Update CMP

Prueba a fondo Kia Niro Plug-in: Lo mejor de dos mundos

Por Gonzalo Recio , 15/06/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona KIA
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba a fondo Kia Niro Plug-in: Lo mejor de dos mundos
Probamos el Kia Niro más polivalente e interesante de la gama, el Plug-in. Motor eléctrico potenciado, capacidad de las baterías aumentada y una autonomía eléctrica de más de 50 km hacen del Kia Niro Plug-in un modelo muy a tener en cuenta.




Y, ¿por qué esa entradilla? Sencillo. Hasta hace bien poco, los modelos a los que hacíamos referencia con la palabra híbrido eran vehículos con un pequeño motor eléctrico que apoyaba al motor térmico en determinadas situaciones, siendo este último el responsable mayoritario de impulsar el vehículo. Esto tenía como fin reducir el consumo de combustible, pero esa ventaja se hacía palpable en recorridos en los que la velocidad es baja, de ahí su idoneidad en ciudad.


Pese a hablar en pasado, todos los híbridos "simples" pecan del mismo defecto: consumo demasiado similar al de un coche con motor térmico cuando salimos a carretera y una autonomía puramente eléctrica simbólica (no más de 5 km). Por este motivo siempre los he considerado, personalmente, un paso intermedio necesario para llegar a los modelos híbridos "de verdad"; aquellos que cuentan con las prestaciones y autonomía de los motores térmicos, pero con la capacidad de recorrer distancias razonables sin quemar una sola gota de gasolina.



Llegados a este punto te presento la solución mejor resuelta actualmente en la electrificación del automóvil: Los híbridos enchufables, o Plug-in como dirían los angloparlantes y postmodernos. Tomando como base un modelo ya hibridado le aumentamos la capacidad de las baterías y le instalamos una toma de carga para poder enchufarlo en cualquier punto y así recargar las baterías, por lo que aumentamos su rango de acción en modo eléctrico y allá donde vayamos tendremos la posibilidad de incrementarlo; todo ventajas. Si has leído con atención hasta aquí, te preguntarás por qué no apuestan todos los fabricantes por este sistema. Por dos pequeños problemas que se centran en la batería: mayor capacidad incluye mayor peso, con todo lo que ello conlleva a efectos de dinamismo y consumo; y precio de venta superior al ser la batería el elemento más costoso del sistema híbrido.


Kia Niro Plug-in: Diferencias frente a la versión híbrida


Una vez filosofado sobre la electrificación del automóvil y explicado las diferencias entre los tipos de híbridos, presentaré el modelo protagonista de la prueba de hoy. Desde Corea del Sur… Kia nos ofrece un práctico vehículo híbrido en carrocería SUV, (no comentaré nada sobre realizar un vehículo "eco" con carrocería sobreelevada...), cuya base mecánica es compartida con “su primo” de Hyundai, el Ionic. El Kia Niro se vende actualmente en dos versiones: híbrida o enchufable. A finales de año se añadirá la versión 100% eléctrica, como ya pasa en el Ionic.



Las principales diferencias se centran en motor eléctrico y baterías, siendo el primero ligeramente más potente y una capacidad aumentada en las segundas. Esto beneficia prestaciones, consumo y autonomía eléctrica, homologando una aceleración de 0 a 100 km/h en 0,7 segundos menos que el híbrido, un consumo oficial de 1,3 litros de media cada 100 km y una autonomía homologada en modo eléctrico de 58 kilómetros. Otro detalle que identifica el modelo, además de los apliques azules en los paragolpes y logo trasero, es la toma de carga en la aleta delantera izquierda con conexión Mennekes, a través de la cual podremos cargar totalmente la batería en 2 horas y 15 minutos en un punto de carga específico, aumentando a 5 horas si utilizamos el conector Shucko de casa.


Si profundizamos un poco más, descubriremos que el motor eléctrico pasa de 32 kW a 44,5 kW, lo que supone un aumento de 16 CV, perfectamente palpable al volante, disfrutando de unas prestaciones notables y una velocidad máxima aumentada en 10 km/h, llegando 172 km/h que alcanza con inusitada facilidad; en Alemania claro. La batería sigue siendo de polímero de litio pero con una capacidad multiplicada por 6, pasando de 1,56 kW/h a 8,9 kW/h, la cual permite más de 50 km de autonomía eléctrica. En Portalcoches.net hemos conseguido recorrer 51 km con un 91% de batería, lo que no está nada mal.


