Probamos el Audi E-tron: Comienza una nueva era

Por Fede Asensio , 29/05/2019

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:




Últimas Noticias

Probamos el Audi E-tron: Comienza una nueva era
El E-tron es la punta de lanza de Audi en el desafío de la electromovilidad, el primer eléctrico cien por cien de la marca que proclama el comienzo de una nueva era. Un SUV práctico, funcional y dinámico, que anuncia 417 km de autonomía.

AunqueAudi ya había abierto la puerta a la electromovilidad, con una incursión tímida con modelos híbridos-enchufables, como el A3 Sportback o el Q7 e-tron, ahora la abre de par en par con su primer eléctrico.El e-tron marca el inicio de una nueva era, convirtiéndose en el estandarte de un desafío que ya ha comenzado, un coche que marca el cambio en la historia de la marca.


Una etapa en la queAudi lanzará 12 modelos electrificados en los próximos 24 meses, de los que 5 serán cien por cien eléctricos. Y para 2025 Audi tiene previsto tener 30 modelos electrificados en su gama y que uno de cada tres modelos que se vendan lo sean bajo esta tecnología.


El e-tron es el primer eléctrico puro de serie de la marca, punta de lanza del desafío por la electromovilidad de Audi y estandarte del Grupo VW al ser el primero de esta nueva era en comercializarse. Un desembarco, al que le seguirán ele-tron Sportback a finales de este mismo año y el e-tron GT previsto para 2020, un lujoso deportivo eléctrico. Y el Q4 e-tron, que poco diferirá del concept mostrado por la marca. Modelos con los que Audi espera seguir siendo la marca premium más vendida.



Imagen de marca para el primer eléctrico de Audi, un SUV deportivo y funcional entre el Q5 y el Q8 por tamaño.


Audi e-tron: el poder de los voltios

Para presentar el e-tron aquí en España, Audi ha elegido un escenario tan especial como el pabellón Ilgner de la antigua fábrica en Baracaldo, donde se transformaba la corriente continua en alterna para alimentar los trenes que movían la producción delos Altos Hornos. Un reencuentro con la tecnología por la que están apostando los fabricantes y que se manifiesta en el nuevo SUV eléctrico de Audi.


El Audi e-tron, el primer eléctrico de Audi no ofrece conceptos futuristas en su diseño exterior, sino que se trata de un SUV con rasgos identificativos de la marca, y detalles basados en elAudi Quattro de los '80 como referencia, adoptando algunos de sus rasgos para marcar el estilo del nuevo modelo.


La parrilla Singleframe seguirá siendo seña de identidad en los nuevos modelos eléctricos pero, como en el caso del e-tron, de forma octogonal y cerrada prácticamente en su totalidad para favorecer su buena aerodinámica, estando rematada en gris platino. En el borde inferior de los faros LED, cuatro pequeñas barras horizontales crean la firma lumínica específica e-tron como luces diurnas, integrándose directamente en los faros.


Otros detalles identificativos del e-tron son su ancho difusor trasero sin salida de escapes o las pinzas de freno pintadas en el color naranja para identificarse con la energía eléctrica. La tapa de recarga se sitúa delante, a la izquierda, junto al paso de rueda, si bien, opcionalmente, se podrá pedir más adelante en la derecha para quien tenga mejor acceso por este lado en su punto de recarga habitual.



Presentación Audi por calidad y acabados en su interior, sin alardes vanguardistas aunque con hasta cinco cámaras. El Audi Virtual Cockpit es de serie. 


Audi e-tron: amplitud interior

Un SUV, que con sus 4,90 m se encuentra por tamaño entre el Q5 y el Q8, con una anchura de 1,94 m y una altura de 1,62 m. La amplia distancia entre ejes de 2,97 my el aprovechamiento del espacio que proporciona la menor ocupación de los dos propulsores eléctricos del e-tron respecto a los de un propulsor convencional, se traduce en una gran amplitud interior y un amplio volumen de carga. Así, las cotas interiores son todas muy amplias, con un gran espacio longitudinal con gran desahogo para las rodillas de los pasajeros de los asientos traseros.


