NISSAN QASHQAI - Prueba del coche: Coche ideal apto para todos

Por sa , 26/01/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Nissan
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona QASHQAI/QASHQAI + 2
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

NISSAN QASHQAI - Prueba del coche: Coche ideal apto para todos
Prueba del Nissan Qashqai en todos los terrenos. Si quieres conocer como va este Nissan Qashqai o estás pensando en comprarlo, no dejes de leer la prueba del Nissan Qashqai que te traemos esta semana.




A pesar del complicado nombre, tomado de una tribu nómada iraní dedicada al pastoreo, el Qashqai goza de un diseño que es la envidia de la competencia. Gracias a este vehículo, y a pesar de que modelos como el Tiida hayan sido un rotundo fracaso, Nissan se ha encaramado al noveno puesto en la tabla de fabricantes más vendedores en España. Que la gente esté dispuesta a esperar hasta seis meses a que le entreguen su Nissan Qashqai quiere decir algo, no es casualidad.
 
Y es que la marca japonesa ha logrado un auténtico milagro, ya que con las medidas de un compacto (4,31 metros de largo), ha creado un coche que, sin ser el mayor experto en terrenos pedregosos y todo tipo de caminos, te da la confianza de poder avanzar por ellos y solventar cualquier situación, independientemente de que la versión con la que te has hecho sea 4x4 o 4x2. Es una carrocería más elevada que el de los compactos, no tiene tantísimo espacio interior pese a que las formas, por fuera, auguran una habitabilidad récord y, sobre todo, imprime un sello de solvencia en ruta que nadie ha podido igualar, por mucho que Peugeot con su 38 se le haya acercado bastante.
 
La posición de conducción, ligeramente más elevada que la competencia y, sobre todo, la herencia Nissan en vehículos todoterreno, llámalo ‘Crossover’, llámalo SUV (Sport Utility Vehiche) o llámalo ‘Urban Proof’, cada uno publicita sus coches como quiere, ha sido clave en el acierto incondicional de un coche que está al alcance de cualquiera por precio y por facilidad de manejo, ya que, de nuevo sale a relucir la publicidad, más que estudiada y certera en este caso, te hace ver que con este coche puedes salir del asfalto y acometer todo tipo de problemas, a pesar de no tener un ángulo de ataque espectacular y, sobre todo, sin tener conocimientos de conducción por campo, pistas o terrenos rotos.
 
Al césar, lo que es del césar, e igual que Nissan ha fallado en otros segmentos, como en el ya mencionado Tiida, hay que reconocer que, por ejemplo, en su faceta deportiva, con el GT-R y los 350Z y 370Z, amén del vehículo que nos traemos entre manos, ha dado en el centro de la diana.
 
Es el Qashqai un coche muy particular. Su principal éxito reside en el diseño. En el fondo no es más que un vehículo normal y corriente con pinta de todoterreno y tamaño contenido. Pero es curioso, porque este concepto también lo manejan otras marcas y, sin embargo, no ha tenido, ni de lejos, una acogida similar al producto nipón. El diseño es, incluso, anodino hasta cierto punto, ya que las ópticas delanteras no son, precisamente, la vanguardia del diseño, mientras que los pilotos traseros se han resuelto de manera interesante. El perfil es ciertamente discreto, y quizá sea su falta de estridencias y de aristas lo que haya calado hondo en el público, especialmente el nacional.
 
Foto del interior del Nissan QashqaiEntrando un poco más en materia, y analizando el interior, se aprecia el esfuerzo de Nissan por dar más empaque a sus productos. En el acabado Tekna Sport, el más completo a excepción del Tekna Premium, observamos que prácticamente no le falta de nada. Sorprende, incluso, con un techo panorámico bastante amplio, que llega hasta las plazas traseras, y accionable por botón, cosa que nos ha encantado, porque da una luz al interior casi necesaria, debido a que, pese a lo que promete por fuera, por dentro no es el compacto más habitable del mercado. Tampoco nos ha gustado excesivamente los plásticos de la consola central y del salpicadero. Especialmente en el primero, bajamos categoría hasta segmentos mucho más económicos y austeros. Y dos apuntes sobre los asientos. Para mi gusto un pelín duros y no recogen el cuerpo todo lo deseable en las curvas.
 
