Presentación Internacional Fiat 500 – Fiel al pasado, conectado al futuro

Por GNaya , 13/07/2015

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Fiat
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona 500
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Presentación Internacional Fiat 500 – Fiel al pasado, conectado al futuro
Fiat nos cita en su casa, Turín, para presentar a la prensa especializada su nuevo Fiat 500. Un coche renovado por dentro y por fuera que se mantiene fiel a sus orígenes, pero tecnológicamente a la última. Presentación y contacto: nuevo Fiat 500.




Fiat arranca la cuenta atrás para el lanzamiento de su renovado 500, modelo que llegará en septiembre –ya se admiten pedidos- para actualizar la exitosa versión de 2007, 8 años y 1,5 millones de unidades matriculadas después. Lo cierto es que habría que hilar muy fino, ya lo veis, para apreciar de un primer vistazo las diferencias estéticas con respecto a su antecesor. Y es que, ¿para qué cambiar lo que ya funciona? Así las cosas, asistimos a la presentación internacional del nuevo Fiat 500, icónico modelo de la firma italiana que el pasado 4 de julio cumplía 58 primaveras desde su lanzamiento, el mismo día de 1957. La cita fue en un edificio no menos emblemático: ‘Il Lingotto’, antigua y monumental fábrica de Fiat ubicada en laVia Nizza de la localidad de Turín.



Hasta allí nos desplazamos desde el aeropuerto y, tras la correspondiente rueda de prensa en la que se nos desgranaron las principales novedades que presenta el coche, una horda de nuevos Fiat 500 nos esperaba en las inmediaciones del edificio para ascender la espiral que desemboca en su techo. Con Turín a nuestros pies, pudimos disfrutar de una puesta de sol única en el histórico circuito de pruebas, bien acompañados por supuesto de una amplia representación de la nueva gama del urbano. Resultó inevitable recordar escenas rodadas en ese mismo asfalto, como esta espectacular persecución de la película ‘The Italian Job, que Peter Collinson firmó en 1969.


Exterior: Ligeros retoques y originalidad al poder


Comenzaremos confirmando lo esperado: el nuevo Fiat 500 seguirá disponible en dos opciones de carrocería: berlina y convertible. A nivel estético, lo cierto es que los cambios exteriores se reducen a pequeñas –pero certeras- pinceladas.


El respeto de los diseñadores de la marca italiana por conservar la línea del clásico, un coche que marcó la vida de tantas familias en el mundo desde finales de los 50´s, se percibe claramente en la sutileza de la transformación de su carrocería. Ese arraigo histórico, ese carácter entrañable y familiar, es uno de los indudables valores añadidos con los que cuenta este Fiat 500 sobre sus principales rivales en el segmento. Y lograr mantenerlo, evitar a toda costa que se pierda su esencia, es una línea roja que en Fiat no están dispuestos a cruzar.


Así, el nuevo Fiat 500 estrena tanto el juego de iluminación delantera como los pilotos traseros. Para los faros superiores, se han decantado por un innovador módulo polielíptico encargado de asegurar una visibilidad nocturna más nítida, mientras el grupo óptico inferior incorpora las luces de carretera, las luces diurnas DRL y las luces de posición de LED, también con un perfil circular. Fiat nos explica que el efecto que se ha buscado es el reproducir de forma gráfica los “ceros” del 500. ¿Los ves tú?


En su vista frontal, el paragolpes -de nueva factura- se encuentra coronado por un doble bigote más amplio de mayor presencia, al tiempo que integra una nueva parrilla cromada de aspecto tridimensional que otorga al conjunto un aire mucho más actual. Visto desde atrás, amén de los nuevos grupos ópticos exclusivos, vuelven a predominar los cromados, dentro de los cuales destaca la gran manilla perfilada, un homenaje al portaluces que lucía en la matrícula el modelo originario.


En líneas generales, el nuevo Fiat 500 ha sufrido una transformación estética sin duda ligera, aunque en nuestra opinión se ha logrado dar en la diana en la actualización de un coche que conserva un aspecto a todas luces entrañable, casi tanto como lo era el ‘Cinquino’.


Otro de los aspectos en los que Fiat hace más hincapié con su nuevo 500 reside en la ampliación de su oferta y posibilidades de personalización. Dos son los nuevos colores (con un total de 13 opciones) que se podrán escoger para la carrocería, un Rojo Coral (que sinceramente no nos convenció demasiado) y un exquisito Burdeos Ópera muy estético al que auguramos un buen puñado de ventas.


Una gran novedad en este sentido es la denominada ‘Segunda Piel’, consistente en una personalización exclusiva pensada para los usuarios más atrevidos. Así, nos podremos decantar por vestir nuestro 500 con los trajes ‘Lord’, las opciones bitono ‘Comics’ (si vives en Barcelona, con la amarilla y negra cuenta con que los turistas te pedirán más de una carrera), el look veraniego ‘Navy’ o bien mimetizarte en la selva con la variante ‘Camouflage’. La marca matiza que cada una de estas opciones se pagará “como un color más”. Original, fresco y atrevido. Aplaudimos la iniciativa.