El maletero posterior ofrece un amplio volumen de 600 litros, con la versatilidad del espacio que ofrecen los asientos abatibles en tres mitades y la amplia altura al techo (hasta 1.750 l de carga). Y delante también hay un maletero de 60 litros disponible bajo el capó, donde en la unidad de pruebas guardaba los diferentes cargadores.


Al entrar en su interior, no hay duda de que estamos ante un producto de la casa de Ingoldstadt por diseño, calidad, acabados y materiales. Un diseño actual para configurar un salpicadero sin estridencias vanguardistas, con pantallas colocadas en tres líneas.El e-tron, con el diseño operativo de los actuales Audi A6 y A8, coloca el sistema de climatización controlado a través de su pantalla (8,6 pulgadas) en la parte inferior del salpicadero. Las funciones de información y entretenimiento se manejan con el sistema MMI Touch Response desde la pantalla superior (10,5 pulgadas), orientada también hacia el conductor. Acceso rápido y claro, sin botones dispersos y con la posibilidad de activar muchas de las funciones por medio del sistema de control de voz, así como a través de Alexa, el asistente activo de voz de Amazon.


La tercera pantalla aglutina la información, con el Audi Virtual Cockpit de serie, que permite elegir entre dos tipos de visualización. Mientras el Audi Virtual Cockpit Plus (opcional) cuenta con una pantalla adicional en la que aparece información relativa al motor eléctrico.



El Audi Virtual Mirrors sustituye a los espejos retrovisores laterales. En condiciones de poca luz funcionan muy bien, aunque requiere acostumbrarse para interiorizar su uso.


Las tres pantallas se pueden ver acompañadas por otras dos (de tipo OLED), colocadas en las puertas, junto al salpicadero. Es el innovador sistema que ofrece Audi como alternativa a los espejos laterales exteriores y que denominaAudi Virtual Mirrors, siendo de serie a partir del acabado Sport y opcional en el resto (unos 1.500 euros). La imagen llega a ambas pantallas gracias a las cámaras en los brazos exterior que sustituyen a los espejos y que se pueden plegar manualmente. No acabamos de acostumbrarnos a la primera a su uso, pero las imágenes que reflejan son nítidas y luminosas, más clara que las del espejo de noche o con poca luz, y también en condiciones de lluvia, lo que pudimos comprobar en nuestro contacto. Las imágenes del Audi Virtual Mirrors se ajustan automáticamente sobre tres tipos de situaciones de conducción: desplazamientos en autopista, giros y maniobras de aparcamiento, si bien también se pueden ajustar desde la pantalla del lado del conductor.


El Audi e-tron ofrece una completa gama de infotainment y está muy bien conectado. Disponede serie del sistema MMI Navegación Plus, que es capaz de realizar sugerencias de destino inteligentes basándose en rutas previas y con la ayuda complementaria del planificador de rutas e-tron. El sistemaMMI Navegación Plus muestra los puntos de recarga más adecuados en nuestros recorridos, para lo que analiza no solo el estado de la batería sino también las condiciones de tráfico. En el cálculo del tiempo estimado para las rutas se incluyen los tiempos de carga.


El Audi e-tron será el primer modelo de la marca que permite añadir nuevas funciones vía online a lo largo de su vida. Por ejemplo, los faros LED de serie podrán actualizar a la opción superior, los faros Matrix LED con control inteligente de la luz de carretera, al igual que se podrán sumar asistentes y algunas funciones de infotainment como la radio digital o el Audi Smartphone Interface.



Excelente comportamiento aprovechando la tracción Quattro, un centro de gravedad bajo con un reparto de pesos óptimo y la suspensión neumática adaptativa. 


