Probamos el nuevo VW Polo: Más y mejor

Por Fede Asensio , 17/11/2017

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona Volkswagen
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona POLO
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Probamos el nuevo VW Polo: Más y mejor
Mejor comportamiento, mayor espacio y maletero, más tecnología... la nueva generación del VW Polo muestra unas cualidades que envuelve en una imagen más musculosa y que le deben de llevar de nuevo a ser la referencia de su categoría.




Ya se ha puesto a la venta la nueva generación del VW Polo, la sexta. Y para conocerla en directo y comprobar cómo le han sentado los cambios, nos hemos ido de la mano de la marca hasta la fábrica de Landaben en Navarra. Allí hemos podido ver, además, cómo se gesta el nuevo Polo en sus diferentes fases hasta que sale de la línea de fabricación.


Pero para probar el nuevo VW Polo no hemos tenido que esperar a que saliera ninguno desde la factoría. Volkswagen disponía de diversas unidades con configuraciones y motorizaciones diferentes para realizar la prueba en un selectivo recorrido por los alrededores.



El utilitario de Volkswagen fue lanzado en 1975, y lleva fabricándose en la factoría de Landaben desde 1984. Uno de los utilitarios de referencia desde su lanzamiento, ha mantenido este estatus con la evolución de las sucesivas generaciones. Y en ésta, la sexta, ofrece mejores argumentos que nunca para seguir siéndolo.


Mantiene las señas de identidad del Polo en cuanto a imagen pero, ahora sí, muestra un diseño exterior más novedoso, musculado y cercano al Golf. Utiliza la plataforma MQB A0, que le permite crecer en tamaño (4,05 m de longitud), aumentando también la distancia entre ejes en 9 cm. Un espacio que se proyecta en el interior para ofrecer mejores cotas en todas sus mediciones, incluso en altura a pesar de ser algo más bajo exteriormente, y en volumen de maletero, que pasa de 280 a 351 litros de capacidad, aunque no dispone de rueda de repuesto de serie a pesar de disponer del espacio. Viene con kit antipinchazos.



Volkswagen Polo: crecimiento interior

El interior del nuevo Polo rompe con el conservadurismo habitual de la marca, como compruebo al sentarme tras el volante, con un salpicadero diseñado para insertar con naturalidad la última tecnología de Volkswagen, con la instrumentación a mayor altura para mejorar su visibilidad. Puede disponer opcionalmente de la nueva generación del sistema Digital Cockpit, siendo el primer modelo de la marca en incorporarlo. La unidad de pruebas lo llevaba, con tres opciones diferentes de presentación para priorizar la información que queramos resaltar en cada momento. Aunque también condujimos la variante analógica que, aunque con algo menos de información, sigue ofreciendo una lectura óptima.


Además dispone de la última evolución de sistemas multimedia, con pantallas capacitativas desde 6,5 hasta 8,0 pulgadas, todo integrado en línea, en el espacio superior del salpicadero, ligeramente orientado hacia el conductor para tenerlo más a mano. El tono bicolor del salpicadero, opcional, con varias combinaciones más o menos discretas, rompe con la línea aséptica habitual de los polos y pone color a un coche juvenil y vital.


El puesto de conducción es impecable y, con los numerosos reglajes obtenemos una posición perfecta al volante, en un asiento confortable y con buena sujeción. Y en el apartado de acabados, los ajustes habituales para configurar un habitáculo muy bien rematado, un grado por encima del Ibiza, con el que comparte casi todo. Nos colocamos también en las plazas traseras, cómodas para dos adultos por anchura como se puede esperar en un utilitario y una central poco aprovechable, más con el invasivo túnel central. Pero también con un espacio aprovechable para las rodillas, colocándonos totalmente de frente, incluso con el asiento del conductor bastante retrasado a pesar de la longitud de la banqueta para hacerla más confortable. Destacar el estudiado acceso a las plazas traseras, bien resuelto con la amplia apertura de puertas. Recordemos que el nuevo Polo solo estará disponible con carrocería 5 puertas, no habrá de 3 como hasta ahora, dada su poca demanda en todos los mercados.



Volkswagen Polo: Ocho motorizaciones

En cuanto a gama de motores, el VW Polo dispone tanto de opciones de gasolina TSI, como Diesel TDI, además de una variante TGI (alimentado por gas natural, de un litro de cilindrada y 90 CV de potencia).


La oferta de gasolina se articula en cuatro opciones diferentes, todas sobre el mismo bloque tres cilindros de 1 litro de cilindrada: MPI de 65 y 75 CV y TSI de 95 y 115 CV. En un segmento en el que el Diésel ha perdido totalmente su protagonismo, Volkswagen mantiene la opción TDI, por su demanda para flotas. Articuladas sobre un bloque de 1.6 l, anuncian un rendimiento de 80 y 95 CV. Todos los motores cuentan de serie con sistema “Start/Stop” y el modo de recuperación de la energía de frenado para mejorar su eficiencia, anunciando unas cifras de consumo realmente bajas.


