Prueba a fondo Mitsubishi ASX 220 DI-D Potencia y empaque / Portalcoches.net

Por Gonzalo Recio , 02/05/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona Mitsubishi
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona ASX
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba a fondo Mitsubishi ASX 220 DI-D Potencia y empaque / Portalcoches.net
Mitsubishi ha realizado un pequeño lavado de cara para uno de sus vehículos más vendidos, el ASX, y desde Portalcoches.net te mostramos como le han sentado los cambios.




Allá por mediados del año 2010, el segmento de los SUV empezaba a llamar la atención de los consumidores pero sin tener el éxito del que goza actualmente. Mitsubishi lanzó por aquél entonces su modelo sobreelevado dispuesto a luchar con el que era el rival a batir: el Nissan Qashqai. Este modelo era el Mitsubishi ASX que fue, ha sido y sigue siendo un éxito de ventas para la marca japonesa, el cual ha sufrido un par de restyling a lo largo de su vida comercial para mantenerlo vigente frente a la dura competencia. El último en el pasado mes de febrero, es por ello por lo que hoy te lo mostramos para comprobar si sigue manteniendo las virtudes que lo han hecho una gran opción dentro de su segmento.


En concreto, la versión de la que disponemos es la más potente y equipada de la gama ASX: la 220 DI-D Kaiteki. Cuya motorización Diesel está exclusivamente unida a una caja automática con convertidor de par de 6 velocidades, sistema de tracción total conectable electrónicamente y equipamiento Kaiteki, el más alto disponible y cuya única opción de personalización es el color de la carrocería.


Mitsubishi ASX 220 DI-D, cambios del año 2017



Si ponemos un ASX del 2010 junto a nuestra unidad de pruebas sólo los diferenciaremos si analizamos los frontales. En el restyling de 2014 los cambios fueron ligeros y en este de 2017 la principal distinción ha sido el nuevo paragolpes con apliques en forma de rayos cromados y nuevas luces diurnas circulares fruto de la nueva identidad visual Dynamic Shield que quiere darle Mitsubishi a sus coches. Culminan los cambios en el exterior las llantas de nuevo diseño y la antena de la radio en forma de aleta de tiburón. En el interior los cambios se limitan a nuevo mullido de los asientos, cuya diferencia no he notado, e inserciones en color negro brillante en volante y salpicadero.


Mitsubishi ASX 220 DI-D, motor y transmisión


Que la nomenclatura 220 no te engañe, la cilindrada de este bloque es de 2.268 cc, es decir un 2.3 litros de ciclo Diesel de inyección directa por conducto común, turbocompresor de geometría variable e intercooler. Es un motor que se añadió a la gama a mediados del año 2013 y que siempre ha estado asociado un cambio automático de 6 relaciones con convertidor de par y tracción total conectable. Sus cifras de potencia y par son de 150 CV a 3.500 rpm y 360 Nm continuos entre 1.500 y 2.750 rpm respectivamente; por lo que empuja desde muy abajo con decisión. Esto está provocado, en gran parte, por ser un motor de carrera larga; motores que proporcionan más par a bajas vueltas pero que por el contrario no suben bien a altas revoluciones. Por este motivo la zona roja del ASX 220 DI-D comienza en 4.000 rpm, cuando muchos motores turbodiésel de la competencia llegan más allá de las 4.500 rpm. Esto podría llegar a ser un problema al disponer este motor de menos zona de trabajo, pero no es así ya que a bajas vueltas, zona de 1.500 rpm, este motor brilla con una respuesta excelente y empuja hasta las 3.700 rpm con decisión. Es decir, tenemos las mismas 2.000 vueltas útiles que en la mayoría de motores Diesel, pero a menos revoluciones, por lo que es más sencillo explotar las capacidades de este motor pudiendo rodar a 1.500 rpm con máximo par y, por ende, mínimo consumo y mejor respuesta.


Además girando a ralentí el motor suena bastante poco, aunque el sonido es más desagradable de lo normal y, circulando con poca presión de acelerador, sigue sonando bastante poco. Eso si, cuando pisamos a fondo el ruido y las vibraciones son patentes. Sorprendente es también el sonido de la válvula de descarga del turbo, con un sonido más propio del modelo Lancer Evolution que de un SUV turbodiésel. Vibraciones que sólo se hacen patentes en aceleración ya que es un motor bastante agradable y suave en su funcionamiento.



Las prestaciones homologadas son de 10,8 segundos en la aceleración de 0 a 100 Km/h y una velocidad máxima de 190 Km/h. Son cifras correctas, pero no hacen justicia a la buena respuesta del propulsor, destacando una recuperación de 80 a 120 Km/h con la caja de cambios en posición D en 7 segundos que, teniendo en cuenta potencia, peso y transmisión; es una cifra muy buena.


