PEUGEOT 308 GT - Presentación y contacto – Elegantemente deportivo

Por GNaya , 16/02/2015

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Peugeot
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona 308
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

PEUGEOT 308 GT - Presentación y contacto  – Elegantemente deportivo
El nuevo Peugeot 308 GT pone techo a la gama del compacto francés con modificaciones profundas orientadas a la obtención de una mayor agresividad tanto en apariencia como en rendimiento. Presentación del elegantemente deportivo nuevo Peugeot 308 GT.




Peugeot nos ha reunido para presentar la nueva versión deportiva GT de su 308, un coche que ha dado a la marca unos resultados excelentes en su corta vida, asentado ya en los mercados de más de 80 países y con un total de 18 premios en su historial, entre ellos el de Coche del Año 2014.


Ahora, la firma francesa se decide a ofrecer a sus clientes una nueva versión GT pensada para aquellos que también buscan en su coche ese dulce ‘extra’ que es la posibilidad de pasar un buen rato conduciendo una mañana de domingo. Sin perder la funcionalidad ni el confort necesario para un uso diario placentero, el nuevo 308 GT es un compacto deportivo, si, pero no al estilo radical de los León Cupra o Focus ST, sino que más bien aspira a arañar clientes a usuarios potenciales de modelos tipo Golf GTI. Quién sabe si la firma del león está dejando hueco a un hipotético futuro 308 R, como ya probó con este concept


Las opciones mecánicas que Peugeot pone a disposición de sus clientes son dos motores con un acabado único, que llega para poner cima a la gama del 308 por delante de la GT Line. Así, habrá que escoger entre un gasolina 1.6 Turbo de 205 CV y un diésel BlueHDi de 180 CV. El primero de ellos se encuentra asociado a una caja manual de 6 marchas y el segundo con una automática de también seis relaciones. La oferta se desdobla en versiones berlina y SW para ambos motores.


En cuanto a los precios, la gama de este Peugeot 308 GT parte de los 27.550 euros de su versión gasolina turbo y cambio manual, ascendiendo a 29.950 euros la opción con el diesel automático. Si nos decantamos por carrocería familiar ‘Station Wagon’ (SW), 1.000 serán los euros a sumar a nuestra opción en cada caso, y la marca nos informa de que las cifras incluyen promoción de lanzamiento pero no el descuento para aquellos que puedan beneficiarse del Plan PIVE. Importante dato.


Aspecto exterior: El león se desata –con moderación- la melena


El 308 más deportivo recibe un buen conjunto de modificaciones destinadas a dotar al coche de un aspecto más deportivo. Con este fin luce las nuevas tomas de aire del paragolpes frontal -ocupando el espacio de los antiniebla de su ‘hermano’-, los embellecedores situados en la parte inferior de la carrocería, las nuevas llantas específicas de 18 pulgadas bi-tono con efecto diamante o las siglas ‘GT’ colocadas estratégicamente en diferentes zonas del vehículo, como aquí o aquí. El contraste corre a cargo de los espejos retrovisores, que vienen en negro, y la anécdota queda para el león símbolo de Peugeot, que baja desde su posición original en el final del capó para hacerse un sitio integrado en el centro de la parrilla.


También en el frontal, nos encontramos con la reconocible firma luminosa y sus respectivos LED, así como un juego de intermitentes exclusivos que coronan las entradas de aire con indicadores, también LED, secuenciales con desplazamiento. Tecnología y estética se dan la mano aquí para señalizar nuestros movimientos al volante con un movimiento de luces que visto desde fuera resulta casi hipnótico. En cuanto a las medidas, las comparte con la versión normal del compacto salvo en la altura, que se ve rebajada en 7 mm en la parte delantera y 10 mm en la trasera. En la zaga, a destacar el difusor negro lacado y las decoraciones de tipo doble cánula que realzan la importancia visual de los escapes.


Aspecto interior: Deportivo y elegante


En la misma línea, el interior del 308 GT sufre una transformación que pretende sacarle al coche su cara más deportiva. En esta línea suma el mini-volante deportivo de cuero perforado. Eterna división de opiniones entre los compañeros de prensa con respecto al tamaño (cuestión de gustos). A nosotros, nos convence la sensación de manejabilidad que transmite, nos parece divertido, mucho más ‘juguetito’ de lo que sería con uno de mayores dimensiones, además de que resulta agradable al tacto. Siempre de agradecer, finas costuras rojas en contraste con el negro interior se encargan de perfilar tapicería, salpicadero, paneles de puerta, fuelle del cambio de marchas y las alfombrillas de protección. También ayudan los pedales de aluminio, los pasos de puerta inoxidables y el guarnecido y las molduras del techo, para los que Peugeot se ha decantado por un color antracita. Los nuevos asientos deportivos en cuero y alcántara, con un nuevo diseño más envolvente, logran su objetivo y recogen a la perfección el cuerpo en las combinaciones de curvas sin sacrificar confort. En líneas generales, indudable paso adelante el que ha dado el habitáculo del 308, muy satisfactorio.


La inscripción GT del volante nos llama a gritos a poner en marcha el motor e iniciar la ruta por las carreteras de montaña de Madrid, pasando por Miraflores de la Sierra y Rascafría con meta en el encantador pueblo de Pedraza (Segovia). No nos hacemos más de rogar y tomamos el puesto de conducción, que pronto configuraremos a nuestro gusto de forma electrónica desde el asiento del piloto.