Contará también con la versión más prestacional, el GTI, con el motor 1.8 TSI que aumenta su rendimiento hasta los 200 CV, 8 CV más que el anterior, dotado de un tren de rodaje deportivo con suspensiones adaptativas, llantas de 17” y detalles específicos como la tapicería escocesa Clark, un guiño al primer GTI. Y, por supuesto, habrá motorizaciones que podrán montar el cambio DSG7 como opción a la caja manual de 6 velocidades en el TSI 115 y de 5 relaciones en el TSI 95. Los MPI siempre llevan asociada una caja de 5 relaciones. El GTI, la caja robotizada DSG6. En el caso de los TDI, el 95 CV puede montar opcionalmente a la caja manual de 5 marchas, la DSG de 7.



Existe una variante TSI de 150 CV, pero que en principio no está previsto que llegue a nuestro mercado. La sí está ya a la venta, será la versión 1.0 TGI de 90 CV, el primer motor de gas natural en el Polo.


En un selectivo recorrido por vías rápidas y también por zonas de montaña para alcanzar los profundos valles que nos llevan a adentrarnos en Guipúzcoa para terminar en su capital, San Sebastián, conducimos las versiones de 95 CV en formato TSI y TDI. En cualquier caso, en el nuevo Polo nos llama la atención respecto a su antecesor el mayor silencio de marcha y un mayor aplomo en su pisada, a la altura de un buen compacto, es decir del Golf. 


Parece que conduces un coche de un segmento superior. La mayor distancia entre ejes y la mayor anchura de éstos, sobre la nueva plataforma, junto a la mayor rigidez del conjunto, ha permitido esta evolución que coloca al Polo con el mejor compromiso entre comportamiento y confort de la categoría, con una arquitectura independiente McPherson delante y con eje semirígido detrás. Se muestra además muy ágil en zonas viradas, con una dirección rápida y precisa, ofreciendo un paso por curva muy neutro. Además ofrece dos configuraciones de amortiguación alternativas a la estándar: deportiva, con tarados más duros y una altura de carrocería 15 mm más baja. Y Sports Select con selección de perfil de conducción, que mediante amortiguadores activos ofrece cuatro grados diferentes (Normal, Sport, Eco e Individual), actuando también sobre la lógica de la dirección, motor y cambio.


El equilibrio que muestra el tricilíndrico del 1.0 TSI, y su buena entrega desde bajo y medio régimen hace su funcionamiento suave y progresivo, despertando con su sonido cuando la aguja del cuentarrevoluciones se mueve más arriba, mostrando su carácter y posibilidades. Mueve con decisión los algo más de 1.100 kilos que pesa este Polo y en unas cifras de consumo equiparables al TDI, hasta que aumentamos de manera considerable el ritmo, pero siempre en números bajos.



Volkswagen Polo: Numerosas asistencias electrónicas

El nuevo VW Polo también da un paso adelante en cuanto a tecnología y ofrece una amplia cantidad de sistemas de asistencia electrónica adaptados del Golf y el Passat, para mejorar su seguridad. Desde el Front Assist con función de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones, al que se puede añadir opcionalmente con control de crucero adaptativo, asistente de cambio de carril con análisis del ángulo muerto, aparcamiento automático con asistente de salida, sistema de detección de fatiga en conductor...



Volkswagen Polo: Desde 11.600 euros

El nuevo VW Polo ya se ha puesto a la venta en sus variantes de gasolina y TGI y este mismo mes lanzará los TDI y el GTI. Este último, con un precio desde 26.500 euros, con cambio DSG, aunque habrá una variante con caja manual de 6 relaciones, pero que no llegará hasta mediados del año próximo.


La gama se ha lanzado con un precio desde 11.600 euros (campañas y descuentos incluidos). Contará con tres versiones de equipamiento: Edition, Advance y Sport). Y tres paquetes de personalización: R-Line, Black y Style. Aumenta la oferta de colores de carrocería en 7 nuevos colores, hasta 14 opciones diferentes y muchas posibilidades de equipamiento: llantas hasta 18pulgadas, techos en color, el techo panorámico más grande de su clase, faros Full LED, grupos ópticos traseros LED, un equipamiento “R-Line” y características como un potente sistema de sonido de 300 W de Beats o el cargador inductivo para smartphones (opcionalmente con conexión de antena inductiva)… Muchas opciones para personalizar cada VW Polo.