Prueba a fondo Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Envolvente calidad

Por Fede Asensio , 21/12/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona Mazda
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona CX5
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba a fondo Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Envolvente calidad
Mazda ha renovado su modelo estrella, el CX-5, que en esta segunda generación muestra un salto de calidad que le convertirán de nuevo en una de las referencias de su categoría.


Cuando Mazda habla dela filosofía del diseño KODO (alma en movimiento) siempre me ha sonado a chino, o mejor dicho a japonés. Vamos, “un producto de marketing” de los habituales en los que cualquier empresa actual de prestigio apoya su imagen y desarrollo comercial. Pero en cualquier caso, en Mazda, esa filosofía la hemos visto ya aplicada en diferentes modelos y entendido como la hacen realidad. Y como cualquiera de sus nuevos modelos, la segunda generación del CX-5 está imbuida de ese espíritu y, en su presentación, vimos la escultura sobre el que se plasmaba. Porque ese es el primer paso de Mazda en el diseño de un nuevo coche, una escultura modelada sobre arcilla por un grupo de escultores que inspira el modelo para trabajar posteriormente en su diseño definitivo.



Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Misma plataforma

Así, el nuevo CX-5, sobre un perfil parecido al de la primera generación, ofrece ahora unas formas mucho más compactas y fluidas, con un mayor equilibrio estético, dando un paso importante en este apartado, esencial todavía como argumento de ventas.


En tamaño apenas hay variaciones significativas: ha crecido solo 1 cm en longitud (4,55 m, en la longitud en la que se mueven sus rivales entre los SUV compactos), aunque es 3,5 cm más bajo, lo que le da un aspecto más compacto y proporcionado. Y con el nuevo diseño se ha trabajado en la aerodinámica para optimizar su coeficiente un 6 por ciento, contando con una calandra activa y contornos que optimizan el flujo del aire.


De hecho, utiliza la misma plataforma que su antecesor, y mantiene la distancia entre ambos ejes, siendo éstos ligeramente más anchos. -la nueva plataforma modular de la marca la estrenará el nuevo Mazda3 a finales del año próximo-.



Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Calidad interior

En el diseño interior del CX-5 no hay una ruptura grande con el modelo anterior, siguiendo las pautas identificativas de la marca en sus productos más actuales. Pero ahora ofrece un diseño más limpio y moderno,con un tono sofisticado y discreto a la vez,habiendo reducido la botonería. Muestra un salto evidente en el aspecto funcional con una estudiada mejora ergonómica. Y también se percibe un salto hacia delante en cuanto a acabados y calidad de materiales, algo en lo que no desmerecía tampoco el anterior CX-5. El tacto de todos los mandos y teclas es excelente, con unos ajustes destacables y la percepción de calidad está a la altura de una marca Premium. Sólo con el acabado más bajo, encontramos, en la ancha consola central, los plásticos duros de protección al contacto de las piernas, demasiado visibles.


No es el caso de nuestra variante, rematados igual que el salpicadero, en un cuero de notable calidad, con pespuntes.El CX-5 ofrece diferentes terminaciones y combinaciones en guarnecidos de salpicadero y puertas, además de tapicerías (en tela, cuero negro y blanco). Las formas del salpicadero son nuevas, con un diseño limpio y moderno y la instrumentación mantiene las tres esferas clásicas de la marca, combinando la información analógica y digital,y cuenta con una nueva pantalla flotante de 7 pulgadas en el centro del salpicadero cuyas funciones principales se controlan de forma intuitiva desde el mando central HMI, muy accesible, aunque sensible a su pulsación involuntaria por su colocación. El volumen de la radio dispone, lo que siempre se agradece, de un botón independiente, situado en la consola central al estilo Audi, que lo hace muy accesible. La selección de las emisoras es algo lenta.


Y en cuanto a conectividad cuenta con la última tecnología de la marca, permitiendo mediante un smartphone, acceso en tiempo real y a través de la pantalla a los servicios de información y entretenimiento móviles, con diversas aplicaciones desarrolladas por la marca.


Cuando nos colocamos tras el volante, encontramos enseguida una posición óptima. La banqueta proporciona una posición elevada como se puede exigir en un SUV. Pero si nos gusta sentarnos en una posición más cercana a la de una berlina, la regulación vertical del asiento junto al resto de ajustes nos permitirá un efectivo equilibrio respecto a volante y pedales. La ancha consola central ha elevado su altura (6 cm en los modelos automáticos y 4 cm en los manuales), lo que sitúa el pomo del cambio muy mano, lo mismo que el mando giratorio de control de funciones y teclas aquí situadas. Desde esta perspectiva resulta muy práctica y funcional, pero estrecha la posición de los pies respecto al eje del acelerador, lo que es algo incómodo.



Para completar las buenas sensaciones en el habitáculo del CX-5 los asientos delanteros ofrecen un alto confort por ergonomía y dureza,además de una efectiva sujeción en los apoyos. El trabajo que se ha realizado en la mejora en este apartado también se muestra en las plazas traseras, con respaldos ahora reclinables que ofrecen un buen mullido. La altura del vano de las puertas posteriores, al abrirlas, facilita su acceso, aunque resulta algo estrecho, lo que obliga a un ligero contorneo para acceder a sentarnos.