Audi e-tron: Potencia a las cuatro ruedas

El Audi e-Tron dispone de dos motores eléctricos para moverse, uno sobre cada eje. El delantero rinde 125 kW y 247 Nm, mientras las cifras del trasero son de140 kW y 314 Nmque combinados alcanzan 265 kW y 561 Nm de par. Aunque estas cifras pueden ser superiores durante un corto espacio de tiempo: al pasar de D a S en el cambio de marchas por medio del selector, y pisar a fondo el pedal del acelerador, se activa el modo boost, que funciona durante ocho segundos. Durante ese periodo de tiempo, el motor pasa a rendir300 kW (408 CV) y 664 Nm de par (135 kW de potencia y 309 Nm; mientras que el del eje trasero rinde 165 kW y 355 Nm), mejorando las prestaciones. Así, el e-tron es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, casi un segundo menos que con el rendimiento habitual (6,6 seg.). Una cifra en cualquier caso llamativa, con una velocidad máxima autolimitada a 200 km/h.


La respuesta al acelerador puede resultar explosiva. No tanto como la de un Tesla Model X, pero muestra el carácter de un eléctrico con la entrega inmediata de toda la fuerza desde cero cuando pisamos el acelerador con decisión o a la hora de adelantar desde cualquier velocidad.Con elAudi Drive Select de serie seleccionamos entre siete perfiles diferentes para aprovechar más todo el rendimiento o, por el contrario, aprovechar más su eficiencia o realizar una conducción tranquila. Al gusto del conductor en cada momento.Mediante las levas elegiremos el grado de retención para ayudarnos a reducir la velocidad sin tocar el freno, aumentando a su vez la capacidad de regeneración.



Audi anuncia una autonomía en eléctrico para el e-tron de 417 km, que en condiciones reales estará en torno a los 350 km.


Audi e-tron: Para disfrutar conduciendo

El e-tron tiene que lidiar con un peso elevado (2.565 kg, de los que 700 kg son de sus baterías), pero realmente sorprende dinámicamente. Audi demuestra con su nuevo modelo que mantiene la identidad de la marca con la nueva tecnología a la hora de poner el coche en carretera. Sí, la entrega de par llega de otra forma y el silencio sustituye al sonido del motor de combustión en un interior muy bien aislado y con poco ruido aerodinámico y de rodadura. Pero el e-tron es un coche con el que se puede afrontar todo tipo de carreteras disfrutando de su conducción. Dispone de un centro de gravedad muy bajo, a lo que ayuda la colocación de las baterías entre los ejes y un reparto de pesos perfectamente equilibrado en una proporción de casi 50:50.


Y muestra un trabajo sobre el bastidor encomiable.El e-tron, incorpora tracción integral, con la nueva generación del sistema Quattro, repartiendo el par entre ambos ejes en fracciones de segundo de forma continua y variable. El condiciones normales, el e-tron funciona con propulsión al eje trasero que se distribuye al delantero cuando detecta alguna pérdida o como respuesta a la demanda de mayor potencia desde el acelerador.



Sendos brazos exteriores con cámara sustituyen a los espejos laterales en el Audi Virtual Mirror, opcional y de serie a partir del acabado Sport. Se pueden plegar manualmente. 


El sistema de tracción Quattro también funciona de manera predictiva, antes incluso de que una rueda pierda adherencia, mostrando su efectividad en zonas de poca adherencia o cuando circulamos deprisa, ofreciendo un paso por curva elevado, sin que el tren delantero o el trasero pierdan la línea que le marca el conductor. Muestra un comportamiento totalmente neutro y transmite una absoluta confianza apoyándose en la suspensión adaptativa con control de amortiguación. Los muelles neumáticos se ajustan individualmente a las condiciones de la carretera apoyándose en Audi Drive Select que, en función de la velocidad, llega a variar la altura de la carrocería en hasta 76 milímetros. Suave y silencioso para el día a día o para viajar, pero que se quita la máscara para afrontar zonas viradas con una efectividad sorprendente para su peso y con una frenada homogénea y resolutiva.


Como en los Audi convencionales, el e-tron dispone de todo tipo de ayudas electrónicas a la conducción, con sistemas innovadores como el asistente predictivo de eficiencia, adaptado a las posibilidades del SUV eléctrico de Audi para ahorrar energía mediante sus sensores de radar, imágenes de cámara, datos de navegación e información Car-to-X en base a la ruta elegida. Éste, en combinación con el asistente de crucero adaptativo (ACA), puede hacer que el e-tron acelere o frene de forma predictiva. El hardware de que dispone desarrolla de forma continuada un modelo exacto del entorno que rodea al coche.



