PEUGEOT 308 – Prueba – El coche del año y sus argumentos

Por Andrea Enzo , 14/04/2014

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Peugeot
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona 308
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

PEUGEOT 308 – Prueba – El coche del año y sus argumentos
El nuevo Peugeot 308, como viene siendo habitual, mejora en muchas cosas a su antecesor. Salto adelante en estética, en dinámica y en espacio. Peugeot de nuevo ataca al VW Golf con el nuevo 308. Portalcoches.net prueba el Peugeot 308 Active HDI 92 CV
 
 
 

 

El Peugeot 308 se reinventa una vez más para intentar dar caza al líder del segmento C, el Volkswagen Golf. Pero no solo por eso, sino para intentar conquistar la supremacía ante los compactos generalistas de más talento como Citroen C4, Renault Mégane, Ford Focus, Seat León, Mazda 3, Kia Cee’d, etc.


La nueva edición del Peugeot 308 intenta resaltar las virtudes que siempre ha tenido, pero en esta ocasión se nota un poco más de riesgo tanto en el concepto como en el diseño y en la dinámica, y eso siempre es de agradecer, sobre todo si, al final, las cosas salen tan bien como se habían planteado.


El Peugeot 308 aporta un soplo de aire fresco gracias a una estética atrevida, tanto en el exterior como dentro del habitáculo. Sus excelentes motores, la optimización del conjunto y un gran capacidad para moverse en cualquier terreno gracias a un bastidor capaz de tutear al propio VW Golf, logran que la experiencia de probar un coche orientado a las masas sea algo más que eso. El reciente premio Car of the Year, que tuvimos la oportunidad de presenciar en directo en el Salón de Ginebra 2014, es el refrendo del trabajo bien hecho, a la espera de que el cliente sepa valorar el vehículo en la misma medida que la prensa especializada y pueda despuntar en ventas, como así debería ser.


Este nuevo Peugeot 308 tiene la enorme virtud de convencer incluso en las versiones y acabados más sobrios, no necesita de cueros ni de dispositivos electrónicos de complicado diseño para llegar al comprador. En el acabado Active, el segundo más bajo de que dispone y que nosotros hemos probado, Peugeot logra poner a nuestro alcance por menos de 20.000 euros todo lo que un cliente medio necesita en su coche compacto, desde habitabilidad y maletero hasta tecnología, pasando por motores y consumos, donde en el caso de nuestra unidad, el hdi de 92 caballos, prestaciones y gasto de combustible aúnan eficiencia y practicidad.


Desarrollando un poco más el apartado estético de este Peugeot 308, comprobamos en su carrocería que continúa la línea de diseño que ya avanzaban sus hermanos 208 y 2008. Ópticas más rasgadas y atrevidas, pilotos traseros muy caprichosos con las formas, pero agradables a la vista, ganando terreno por los laterales, una estilización global en la línea, especialmente del pilar B hacia atrás, y una apuesta decidida por un volante pequeño en el interior y un cuadro de mandos un poco más elevado de lo habitual para permitir que se pueda ver sin dificultad por encima del aro.


En este punto concreto nosotros somos fáciles de complacer, pues somos de los que, de tanta acumulación de kilómetros, tendemos a llevar el volante más bajo para no tener que subir demasiado manos y brazos, que después de grandes kilometradas acaban por fatigarse. Si eres de los que tienes que acumular grandes distancias al día, agradecerás esta innovación de la marca del león.


La calidad de los acabados, insisto, en la terminación Active, es más que correcta. Sobre todo destaca la línea casi minimalista de la consola central, sin apenas botones, todo concentrado en la pantalla táctil del navegador. Quizá esto sea demasiado para algunos, ya que para nuestro gusto sería más práctico poder subir o bajar la temperatura del habitáculo a la primera, y no tener que acceder al menú de la pantalla que, generalmente, irá en el navegador o en los datos del ordenador de a bordo, con kilómetros recorridos, consumos y autonomía.


La disposición del cuadro de mandos ya hemos dicho que está un poco condicionada por su posición con respecto al volante. La verdad es que te acostumbras enseguida a la posición, y la instrumentación está bien visible y muy conseguida. Te rayará un poco al principio que el tacómetro esté al revés, y que suba en sentido antihorario, en vez de el habitual, pero como a todo, acabas por asimilarlo, aunque no deja de ser extraño, no te engañamos. Nos encanta el tacto del material que compone el salpicadero, y el poder hundir el dedo casi por completo. Ajustes y materiales son pata negra, y se agradece el esfuerzo por una marca como Peugeot.


Los asientos son correctos, sujetan bien y no requieren de más comentario. Atrás, las plazas laterales son bastante decentes. No hay espacio de sobre en cuanto a piernas, pero es lo mínimo que se puede pedir para un adulto de 1,80 metros. La plaza central, como viene siendo habitual, es más estrecha e incómoda. El túnel central de transmisión no pega con el asiento, pero unos pies normales no caben en este mini espacio. En cuanto a altura, aquí sí que no hay problemas de ningún tipo.


Nos vamos a la dinámica, y como ya hemos apuntado antes, analizamos el Peugeot 308 hdi 92 caballos con cambio manual de cinco velocidades y acabado Active. Sin duda nos parece una opción más que equilibrada a todos los niveles, y teniendo en cuenta la poca autovía que hemos efectuado con esta unidad, el consumo de 5 litros justos se nos antoja fantástico, ya que de haber podido acumular los kilómetros habituales en autopista, estamos convencidos que se movería en torno a los 4,5 litros de media.