El interior no ha crecido y sigue ofreciendo unas cotas generosas en todas sus mediciones,con gran holgura en anchura y un espacio longitudinal generoso, con amplio espacio detrás para las rodillas de los pasajeros. Un adulto “crecidito” puede sentarse totalmente recto y con holgura en su cabeza respecto al techo. Solo la plaza central es más restrictiva con el espacio que roba en altura el túnel de transmisión y en longitud la consola con la salida de aire.Como también podemos esperar de la funcionalidad en un SUV, encontramos muchos huecos para dejar objetos repartidos por el habitáculo, con una amplia guantera central.


Esta segunda generación del CX-5ofrece la posibilidad de disponer de portón trasero de apertura eléctrica -de serie en el acabado Zenith-, que se puede activar incluso desde el mando a distancia y definir el grado de apertura. Y da acceso a un maletero con un buen volumen de carga, que llega hasta los 506 litros, en línea con la capacidad que ofrecen sus principales rivales, como el Kia Sportage o el Hyundai Tucson. Generoso, con formas muy regulares y amplia altura hasta la bandeja posterior, ofreciendo además ahora mayor volumen bajo el suelo para almacenar objetos (de 10 a 30 litros) y un respaldo delos asientos traseros que se abaten en tres mitades (40:20:40)para mayor versatilidad. No existe regulación posterior longitudinal del asiento para completar la flexibilidad posterior como ofrecen algunos de sus competidores.



Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Potente y agradable

En este segmento SUV, aunque la demanda de motores de gasolina va aumentando,el Diesel sigue siendo el protagonista. La oferta del CX-5 se articula en dos escalones de potencia sobre el mismo bloque, con una atípica alta cilindrada hoy en día de 2,2 litros:150 CV a 4.500 rpm con 380 Nm de par entre 1.800-2.600 rpm de nuestra unidad de pruebas, la más demandada, y 175 CV a 4.500 rpm con 420 Nm a 2.000 rpm de par máximo. En gasolina ha introducido un nuevo motor con desconexión de cilindros de 194 CV de potencia, como complemento al 2.0 de 160/165 CV.


Centrándonos en nuestro motor SKYACTIV-D, que ha sido revisado a fondo para esta segunda generación, se beneficia de tres tecnologías innovadoras de la marca para reducir los consumos y mejorar la respuesta al acelerador: High-Precision DE Boost Control, Natural Sound Smoother y Natural Sound Frequency Control.


Y es cierto, el motor ofrece una respuesta más inmediata, subiendo de vueltas con enorme decisión pero de una manera suave y progresiva, con un funcionamiento más silencioso que antes.Un motor que empuja con fuerza al CX-5 sin necesidad de llegar al medio régimen para mostrar sus bondades y que mantiene unos consumos moderados, en línea con los mejores 2 litros Diesel de su categoría, a pesar de su mayor cilindrada. En nuestro recorrido, ha logrado un consumo medio de 6,1 l/100 km, lo que ya digo que no está nada mal para un SUV que según cifras oficiales es capaz de alcanzar los 204 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 9,4 seg. Mientras que en nuestras mediciones, ha conseguido recorrer los 400 m desde parado en 16,1 segundos.


Nuestra unidad, aunque con tracción delantera en vez de la opcional para esta motorización de la tracción total i-ACTIV de Mazda,iba asociada al cambio manual de 6 relaciones.Con la palanca muy a mano dada la altura de la consola central, muestra un tacto metálico, con un perfecto guiado y unos recorridos cortos, lo que invita a su uso, aunque el motor no nos lo pida en carretera. Un coche para mantener cruceros elevados sin esfuerzo aunque vayamos cargados, pero con el que podemos divertirnos por comportamiento y respuesta de un motor que es capaz de llegar a regímenes propios de uno de gasolina, sin fatiga.



Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Calidad de rodadura

Porque sí, el CX-5 refleja en carretera el esfuerzo de la marca para dar un paso más en comportamiento y, sobre todo, en calidad de rodadura, donde puede presumir de estar a la altura de marcas Premium. Destacando una vez más el silencio de marcha, las suspensiones (independiente en ambos ejes, con un multibrazo detrás) filtran con eficacia las irregularidades del suelo, con una dirección precisa y rápida que transmite al conductor con fidelidad lo que ocurre bajo las ruedas delanteras.


Los movimientos de la carrocería están bien contenidos, con una transición suave en los cambios de inercia y sin pérdidas de tracción al acelerar con decisión en apoyos pronunciados. Algo a lo que ayuda el sistema G-Vectoring Control (GVC),que hace que al negociar las curvas, el mayor par se concentre en la rueda exterior de tracción. Agradeceríamos un mejor tacto de frenos, aunque son suficientemente efectivos, sin alargar en exceso la distancia para detenerse.


