Update CMP

Prueba a Fondo Hyundai i30 Fastback: La elegancia no pasa de moda

Por Gonzalo Recio , 17/08/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona Hyundai
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Prueba a Fondo Hyundai i30 Fastback: La elegancia no pasa de moda
Hyundai nos presenta la última incorporación a la gama i30, el Fastback. Se trata de una berlina de 5 puertas que aúna todas las cualidades de sus hermanos de gama con un diseño más elegante y un equipamiento de primer nivel.




La marca coreana Hyundai está apostando de manera muy intensa por el compacto i30. Prueba de ello es la cantidad de versiones disponibles actualmente que llegan desde el i30 de 5 puertas hasta el i30 CW o familiar, pasando por la versión deportiva N, de la que publicaremos una prueba a fondo próximamente, y la que hoy nos ocupa Fastback.


Dentro de esta versión de 3 volúmenes hay 2 opciones de motor y 3 de equipamiento. Inicialmente encontramos el interesante motor de 1 litro de cilindrada, 3 cilindros y 120 CV de potencia máxima, suficiente si no somos muy dados a circular a alta velocidad o con el coche cargado. En este motor la caja de cambios es manual de 6 relaciones, no siendo así en la versión más potente de 140 CV, en la que la excelente caja de cambios automática de 7 relaciones con levas en el volante es la única disponible. Esta caja de cambios casa perfectamente con el motor de 1.4 litros de cilindrada (esta vez con 4 cilindros) dotando al Fastback de una conducción extremadamente suave y agradable.



En lo referente a acabados tenemos el básico Link, el intermedio y razonable Tecno y el lujoso Style. El primero es indivisible del motor de 1 litro de cilindrada, así como el Style lo es del motor de 1.4 litros. El intermedio Tecno se puede combinar con ambos motores.


En la unidad de prensa que nos han cedido la combinación es la más potente en gasolina, por lo que el acabado es el tope Style, con la única opción disponible incluida: pintura metalizada Moon Rock.



Hyundai i30 Fastback: Motor y caja de cambios

Pese a que la gama mecánica es algo escasa, sólo 2 opciones sin disponibilidad de motor Diesel, ambos motores son realmente interesantes y cumplidores. El motor que hoy nos ocupa cubica 1.353 centímetros cúbicos, cuenta con 4 cilindros y está alimentado por inyección directa, turbocompresor e intercooler. Rinde una potencia máxima de 140 CV a 6.000 rpm y 242 Nm a 1.500 rpm


En la práctica es un motor en el que la suavidad y finura son sus mayores características ya que pasa totalmente desapercibido tanto por vibraciones, como por sonoridad. Únicamente a altas revoluciones se deja sentir mínimamente el motor. Las prestaciones son correctas para su potencia y peso, homologando 9,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h (en Portalcoches.net hemos medido 9,20 seg), alcanzando 203 km/h de velocidad máxima. Las recuperaciones son muy buenas, pasando de 80 a 120 km/h en apenas 5,52 segundos con la caja de cambios en “Directa”, lo que da fe del buen andar del Fastback con dicho motor.



Como ya hemos dicho, asociado a este motor la única caja de cambios disponible es la automática de 7 relaciones y doble embrague. Y esto no es malo, al contrario, ya que la suavidad del motor se integra a la perfección al funcionamiento impecable e imperceptible de la caja de cambios. Además la lógica de funcionamiento de ésta está muy lograda, eligiendo la marcha correcta en cada momento; pero cuenta con funcionamiento manual a través de la propia palanca (empujando para subir y tirando para bajar) o de las levas, de serie, tras el volante. También podemos variar el funcionamiento de la caja a través de los modos de conducción, aumentando el régimen de giro en el que se pasa a la siguiente relación y no engranando la séptima velocidad. En el caso de que utilicemos el modo manual, y aún circulando con el modo Sport seleccionado, al llegar al corte de encendido automáticamente pasará a la siguiente relación, pero es bastante obediente y rápido al utilizar las levas del volante, pasando casi inmediatamente a la marcha que queramos.


