Update CMP

Presentación Toyota Land Cruiser y Hilux – Toyota se baja al barro

Por GNaya , 15/02/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona Toyota
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona LAND CRUISER
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Presentación Toyota Land Cruiser y Hilux – Toyota se baja al barro
Toyota renueva sus Land Cruiser y Hilux con retoques de diseño, diversas mejoras en acabados y un más amplio equipamiento… manteniendo ambos total solvencia fuera del asfalto en terrenos rotos. Lo hemos comprobado.

Cuando parecía que la moda SUV había terminado por fagocitar a todos los vehículos que, además de contar con estética todoterreno, pudieran moverse con verdadera solvencia por terrenos bien rotos, llega Toyota para recordarnos que no pasa con todos.


Al menos, los nuevos Toyota Land Cruiser e Hilux han demostrado con creces sus capacidades fuera del asfalto en situaciones complicadas, gracias a una afinada combinación de chasis, suspensiones, tracción, motor y tecnología. Así que hoy, además de contarte las principales novedades con las que han aterrizado en nuestro mercado los dos modelos nipones, podrás disfrutar de una buena tanda de imágenes (aquí la GALERÍA COMPLETA) de la entretenida jornada que pasamos con Toyota. Pónganse botas y chubasquero, que viene barro.



Toyota Land Cruiser – Estética SUV, alma de todoterreno



Hablar del Toyota Land Cruiser es hacerlo de un auténtico icono de la marca japonesa. Con 67 años ya a sus espaldas y más de 9 millones de unidades fabricadas, el modelo más global de Toyota (se vende hoy en 195 países) ha evolucionado y de qué manera desde su primera generación.


Empezando por el diseño exterior, que la propia marca califica de “estilo SUV” y que, aunque ha ido perdiendo progresivamente su estética todoterreno, se actualiza ahora con un morro más prominente y elevado, un capó sutilmente musculado, una silueta más fluida y estilizada en cuanto a formas y nuevos colores a escoger para la carrocería.



La actualización tampoco ha dejado de lado el interior del nuevo Toyota Land Cruiser, que estrena cuadro de instrumentos, así como diversos avances orientados al confort, como los asientos que ahora, además de calefactados, incorporan ventilación. De nueva factura también es la consola central, presidida por una amplia pantalla táctil de 8” que supone el centro de operaciones de todo el sistema multimedia Toyota Touch 2 & GO –navegador incluido-. Asimismo, se han añadido nuevos remates recubriendo las salidas de aire y la guantera, mientras los interiores se han reforzado también con mejores materiales.


El nuevo Toyota Land Cruiser contará con carrocería de 3 y 5 puertas y una oferta de cinco niveles de equipamiento. Dos de ellos –NX y GX- están enfocados a uso profesional del vehículo y flotas, mientras los otros tres –VX, VXL y Limited- se han pensado para el cliente particular. El acabado tope que fija el Limited llegará con otra interesantísima novedad: el nuevo monitor de visión bajo el vehículo que, gracias a una cámara en los bajos, nos muestra lo que sucede en tiempo real bajo nuestros pies, muy útil para solventar obstáculos traicioneros.


Otro de los puntos fuertes lo encontramos en la seguridad, con el completo paquete Safety Sense que incluye sistemas como la detección de peatones, el avisador de cambio de carril, control de las luces, reconocimiento de señales y control de crucero adaptativo.


La propulsión de todos los nuevos Toyota Land Cruiser se ha dejado de forma exclusiva a un diésel 2.8 D-4D de 177 CV y un más que solvente par motor de 420 Nm entre las 1400 y las 2600 rpm. La mecánica se puede asociar a la caja de cambios manual de seis velocidades, o bien al cambio automático, también de seis marchas.



Con vistas a seguir mejorando sus capacidades offroad, el Land Cruiser 2018 llega con nuevo diferencial Torsen trasero y estrena también un sistema de avance activo encargado de maximizar la tracción en función de la velocidad a la que estemos circulando. Su genuina orientación campera vuelve a hacerse palpable en su chasis de largueros y travesaños, los amplios recorridos de las suspensiones, la posibilidad de bloqueo del diferencial y la reductora, siempre útil en terrenos escarpados.


El nuevo Toyota Land Cruiser se comercializaen España con un precio que parte de los 40.600 euros en el acabado de claro enfoque profesional GX y con cambio manual. Este ya incluye siete airbags, diferencial delantero de desconexión automática y diferencial trasero bloqueable, entre otros. En el otro extremo destinado a los clientes particulares de paladar más exquisito está el nivel de acabado Limited, techo de la gama que parte de los 66.400 euros.