Interior: Tecnológico y alegre


En la planificación del habitáculo del Fiat 500 de 2015 se ha priorizado la incorporación de soluciones tecnológicas y la renovación de algunos elementos con el objetivo de crear un ambiente más acogedor y alegre. El cambio que antes salta a la vista reside en el nuevo salpicadero, que permite la integración del sistema de infoentretenimiento Uconnect con pantalla de 5 pulgadas -táctil en la versión Lounge-. También han sido rediseñados los botones y el protector sobre el cuadro de instrumentos, así como el volante, que cuenta ahora con unos mandos más versátiles y completos y con un borde cromado que resalta su diseño.


El ambiente ‘retro’ sigue predominando en el interior del pequeño urbano, aunque se ha reforzado el carácter alegre y colorido del coche, al tiempo que ha realizado un notable y necesario esfuerzo en el apartado tecnológico, con la conectividad por bandera. Si así lo deseamos, nuestro Fiat 500 podrá montar también un novedoso cuadro de mandos digital TFT de siete pulgadas configurable al gusto. Desde allí controlaremos parámetros como los datos del velocímetro, del cuentarrevoluciones o del ordenador de viaje.


En lo que respecta a los acabados, la firma italiana anuncia la incorporación de nuevos materiales y colores. Siguen predominando los plásticos duros mejorables al tacto, aunque se mantiene la calidad de los ajustes. Tres serán los niveles de equipamiento: Pop, Popstar y Lounge. El primero de ellos incluye de serie 7 airbags, el sistema Uconnect Radio 5" con seis altavoces, tomas AUX-IN y USB, volante multifunción y luces diurnas LED. La opción Popstar da un paso más al añadir climatizador, carcasas de los espejos cromadas y tapacubos de acero estilo vintage. Quedarán reservados para la versión Lounge, la más alta, elementos más sofisticados como el techo solar panorámico de cristal, llantas de aleación de 15 pulgadas, parrilla delantera cromada, sistema de información y entretenimiento Uconnect Radio 5" con pantalla táctil LIVE y volante de cuero.


En cuanto al precio, todavía no se ha publicado la lista oficial para el mercado español, aunque si nos han confirmado que serán muy parecidos a los de la gama actual.


Motores y toma de contacto


Fiat ha escogido para su renovado 500 una gama de motores capaz de ofrecer mayores niveles de eficiencia y rendimiento. Seguirá habiendo tanto opciones diésel como gasolina, al tiempo que estos últimos podrán incorporar GLP en determinados modelos.


El abanico de opciones gasolina parte del 0.9 TwinAir (con potencias de 85 CV y 105 CV), seguido del 1.2 de 69 CV y un 1.2 litros de GLP con 69 CV. La llegada del solitario diésel 1.3 Multijet de 95 CV tendrá lugar más adelante, según nos confirma la marca.


Para la prueba dinámica, nos decantamos por el Fiat 500 en su versión gasolina de 105 CV, con Start and Stop y asociado a un cambio manual de seis velocidades (única versión con seis marchas). De primeras, nos agrada el tacto del volante y no nos cuesta acostumbrarnos a la elevada posición de la palanca de cambios, de intachable funcionamiento, recorridos cortos y total precisión.


En consonancia con su carácter de urbano puro, la dirección es notablemente ligera, lo que unido a su habitual agilidad (mantiene sus medidas, 3,57 metros de longitud) y radio de giro nos permitió transcurrir entre el tráfico de la ciudad de Turín con total soltura.


El chasis es sólido, capaz en curva y la suspensión es firme hasta el punto de que las irregularidades del asfalto se transmiten al habitáculo de modo un pelín brusco. Nada grave. Por contra, el coche transmite un verdadero aplomo, dando la sensación de estar al volante de un coche de mayor envergadura. La breve toma de contacto con el coche no resultó suficiente como para extraer conclusiones acerca de su consumo, aunque homologando 4,2 litros a los cien en ciclo mixto, promediamos poco más de 6 al final de nuestra ruta.


Finalmente, aprovechamos el motor de dos cilindros con turbocompresor para abandonar la urbe y hacer también una breve escapada por las autovías italianas. A pesar de encontrarse fuera de su ‘hábitat’, esta combinación del Fiat 500 puede permitir tranquilamente escapadas esporádicas a sus futuros usuarios. Los 105 CV con los que empuja el bloque resultan más que suficientes para su reducido peso. El coche sale con mucho brío y sin problemas y, además, la insonorización del habitáculo nos ha parecido altamente satisfactoria.