Con el Peugeot 308 GT de Madrid a Pedraza


Una vez allí, aplaudimos la ya conocida filosofía ‘i-CockPit’ de Peugeot, destinada a la simplificación de botones, a la creación de un espacio que huye de la saturación en pro de un mayor carácter minimalista e intuitivo en la activación de sus funciones. A veces menos es más. Y eso, que a este 308 con ADN deportivo no le falta de nada y cuenta con elementos como los sistemas de asistencia a la conducción que vienen con el Driver Assistance Pack e incluye regulador de velocidad activo, medición de la distancia de seguridad en segundos y adaptación de la velocidad en consecuencia, alerta de riesgo de colisión, frenada automática de emergencia y control de ángulo muerto en los retrovisores exteriores, así como el Park Assist con el que podremos estacionar nuestro vehículo de forma automática tanto en batería como en línea.


Ponemos al fin en marcha nuestra unidad e iniciamos el camino para pronto percatarnos de que el coche encuentra en esta exquisita ruta de carreteras reviradas propuesta por la marca su verdadero hábitat natural. Ni circuitos, ni exclusivamente ciudad, aquí se encuentra el 308 GT en su misma salsa. Empezar diciendo que el motor BlueHDi de 180 CV de potencia máxima y 400 Nm de par desde las 2.000 vueltas que empujan nuestro coche resulta, a nuestro juicio, más que suficiente para el público target del coche.


Dicho esto, una vez damos en pocos segundos con la ubicación del botoncito que cambia al modo de conducción ‘Sport’ (detrás del cambio en la consola central), ya no volvimos a saber del modo normal hasta el tramo de vuelta a Madrid por la A-1. Una delicia que afecta a la dirección, que se torna más firme, directa y precisa mientras el motor responde con más brío al acelerador, la transmisión automática alarga el engranaje de cada marcha unas cuantas revoluciones más y el sonido del bloque se vuelve otro punto más agresivo. Por cierto, que la marca insiste en que ver subir el indicador del tacómetro -con este situado a la derecha en el cuadro de instrumentos- en dirección contraria a las agujas del reloj es más seguro porque focaliza nuestra visión en el centro de la carretera. Puede ser, pero a nosotros nos sigue desconcertando un poco al verlo de reojo en marcha. Todo será acostumbrarse.


De la versión diesel automática (pudimos probar las dos), decir que la caja de cambios EAT6 de Peugeot con levas al volante nos ha sorprendido gratamente. El transcurrir entre las seis velocidades resulta agradable, satisfactorio en la elección del momento y en el modo de engranaje –casi total ausencia de ‘tirones’-, aunque siempre un puntito mejorable. Dejando de lado los ‘premium’ conocidos por todos, pocos cambios automáticos no lo son, a mi juicio, aunque este sin duda pasa con nota el corte. En cuanto a la caja manual, la palanca queda muy a mano e invita a jugar con el cambio, sin tachas. Viene asociada a un motor gasolina quizá algo más divertido y seguro más fiero en cuanto a sonido. Una melodía redonda y elegante sin llegar a resultar ‘cantosa’. De verdad que el sonido de las dos opciones nos ha parecido exquisito (puedes oír el diésel en un tramito que grabamos aquí).


Por lo demás, las suspensiones han sido configuradas con acierto en un tarado más firme y deportivo, decantándose la marca por una variante del tipo MacPherson delante y de barra de torsión detrás. A la llegada a Pedraza, transcurriendo por las habitualmente muy molestas calles de empedrado, el coche nos sorprendió para bien por su habilidad para comerse sin problemas las irregularidades del terreno. Ni nos enteramos. Asimismo, la rigidez de los ejes delantero y trasero se ha aumentado entre un 10% y un 20% en función de la versión. En conjunto, un chasis mejorado y coherente con el conjunto de la propuesta que contribuye a las sensaciones de estabilidad, agilidad, firmeza y agarre que transmite este 308 GT en marcha. El calzado del vehículo, todo hay que decirlo, también estaba a la altura, con los Michelin Pilot Sport 3 que montaba nuestra unidad.


Para el camino de vuelta está programada una ruta más directa con mucho más tramo de autovía que nos permite comprobar el correcto trabajo de Peugeot en la insonorización del habitáculo. Nos quedamos a la espera de poder disfrutar de una unidad de prueba durante un período de tiempo más prolongado que nos permita analizar más en profundidad el coche. Hasta entonces, Peugeot 308 GT.


Consumos


Peugeot 308 5p GT SW BlueHDi 180 EAT6: 6,6 l/100km tras 140 kms en ruta de 60% carreteras secundarias – 30% autovía – 10% urbano. Consumo mixto homologado: 4,1 l/100km.

Peugeot 308 5p GT SW 1.6 THP 205 S&S: 8,2 l/100km tras viaje de vuelta con 50% autovía – 40% carreteras secundarias – 10% urbano. Consumo mixto homologado: 5,8 l/100km.


Lista de precios*

- 308 GT 1.6 THP 205 CV - 27.550 €

- 308 GT SW 1.6 THP 205 CV - 28.550 €

- 308 GT 2.0 BlueHDI 180 CV - 29.950 €

- 308 GT SW 2.0 BlueHDI 180 CV - 30.950 €


* Las cifras no incluyen el posible descuento por Plan PIVE.


Guillermo Naya Plasencia