Kia Niro Plug-in: Funcionamiento



Al ponernos a los mandos del Kia Niro Plug-in no notaremos ninguna diferencia con respecto a la versión híbrida si no cargamos la batería, siendo en esa situación exactamente igual la conducción. Lógico si tenemos en cuenta que el motor térmico es el mismo 1.6 GDI de inyección directa de gasolina con 105 CV a 5.700 rpm, desarrollando un par máximo de 147 Nm a 4.700 rpm y la potencia total también coincide con la versión de acceso con 141 CV de potencia máxima combinada. Como ya hemos dicho, el motor eléctrico es ligeramente más potente, pese a que la potencia máxima total sea la misma, por lo que intuimos, (y notamos al volante), que ese extra de potencia se encuentra a bajas revoluciones.


Acoplada a ambos motores tenemos la genialidad que el fabricante coreano instaló en las variantes híbridas del Niro: su caja de cambios automática de doble embrague. Con 6 velocidades y un funcionamiento intachable no se le puede poner ningún tipo de pega, incluso las inherentes a este tipo de cajas de cambio como son los tirones en maniobras a baja velocidad. Cuenta con un modo Sport y funcionamiento secuencial colocando la palanca en el carril izquierdo empujando para subir de marcha y tirando de ella para bajar. Este modo agiliza la respuesta del acelerador haciéndola realmente rápida, incluso me atrevería a llamarla brusca, y endurece ligeramente la dirección, de la cual hablaré más adelante porque merece un punto aparte.


En la práctica, si no cargamos estáticamente el Niro Plug-in la batería, rondará entre un 8 y un 20 % de su capacidad, porcentaje que coincide con la capacidad que produce la batería de la versión híbrida, y sólo si conectamos el coche a un punto de carga el cuadro nos indicará la autonomía eléctrica disponible. Esta autonomía podrá llegar a casi 60 km -estoy seguro que con las condiciones favorables se podría incluso aumentar esa cifra-, pudiendo variar entre los modos EV, puramente eléctrico y HEV, funcionamiento híbrido en el que mantiene la capacidad de la batería. Para pasar de un modo a otro contamos con un exclusivo botón junto al selector del cambio. A no ser que pisemos a fondo el pedal del acelerador el motor eléctrico será el único responsable de mover el coche, otorgando una respuesta ágil desde 0 a 80 km/h, siendo capaz de impulsar por si sólo el Kia Niro hasta 120 km/h.


Kia Niro Plug-in: Comportamiento



Por planteamiento, aspecto y motor podemos prejuzgar al Kia Niro y encasillarlo como un vehículo polivalente y ciudadano que antepone la comodidad y economía sobre el resto de factores. En parte es así, pero no os dejéis engañar por las apariencias. El motor sorprende por respuesta y prestaciones, realizando la aceleración de parado hasta los 100 km/h en 9,19 segundos, (10,8 s oficial), recuperando de 80 a 120 km/h en 6,47 segundos en el modo deportivo de la caja de cambios. Estas cifras aseguran un andar ágil en el que no echaremos en falta más potencia a no ser que viajemos cargados, ya que en el resto de situaciones el Kia Niro responderá sin pegas.


Antes de hablar del comportamiento dinámico, tengo que explicar el esquema de suspensiones elegido, porque destaca entre sus rivales con un paralelogramo deformable en el eje trasero. Este tipo de suspensión asegura una pisada del neumático perfecta en toda situación, propiciando un agarre excepcional de dicho eje. En la parte delantera se ha optado por el común eje MacPherson con estabilizadoras en ambos ejes. Cuando se habla del comportamiento de estos coches me gusta hacer hincapié en un factor al que no se le guarda el respeto que se merece: el reparto de pesos. Nos hemos acostumbrado a modelos con "todo delante", motor y tracción, y a sus carencias en forma de subviraje. En los modelos híbridos las baterías se suelen instalar en la parte trasera del vehículo, aumentando el peso, sí, pero equilibrando el peso total. Esto propicia una neutralidad de reacciones muy agradable que no esperas en este tipo de vehículos, neutralidad que está acompañada en este Kia Niro Plug-in de un esquema y tarado de suspensiones excelente por su equilibrio entre comportamiento y comodidad. Los únicos impedimentos los encontraremos en el peso de 1.594 kg -94 kg más que la versión híbrida-, con sus correspondientes inercias, y en los neumáticos de corte ecológico.


