KIA CARENS y KIA PRO_CEED – Presentación y Contacto en Madrid

Por sa , 16/04/2013

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

comparte:



Servicios

Zona KIA
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona PRO CEED
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

KIA CARENS y KIA PRO_CEED – Presentación y Contacto en Madrid
KIA mata dos pájaros de un tiro presentando el monovolumen Carens y la versión tres puertas del Cee’d a la vez. Con el Cee’d GT esperando turno, KIA no para de renovarse. Impresiones tras unas decenas de kilómetros con KIA Carens y KIA Pro_Cee’d.
La cuarta generación del KIA CARENS llega con un pan bajo el brazo, ya que la marca coreana anuncia que junto a los 7 años de garantía, en toda la gama y todos los modelos con navegador, ofrece la cartografía (actualizaciones) gratis durante también 7 años. Emplazado en el segmento C-MPV, o lo que es lo mismo, monovolúmenes de tamaño medio derivados del segmento C, el Carens debe hacer frente a una dura competencia europea. Junto al Carnival, que ahora mismo no se vende en España, KIA ha vendido más de dos millones de monovolúmenes en todo el mundo, más de 300.000 en Europa, y más de 66.500 en España. Lo mejor de todo es que la cuarta generación del KIA Carens es un punto y aparte en calidad y equipamiento.
 
La verdad es que, para ser un monovolumen de cuatro metros y medio (4,52 metros), el diseño es bastante deportivo, salido de la imaginación del renombrado diseñador Peter Schreyer. Aumenta la batalla, es algo más corto y más bajo que el Carens precedente, pero sin penalizar en habitabilidad interior ni en confort. Capaz de albergar a 7 personas previo pago de los 700 euros del extra, seis de esos asientos son plegables, pudiendo conformar un espacio de carga que va desde los 103 litros con 7 plazas, hasta los 1.694 con las dos filas abatidas. En la habitual de cinco plazas, el maletero puede recibir hasta 536 litros de carga.
 
La calidad mejora mire por donde se mire. Los motores elegidos para el mercado español son un gasolina, 1.6 de 135 CV, con un consumo homologado de 6,8 litros a los 100 y un precio en el acabado Concept, el más básico, de 14.740 después de descontar la suculenta oferta de lanzamiento. En diesel, el propulsor 1.7 se desdobla en potencias de 115 y 136 CV, con un consumo medio homologado de 5,1 en el más austero y menos potente. 16.740 euros es el precio del 115 en el acabado Concept, y 19.440 el de 136, con el acabado Drive, el más equilibrado de todos. Por encima quedaría el Emotion, sólo para el motor diesel más potente.
 
El 22 de abril podrás salir con él rodando de tu concesionario elegido.
 
Pro_Cee'dEn cuanto a la segunda generación del KIA PRO_CEE’D, de nuevo el pincel de Peter Schreyer ha estado inspirado, y con los buenos mimbres del Cee’d 5 puertas que tanto nos gustó en la presentación hace un año, ha estilizado aún más una carrocería que con tres puertas gana en dinamismo y deportividad. Con 4,31 metros de longitud y una batalla de 2.650 milímetros, de nuevo el dibujo es más bajo que el precedente, aunque en esta ocasión crece en longitud.
 
El KIA Pro_Cee’d presume de tener el mismo espacio interior que su hermano de cinco puertas, siendo capaz de aumentar el volumen del maletero en 40 litros, pasando ahora a 380, con 1.225 si tumbamos los asientos traseros.
 
Si hablamos de propulsores, en gasolina disponemos de un 100 CV con un precio de entrada casi imbatible, de 10.900 euros, y un 135 CV que sale en su acabado más básico en 13.669 euros. Los dos diesel también son tentadores, especialmente el de 110 CV, a un precio de 12.737 euros. El 128 CV, con un acabado superior, sale por 18.297 equipado casi hasta las cejas.
 