Solo nos queda hablar del consumo, y en este caso es sencillo: gasta poco siempre. Hyundai nos ha facilitado las cifras homologadas de 6,4 / 5,1 / 5,6 litros cada 100 km en ciclo urbano, extraurbano y mixto respectivamente, y no están tan lejos de la realidad como en otros modelos. En la práctica y conduciendo con normalidad en modo Normal, la media ponderada se aproximará a los 6,7 l/100 km, cifra que aumenta a 9 litros en ciudad y se reduce cuando salimos a carretera, con 5 l/100 km a 100 km por hora de media y 6 litros justos a 120 km/h. Si decidimos explotar al máximo las prestaciones del motor, el consumo medio no subirá más allá de los 9 litros, lo que da fe del buen hacer en este sentido del pequeño motor de 1,4 litros.



Hyundai i30 Fastback: Comportamiento y comodidad

Al igual que en el resto de la gama i30, el esquema de suspensiones incluye un sistema McPherson delante y un elaborado paralelogramo deformable detrás, con barras estabilizadoras en ambos ejes. Este cuidado sistema proporciona un comportamiento muy noble y seguro, siendo realmente neutro de reacciones pese a ser un tracción delantera. El tarado de suspensiones es ligeramente blando pero, una vez que tenemos el coche apoyado, responde a la perfección y transmite una gran seguridad. Pese a dicho tarado orientado más al confort, se sienten las pequeñas irregularidades del asfalto, y el motivo no es más que la excesiva medida de llanta y neumático elegida, con 225/40 R18. Con menos anchura y más balón de neumático (como en los acabados inferiores) el paso por curva apenas se resentiría, el comportamiento sería aún más noble, consumiría menos gasolina, tendría mejores prestaciones y la comodidad aumentaría; pero a cambio de una imagen menos atractiva.


La dirección cuenta con asistencia eléctrica, está muy asistida y es bastante rápida con 2,57 vueltas entre topes. Esa asistencia se puede variar ligeramente con los distintos modos de conducción: Eco, Normal y Sport, así como la respuesta del motor y de la caja de cambios. Muy asistida pero suficientemente precisa para enlazar curvas con seguridad plena.


El equipo de frenos está compuesto por discos ventilados en el eje delantero y macizos en el trasero, que solventan con soltura cualquier necesidad de frenada urgente. La potencia y estabilidad de la frenada son correctas, pero el tacto de pedal es ligeramente blando y esponjoso, no siendo tan sencillo dosificar la frenada, resultando fácil frenar de más en las primeras ocasiones. No hay ninguna pega en lo relacionado con fatiga en un uso intensivo.



Hyundai i30 Fastback: Habitabilidad condicionada

El precio de la marcada línea descendente del techo se paga a la hora de valorar la habitabilidad en las plazas traseras. En esta fila la altura es justa para ocupantes de más de 1,80 m de altura, agravándose esa problemática al elegir el acabado Style y su techo solar panorámico de serie que roba algún centímetro de altura interior. La anchura y el espacio para las piernas no supondrán ningún problema, así como el espacio para los ocupantes de las plazas delanteras.


El conductor dispondrá de múltiples ajustes de volante y asiento (eléctricos en el acabado Style) que propiciarán una postura de conducción muy cómoda. Además el asiento se puede posicionar muy bajo, permitiendo conducir con las piernas bastante estiradas. El contrapunto viene de la mano del citado diseño y línea del techo, ya que la visibilidad hacia atrás y los 3 cuartos traseros es limitada, agradeciendo los sensores de aparcamiento traseros, cámara trasera y avisador de obstáculos en el ángulo muerto trasero, que nos ayudarán en la conducción diaria.


El maletero cubica 450 litros, 69 litros más que la versión de 5 puertas, pero sus formas son menos regulares al contar con menos altura disponible, sobre todo en la parte más cercana al portón. Bajo éste contamos con un kit reparapinchazos y los respaldos traseros cuentan con hueco portaesquís siendo sus respaldos abatibles en proporción 40:60, aumentando la capacidad total hasta los 1.351 litros.