El nuevo Mazda CX-5 dispone de nuevas ayudas electrónicas para mejorar la seguridad en su conducción, opcionalmente o de serie según la terminación. Y las que había han sido objeto son la última evolución de la marca. Así, dispone de Control de crucero adaptativo (MRCC) con función Stop and Go (acabado Zenith con Pack Cuero y Pack Cruise),cámara de visión delantera, pudiendo asociarlas tecnologías de i-ACTIVSENSE, con un nuevo Sistema de Asistencia a la Frenada en Ciudad (SCBS avanzado) -de serie en toda la gama- e incorporar Reconocimiento de Señales de Tráfico (TSR), de serie también con el acabado Zenith de nuestra unidad de pruebas. Otros sistemas que incorpora el i-ACTIVSENSE con el acabado Zenith son el Sistema de mantenimiento de carril (LAS), Sistema de alerta de cambio involuntario de carril (LDWS), Control de ángulo muerto avanzado (ABSM) con Alerta de tráfico trasera (RCTA) y Detector de fatiga (DAA).


También puede disponer de faros led adaptativos (ALH)que adaptan el haz de las luces largas para que se mantenga encendido sin deslumbrar a otros coches. Las luces también disponen de un sistema de alumbrado específico en cortas hacia ambos lados de la carretera, actuando hasta 40 km/h o el modo autopista que levanta el eje de iluminación. Un sistema que funciona con precisión y que tras comprobar que realmente no deslumbras a los primeros coches con los que te cruzas, se muestra efectivo y realmente te relajas aprovechando al máximo su luminosidad.



Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150: Una elección segura

4x2 o 4x4, automático o manual… eso ya depende de nuestras necesidades, gustos y, como no de nuestro bolsillo. En cualquier caso, la variante que hemos probado del CX-5, el 2.2 Skyactiv-D 150 con tracción delantera,es la más demandada. Con el acabado Zenith la dotación de serie es muy completa, aunque supone un desembolso importante respecto al acabado básico, Origin, de 5.000 euros extras, que se convierten en 9.000 euros en la versión de cuero más refinada. El equipamiento que diferencia la versión Zenith se basa sobre todo en las asistencias electrónicas que adopta, el navegador y las llantas de 19”.


En cualquier caso,el CX-5 ha dado un paso adelante en todos los apartados para seguir siendo uno de los SUV de referencia de la categoría, con mayor calidad de rodadura y acabados y con un motor afinado que mejora su respuesta y rendimiento.



Precios

CX5 Origin 2.2 Skyactiv-D 2WD 28.950 euros

CX5 Origin 2.2 Skyactiv-D 2WD 6AT 31.000 euros

CX5Origin2.2 Skyactiv-D 4WD 32.030 euros

CX5 Evolution 2.2 Skyactiv-D 2WD 26.850 euros

CX5 Evolution 2.2 Skyactiv-D 4WD 29.930 euros

CX5 Zenith 2.2 Skyactiv-D 2WD 30.850 euros

CX5 Zenith 2.2 Skyactiv-D 2WD 6AT 31.000 euros

CX5 Zenith 2.2 Skyactiv-D 4WD 33.930 euros


Mazda,si se financia con la marca, ofrece un descuento adicional de 500 €y mantenimientos gratuitos los 5 primeros años. Y acogiéndose al sistema FlexiOpción, se suma el programa de equipamiento Seguridad Mazda 730 y 2-3 años de mantenimiento gratuito.



DESTACABLE

·Interior por calidad de materiales

·Rendimiento motor

·Calidad de rodadura


MEJORABLE

·Mando HMI sensible

·Selección lenta emisoras radio

·Tacto de frenos



BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

9,0

Cambio

8,0

Maniobrabilidad urbana

7,0

Comportamiento en carretera

8,5

Estabilidaden curva

8,0

Confort

8,5

Frenos

6,5

Habitabilidad

8,0

Maletero

7,0

Equipamiento

8,5

Nota media:

8,0


MOTOR

Cilindrada: 2.191cc

Potencia:150 CV a 4.500 rpm

Par máximo:380 Nm de 1.800-2.600 rpm


TRANSMISIÓN

Tracción: Delantera

Caja de cambios:Manual 6 velocidades


BASTIDOR

Suspensión delantera: Tipo McPherson

Estabilizadora: Sí

Suspensión trasera: Paralelogramo deformable

Estabilizadora: Sí

Neumáticos:225/55 R19

Frenos delanteros:Discos ventilados (297 mm)

Frenos traseros: Discos (303 mm)

Capacidad depósito combustible: 56 litros

Peso en orden de marcha: 1.460 kg


CARROCERÍA

Longitud / Anchura / Altura:4,55/ 1,84 / 1,68 m

Distancia ejes:2,70 m

Maletero:506 litros

Nº plazas:5 plazas


RENDIMIENTOS OFICIALES

Aceleración 0-100 km/h:9,4 seg.

Velocidad máxima:204 km/h


CONSUMOS OFICIALES

Extraurbano: 5,9 l/ 100 km

Urbano:4,6 l/ 100 km

Mixto:5,0 l/ 100 km

Emisiones CO2:132 g/km