JEEP CHEROKEE – Prueba – Mucha estética, menos offroad

Por Andrea Enzo , 07/10/2014

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Jeep
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona CHEROKEE
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

JEEP CHEROKEE – