Prueba a Fondo Kia Rio T-GDI: Madurez coreana

Por Gonzalo Recio , 17/08/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

comparte:



Servicios

Zona KIA
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona RIO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Prueba a Fondo Kia Rio T-GDI: Madurez coreana
Con esta nueva generación del Rio, Kia da un nuevo paso adelante por diseño, calidad y tecnología para aumentar su protagonismo entre los utilitarios.






Con el nuevo Kia Rio nos encontramos ante un vehículo, con un diseño más moderno y atractivo, aunque con aire de familia, y un comportamiento totalmente mejorado que lo posiciona en los primeros puestos de su segmento.



La nueva gama está compuesta de 4 opciones mecánicas y 3 niveles de equipamiento que se pueden elegir indistintamente. Entre las motorizaciones de gasolina destaca el nuevo 1.0 T-GDI de 3 cilindros y 99 CV de potencia que anuncia buenas prestaciones con bajo consumo. Como opción más modesta podemos optar a un 1.2 l de 84 CV y 4 cilindros. En Diesel un único bloque con 2 niveles de potencia: 77 y 90 CV, ambos con caja manual de 6 velocidades, 5 en el caso de los gasolina.



Kia Rio T-GDI: Nuevo motor turbo gasolina sorprendente


La versión que hemos decidido traerte es la que más interesa a nuestro juicio, la movida por el nuevo motor de 3 cilindros y 99 CV de gasolina. Con 998 centímetros cúbicos de cilindrada, turbo, inyección directa e intercooler promete buenas prestaciones con un aquilatado consumo. Y lo consigue.


La potencia máxima, de 99 CV, llega pronto: a 4.500 rpm, y el par máximo de 172 Nm lo entrega entre 1.500 y 4.000 rpm. Si analizamos las cifras podemos llegar a la errónea conclusión de que es un motor con curva de potencia "dieselizada" con respuesta a bajo y medio régimen, pero con poca estirada. Pero no es así, desde 1.500 rpm se aprecia empuje, llegando la máxima aceleración a partir de las 4.000 rpm y estirando hasta las 6.000 vueltas por minuto, siendo inútil subir más de esa cifra por la escasa respuesta. Las prestaciones homologadas anuncian 10,7 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 188 km/h.



Nuestra unidad de prensa ha demostrado estar en plena forma ya que logró una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, mejorando nada más y nada menos que 1 segundo la cifra oficial. La buena marca en esta maniobra se debe, en parte, a unos largos desarrollos de cambio que permiten alcanzar los 100 km/h en 2ª velocidad; pero que lastran al circular a altas velocidades.


En la práctica es un motor suave y progresivo que siempre nos dará respuesta, con la única condición de que circulemos por encima de 1.500 rpm, sin vibraciones ni sonidos desagradables. En este último aspecto se pone a la cabeza, estando a un nivel similar al mejor tricilíndrico del mercado: el de PSA, logrando que su naturaleza de 3 cilindros pase desapercibida por el prácticamente nulo nivel de vibraciones y sonido.


De momento no hay versiones con cambio automático, siendo la caja de 5 velocidades manual la única disponible para este motor. Es una caja de largos desarrollos pensados para rodar a bajas revoluciones con reducidos consumos, pero que puede perjudicar las prestaciones. En el Kia Rio T-GDI esto ocurre en parte. La cifra de aceleración es excelente pero las de recuperación no son tan buenas. Hemos medido 7,1 segundos de 80 a 120 km/h, siendo correcta pero que ha sido realizada comenzando en 2ª velocidad y cambiando a 3ª. Si queremos iniciar en 3ª pasarán 7,6 segundos, en 4ª 10,3 seg y 13,8 seg en 5ª velocidad. No son malas cifras gracias al generoso par máximo del pequeño motor de 1 litro, pero mejorarían con desarrollos más ajustados a su potencia. Los recorridos de palanca son correctos y el tacto agradable, pero pediría algo más de precisión en las inserciones, sobre todo al pasar de 3ª a 2ª.


El consumo medio homologado es de 4,5 litros cada 100 km, siendo en ciudad de 5,2 l/100 km y 4,1 l/100 km en carretera. Las emisiones de CO2 son de 102 g/km por lo que está exento del impuesto de matriculación. Los consumos en la práctica rondarán los 6 litros cada 100 km, logrando poco más de 5 l/100 km a 90 km/h de crucero y 5,9 l/100 km a 120 km/h. No es un motor con un consumo excesivamente sensible al uso, por lo que la media no se disparará más allá de 8 litros ni aún haciendo muchos kilómetros en ciudad o aprovechando la potencia estirando marchas.



Kia Rio T-GDI: Revelación en comportamiento y comodidad


Si el motor era la gran novedad, el comportamiento es la gran revelación. Este Kia Rio ha pasado de la cola a estar en primera línea en lo que a calidad de rodadura se refiere, pero vayamos por partes.


El esquema de suspensiones es el típico del segmento, MacPherson delante y ruedas tiradas detrás, montando barras estabilizadoras en ambos ejes. El tarado de muelles y amortiguadores prima la comodidad, es decir, son blandos. Es agradable pasar sobre los, exagerados, guardias tumbados o resaltos sin que nuestros riñones sufran en exceso, siendo más meritorio al saber que monta neumáticos 205/45 en llanta de 17 pulgadas. Pero más agradable es trazar curvones de autopista a alta velocidad y que el coche no se sienta inseguro ni forzado. Y si nos metemos en carreteras secundarias con curvas no apreciaremos excesivos balanceos proporcionando una conducción muy agradable.