Espacio extra. El e-tron cuenta con un maletero delante de 60 litros de capacidad, donde se pueden ubicar los diferentes cables para la recarga.


Audi e-tron: 417 km de autonomía

El e-tron homologa algo para 417 km de autonomía con una sola carga (WLTP),contando con una batería de 95 kWh de energía.Una cifra que permite viajar de forma distendida, programando la recarga que se puede hacer en estaciones de carga de corriente continua (DC) de hasta 150 kW. El servicioAudi e-tron Charging Service proporciona a los usuarios del e- tron el acceso al 80% de las estaciones de carga de Europa por medio de su la tarjeta o app, y en breve tendrá en funcionamiento la función Plug & Charge, con la que el mismo coche autorizará al punto de recarga.


Con una conducción buscando al máximo la eficiencia sí es posible superar los 400 km de autonomía con el e-tron, pero en condiciones normales de tráfico y si nos dejamos seducir por su capacidad de aceleración, estcifra queda algo lejana.Audi anuncia un consumo medio entre 22,5 y 26,2 kWh/100 km (WLTP), cifra en la que nos movimos gran parte de nuestro recorrido, pero también cuando explotamos la capacidad de acelerar del e-tron en zonas viradas, el consumo reflejado en la instrumentación llegaba a superar los 30 kW/100 km. En estas condiciones, según la lectura que nos transmite el e-tron, parece fácil lograr una autonomía en torno a los 350 km, lo que no está nada mal. Para ello se apoya en el evolucionado sistema de recuperación de energía responsable del 30 por ciento de la autonomía, para lo que los motores eléctricos funcionan a modo de generador y convierten la energía cinética de la frenada y del funcionamiento por inercia, en energía eléctrica. También otro factor que suma para alargar el rango de acción del e-tron es su buena aerodinámica, con un cx de 0,27.


Para su recarga, el Audi e-tron lo puede hacer con corriente alterna (AC) hasta 11 kW o, como opción con 22 kW (8,4 horas la carga completa). Para hacerlo en el hogar Audi ofrece otras también otras soluciones: Su sistema de recarga Compact puede funcionar con una toma doméstica de 230 voltios o con una toma trifásica de 400 voltios y ofrece soluciones inteligentes selectivas como realizar la carga en el momento en el que la electricidad es más barata, y cargar con energía solar si el hogar está dotado de un sistema fotovoltáico. O hacer uso del sistema de climatización auxiliar para calentar o enfriar el coche antes de su uso. 


En puntos de abastecimiento, Audi contará en breve con cargadores de 150 kW, que permitirán recargar hasta el 80 por ciento en menos de media hora.Está prevista en una red con 3.500 estaciones de carga en España (90.000 puntos en Europa).Los planes para la red europea Ionity (350 kW) para 2020, tras un acuerdo de desarrollo con otros fabricantes, prevé 400 ubicación es en intervalos de 120 km en las autovías y principales rutas de tráfico.





Audi e-tron: Desde 82.440 euros

El primer eléctrico de la nueva era de Audi,el e-tron, ya está a la venta con un precio desde 82.440 euroscon el acabado Básico, que ya incluye la tracción Quattrola suspensión neumática adaptativa, faros Full Led, cargador Compact, MMI Navegación Plus o el Audi Virtual Cockpit dentro de su amplio equipamiento que se va ampliando en los siguientes escalones, Advance, Sport y Black Line.Y para su lanzamiento estará disponible la versión Edition One, una edición especial limitada a 2.600 unidades, con detalles específicos y un amplio equipamiento.   



Precios

e-tron 55 Quattro   82.440 euros

e-tron 55 Quattro Advance   88.740 euros

e-tron 55 Quattro Sport   95.450 euros

e-tron 55 Quattro Black line edition   96.950 euros

e-tron 55 Quattro EDITION ONE   115.030 euros