Nuevo Kia e-Niro. Con paso firme hacia el futuro

Por Fede Asensio , 10/04/2019

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:




Últimas Noticias

Nuevo Kia e-Niro. Con paso firme hacia el futuro
Con el e-Niro, Kia muestra que va en serio por el camino de la electromovilidad. A su versátil y práctico crossover, le configura con dos motores cien por cien eléctricos, con una autonomía real de hasta 455 km.


Kia ha entrado con paso firme en esta nueva fase de la electromovilidad, que anticipa su futuro. Sí, porque si bien ya mostraba su apuesta por esta tecnología con un modelo cien por cien eléctrico, como el Soul EV, del que en breve lanzará la segunda generación, el e-Niro es la confirmación de su apuesta.


Un desafío que pasa por contar en su gama con 16 modelos con tecnología eléctrica antes de 2015, como explica Eduardo Divar, Director general de Kia Motors Iberia: “El nuevo e-Niro supone un paso clave en la estrategia de electrificación de la marca, cuyo objetivo es liderar este mercado con el lanzamiento de 16 modelos con tecnologías electrificadas de aquí a 2025. Gracias al importante peso de este tipo de modelos en las ventas de Kia en España, hemos logrado situarnos en lo que llevamos de año en el top 3 de marcas líderes en electrificación y estamos seguros de que la incorporación del nuevo e-Niro, un crossover con una de las mayores autonomías eléctricas del mercado, contribuirá a que Kia se mantenga a la cabeza de la electrificación en nuestro país. El e-Niro es una clara demostración del progreso que está haciendo Kia para proporcionar vehículos confortables, prácticos y divertidos de conducir, que abran el camino hacia una circulación cero emisiones”.



Sí, porque el e-Niro se trata de un coche con el que creer definitivamente en la electromovilidad. Un modelo con una autonomía que le hace verdaderamente utilizable, con un rango real de 455 km en su variante más potente, en el ciclo combinado WLTP. Y así lo hemos podido comprobar en este primer contacto.


Kia e-Niro: El tercer pilar

Sobre la funcional carrocería del Niro, el crossover se vuelve totalmente eléctrico, cerrando el círculo. Un coche de volumen dentro de la marca, que se lanzó como híbrido autorrecargable y al que le siguió la variante plug-in, para lanzar el e-Niro, cien por cien eléctrico.


El e-Niro se distingue a simple vista de sus modelos hermanos por pequeños detales. Su parte frontal es ligeramente diferente, con su parrilla “tiger-nose” cerrada, lo que mejora su aerodinámica, y con la toma de carga integrada. Las tomas de aire han sido rediseñadas y las luces diurnas LED con forma de flecha combinan tonos con color azul claro, seña de identidad del nuevo modelo. Porque en su vista posterior, los paragolpes también presentan elementos resaltados en azul claro en su parte inferior como detalle diferenciador. Mientras de perfil, son las llantas específicas de 17 pulgadas la que distinguen al e-Niro.



Kia e-Niro: Versátil y tecnológico

La seña identificativa azul también se traslada al interior, para enfatizar la atmósfera más tecnológica que se respira en el habitáculo, con embellecedores en las salidas de aire y un ribete y los pespuntes del asiento en este color, en el acabado en piel. Y molduras en las puertas con el detalle azul.


Un habitáculo donde desaparece la palanca de cambios innecesaria con el propulsor eléctrico, para dejar sitio a un dial giratorio selector tipo “cambio por cable”, para introducir la marcha hacia delante o hacia atrás.


El espacio liberado deja sitio a un freno de mano eléctrico, por botón, olvidándose, por fin, del incómodo sistema por pedal. El ergonómico panel también recoge los botones de ventilación de los asientos, el de calefacción del volante, el selector de modos de marcha, los sensores de aparcamiento y el de la función de frenado “Auto Hold” del Niro.


Los asientos disponen de una tapicería mixta (tela y piel sintética en el lateral) en color negro y, opcionalmente con el acabado Emotion, terminación en piel (también con el Pack Luxury), con los mencionados remates en azul.