El contrapunto lo pone el apartado del consumo, con una media real que oscilará entre 7,5 litros y 8 litros a los 100 Km dependiendo de uso y conductor. Mitsubishi anuncia un consumo de 7,1 / 5 / 5,8 litros en ciclo urbano, extraurbano y mixto respectivamente con unas emisiones de 152 gr por Km recorrido. Los motivos de este consumo es la ausencia del sistema Start&Stop, que si tienen sus hermanos de gama, el peso, sistema de tracción y una caja de cambios con mucho resbalamiento.


Esta caja, denominada INVECS-II, está disponible, como el motor 220 DI-D, desde mediados de 2013 y en unión exclusiva con el motor de 2.3 litros de capacidad. Es una caja de trenes epicicloidales y embrague por convertidor de par con 6 relaciones suave y agradable de usar, pero que tarda mucho en bloquear el convertidor de par aumentando revoluciones innecesariamente y, por ende, consumo. Tiene modo ECO (siempre que circulemos en modo D) y deportivo manual con levas tras el volante. La lógica de funcionamiento del cambio en D está bien conseguida adaptándose correctamente al uso y las circunstancias en las que estemos en cada momento. En el modo manual podremos usar la palanca o las levas tras el volante para subir y bajar de marcha. Que, por cierto, ya quisieran muchos vehículos deportivos estas levas: de un tamaño perfecto, tacto durito y fijas en la columna de dirección. Si llegamos al corte de inyección pasará a la marcha superior, y de igual manera si dejamos caer demasiado las revoluciones pasará a la velocidad anterior. Interesante es el pitido que escucharemos si intentamos reducir a una marcha yendo demasiado altos de vueltas, negando el cambio e indicándonos que nos pasaríamos de vueltas si se ejecutase la reducción.


Mitsubishi ASX 220 DI-D, Comportamiento noble y comodidad en todo momento



Los ingenieros de Mitsubishi echaron "toda la carne en el asador" con el ASX instalando una suspensión trasera independiente Multilink muy elaborada junto a un eje delantero de tipo McPherson. Lleva instaladas barras estabilizadoras en ambos ejes para controlar balanceos aunque estos son notorios si circulamos ligeros en zona de curvas cerradas, y es que este ASX donde se encuentra cómodo es en carreteras secundarias con curvones de radio amplio en las que las oscilaciones de carrocería son mínimas y, en autopista, donde el aplomo es soberbio circulemos a la velocidad que circulemos. A nivel de comodidad, este ASX está muy logrado siendo agradable en todo momento filtrando todas las imperfecciones y desperfectos de la carretera.


La dirección es algo lenta (3,2 vueltas entre topes) pero tiene la dureza justa y goza de buen tacto. Además el radio de giro es bastante bueno (10,6 m) y el ángulo de giro de las ruedas bastante amplio, lo cual es útil por ejemplo para maniobras de aparcamiento o al circular por calles estrechas con muchos giros cerrados.


Los frenos sorprenden por potencia, excelente, y resistencia a la fatiga; máxime con el peso de esta versión, casi 1.600 Kg, y poco freno motor por culpa de la caja automática. Por si esto fuera poco, el tacto del pedal es bastante bueno y el ABS está bien tarado. El apartado de frenada este ASX lo borda.


Mitsubishi ASX, prestaciones fuera de carretera


Pese a la moda de hacer vehículos elevados con estética todoterreno pero inútiles fuera del asfalto, Mitsubishi ha sido coherente con un vehículo que puede ir más allá de una simple pista. Es sorprendente que, pese a la poca altura libre y ángulos escasos libres, pasa por zonas escarpadas sin roces, pero lo más increíble es la capacidad de tracción. Por defecto arranca en tracción delantera, con una pulsación activamos el modo 4x4 latente, es decir, mantiene la tracción delantera pero si es necesario manda par a las ruedas traseras y por último; 4x4 bloqueado. En este último modo, siempre manda par al tren trasero, aunque esa proporción no es fija, hasta un máximo de un 50%. Pese a contar con neumáticos de asfalto no he tenido problemas de motricidad en ningún momento, ni siquiera al subir rampas en las que el sentido común te dice que no vas a subir.



Si circulamos por pistas en buen estado podremos mantener velocidades altas sin problema, con un comportamiento noble e incluso divertido si desconectamos las ayudas y circulamos con el modo 4x4 bloqueado. En el momento que el camino se complique deberemos bajar el ritmo ya que los golpes y sacudidas producidas por el escaso recorrido de suspensión para la conducción off-road serán constantes e incomodas.