Sin embargo, como ya digo, este acabado Tekna Sport, disponible hasta en seis combinaciones distintas de motor y caja de cambios, cuenta de serie con ABS-BA-EBD, ESP, Airbags frontales, laterales y de cortina, Inmovilizador, Fijaciones Isofix (2 soportes en la 2ª fila de asientos), Llantas de aleación de 17", Barras en el techo plateadas, Techo panorámico, Pedales en aluminio, Cristales traseros oscurecidos, Nissan Connect (sistema de navegación 3D con pantalla táctil en color de 5" y Bluetooth), ¡Cámara de visión trasera!, Radio lector de CD y MP3 con 6 altavoces y mandos audio en volante, Climatizador dual, Puerto USB y Conector MP3 (Aux-in 3,5 mm) en la consola central, Control de crucero con mando en volante, Sensor de lluvia, Faros antiniebla, Faros de activación automática, Parrilla frontal y manetas en color plateado, Volante y pomo de palanca en piel, Asiento del conductor ajustable en altura y con regulación lumbar, Retrovisores color carrocería, calefactados, regulables y abatibles eléctricamente, Elevalunas eléctricos, Cierre centralizado, Volante ajustable en altura y profundidad, Guantera refrigerada, Reposa vasos (2 delanteros y 2 traseros), Reposacabezas activos delanteros, Reposa brazos delantero y trasero y 2ª fila de asientos abatible por partes (60/40). Como ves, de lo más completo y casi a la altura del Tekna Premium, que añade, además, Faros Xenón, Llave inteligente, Asientos en piel y Manetas color carrocería. Por cierto, muy prácticos los cajones para dejar objetos debajo de los asientos.
 
En todo este equipamiento destaca con luz propia el navegador táctil, una pocholada al alcance de muy pocas marcas. Lo que pasa es que, ya que te pones, poco habría costado hacerlo un poco más grande, ya que con cinco pulgadas de tamaño es muy difícil ver con tranquilidad los mapas y los mensajes que te pone. También está bien la idea de que te informe de todos los paneles informativos de la vía, los controles de alcoholemia, los puntos negros y, por supuesto, los radares, fijos y móviles… lo que pasa es que te marca todos, da igual que el aviso sea de un radar en el sentido contrario o un control de alcoholemia que hubo en ese punto una vez y ya, evidentemente, no está. También hay que hacer notar que si introduces una dirección en marcha, el proceso será terriblemente lento, mucho más que si lo haces en parado. Otro acierto, todo hay que decirlo, es que la información esté almacenada en una tarjeta SD, en vez de en un CD o DVD.
 
Aunque tres adultos detrás pueden viajar de manera aceptable en la parte de atrás, en cambio, la sensación de amplitud y espacio para el conductor es de primera. La visibilidad es espectacular, mires donde mires, 360 grados, y sin duda ayuda a ella el gran tamaño de los retrovisores. Otro detalle digno de elogio y mención son los huecos para llevar todo tipo de objetos. Ya hemos mencionado los cajones bajo los asientos, pero no hemos dicho que la guantera es inmensa, mientras que bajo el reposabrazos central hay un auténtico pozo sin fondo.
 
En marcha también se nota la calidad y el saber hacer de Nissan, marca cuya alianza con Renault les ha venido divinamente a ambos en sectores con menos tradición y control. La versatilidad del concepto se corresponde perfectamente con cada uno de los terrenos posibles de utilización. En autovía el coche va como la seda. La suspensión tira más hacia el confort que hacia la consistencia, lo que causa la sensación de ir en todo momento sobre una alfombra. A la hora de afrontar caminos de tierra, pistas o trialeras, el confort sigue siendo la nota predominante, ya que debe absorber con efectividad las irregularidades del terreno, y efectivamente lo hace, con una solvencia que asusta.
 
Foto del Nissan QashqaiLa versión probada estaba dotada del sistema ‘All Mode 4x4’, asociada a una caja de cambios automática/secuencial de seis velocidades CVT, que en modo manual-secuencial, todo sea dicho, nos ha gustado mucho más que en modo automático. Por ejemplo, en este último funcionamiento, puedes pisar a tope, hasta pasar las seis mil revoluciones, que el variador no pasará a una marcha superior para desahogar ni aunque lleves un buen rato al límite, digamos en tercera o cuarto. Hay veces que esto viene bien, sobre todo en carreteras de montaña, para que no se te venga el motor abajo, pero en autovía me pareció absurdo, ya que para adelantar a un coche, en plena acción, debes aflojar un poco el pie para que pase el cambio a la marcha siguiente. En cambio, en modo manual, si que, si ve que en segunda no tira, él solito se baja. Además, en este modo el motor retiene bastante más. Lo que nos ha sorprendido, sin embargo, es que yendo en autovía, a 120, pongamos a 3.2 revoluciones por minuto, sin ese instante pasamos a modo manual, para mantener la misma velocidad, con el dispositivo de crucero… ¡el motor sube más de mil vueltas! Yo todavía sigo sorprendido. Acabando con el cambio, es terriblemente desagradable el ruido, en modo automático, al pegar un acelerón fuerte. Lo peor de todo es que el incremento de decibelios no se corresponde con una aceleración brutal, por lo que se te queda un poco cara de no entender nada.
 
