MINI CLUBMAN – Presentación y prueba – La familia y más

Por Andrea Enzo , 26/10/2015

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Mini
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona MINI CLUBMAN
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

MINI CLUBMAN – Presentación y prueba – La familia y más
El renovado MINI Clubman ya está aquí. Concepto revolucionario para un MINI de seis puertas y una personalidad bien marcada. 4,25 metros de largo y una habitabilidad nunca vista, claves del nuevo MINI. Presentación y prueba del MINI Clubman Cooper.

Los tiempos cambian. MINI también. El nuevo MINI Clubman llega, incluso, con nuevo logo bajo el brazo, más sencillo, que no simple. El Clubman abandera una nueva estrategia, con lo esencial como objetivo claro. La marca verá reducida su gama a cinco modelos, se centrarán esfuerzos en MINI 3 puertas, MINI 5 puertas, Countryman, Cabrio, que en breve se renueva, y el presente Clubman. El precioso Paceman enfila su fase final de comercialización y sigue el camino de los excitantes Coupé y Roadster.



Con el nuevo MINI Clubman, se pretende ir un poco más allá, no sólo centrarse en los coches, que también, sino explorar nuevas ideas y territorios. El énfasis en el Lifestyle va a ser un camino importante a recorrer por la marca, ya lo era, pero ahora se redoblarán esfuerzos.


El Clubman también enfatiza el gusto y cuidado por el detalle. Cuando abres el coche desde el mando, el logo de MINI se refleja al lado de tu puerta. En la oscuridad verás que es un puntazo. La nueva antena de radio en forma de tiburón también incorpora un led rojo, señal de alarma conectada, y también servirá para localizar tu coche en la inmensidad de un aparcamiento en la noche, saliendo del cine o del centro comercial. Pero estos detalles no pueden ocultar el esfuerzo en este Clubman de MINI, para ofrecer más habitabilidad, espacio, confort y capacidad de carga, sin olvidar seguridad, tecnología y conectividad. No en vano, MINI pretende que, por fin, este MINI, el Clubman, sea el primer coche de la familia.


La imagen principal de este nuevo modelo de MINI, que cada vez es menos MINI –es el más grande en tamaño de la historia de la firma británica- es la doble puerta trasera. Las manillas horizontales y los grupos ópticos, también muy horizontales, recalcan una imagen musculosa, robusta, pero a la vez muy dinámica. Tras esa doble puerta, que se puede abrir desde el mando y con el pie por proximidad, hay un maletero de 360 litros, cifra coherente para el segmento compacto (C) donde va a pelear.


Seis puertas, dos a cada lado y las dos traseras, 27 centímetros más largo que el MINI 5 puertas, batalla de 2,67 metros y una anchura de 1,80… muchas diferencias con el MINI tradicional, pero un diseño tan reconocible, que sin el logo en el frontal todo el mundo lo reconocería como un MINI. También cambia el diseño interior, un habitáculo renovado, espacioso, con unas plazas traseras de notable alto y una característica general, la emoción en el diseño, tanto exterior como interior.


Como buen MINI, la gama de colores no va a pasar inadvertida, ni la capacidad de personalización. 12 colores muy identificativos, llantas de aleación de serie en toda la gama, de entre 16 y 19 pulgadas, techos y carcasas de los retrovisores en negro, blanco o color plata… lo habitual, pero con un toque de ‘saber estar’ innegociable en la marca.


Seis puertas y seis motores conforman la gama del MINI Clubman, hasta que el año que viene llegue el John Cooper Works. Motores de 3 y 4 cilindros conviven en una oferta muy equilibrada y coherente.


En gasolina, One (102 CV) 23.800 euros, Cooper (136) 26.200 euros y Cooper S (192) 29.900 euros. En gasoil, One D (116 CV) 24.800 euros, Cooper D (150) 28.400 euros y Cooper SD (190) 31.900 euros. Los dos One y el Cooper de gasolina son tricilindricos, tetracilíndricos los otros tres, más potentes. Estos últimos tienen opción de montar una caja automática de 8 velocidades.


No faltan elementos de seguridad de serie como DSC, DTC o EDLC, además de otros dispositivos como el climatizador bizona, bluetooth, volante deportivo, sensor de lluvia, luces automáticas… mientras que entre las opciones el catálogo es inmenso, con cámara marcha atrás, Head Up Display, Detección de peatones, control de crucero adaptativo, park assist, Luces largas automáticas, detección de señales… y todo el repertorio MINI Connected.


El Clubman es un coche más grande, más largo, por tanto tendrá que soportar más viajes y más largos que sus hermanos, de ahí que se haya trabajado mucho el confort acústico y el dinamismo inherente a la firma anglosajona.