Mitsubishi ASX 220 DI-D, calidad y habitabilidad


Al entrar al interior del ASX, un interior de tonos oscuros nos dará la bienvenida. Los cambios se limitan al decorativo de color negro del volante y salpicadero, siendo muy parecido al anterior ASX. Una vez sentados en el asiento del conductor apreciaremos que los plásticos duros serán los predominantes, siendo blandos los de la parte superior de las puertas delanteras y los más visibles del salpicadero. En lo que respecta a calidad de ensamblaje no hay ningún problema, todo está bien ajustado, sin holguras.


La postura de conducción es correcta, muy cómoda, pero las regulaciones algo escasas. Echo en falta más centímetros de regulación en la columna de dirección, sobre todo en profundidad y en la altura de la banqueta del conductor (la del acompañante no dispone de esa regulación), careciendo también de la regulación lumbar en ambas plazas delanteras.


A nivel de habitabilidad, no hay problemas en las plazas delanteras: sobra espacio en todas las mediciones y disponemos de asideros en todas las plazas, los cuales vienen muy bien cuando circulamos fuera del asfalto y hay sacudidas. En las traseras hay menos espacio que en rivales directos, siendo la altura (por culpa del techo panorámico) y la anchura las medidas problemáticas. No me malinterpretéis, se viaja bien sobrando espacio para las rodillas, pero si mides más de 1,80 metros rozarás con la cabeza en el tapizado de tacto blando del techo y 3 adultos irán ligeramente estrechos. Si sólo viajan 2 personas en las plazas traseras, éstas podrán disfrutar el apoyabrazos situado en el respaldo de la plaza central. Ambas plazas cuentan con anclajes ISOFIX.


El maletero cubica 416 litros, menos que rivales como el Suzuki S-Cross que probamos en Portalcoches.net (http://www.portalcoches.net/reportajes/prueba-del-suzuki-s-cross-glx-diesel-allgrip-mas-que-un-suv/15095.html), pero con 26 litros más bajo la bandeja del maletero. Este cuenta con un Kit reparapinchazos, opción poco recomendable en un vehículo con claras capacidades para circular fuera del asfalto. Los asientos se abaten en proporción 60:40 dejando un suelo plano.


Mitsubishi ASX 220 DI-D, equipamiento y precio


Esta versión sólo está disponible con el equipamiento más completo llamado Kaiteki. Elementos como la tapicería de cuero, asientos calefactados delanteros, eléctrico el del conductor, techo panorámico, faros de Xenón en luces de cruce, navegador MMCS (ligeramente lento) o techo panorámico iluminado son los elementos diferenciadores frente al intermedio Motion. Esta dotación suma a los sensores de lluvia, luces y aparcamiento trasero, cámara trasera o llave manos libres. Se le puede echar en cara la ausencia de equipamiento tecnológico como avisador de ángulo muerto o sensor de velocidad de crucero activo, equipo ya de serie en muchos de sus rivales.


Por 29.595€ puedes llevarte este Mitsubishi ASX 220 DI-D en color Bronce Radiant (395€) con los descuentos de 5.000€ que hay vigentes ahora mismo. La única opción disponible es la pintura metalizada, por lo que sólo tendrás que preocuparte de elegir el color.


DESTACABLE


· Motor voluntarioso y suave

· Comodidad en carretera y pistas

· Aplomo en autopista


MEJORABLE


· Consumo

· Cambio algo lento

· Interior poco vistoso


VALORACIONES


· Respuesta motor 8,5

· Cambio 6

· Maniobrabilidad urbana 7

· Comportamiento en carretera 7,5

· Estabilidad en curva 7

· Confort 8

· Frenos 9

· Habitabilidad 7

· Maletero 7

· Equipamiento 7,5


* Nota media 7,45


FICHA TÉCNICA Mitsubishi ASX 220 DI-D Kaiteki 


MOTOR


Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 4 cilindros en línea

Combustible: Diesel

Cilindrada: 2.268 cm3, (86 x 97,6 mm)

Alimentación: Inyección directa por raíl común con turbocompresor

Potencia: 150 CV a 3.500 rpm

Pár máximo: 360 Nm a 1.500 rpm


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera, con total conectable electrónicamente

Caja de cambios: Automática con convertidor de par de 6 relaciones


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Independiente tipo Multilink

Estabilizadora trasera: Si

Neumáticos: 225/55 R18 H

Frenos delanteros: Discos ventilados (294 mm)

Frenos traseros: Discos macizos (302 mm)

Diámetro de giro: 10,6 m

Vueltas de volante: 3,2

Capacidad depósito de combustible: 60 litros

Peso en orden de marcha: 1.595 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.355 / 1810 / 1640 mm

Distancia entre ejes: 2.670 mm

Maletero: 416 litros más 26 litros bajo bandeja maletero

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 10,8 seg.

Velocidad máxima: 190 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Extraurbano: 5 l/ 100 km

Urbano: 7,1 l/ 100 km

Mixto: 5,8 l/ 100 km

Emisiones CO2: 152 g/km