El KIA Pro_Cee’d puede montar cambio automático, uno de doble embrague DCT asociado al motor gasolina de 135 CV y el motor de gasóleo de 128 caballos puede montar la transmisión automática habitual de la casa. Los acabados se repiten con respecto al Carens: El Concept es el más básico, presente en el 100 gasolina y el 110 diesel. El Drive es accesible en el 135 gasolina y de nuevo en el 110 diesel. El Emotion es coto exclusivo del 128 de gasóleo. En el caso del Pro_Cee’d, ya está a la venta.
 
Por último, desde KIA quieren que la prensa empiece a salivar desde ya y anuncian para el comienzo del verano la llegada del KIA Pro_Cee’d GT, con 204 CV con un motor 1.6 y 265 Nm de Par Motor. La agresiva estética y su poderío mecánico, dejan casi en segundo plano las cifras: 7,7 segundo en el 0 a 100, 7,4 litros de consumo homologado a los cien, y 171 gramos de CO2 emitidos a la atmósfera por cada kilómetro recorrido.
 
CON EL KIA PRO_CEE’D Y EL KIA CARENS POR LA PROVINCIA DE MADRID
 
Unos 70 kilómetros con el compacto y unos 50 con el monovolumen, amén de sendas sesiones de fotos, nos parecen suficientes para poder ofrecerte unas primeras impresiones muy sustanciosas.
 
Salimos a la carretera en primer lugar con el KIA PRO_CEE’D(tres puertas), modelo más básico posible en gasolina: 100 caballos con la terminación Concept. Por menos de 11.000 euros puedes llevarte a casa un coche más que digno en imagen, prestaciones y dinámica. La calidad percibida es notable, el equipamiento coherente, ajustes buenos y suavidad de conducción, son las características principales de un coche que tendrá muchos adeptos entre los jóvenes por su toque deportivo frente al 5 puertas.
 
Percepción visual y táctil están, como poco, en la media del segmento, y aunque cada vez menos en los coreanos, el precio de ataque en esta ocasión sí que puede ser un buen argumento de venta. Por cierto que uno de los puntos más discretos del Cee’d era la zaga, con unos grupos ópticos demasiado sobrios, parecidos incluso a los del Opel Astra. Aquí se ha solventado con acierto apostando por unos pilotos rojos muy agresivos y deportivos, que harán las delicias de más de uno a buen seguro.
 
Primero un poco de autovía y luego una buena ración de curvas, ayudan muy mucho a saber el comportamiento general de este Pro_Cee’d. Si tenemos que inclinarnos por un veredicto en cuanto a suspensiones, diremos que tiran a cómodas. Eso está fenomenal para autovía, pero pierde algo de efectividad en carreteras reviradas. Con el motor menos potente de gasolina, que cumple holgadamente para el día a día en la urbe, no es necesaria más dureza de amortiguadores, ya que poco se puede hacer en cuanto a conducción deportiva.
 
Intentamos al principio no abusar del acelerador, pero viendo que los consumos estaban en torno a siete, siete y pico, decidimos apretar algo más en curvas, y pasamos con suficiencia de los 8,5 litros a los cien, algo elevado, aunque también hay que decir que nuestra unidad apenas cuenta 500 kilómetros de rodaje. La carretera de curvas elegida, la M-618, destaca por tener un firme irregular, y la verdad es que aquí se agradece que las suspensiones no sean excesivamente duras.
 
El motor empuja con fe dentro de sus posibilidades. No busques punto de potencia máxima a lo largo del cuentavueltas, porque no lo vas a encontrar. Los bajos son realmente discretos, empieza a animarse si alharacas en la zona media, y no da sensación de mayor aceleración ni cuando llega a la zona roja, justo en el corte de encendido, en las 6.500 vueltas. El cambio, afortunadamente, raya a gran nivel, y el guiado de las seis relaciones también logra el notable alto.
 
Las plazas traseras entran en la media del segmento, son más que aceptables, y para ser un tres puertas, el maletero cubica lo mismo que el nuevo Golf VII, por poner un ejemplo.
 
