MINI COUPÉ– Presentación en Madrid - ¡Qué divertido!

Por sa , 16/09/2011

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Mini
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona MINI
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

MINI COUPÉ– Presentación en Madrid - ¡Qué divertido!
MINI deja los convencionalismos a un lado. En la presentación de su quinto modelo desde su renacimiento en el año 2000, propone un coupé biplaza con un planteamiento deportivo que gustará a las almas más sport. MINI, con el Coupé, lo logra de nuevo.
 
MINI Coupé es el hermano recién llegado a la familia MINI, pero es tan rápido que les puede robar la merienda a todos sin que se enteren. La deportividad nadie se la discute, mires desde el ángulo que lo mires. Si su apariencia no es suficiente, sus medidas ya nos dan bastantes pistas, sobre todo si después de castigarle con la más lasciva y pasional de nuestras miradas nos queda alguna duda de su espíritu sport. Mide sólo 3,73 metros de largo, 1,38 de alto y tiene una batalla de 2,46 metros, o lo que es lo mismo, corto, plano y estable: muy deportivo. En torno a los 1.1 kilos de peso según la versión, y con diversión para sólo dos personas, sorprende aún con un maletero de 280 litros, que da de sobra para los bultos que una pareja puede llevar de viaje.
 
Este MINI Coupé llega a nuestras manos después de que desde su relanzamiento hace diez años se hayan vendido ya más de dos millones de unidades, lejos ya del modelo original que vio la luz allá por 1.959. En 20 renació cual ave fénix el MINI tradicional que todos conocemos. En 24 MINI nos sorprendió con el Cabrio, en 27 hizo lo propio con el Clubman y por si la osadía parecía haber acabado, el año pasado las bocas se abrieron para exclamar sorprendidos por la valiente apuesta del Countryman. La quinta versión es este Coupé, que ya adelanta una sexta, pues en él estará basado a principios de 2012 el Roadster descapotable, con techo blando, que apenas sufrirá más que las variaciones necesarias respecto a este Coupé para llegar al mercado.
 
Fabricado en Oxford, este MINI Coupé posee un componente más emocional que ninguno de sus hermanos. A nadie se le escapa que, por sus formas, el público objetivo no puede ser otro que jóvenes solteros o parejas sin niños, con ingresos medio-altos, creativos, extrovertidos y, por qué negarlo, muy seguros de sí mismos, algo presumidos y amantes de las sensaciones fuertes y la deportividad. Su orientación deportiva es tan evidente, que antes de echar a rodar por nuestras carreteras, cosa que se hará realidad el 1 de octubre de 2011, ya ha lucido palmito a toda velocidad en su versión MINI Coupé John Cooper Works Endurance en las 24 Horas de Nurburgring, con un corazón de 250 caballos, 39 más de los que tendrá en su versión de calle, siempre con un bloque de 1.598 cc. Otro detalle para comprobar su deportividad, es que el parabrisas está 13 grados más inclinado que el MINI de toda la vida, y la forma del techo, con un alerón final que también cumple su función de agarre aerodinámico y estético.
 
MINI Coupe foto exteriorEl 1 de octubre encontraremos en los concesionarios el MINI Coupé con 4 motores, tres gasolina y un diesel. El MINI Coupé Cooper será el más económico, 21.6 euros, con el motor ya conocido de 122 caballos. El MINI Coupé Cooper S empieza ya a ser una cosa seria, con 184 caballos y una aceleración de 0 a 1 km/h de 6,9 segundos. Su precio, 27.050 euros, lo comparte con el MINI Coupé Cooper SD, con el propulsor diesel de 143 CV tan utilizado en el Grupo BMW. Sus 305 Nm de par y su aceleración de 0 a 1 en menos de ocho segundos aseguran también buena parte de diversión. A la joya de la corona se le reserva el nombre estrella, de campanillas, el John Cooper Works, que contará con los mismos 211 caballos que anima la versión original (Hatch). Este JCW, junto al S, tienen una función Overboost que, cuando pisas el acelerador prolongadamente, te otorga 20 Nm de par extra durante unos diez segundos, cosa que te viene de maravilla cuando afrontas un adelantamiento y descubres que puedes ir más apurado de lo que habías calculado. No esperes notarlo de inmediato como si fuera el coche fantástico, porque como no hay una referencia para comparar, pasará desapercibido.
 
MINI ha puesto en este Coupé toda su sabiduría y ha logrado un equilibrio muy interesante entre seguridad y sensaciones al volante. Llama la atención que para sujetar el tren trasero haya dispuesto un spoiler trasero retráctil para ganar aplomo, tracción y efectividad. Se despliega a 80 km/h y se recoge cuando bajas de 60. En cualquier caso, si te apetece darte un paseo por las terrazas de moda a dos por hora luciendo apéndice, dispones de un botón que lo deja desplegado. La aerodinámica ha ocupado miles de horas a los ingenieros, pero el trabajo ha dado su fruto y el peso está repartido de forma equilibrada. La rigidez viene asegurada gracias a la colocación de una barra de torsión adicional que refuerza el chasis y le hace un punto más dócil y conducible.
 