Otro aspecto crítico de los híbridos es el vinculado a la frenada. Como ya he explicado en otras pruebas y reportajes, es realmente complicado regular la respuesta del pedal de freno cuando tienes dos elementos frenantes: motor eléctrico y su frenada regenerativa y los frenos hidráulicos de toda la vida. Adelanto que la frenada es totalmente dosificable y el tacto es excelente en el día a día, pero si exigimos frenadas contundentes notaremos perfectamente el paso de un tipo a otro de frenada. Tranquilo, las distancias de detención son excelentes y la seguridad está asegurada en situaciones de emergencia por potencia y estabilidad de la frenada.


Kia Niro Plug-in: Dirección



Como digo más arriba la dirección del Kia Niro Plug-in merece un apartado extra por su excelente funcionamiento por tacto y asistencia. Es sorprendente la evolución de la marca en este sentido, pasando de unas direcciones artificiales a la que tenemos hoy. Además del citado tacto y de la perfecta asistencia, es bastante rápida con 2,7 vueltas entre topes y contando con un volante tapizado de cuero de grosor y tamaño idóneo. En la versión Emotion podremos instalar el Pack Luxury que incluye calefacción del aro del volante.


Kia Niro Plug-in: Habitabilidad


Las medidas externas del Kia Niro, (4,35 x 1,80 x 1,54 metros), lo encuadran en el segmento de SUV compactos, con un interior bien aprovechado en el que, incluso, 5 ocupantes viajarán con comodidad. Las plazas delanteras cuentan con unas cómodas butacas, tapizadas de cuero con calefacción, ventilación, siendo las regulaciones de la del conductor eléctricas con memoria con el Pack Luxury. La postura de conducción es excelente teniendo en cuenta su filosofía SUV con amplia regulación en altura del asiento, así como en altura y profundidad del volante.


Las plazas traseras destacan por altura y espacio para las piernas, cuentan con reposabrazos en el respaldo de la central y calefacción en los asientos laterales; siendo el mullido de los asientos ligeramente duro pero realmente cómodo, sobre todo en viajes largos.



El problema viene cuando abrimos la puerta del maletero. El espacio se ve mermado con respecto a la versión híbrida en nada más y nada menos que 77 litros, (la capacidad del depósito de combustible pasa de 45 a 43 litros), pasando de los ligeramente escasos 401 litros a 324 litros. Esto se debe a la instalación de la batería de mayor capacidad, la cual roba unos valiosos centímetros limitando el plano de carga en altura. Tampoco ayudan el subwoofer instalado en el lado izquierdo y la batería de 12 Voltios en el derecho, pero contamos con un pequeño hueco bajo el plano, útil para guardar los triángulos, botiquín y cable de carga, así como respaldos abatibles en proporción 60:40 de los asientos traseros. No está disponible la apertura eléctrica del maletero.



Kia Niro Plug-in: Equipamiento y precio


La gama Niro se compone de dos opciones mecánicas y 3 niveles de acabado, correspondiendo a la versión Plug-in Emotion la unidad que hoy te mostramos. El equipamiento básico Concept está disponible desde 28.403 € y cuenta con asistente de frenada autónoma de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo o climatizador como elementos destacables. El intermedio Drive suma navegador con pantalla de 7 pulgadas con asistencia predictiva de conducción, (sistema que avisa cuando estemos pisando de más el acelerador según la orografía), retrovisor interior electrocrómico o sensores de aparcamiento traseros. Pero la versión que nos ocupa es la Emotion, la cual incluye faros delanteros con tecnología LED, pantalla del navegador de 8 pulgadas, equipo de música JBL, llave manos libres y cargador de teléfono móvil inalámbrico. El suplemento de precio entre acabados es de 2.100 €.


Este último acabado se puede completar con el Pack Luxury, que por 2.250 € incluye tapicería de cuero con 4 asientos calefactados, los delanteros ventilados, regulación eléctrica y memoria para el del conductor, volante calefactado, asistente de ángulo muerto con avisador de tráfico cruzado posterior y un cuadro de mandos específico con pantalla de 7 pulgadas.