No es un deportivo ni lo pretende pero va francamente bien siempre que no busquemos el límite de los neumáticos, que en los Continental SportContact 5 que montaba nuestra unidad está muy lejos. Si vamos un paso más allá y aumentamos el ritmo notaremos que el pequeño Rio no estará tan a gusto, acusando más movimiento de carrocería al hacer varios apoyos fuertes, siendo siempre bastante neutro y con la parte trasera muy asentada. El ESP es desconectable, siendo conservador en su lógica de funcionamiento, no permitiendo ningún deslizamiento. A alta velocidad el aplomo es soberbio y no provocará ningún problema el aventurarnos a un largo viaje con él.


La asistencia de la dirección eléctrica está bien ajustada siendo ligeramente blanda pero muy agradable al maniobrar a baja velocidad. Con 2,7 vueltas entre topes es razonablemente rápida y directa pero cuenta con un gran pero: la ausencia de tacto. No transmite demasiado lo que pasa bajo las ruedas, lo que le resta precisión y confianza a la hora de trazar curvas. Por su parte, los frenos cumplen. Lo mejor es un pedal que permite dosificar muy bien la frenada de los discos delanteros y tambores traseros; que aguantan bastante bien el uso intenso.



Kia Rio T-GDI: Excelente habitabilidad, correcta calidad


Al adentrarnos en el habitáculo del Kia Rio apreciaremos cotas más generosas que la media del segmento, siendo la mayor ventaja en las plazas traseras. Sentados en éstas, el espacio para las rodillas y la altura libre sobre la cabeza serán suficientes para tallas de hasta 1,85 m siendo la anchura la cota limitante en cuanto a confort a la hora de realizar largos viajes. Acomodarse en la plaza del conductor es fácil y cómodo, contando con reglaje en altura y profundidad de volante – con bastantes cm de ajuste – y de altura, longitud y ángulo de respaldo del asiento.


La postura es cómoda y sorprendentemente deportiva pudiendo situar el asiento realmente bajo, con las piernas bastante estiradas, y el volante en posición vertical y cerca del cuerpo. A la comodidad de la buena postura contribuyen elementos como el blando mullido de los asientos o el apoyabrazos central. El maletero cubica unos buenos 325 litros, siendo las formas regulares, disponiendo de respaldos traseros abatibles en proporción 60:40 y equipando una rueda de repuesto de emergencia bajo el piso del maletero.


La calidad ha mejorado sustancialmente en el interior con unos ajustes muy buenos, sin grillos o crujidos al pasar por baches. No son tan buenos los materiales empleados, con plásticos duros en la totalidad del interior excepto en el listón negro satinado que recorre el salpicadero. Destacan detalles como el doble punto de luz interior para las plazas traseras o el cargador USB situado en el túnel central para los pasajeros posteriores. La ergonomía es correcta y podremos "hacernos" con todos los mandos del coche con brevedad y sin necesidad de apartar la vista de la carretera demasiado tiempo.



Kia Rio T-GDI: Equipamiento y precio

La versión que hoy te traemos corresponde al equipamiento Tech, el más alto del catálogo del Kia Rio; e incorpora el sistema de frenada de emergencia en ciudad, avisador de salida involuntaria de carril, llantas de 17 pulgadas o espejos plegables como elementos destacables sobre el intermedio Drive. Está bien equipado pero no al nivel de muchos de sus rivales que cuentan con llave manos libres, techo solar o equipos de audio mejores. Como ventaja, el Kia Rio esgrime un precio que con los descuentos actuales oficiales lo hacen muy competitivo; comenzando en 9.600 € de Rio Concept 1.2. La unidad que te mostramos cuesta 14.206 €, sumando los 150 € de la pintura blanca.


En definitiva, el Kia Rio es un gran paso adelante en la marca, acercándose aún más a los rivales europeos a los que pone contra las cuerdas en algunos apartados. Un comportamiento sorprendente, comodidad de conducción y espacio interior son sus principales bazas para ser todo un éxito en el mercado.



DESTACABLE

· Motor voluntarioso y suave

· Compromiso comodidad-comportamiento

· Habitabilidad


MEJORABLE

· Lagunas en equipamiento

· Cambio de recorridos largos

· Plásticos duros del interior



BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

8,0

Cambio

6,5

Maniobrabilidad urbana

9,0

Comportamiento en carretera

8,0

Estabilidad en curva

8,0

Confort

8,0

Frenos

7,5

Habitabilidad

9,0

Maletero

9,0

Equipamiento

7,5

Nota media:

8,05


Ficha Técnica Kia Rio T-GDI


MOTOR

Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 3 cilindros en línea

Combustible: Gasolina SP95

Cilindrada: 998 cm3, (71 x 84 mm)

Alimentación: Inyección directa con turbocompresor e intercooler

Potencia: 99 CV a 4.500 rpm

Par máximo: 172 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm


TRANSMISIÓN

Tracción: Delantera

Caja de cambios: Manual de 5 velocidades


BASTIDOR

Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera:

Suspensión trasera: Ruedas tiradas

Estabilizadora trasera:

Neumáticos: 205/45 R17

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Tambores

Vueltas de volante: 2,7

Capacidad depósito de combustible: 45 litros

Peso en orden de marcha: 1.155 kg


CARROCERÍA

Longitud / Anchura / Altura: 4.065 / 1.725 / 1.450 mm

Distancia entre ejes: 2.580 mm

Maletero: 325 litros con rueda de repuesto de emergencia

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES

Aceleración 0-100 km/h: 10,7 seg.

Velocidad máxima: 188 km/h


CONSUMOS OFICIALES

Extraurbano: 4,1 l/100 km

Urbano: 5,2 l/100 km

Mixto: 4,5 l/100 km

Emisiones CO2: 102 g/km


Precio de la unidad probada (con descuentos oficiales): 14.206 €