Probamos el nuevo Mercedes Clase A: Conectado al futuro

Por Fede Asensio , 23/05/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona Mercedes-Benz
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona CLASE A
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Probamos el nuevo Mercedes Clase A: Conectado al futuro
Mercedes ha lanzado una nueva generación del Clase A, que parece adelantarse en tiempo y forma al futuro de la mano de la inteligencia artificial para ofrecer inéditas avanzadas soluciones tecnológicas.


Mercedes en su lanzamiento del Clase A en el año 97, lo hizo con un concepto diferenciado para el segmento C. Un refinado modelo con el ADN de la marca y carrocería monovolumen en tres y cinco puertas, concepto que mantuvo en la segunda generación. Pero en 2012 se plegó al convencionalismo que demandaba el mercado para esta categoría y lanzó un compacto 5 puertas con un diseño dinámico bajo el nuevo lenguaje de la marca sobre el que se articularían posteriormente diferentes carrocerías. Una fórmula que bajo la filosofía de la marca supuso un gran éxito que quiere mantener con la nueva generación, que suaviza sus líneas exteriores y toma rasgos estrenados en el CLS en su vista frontal.


El nuevo Clase A mantiene el estilo de su antecesor, aumentando ligeramente las dimensiones exteriores (4,42 x 1,79 x 1,44 m de longitud, anchura y altura) sobre una nueva plataforma. También aumenta la distancia entre ejes 3 cm (hasta los 2,73 m), para hacer crecer su habitabilidad y capacidad de maletero. Es la cota longitudinal de las plazas traseras es donde más se nota, mejorando el espacio para las rodillas. No destaca en espacio, pero la mejora le coloca a la altura de sus rivales. También lo hace el maletero, que aumenta su capacidad en 29 l para ofrecer 370 l y unas formas más regulares y aprovechables.



Nuevo Mercedes Clase A: Inteligencia artificial

Al introducirnos en su interior, lo que llama la atención es la disposición del salpicadero con la doble pantalla unida tras el volante y que alcanza la zona central. En las versiones probadas las unidades montaban las impactantes pantallas de mayor tamaño (10,25 pulgadas) opcionales. Porque de serie éstas son de 7 “, pudiendo montarse la central de 10,25” o las dos en este tamaño como decimos.


Esta es la presentación, lo que nos encontramos al sentarnos en la equilibrada posición de conducción, de la amplia tecnología que introduce el nuevo modelo y que conecta coche y conductor a un nuevo nivel. La inteligencia artificial abre una nueva dimensión en las posibilidades de infoentretenimiento y conectividad entre los compactos a través del sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), con numerosas funciones y un software inteligente con “capacidad para aprender” y luego aplicarlo para el conductor. Ofrece ocho perfiles diferentes a los que se puede acceder desde el móvil y configurarlos para diferentes conductores que luego recuerda con cada uno al ponerse en marcha. Y dentro de cada uno de los perfiles, otras 15 configuraciones diferenciadas en cada uno. Aprende los hábitos de cada conductor para aplicarlos automáticamente (qué ruta es la habitual, qué emisora pone por la mañana y cuál por la tarde. Temperatura interior que selecciona, llamadas habituales…). Ayudará a encontrar plazas vacías de aparcamiento o trasmitirá un aviso al móvil si el coche ha sido golpeado mientras está aparcado… Un nuevo abanico de posibilidades.



La instrumentación se puede configurar sobre tres modos (Clásico, Deportivo y Discreto), actuando sobre diferentes parámetros en cada caso. Y el interior dispone de 64 tonalidades de luz ambiente diferentes.


Para el control de las funciones el sistema Linguatronic amplía su capacidad de manera notable, reconociendo acentos de voz no nativos y respondiendo a un lenguaje natural, que se activa mediante las palabras clave «Hey Mercedes» y que es de serie. Contando también con un touchpad en el volante, que a primera vista impone bastante, pero que en la práctica resulta efectivo e intuitivo para navegar por los diferentes menús.


También, el nuevo Clase A ha sido pensado para ser utilizado con un sistema de carsahring entre particulares, permitiendo su acceso con una llave guardada en su interior y calculando los gastos para cada conductor.



Nuevo Mercedes Clase A: Dos opciones de tren de rodaje

Superado el impacto que nos ha producido el efecto “nave espacial” al colocarnos tras el volante, hablemos un poco de lo natural en un coche (por lo menos hasta ahora ha sido así y deberá seguir siéndolo hasta alcanzar el nivel máximo de conducción autónoma).


La carrocería ofrece más rigidez a pesar de su mayor ligereza. Para ello, entre otras soluciones se han reforzado los puntos de unión, ofreciendo un 30 por ciento más de rigidez.


El tren de rodaje evoluciona sobre la arquitectura de su antecesor, con un esquema delantero McPherson con brazos transversales de aluminio. Mientras detrás, monta de serie el tren de rodaje de confort de altura rebajada en 15 mm, de paralelogramo deformable. Y, para las versiones más potentes junto a todos los modelos de tracción total 4MATIC, los modelos con amortiguación regulable y los vehículos equipados con llantas de mayor formato, cuenta con un eje de cuatro brazos.


Opcionalmente puede montar amortiguación activa variable con regulación electrónica. Ésta se combinación con los cuatro programas de conducción del Dynamic Select que permite elegir entre varios modos de conducción, y es de serie.