Cuenta con una instrumentación específica, con una pantalla TFT LCD de 18 cm (7 pulgadas), que muestra la información de la conducción y de la carga de la batería durante la marcha, evaluando además la forma de quien conduce, para mejorar la eficiencia.



La pantalla táctil del salpicadero, también de 7 pulgadas en el centro del salpicadero, permite controlar el audio, funciones del coche, la conectividad con los últimos sistemas (Apple CardPlay, Android Auto y TomTom) y otra serie de funciones específicas para vehículos eléctricos de Kia. Entre éstas, informa de los puntos de recarga próximos, el nivel de carga y la autonomía restante entre otros datos. Llamativa es la función que permite introducir la hora aproximada de salida del próximo viaje, para que el coche se caliente hasta la temperatura programada antes de salir.


Comparte plataforma con las dos versiones del Niro ya comercializadas, estudiada para adaptarse a cada tecnología, por lo que las baterías están perfectamente adaptadas sin que afecten al espacio y versatilidad interior. Un interior muy habitable en todas sus cotas, generoso en altura con su formato crossover y con amplio espacio longitudinal, que hace muy confortable las plazas traseras.


Porque, aunque el e-Niro es ligeramente más largo que las versiones híbridas (2,5 cm), esto se debe al rediseño del frontal y la adopción de la boca de recarga. Pues la distancia entre ejes se mantiene invariable y ofrece un volumen de carga de 451 litros, superior en 41 l a la variante híbrida autorrecargable y en 127 l al Niro plug-in. Esto es posible gracias a la colocación de las baterías entre ambos ejes, lo que libera el espacio del maletero, que muestra su versatilidad, con los asientos abatibles por mitades (60:40) y su amplio portón de carga.



Kia e-Niro: Sin miedo a la carretera

También ha permitido bajar el centro de gravedad, con un estudiado reparto de pesos, lo que redunda en su buen comportamiento. El e-Niro ha reforzado las suspensiones respecto a sus hermanos híbridos, sobre una misma arquitectura, independiente McPherson delante y multibrazo detrás. Incorpora elementos de aluminio para aligerar el peso suspendido y un tarado algo más duro, con lo que mantiene las buenas maneras en el apartado dinámico, sin que le afecte el diferente reparto de pesos, ni los kilos de más, aunque se muestra ligeramente más subvirador (es tracción delantera) a la entrada de las curvas, pero con reacciones muy nobles y transmitiendo gran confianza al conductor. El e-Niro dispone de vectorización de par en frenada para aumentar su agilidad al trazar los virajes.


El notable nivel de confort no se ve alterado y la acústica ha sido reforzada para reducir los ruidos exteriores y compartir el silencio de marcha, sin que se aprecien tampoco vibraciones. La dirección eléctrica es rápida y firme, y los frenos regenerativos (recupere energía cinética y recarga con ella la batería cuando avanza por inercia o frena), con discos ventilados de 305 mm de diámetro delante y 300 mm detrás, te permiten enseguida acostumbrarte a su tacto para detener el coche en distancias correctas.



Kia e-Niro: Conducción a tu gusto

Además para ayudar a detener el coche, el e-Niro, mediante sendas levas a cada lado del volante, permite elegir al conductor entre cuatro niveles de recuperación de energía. Así, cuanto mayor sea el nivel de recuperación seleccionado, más energía captará el sistema de frenada regenerativa y mayor será su capacidad de retención al soltar el acelerador. Simplemente modulando el acelerador controlas la frenada, que según vas utilizando aprovechas más, resultando muy práctico para aumentar la autonomía. El único pero es que en nuestra unidad el accionamiento de las levas no era excesivamente preciso y te obligaba a tocar un par de veces para seleccionar el nivel que queríamos.


El Kia e-Niro también cuenta con un modo automático de regeneración, con el que el vehículo puede ajustar el nivel de energía cinética recuperada por sí mismo, en función de las condiciones de circulación y mediante las cámaras del sistema Smart Cruise Control (control de crucero adaptativo). La asistencia predictiva a la conducción, que actúa mediante el navegador, permite adecuar también el nivel de recuperación de energía a las condiciones de circulación próximas.