El peso más que contenido, lo bien escalonadas que están las marchas, el par motor más que correcto y una aceleración bastante notable para la potencia que marca de serie, nos han convencido a todos los niveles, amén como el equipamiento para este 308 que sale por 19.450 euros. Tan sólo hemos echado en falta que se replegasen automáticamente los retrovisores al cerrar el coche, algo que se puede pasar por alto perfectamente.


El trabajo en el chasis es excelente, con suspensiones con un gran compromiso entre el confort en ciudad y carreteras bacheadas y el punto de dureza justo si necesitas afrontar zonas de curvas con un mínimo de deportividad, aunque este no es el objetivo, ni mucho menos, para el que se ha creado este Peugeot 308. El bastidor ha demostrado estar a la altura para poder recibir propulsores de más entidad, y con los consiguientes refuerzos, ya hay una versión R preparada y lista para proporcionar adrenalina a sus afortunados conductores.


El 308 nos parece un producto muy equilibrado y un gran trabajo por parte de Peugeot, que ha sabido situar en el mercado a un precio razonable, que contará con ofertas, descuentos y promociones a poco que lleve unos meses más a la venta y se analicen las ventas cosechadas en los primeros meses de lanzamiento. De momento cuenta con tres motores en gasolina de 82, 125 y 155 caballos, por los dos diesel de 92 y 115 CV. A buen seguro, poco a poco, llegarán nuevas mecánicas. Los 14.100 euros de partida pertenecen al 1.2 VTi Acces, siempre con cinco puertas –de momento no hay versión de 3- con Plan PIVE. Con el hdi 92 CV nos vamos a 17.800 euros en acabado Acces, 19.450 con el Active aquí probado. Aún quedaría el Allure, a tope de extras, por 21.300 euros. El salto de propulsor, de 92 a 115 caballos, saldría por 1.400 euros y, de momento, no hay cambio automático en opción ni previsto.


Tras la prueba realizada, nos quedamos con detalles buenos y no tan buenos. Así, nos extraña un montón que a la hora de repostar, tengamos que hacer uso de la llave para abrir la tapa del depósito de combustible. Con tanta innovación, este detalle se les ha colado de manera terrible. Ya hemos comentado antes que se ha querido limpiar de botones tanto la consola central que igual se han pasado, pero con la práctica pantalla táctil la cosa no es tan grave como puede parecer.


En el aspecto positivo, nos han gustado mucho, por ejemplo, las llantas de aleación de 16 pulgadas que vienen de serie o el sistema de arranque en pendiente, que funciona a la perfección. La capacidad del maletero, con espacio para rueda de repuesto de galleta también hay que sumarlo a las cosas buenas que aporta este 308. Incluso nos gusta que, como opción, por 146 euros, se pueda adquirir un alcoholímetro portátil.


CON LA MANO EN EL CORAZÓN


Quizá le falte un poquito para igualar al VW Golf en conducción dinámica, pero está claro que por menos dinero te puedes llevar un coche casi tan eficaz como el alemán en todo tipo de carreteras. Equilibrado, completo, con un precio muy racional, el 308 no va a defraudar a ningún comprador, de eso pueden estar seguros. No llega a deslumbrar por nada en particular, pero raya a tanta altura en tantos apartados, que sus vecinos franceses y alguno más ya han puesto a remojar sus barbas ante el ciclón Peugeot 308.


UN COCHE PARA...


…un amplio espectro de la población, ya que por tamaño, consumos, habitabilidad y prestaciones encaja con lo que se desea de un coche enclavado en el segmento más solicitado del mercado. Argumentos tiene de sobra, tanto para el que tiene la suerte de acceder a su primer coche por la puerta grande, como para los que buscan un vehículo práctico y eficaz, independientemente de que peinen canas o no.


KILÓMETROS PRUEBA – 275 kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 55%-25%-20%


RIVALES


Volvo V40, BMW Serie 1, Audi A3, Mercedes Clase A, Honda Civic, Mazda 3, Seat León, Opel Astra, Renault Mégane, Ford Focus, Citroen C4, Kia Cee’d, Toyota Auris, Skoda Spaceback, Volkswagen Golf




FICHA PEUGEOT 308 Active HDI 92CV


Cubicaje / Potencia: 1.560 cc / 92 CV a 4.000 rpm

Caja de cambios: manual 5 velocidades

Alimentación: diésel


Longitud / Anchura / Altura: 4.253 / 1.804 / 1.457 mm

Distancia ejes: 2.620 mm

Maletero: 398 litros

Nº plazas: 5 plazas

Neumáticos: 205/55 R16

Tracción: delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos


Aceleración 0-100 km/h: 11,3 seg.

Velocidad máxima: 183 Km/h

Capacidad depósito combustible: 53 litros

Peso en orden de marcha: 1.165 Kg.

Par motor: 230 Nm a 1.750 rpm

Emisiones CO2: 95 g/Km


Consumos oficiales:


Extraurbano: 3,4 l/ 100 Km

Urbano: 4,4 l/ 100 Km

Mixto: 4,7 l/ 100 Km


Bien:


Consumo

Dinámica

Diseño


Menos bien:


Tapón del depósito de combustible con llave

Mandos del sistema de ventilación sólo por pantalla táctil

Consola central hyper minimalista


Precio: 19.450 euros


Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net