CarensTurno para el KIA CARENS ahora y la suerte pone en nuestras manos el 1.7 diesel de 115 caballos, para mi gusto, la mejor opción en calidad/precio de este Carens. La primera percepción visual es positiva, pues este modelo necesitaba una puesta al día como el comer, y la nueva parrilla de KIA ya da de por sí una clara entrada al diseño del siglo XXI. También impresiona a simple vista comprobar cómo en 4,5 metros se pueden meter siete plazas utilizables, aunque en la unidad que portalcoches.net pudo probar no estaba configurada con este extra. En cualquier caso, como se puede ver en las fotos, el maletero con cinco plazas es muy amplio, y además viene con un doble fondo compartimentado muy práctico.
 
Tras bajarnos del Pro_Cee’d, no es que haya que encaramarse al monovolumen, pero sí que tienes que subir un poco más a la hora de acceder al habitáculo. Las plazas traseras, a las que nos subimos antes de arrancar, impresionan por su espacio, su altura al suelo, y su confort. Regulables, como es de esperar en todo buen monovolumen, no habrá problemas en encontrar la postura en viajes largos.
 
En este caso la terminación es la intermedia, Drive, y mirando la tabla de precios, la calidad percibida y el PVP se llevan realmente bien. Los materiales son mejores que los vistos en el tres puertas, con superficies blandas al tacto en el salpicadero que nos arrancan una sonrisa de oreja a oreja.
 
También hacemos un poco de autovía antes de meternos en zona de curvas, y el aplomo, pese al viento reinante, es ejemplar. Es confortable en autovía a ritmos legales, las suspensiones filtran muy bien sin perder información al volante, sobre todo porque puedes regular la dirección en tres posiciones de dureza. A nosotros nos gusta la Sport, pero el rato que circulamos en la posición normal, no nos parece descabellada para el día a día, ya que sigue no es tan deportiva, pero sigues sabiendo perfectamente donde está el coche en cada momento y por dónde va.
 
El cambio nos ofrece las mismas sensaciones que en el Pro_Cee’d. Desde luego no va a ser ni lo primero ni lo segundo de lo que nos podamos quejar. El tacto del volante de cuero es notable y, francamente, se nota que hemos subido de nivel en cuanto a acabado y equipamiento. Así, el cuadro de instrumentación es bastante más completo que lo visto antes, también hay más dispositivos en la consola central a la hora de buscar el equipamiento que se ve y el que no se ve en este Carens.
 
Pasamos al tema del motor y nos pasa algo parecido a lo experimentado con el compacto de tres puertas. Me refiero a que no tiene un punto de ‘punch’ en el que sientas que el coche acelera con más brío. En este caso, desde dos mil quinientas se nota que empuja un poco más, hasta las 4.750 donde empieza la zona roja y llega el corte de encendido. El consumo es ligeramente menor que en el gasolina de 100 caballos, aunque de nuevo pasa de los ocho litros y nos asusta un poco, aunque de nuevo concedemos a la marca coreana el beneficio de la duda, pues el coche apenas está rodado y en la zona de curvas, esta vez un escenario distinto, con grandes desniveles, también ha tenido que soportar nuestras exigencias con el gas. En cualquier caso, pese a ser un monovolumen que a priori parece ser bastante aparatoso, la calidad dinámica de este Carens puede ser un buen argumento de ventas para la red comercial, comparada con otros modelos de la competencia. Con este motor no brilla especialmente, pero sin apurar al límite se puede conducir ligero sin miedos.
 
Poco más podemos aportar en este primer contacto con ambas carrocerías. Buenas sensaciones en general, aumentadas en buena medida al ver los precios de ataque que propone KIA.
 
Si quieres ver las fotos del Kia Carens, pincha AQUÍ.
 
Si quieres ver las fotos del Kia Pro_Cee'd, pincha AQUÍ.
 
Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net