Llegó el frío, y con él… problemas en tu coche típicos de invierno

Por GNaya , 12/12/2017
Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Últimas Noticias

Llegó el frío, y con él… problemas en tu coche típicos de invierno
Repasamos algunas de las averías o problemas más frecuentes que nos encontramos en nuestros coches cuando llega el frío del invierno.

Hace unas pocas semanas os transmitíamos en este artículo una serie de consejos básicos a tener muy en cuenta a la hora de circular en invierno. Y es que con la llegada del frío nos encontramos además, muchas veces, con que nuestros coches pueden sufrir averías o problemas derivados de las bajas temperaturas que puedes prevenir o solucionar rápidamente si los conoces de antemano.


La primera recomendación cae de cajón: realizar el correcto mantenimiento de nuestro vehículo cuando se acerca la bajada de las temperaturas nos puede ahorrar más de un disgusto. En caso de que la batería de nuestro tenga ya más de seis años, se recomienda sustituirla, pues hablamos de uno de los elementos que monta nuestro vehículo que más sufre en invierno, época en la que es más habitual que nos dé fallo y deje tirados.


También hay que prestar especial atención a los neumáticos, un aspecto siempre clave en la seguridad pero que cobra todavía más importancia cuando en el asfalto podemos encontrarnos nieve, hielo o grandes charcos de agua con el correspondiente riesgo de aquaplanning. No nos olvidemos tampoco de revisar el alumbrado, fundamental siempre pero más todavía cuando afrontamos los días con menos horas de luz de todo el año.


Otro clásico del invierno es encontrarnos totalmente helados algunos de los elementos básicos de nuestro vehículo. Es frecuente que pase con la cerradura o que nos encontremos los limpiaparabrisas pegados por congelación al cristal. En ambos casos, lo mejor es aplicar con tacto un poco de calor para devolver el agua a su estado líquido.


Finalmente, son muy comunes los problemas con los diferentes líquidos que circulan por nuestro automóvil, por lo que se recomienda revisar el líquido refrigerante-anticongelante, los aceites, los limpiaparabrisas y el líquido de los frenos.


Por si todo esto falla, siempre nos quedará el triángulo, chaleco reflectante, juego de luces de repuesto y la rueda de emergencia obligatorios. Recomendable complementarlos con un kit de primeros auxilios, llevar siempre que se pueda el depósito de combustible lleno, una linterna, echar una manta y abrigos al maletero por si las moscas y llevar la batería del móvil lo más cargada posible.