Como puedes comprobar el equipamiento es muy completo, además todos los sistemas funcionan de manera impecable, siendo la ergonomía muy correcta. Pero hay elementos algo anticuados, como el freno de mano de pie, o carencias como las luces largas automáticas o los sensores de aparcamiento delanteros.


Kia Niro Plug-in: Conclusión


El sobreprecio a pagar por disponer de la versión enchufable es de unos 8.300 €, lo que la hace realmente difícil de amortizar si analizamos únicamente la diferencia de consumo de combustible, ya que harán falta más de 300.000 kilómetros teniendo en cuenta consumos oficiales y precio actual de la gasolina. Las ventajas de esta versión Plug-in residen en la nula restricción a su conducción sea el protocolo de actuación por parte de los ayuntamientos de las grandes ciudades y en la gratuidad de su aparcamiento en las zonas O.R.A. de ciudades como Madrid o Barcelona; útil si trabajas o resides en el centro.


Si tenías, o tienes, dudas sobre la tecnología híbrida deberías de desecharlas ya que actualmente son alternativas totalmente válidas igual, e incluso más interesantes que las versiones de combustión interna. Silencio de marcha, consumo en ciudad y agrado de conducción se ven complementados por el impecable funcionamiento de la caja automática de doble embrague y noble comportamiento del Kia Niro.


El principal inconveniente se limita al precio de venta, que se sitúa en 32.629 € en esta versión Kia Niro Plug-in Emotion, cifra que aumenta hasta los 35.275 € de la unidad que te mostramos, la cual incluye el color "Gravity Blue" (396 €) y el interesante Pack Luxury (2.250 €). Este precio sería mucho más atractivo si estuviesen vigentes ayudas estatales a la compra de este tipo de vehículos, ya que con un precio más similar al de la versión híbrida estoy seguro que sería un auténtico superventas. Razones no le faltan.


DESTACABLE


· Economía de uso

· Prestaciones

· Funcionamiento caja de cambios automática


MEJORABLE


· Precio algo elevado sin ayudas estatales

· Volumen maletero reducido frente a versión híbrida


BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

9,0

Cambio

9,5

Maniobrabilidad urbana

8,5

Comportamiento en carretera

8,0

Estabilidad en curva

8,5

Confort

8,0

Frenos

7,0

Habitabilidad

9,0

Maletero

5,0

Equipamiento

7,5

Nota media:

8,0


FICHA TÉCNICA: Kia Niro Plug-in Emotion


MOTOR DE COMBUSTIÓN INTERNA


Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 4 cilindros en línea

Combustible: Gasolina SP95

Cilindrada: 1.580 cm3, (72 x 97 mm)

Relación de compresión: 13:1 (Ciclo Atkinson)

Alimentación: Atmosférica de inyección directa (GDI)

Potencia: 105 CV a 5.700 rpm

Par máximo: 147 Nm a 4.000 rpm


MOTOR ELÉCTRICO


Tipo: Síncrono de imanes permanentes

Potencia máxima: 61 CV

Par máximo: 170 Nm


COMBINACIÓN DE MOTORES


Potencia máxima total: 141 CV

Par máximo total: 265 Nm


BATERÍA


Tipo: Polímero de litio (Bajo asientos traseros y piso del maletero)

Capacidad: 8,9 kWh

Voltaje: 270 V


TRANSMISIÓN


Tracción: Delantera

Caja de cambios: Automática de 6 relaciones de doble embrague


BASTIDOR


Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Paralelogramo deformable

Estabilizadora trasera: Si

Neumáticos: 205/60 R16 92H (Michelin Energy Saver)

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos macizos

Diámetro de giro: 10,6 m (Entre bordillos)

Vueltas de volante: 2,7

Capacidad depósito de combustible gasolina: 43 litros

Peso en orden de marcha: 1.594 kg


CARROCERÍA


Longitud / Anchura / Altura: 4.355 / 1.805 / 1.535 mm

Distancia entre ejes: 2.700 mm

Maletero: 324 litros con Kit reparapinchazos

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES


Aceleración 0-100 km/h: 10,8 seg.

Velocidad máxima: 172 km/h


CONSUMOS OFICIALES


Mixto: 1,3 l/ 100 km

Emisiones CO2: 29 g/km

Consumo medio medido: 3,9 litros cada 100 Km


Precio de la unidad probada: 35.275 €