En MINI dicen que aún se diferencia más del resto de sus hermanos por su marcado tercer volumen, pero la verdad que ese mínimo culito respingón yo no lo llamaría tercer volumen. También nos cuentan que la versión JCW vendrá equipada de serie con todos los elementos aerodinámicos y dispositivos estéticos que en la versión Hatch se pagan aparte.
 
Este biplaza llega a nuestro país en nueve colores y miles de combinaciones con 9 llantas distintas, de 15 a 17 pulgadas, diversos interiores y motivos deportivos exteriores, como unas franjas Sport Style en techo y carrocería. El equipo de navegación multimedia puede ofrecer el sistema MINI Connected, con acceso a internet y todo tipo de redes sociales. Un coche deportivo del siglo XXI que hace bueno el lema de la campaña de su lanzamiento: ‘Another day, another adventure’.
 
EN MARCHA CON EL NUEVO MINI COUPÉ
 
En la presentación en Madrid hemos tenido la suerte de ponernos a los mandos de la única motorización que, hasta ahora, no habíamos probado en un MINI, la versión S, con el motor gasolina de 184 caballos. Lo primero que nos llama la atención es que, a pesar de lo que te imaginas al verlo por fuera, cuando te subes no tienes la sensación de ir sentado en el suelo, como pasa con CRZ, Z4, SLK o MX-5, por poner sólo unos ejemplos. ‘No buscábamos eso’, nos contestan en BMW Group cuando hacemos la pregunta pertinente. El asiento del piloto, en su posición más baja, está muy lejos del suelo, cuando lo más lógico era pensar que lo irías arrastrando y que en algún bache te lo podías incluso dañar. A pesar de ello –incluso es mejor porque algún joven no tan joven seguro que eso le habría echado para atrás, el coche desde el minuto uno muestra su deportividad, pues al interior del habitáculo se cuela mucho ruido del exterior y del propio motor.
 
MINI Coupe foto exteriorLos primeros kilómetros de autovía no nos enseñan nada a nivel dinámico, pero sí que nos da tiempo a comprobar que el interior es casi idéntico al del resto de la familia. Se han limitado a pintar en color carbono los plásticos que antes iban plateados o cromados, y por lo demás todo es exacto, con la misma doble guantera en el lado del copiloto. Solo dos detalles nuevos. El primero, el techo, que a la altura de las cabezas de piloto y copiloto presenta un espacio extra por si las dimensiones humanas se extralimitan la normal por estos lares. La segunda, es que detrás de los asientos, tienes una minirrepisa para colocar una carpeta y poco más, y entre medias de las butacas se abre una guantera que comunica con el maletero que es más capaz de lo que se preveía.
 
Pasan los kilómetros y por fin entramos en materia con las primeras curvas. De los cien kilómetros de este primer contacto solo unos pocos tramos son sinuosos y hay que aprovechar la ocasión para comprobar si este MINI Coupé cumple lo que promete…
 
…Y los resultados son prodigiosos. El coche pide guerra y parece que se queja si no llegas hasta las 6.5 revoluciones por minuto, momento en el que aparece la zona roja y el corte del encendido. Es nervioso, bastante más de lo esperado con estos 184 caballos y poco más de 1.1 kilos, pero es aún más divertido. Ya te digo que los conductores jóvenes, inexpertos o con demasiadas ganas de darle al acelerador, pueden llevarse un susto a la más mínima que se despisten, pues aún con el DTC activo, es necesario corregir la trazada de la curva muy a menudo, pues tiende a sobrevirar y a cerrarse con bastante determinación, por lo que hay que andar rápido de manos y estar listo para la corrección del volante, sin pasarse, porque puedes lograr justo lo contrario de lo que buscas. A estos ritmos, por cierto, el consumo está en torno a los nueve litros y medio cada cien kilómetros recorridos.
 
La zona más divertida está pasadas las cuatro mil revoluciones, y a partir de ahí, tienes aceleraciones fulgurantes hasta las seis mil vueltas. Las suspensiones son bastante duritas, sin ser incómodas, porque a ritmos normales no te sientes una pelota dando botes, ni mucho menos, pero es cierto que cuando la carretera se retuerce, el MINI Coupé esboza una sonrisa entre traviesa y maliciosa y te exige total atención y concentración. Si cumples, tendrás toneladas de diversión aseguradas.
 
Las curvas se acaban y no tenemos más remedio que volver a la base. Mientras completamos estos últimos kilómetros en el intenso tráfico de Madrid y vemos que la agilidad es otra de sus cualidades, nos juramos que, en cuanto podamos, pediremos el MINI Coupé para someterlo a una prueba más exhaustiva e intensa… y por qué no decirlo, disfrutar de lo lindo.
 
Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net