Nuevo Mercedes Clase A: Gasolina y Diesel

Para su lanzamiento, el nuevo Clase A cuenta con dos motores, un Diesel y un gasolina. El motor de gasolina de cuatro cilindros es el nuevo M 282, de 1,33 l de cilindrada, rinde 163 CV de potencia y 250 Nm de par motor, si bien habrá versiones más básicas en el futuro. Cuenta con desconexión selectiva de cilindros (inicialmente en combinación con el cambio 7G-DCT) e innovaciones como la culata de forma triangular, los revestimientos Nanoslide y Eco-Tough y el nuevo cambio de doble embrague 7G-DCT. También incluye un nuevo filtro de partículas desarrollado para motores de gasolina.


El motor Diesel de cuatro cilindros (OM 608) sustituye al anterior 1.5 BlueDirect de origen Renault y es una evolución de éste, que tan buena sintonía ofrecía en la generación anterior. Rinde 116 CV de potencia y 260 Nm de par motor, disponiendo de tecnología AdBlue, un turbocompresor mejorado y refrigeración del aire de sobrealimentación por agua.


Ambos van asociados a la nueva caja automática de doble embrague 7G-DCT, aunque en breve estarán disponibles con caja manual de 6 velocidades.


También este año, en octubre, el nuevo Clase A estará disponible con una motorización más potente, un motor de gasolina de cuatro cilindros (M 260) de 2,0 l de cilindrada, evolución del anterior, que rinde 224 CV de potencia y 350 Nm de par motor. Éste dispone de un nuevo sistema Conicshape con la cabeza de los cilindros en forma cónica para reducir la fricción. Y también sistema de distribución Camtronic, con regulación del árbol de levas de admisión. El A 250 para nuestro mercado estará disponible solo con tracción 4Matic.


En nuestra toma de contacto hemos podido probar los dos primeros, con los que ya se vende el nuevo compacto de Mercedes. Y ambos con la suspensión pilotada. Lo primero que llama la atención al ponernos en marcha es la buena insonorización que ofrece el nuevo compacto de Mercedes, con un gran silencio de marcha.



El nuevo Clase A ha dado un salto de calidad dinámicamente, con una suspensión más confortable que su antecesor, incluso en el modo más deportivo, que absorbe con absoluta naturalidad todo lo que ocurre bajo las ruedas, ofreciendo un apoyo muy uniforme en su apoyo en curva, con un paso muy neutro. La dirección es precisa, aunque algo blanda para lograr un perfecto tacto y la frenada es potente y muy equilibrada.


El motor del A 180d resulta todavía más suave en sus maneras, mejorando incluso la ya buena respuesta desde bajo régimen. Anuncia un consumo mixto de 4,1 l/100 km (108 g/km de CO2), habiéndonos movido en nuestro recorrido muy poco por encima de los 5 l/100 km, lo que es una cifra excelente. Acelera de 0 a 100 km/h según datos oficiales en 10,5 s, con una velocidad máxima de 202 km/h.


También es muy suave en sus maneras el A 200, con un tacto muy eléctrico, poco pasional, pero efectivo y agradable, sin que se note cuándo entran en funcionamiento los dos cilindros desconectados. El consumo marcado en nuestro contacto ha sido de 6,5 l/100 km (5,1 homologado con 120 g/km de CO2), acelerando hasta 100 km/h en 8 s y anunciando una velocidad máxima de 225 km/h.



Nuevo Mercedes Clase A: Muchos asistentes electrónicos

El nuevo Clase A aumenta la batería de ayudas electrónicas a la conducción y monta la última evolución de las que ya estaban disponibles. Por primera vez, puede conducirse de forma semiautónoma en determinadas situaciones.


Algunos de estos sistemas son el asistente activo de distancia Distronic y el asistente activo de dirección que ayudan al conductor a mantener la distancia de seguridad y en la tarea de guiado de forma aún más confortable, ya que pueden adaptar también automáticamente la velocidad en curvas, cruces o rotondas.


Y el Pre-Safe Plus permite reconocer el peligro de colisión por alcance: Si persiste el peligro, puede activar los frenos del vehículo detenido para inmovilizarlo y reducir así el impulso hacia delante resultante del impacto, con lo que disminuye el riesgo de lesiones para los ocupantes.


Otro sistema novedoso que adopta es el asistente activo de parada de emergencia y un asistente activo para cambio de carril con tres niveles de actuación y que no nos ha convencido excesivamente en el modo más intrusivo. Y es que al pisar la línea que delimita el carril, actúa sobre el ESP de las ruedas de contacto y frena el coche de golpe, con la sorpresa y susto para el conductor de una manera innecesaria aunque efectiva. Mejor llevarlo en los modos menos activos, para una conducción relajada a ritmo del tráfico.



Nuevo Mercedes Clase A: Ya a la venta

El nuevo Clase A ya está a la venta desde 31.400 euros para el 180d y 32.700 euros para el 200. No se comercializa con los acabados básicos para nuestro mercado. La terminación disponible para nuestro España es la línea de acabado Progressive, que viene muy equipada de serie, con elementos como la cámara de marcha atrás, sistema multimedia MBUX (Connect 20 incluyendo preequipo para navegador y touchpad), módulo de comunicación para servicios de conectividad “Mercedes me”, llantas de aleación de 43,2 cm (17”), volante deportivo multifunción en cuero, climatizador THERMOTRONIC o raros LED High Performace. A la terminación Progressive se pueden unir el Paquete AMG Line (1.320 euros) y el Paquete Night (1.150 + 562 si se suma al AMG Line), además de las opciones de la amplia lista disponible. Ambos paquetes amplían el equipamiento con elementos específicos que confieren al Clase A una imagen diferenciadora.