faros con tecnología LED, sensor de aparcamiento delantero y trasero y llave manos libres por 1.050 €, o techo panorámico (915 €).


Con los descuentos actuales nuestra unidad tenía un precio de 21.290 €, correcto para motor, espacio y, sobre todo, equipamiento. Una opción moderna y funcional a los habituales utilitarios e incluso a los compactos por espacio y versatilidad.


DESTACABLE


· Motor suave y silencioso

· Habitabilidad y maletero

· Calidad interior


MEJORABLE


· Grueso pilar A que limita la visibilidad

· Recorridos largos y tacto impreciso de palanca de cambios

· Dirección sin tacto



BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

7,0

Cambio

5,0

Maniobrabilidad urbana

7,0

Comportamiento en carretera

7,5

Estabilidad en curva

8,0

Confort

8,0

Frenos

8,5

Habitabilidad

9,0

Maletero

8,5

Equipamiento

8,5

Nota media:

7,7


FICHA TÉCNICA: Opel Crossland X Excellence 1.2T 110CV ECOTEC


MOTOR


Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 3 cilindros en línea

Combustible: Gasolina SP95

Cilindrada: 1.199 cm3, (75 x 90,5 mm)

Relación de compresión: 10,5:1

Alimentación: Inyección directa con turbocompresor

Potencia: 110 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 205 Nm a 1.500 rpm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Manual 5 velocidades


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Ruedas tiradas

Estabilizadora trasera: No

Neumáticos: 215/50 R17 91H

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos macizos

Diámetro de giro: 10,7 m

Vueltas de volante: 3

Capacidad depósito de combustible: 45 litros

Peso en orden de marcha: 1.245 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.212 / 1.765 / 1.605 mm

Distancia entre ejes: 2.604 mm

Maletero: 410 Litros

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 10,6 seg.

Velocidad máxima: 188 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Extraurbano: 4,3 l/ 100 km

Urbano: 5,8 l/ 100 km

Mixto: 4,9 l/ 100 km


Emisiones CO2: 111 g/km


Precio de la unidad probada: 21.290 € (con descuentos oficiales)