Hyundai i30 Fastback: Calidad, equipamiento y precio

Al comprobar la calidad del i30 nos encontraremos con una grata sorpresa, y es que no hay problemas reseñables. Tan sólo podemos criticar la abundancia de plásticos duros en la parte baja de salpicadero y consola central, contando sin embargo con unos ajustes de notable y con una ausencia de grillos total. Además todos los mandos funcionan genial y la apariencia de pantallas e interfaz es moderna, legible e intuitiva.


La gama parte de los 16.315 € del i30 Fastback 1.0 T-GDi de 120 CV con el acabado Link y termina con el que hoy te mostramos con un precio de 23.830 €, correspondientes a la versión 1.4 T-GDi de 140 CV caja de cambios automática y acabado Style. Este motor está disponible con el acabado Tecno, que ya incluye lo necesario: sensor de luces y lluvia, faros delanteros con tecnología LED, sensores de aparcamiento, cámara trasera o climatizador bizona, por 2.990 € menos que el Style. Ese incremento de precio está justificado por las llantas de 18 pulgadas, manetas cromadas, techo solar panorámico, asientos tapizados de tela y cuero siendo el del conductor eléctrico, llave manos libres o faros traseros LED como elementos destacables.


La unidad que te mostramos tiene un precio de 24.280 €, ya que incluye los 550 € de la pintura metalizada. Este precio lo coloca en una muy buena posición con respecto a sus rivales ya que el equipamiento es de primer nivel, el conjunto motor-caja de cambios es excelente y su estética, muy acertada.



DESTACABLE

· Motor suave y económico

· Caja de cambios automática excelente

· Concepto alternativo


MEJORABLE

· Habitabilidad reducida frente al 5 puertas

· Altura de maletero

· Equipamiento cerrado



BALANCE

VALORACIÓN

Respuesta motor

8,0

Cambio

9,5

Maniobrabilidad urbana

7,5

Comportamiento en carretera

8,5

Estabilidad en curva

8,0

Confort

7,5

Frenos

7,5

Habitabilidad

7,0

Maletero

7,0

Equipamiento

8,5

Nota media:

7,9




FICHA TÉCNICA: Hyundai i30 Fastback 1.4 T-GDi DCT Style


MOTOR

Disposición mecánica y nº de cilindros: Transversal delantero, 4 cilindros en línea

Combustible: Gasolina SP95

Cilindrada: 1.353 cm3, (71,6 x 84 mm)

Relación de compresión: 10:1

Alimentación: Turboalimentado de inyección directa e intercooler

Potencia: 140 CV a 6.000 rpm

Pár máximo: 242 Nm a 1.6500 rpm


TRANSMISIÓN

Tracción: Delantera

Caja de cambios: Automática de doble embrague en seco (DCT) de 7 relaciones


BASTIDOR

Suspensión delantera: Independiente tipo MacPherson

Estabilizadora delantera: Si

Suspensión trasera: Paralelogramo deformable

Estabilizadora trasera: Si

Neumáticos: 225/40 R18 92Y (Michelin Pilot Sport 4)

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos macizos

Diámetro de giro: 10,6 m

Vueltas de volante: 2,57

Capacidad depósito de combustible gasolina: 50 litros

Peso en orden de marcha: 1.342 kg


CARROCERÍA

Longitud / Anchura / Altura: 4.455 / 1.795 / 1.425 mm

Distancia entre ejes: 2.650 mm

Maletero: 450 litros con kit reparapinchazos, ampliables a 1.351 litros abatiendo 2ª fila

Nº plazas: 5


RENDIMIENTOS OFICIALES

Aceleración 0-100 km/h: 9,5 seg.

Velocidad máxima: 203 km/h

Aceleración 0-100 km/h medida: 9,20 seg

Recuperación 80-120 km/h: 5,52 seg (en D)


CONSUMOS OFICIALES

Extraurbano: 5,1 l/100 km

Urbano: 6,4l/100 km

Mixto: 5,6 l/100 km

Consumo medio medido: 6,7 l/100 km

Emisiones CO2: 129 g/km


Precio de la unidad probada: 24.280 €