CON EL NUEVO MINI CLUBMAN POR MADRID Y SIERRA OESTE


La unidad agraciada con nuestra conducción en este día de presentación y prueba ha sido un MINI Cooper, tres cilindros, gasolina, de 136 caballos, en un color que nos ha hechizado, el MINI Yours Lapisluxury Blue sólido. Está claro que los creativos tienen que justificar el sueldo de alguna manera y cambiar el nombre de lo que siempre ha sido un azul marino… aunque con un brillo especial, hay que reconocerlo.


Inspección visual de rigor antes de subirnos al coche. Frontal prácticamente calcado al MINI 5 puertas, con los faros elipsoidales que tan buena acogida tuvieron. La línea lateral cambia bastante la imagen de marca que teníamos hasta ahora. Es más, bajo la sábana, antes de descubrir al nuevo Clubman como se merece, la silueta era tan grande que asustaba pensar en un MINI de ese calibre.


Llegamos atrás y aquí tenemos que detenernos. Nos sorprende, de primeras, ver el logo de la marca en el extremo izquierdo, bajo el piloto posterior. Está claro que han pensado en la simetría, para compensar el logo Cooper bajo el grupo óptico derecho, pero claro, en el centro no puede ir porque las puertas son 50-50 y abren justo en el medio, de manera simétrica, aunque siempre abre primero la derecha y luego la izquierda, de manera inversa al cerrar. También reparamos en que las luces de freno están en una línea horizontal inferior, fuera de las puertas, pues la ley obliga a que las luces estén a la vista con el portón/maletero abierto.


Por dentro se respira exclusividad. Se ha dado una vuelta de tuerca al diseño visto en el MINI 5 puertas, se ha afinado el tiro, ahora en la consola central reagrupada vemos unos cuantos mandos y palancas encerrados en una especie de frontal de Audi cromado, que nos gusta bastante. Como siempre, ajustes, materiales, compuestos, tejidos… todo cuidado hasta decir basta. No se pierde nunca la identidad de marca ni tampoco el vistoso aro de esfera en colores que cambia de tonalidad en función de nuestra interacción con el coche y el entorno.


En los asientos traseros, mucho espacio, suficiente para piernas, pies, rodillas, cabeza, hombros… bravo. Lástima que el usuario de la plaza central tiene que soportar un túnel central de transmisión algo grande. En las delanteras, toque Premium en casi todo, especialmente contentos estamos con el tacto del cuero del volante. Exquisito.


Nos ponemos a los mandos del MINI Cooper de 136 CV y tres cilindros y de primeras nos vence y nos convence. Suave, elástico, cero rumorosidad… un motor muy afinado, el más fino de todos los tres cilindros que hemos cogido sin lugar a duda. Un gustazo su funcionamiento y bajos decibelios, fruto también de una insonorización ejemplar en el habitáculo.


El cambio manual de seis velocidades es impecable, el sistema de parada y arranque del motor marca de la casa y la entrega de potencia es sorprendente. Nuestra unidad, sin ser la más equipada de todas, lleva el Driving Mode, y jugamos a ahorrar con el modo Green, y también vivimos el ‘Go Kart Feeling’ (Sport), subiendo el puerto de Galapagar, disfrutando al ver como el chasis demuestra que sigue siendo un MINI, con un chasis muy bien ajustado, unas suspensiones firmes pero cómodas y unos neumáticos a la altura del conjunto, ayudando a trazar con confianza en una dirección precisa.


Obviamente, el Clubman es un coche aún más preparado que el 5 puertas para afrontar desplazamientos largos. No voy a decir que tiene un rodar en autopista de berlina, pero se le acerca bastante, y con 4,25 metros de largo es sorprendente y aplaudible.


No es representativo, pues hacemos sesión de fotos con motor encendido, buscamos corte de encendido, apuramos marchas… aunque también buscamos tramos de ahorro de combustible, y la media pasaba bien pasada de los 8 litros. A título meramente informativo.


Conduciendo también hay que destacar un aspecto inusual en otros coches. Y es que la visibilidad trasera está marcada por los 5 centímetros opacos de la juntura de las puertas traseras en el centro, que impide la visión limpia del tráfico trasero. Te acostumbras pronto y te das cuenta de que no pierdes demasiada visión… pero igual se podía haber trabajado más para hacer esa junta de puertas algo más estrecha y facilitar aún más la visibilidad.


Un coche al que apetece mucho poner a prueba y realizar algún viaje largo para comprobar si realmente es oro todo lo que reluce… y ya te digo que en este centenar largo de kilómetros ¡ha relucido de lo lindo!


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net