Volviendo al All Mode 4x4, dispone de tres posiciones. En la primera, ‘2WD’, el coche funciona con la tradicional tracción delantera. En modo ‘AUTO’ se activa el 4x4, aunque es el propio sistema, de manera inteligente, el que distribuye la tracción a uno y otro eje, mandando, como máximo, el 50 por ciento al de atrás. Por último, en el modo ‘Lock On’, lo que se activa es el bloqueo del diferencial central, dejando, de manera permanente, el 50 por ciento del par y de la tracción en cada uno de los ejes. Ahora ya es tu criterio y tu juicio sobre el terreno por el que circulas, en cuanto a baches o lo resbaladizo que esté, seleccionar uno u otro. El All Mode 4x4, combinado con el ESP, permite controlar cada rueda de forma independiente. Por cierto que detalles como que el ESP sea desconectable, es otro aliciente más en cuanto a seguridad activa y pasiva, o las suspensiones traseras independientes multi-link, los seis airbags ya mencionados, o los frenos de disco de gran tamaño con ABS y EBD.
 
Más cosas: si el uso principal que vas a dar a tu Qashqai es conducción en autovía, este motor y este cambio van a hacer que te tires un poco de los pelos, ya que en uso combinado, en 8 kilómetros ha sido imposible bajar de diez litros. En autovía, a límites legales, no subirá de los 9 litros cada cien kilómetros.
 
En el acabado Visia, con el propulsor 1.6 gasolina de 115 caballos y tracción 4x2, el Qashqai sale por 18.7, que es el precio de acceso a la gama. A partir de ahí, puedes combinar varios motores gasolina y diesel, hasta cinco acabados y las tracciones 4x2 y 4x4 para configurar tu Urban Proof a tu gusto, cerrando la gama por arriba el 150 CV diesel con cambio CVT, 4x4 y acabado Tekna Premium.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Aún puede haber quien tenga recelos, que lo vea como el coche que intenta abarcar mucho pero no aprieta en ningún apartado. Sin embargo, el Qashqai es el vehículo único ideal, sin ser especialista en nada no falla en ningún apartado y, por tanto, cualquiera que tenga un mínimo de duda sobre el uso que va a dar al coche acabará cayendo en las redes de este Nissan, alumno aventajado en su idealización y público objetivo.
 

UN COCHE PARA…

…cualquiera! El concepto y el diseño hace que noveles y experimentados, hombres y mujeres, urbanitas y camperos, cualquiera, pueda poner sus ojos en un coche de los más completos del mercado.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 800 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 30%-30%-40%
 
---------------------------------------------------
 

Nissan Qashqai 2.0G 140 CV 4x4 Tekna Sport

Cubicaje / Potencia: 1.997 cc – 140 CV a 6.000 RPM

Caja de cambios: Automático (CVT) de 6 velocidades

Alimentación: Inyección
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.315 / 1.780 / 1.615 mm

Distancia ejes: 2.630 mm

Maletero: 410 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 215 / 55 / 18

Tracción: 4x4

Frenos: Discos ventilados (delante) / Discos macizos servoasistidos (detrás)
 

Aceleración 0-1 km/h: 10,6 segundos

Velocidad máxima: 190 km/h

Capacidad depósito combustible: 65 l.

Peso: 1.415 kilos

Par motor: 196 Nm / 4.8

Emisiones CO2: 199 g/km
 
Consumos oficiales:
 
Extraurbano: 6,9 l / 100 kms

Urbano: 11 l / 100 kms

Mixto: 8,4 l / 100 kms
 

Bien:

Precio/equipamiento

Imagen y capacidad

Aptitudes en todos los terrenos
 

Menos bien:

Consumo

Ruidoso en aceleraciones

Plástico duro en salpicadero
 
Precio: Desde 26.250 euros
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net