Toyota Hilux – Acercamiento al cliente particular



Durante la jornada de presentación tuvimos la oportunidad de ponernos también a los mandos del renovado Toyota Hilux. A pesar de estar encuadrado en un segmento minoritario en España como es el de los pick up, la firma nipona confía en que los recientes cambios en la normativa -que al fin permiten a estos vehículos circular en autovía como los turismos, a 120 km/h- supongan un importante empujón de ventas.


Lógicamente, el precio de acceso al modelo es bastante más asequible que en el de su hermano LC. El Toyota Hilux está disponible desde los 28.195 euros para aquellos que lo matriculen como vehículo comercial, mientras los particulares que lo hagan como turismo encontrarán su tarifa de acceso en los 30.468 euros.


El lavado de cara le sienta fantástico al nuevo Hilux, con su poderoso frontal y robusta silueta que deja un perfil con 5,33 metros de largo en su variante de carrocería doble cabina. En el interior, se nota claramente la diferencia con el Land Cruiser, pues nos encontramos con materiales más sencillos en un habitáculo que, aunque reconocible como el de un vehículo de trabajo, se asemeja más al de un turismo.



La marca ha hecho un importante esfuerzo de adaptación al cliente particular, que contará con elementos como la pequeña pantalla en color en el cuadro de instrumentos, mientras para algunas versiones, coronando la consola central estará una pantalla táctil de 7” similar a la que la marca usa en otros modelos. Bajo el capó, el pick up de Toyota esconde un bloque turbodiésel 2.4 D-4D con 150 CV de potencia y asociable tanto a transmisión manual como automática.


Al igual que ocurre con el Land Cruiser, Toyota ha diseñado diferentes enfoques para los acabados, distinguiendo los orientados al sector profesional (GX y VX) y los dirigidos a clientes particulares (VXL y Limited). Enfocados al trabajo, los dos primeros llegan con ballestas reforzadas que permiten soportar con facilidad mayores cargas. Por su parte, los VXL y el tope Limited se han configurado con suspensiones más confortables y un equipamiento en general más cuidado y totalmente apto para uso en el día a día, manteniendo por supuesto unas capacidades fuera del asfalto de las que no dudábamos, pero que hemos podido comprobar de primera mano con ambos modelos.


Toyota Land Cruiser y Toyota Hilux, ¡Al barro!



Para la jornada de presentación de ambos modelos, Toyota nos citó en una gigantesca finca de un pueblo de Toledo. Allí, la marca tenía preparado un menú dividido en dos circuitos con un claro objetivo: demostrar las capacidades de sus Land Cruiser e Hilux en diferentes situaciones y siempre fuera del asfalto.


La primera parte del recorrido constaba de caminos de tierra muy embarrados por la lluvia, con irregularidades no demasiado complicadas y roderas bastante altas que obligaban a no descuidarse con la dirección en ningún momento. Rodábamos en grupos, e hicimos diferentes paradas para afrontar, de forma ordenada, algunos de los empinados montículos que había repartidos por la finca. Es precisamente en esos momentos cuando se agradece y de qué manera contar con la reductora (L4), accionable fácilmente desde una ruedecita en la consola central.



Tanto el Land Cruiser como el Hilux superaron sin problemas desniveles importantes sobre firmes resbaladizos, mostrando en todo momento un comportamiento noble y solvente. En las bajadas, pudimos comprobar el intachable comportamiento del control de descenso en pendientes, que se puede utilizar incluso bajando marcha atrás –lo comprobamos-. Para que este funcione, es necesario soltar del todo los pedales en una maniobra de ‘confianza ciega’ a la que no tardamos en acostumbrarnos, pues una vez ‘engancha’ el sistema y toma el control del descenso, lo hace de una forma muy progresiva y transmitiendo total seguridad.



Importante incidir en que las flota de unidades que Toyota había reservado para la prueba offroad venía calzada íntegramente con neumáticos de calle. A pesar de ello, resulta meritorio que ninguno de los vehículos se vio en problemas en ningún paso, y eso que en la segunda ronda que afrontamos a continuación no eran precisamente sencillos…


Toyota había diseñado un circuito de obstáculos que incluía profundos fosos embarrados, cruce de puentes, agresivos cambios de apoyo y empinados descensos de pendientes. También aquí, los Hilux y Land Cruiser fueron superando las dificultades sin aparente esfuerzo, gracias en gran parte a las muy funcionales ayudas que suponen el bloqueo del diferencial trasero y, de nuevo, la reductora y el control de descenso.


En definitiva, la jornada resultó muy interesante y bastante exigente para los coches, que demostraron sobradamente sus capacidades camperas. Esperamos poder tener acceso pronto a probar ambos modelos, especialmente el Land Cruiser, en carretera, pues como sabemos un alto porcentaje de sus clientes le darán gran parte de uso sobre el asfalto. Para los que de verdad necesiten un vehículo todoterreno, sepan que en la gama de Toyota tienen, al menos, dos vehículos totalmente capaces y preparados.