El e-Niro además va equipado con el sistema Drive Mode Select, para ajustar el modo de conducción a cada momento para priorizar las prestaciones o el ahorro de energía (Normal, Sport, Eco y Eco+, el Drive Mode Select), modificando ligeramente el carácter del motor.



Kia e-Niro: Dos opciones de motorización

Sí, ya es hora de que hablemos de sus motores, lo que hace al e-Niro diferente de las versiones híbridas y se pone en sintonía con el camino de la electromovilidad, una apuesta clara de futuro.


El Kia e-Niro puede disponer de dos opciones de propulsión eléctrica. La versión menos ambiciosa, anuncia una potencia de 136 CV y batería de polímero de iones de litio (39,2 kWh). Anuncia una autonomía de 289 km (ciclo combinado WLTP), pudiendo recargarse con un cargador rápido de 100 kW en 42 minutos para pasar del 20% al 80% de carga.


El propulsor de mayor rendimiento, dotado de una batería de polímero de iones de litio de (64 kWh), rinde 204 CV (150 kW) y 395 Nm de par máximo. Y dispone de una autonomía de hasta 455 km, pudiendo recorrer según la marca hasta 615 km en ciclo urbano.


Esta es la variante que hemos podido probar, que Kia espera que sea claramente la más vendida de las dos dada su ventajosa autonomía y prestaciones, sin una diferencia de precio ostensible. El e-Niro puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 7,8 s, por los 9,8 s de la versión de 100 kW.



Al arrancar con el botón, silencio total, como en cualquier eléctrico. Insertamos la “D” con el mando giratorio en la consola central, y el e-Niro sale como un disparo. Corre, y mucho si queremos. Al atravesar la Gran Vía de Madrid, circulamos prácticamente solo utilizando las levas, una vez nos hemos acostumbrado a aprovechar las retenciones en los diferentes niveles.


Es en carretera donde demuestra su capacidad. La velocidad máxima no es elevada, alcanzando los 167 km/h. Es su capacidad inmediata para acelerar, sea cuál sea la velocidad a la que circulemos. Y no mimamos nuestra conducción, para comprobar realmente si era capaz de cumplir con la autonomía anunciada, acostumbrados a otros eléctricos, tan dependientes del tipo de conducción que al final les aleja enormemente de lo que “prometen”.


Realizamos entre ida y vuelta 188 km, en el que consumimos un 40 por ciento aproximadamente de la energía disponible, marcando una media de 16,3 kWh. Ello le acerca realmente a cumplir con la cifra homologada.



Kia e-Niro: Asistentes a la conducción

El e-Niro ofrece dispone de una amplia batería de asistentes a la conducción de Kia, incorporando de serie la gestión de estabilidad del vehículo (Vehicle Stability Management VSM).


Cuenta también con otros sistemas, como el aviso de colisión frontal, asistente de frenada de emergencia por colisión frontal, control de crucero inteligente con función de parada y arranque automática, asistente dinámico para luces de carretera, detector de fatiga del conductor y asistente para el seguimiento del carril que funciona entre 0 y 130 km/h.



Kia e-Niro: Desde 31.500 euros

El Kia e-Niro, con sus 4,38 m de longitud, ofrece la funcionalidad de su carrocería crossover, con un interior amplio y versátil, adaptada a un motor eléctrico con una autonomía que le hace muy utilizable en la versión más potente.


Con 7 colores de carrocería y tres niveles de acabado (Concept, Driver, Emotion), está ya disponible con un precio desde 31.150 euros con la batería de 39,2 kWh. Mientras la versión de rango amplio, disponible en los dos acabados superiores, tiene un precio desde 36.855 euros, también con los descuentos de marca aplicados. Opcionalmente puede adquirirse con el Pack Luxury, que tiene un precio de 1.750 euros.


Cuenta como el resto de modelos de la marca, con una garantía de 7 años o 150.000 km, que cubre también la batería y el motor eléctrico.


Precios


Kia e-Niro Concept (39,2 kWh) 31.150 euros

Kia e-Niro Drive (39,2 kWh) 33.355 euros

Kia e-Niro Emotion (39,2 kWh) 35.855 euros

Kia e-Niro Drive (64 kWh) 36.855 euros

Kia e-Niro Emotion (64 kWh) 39.355 euros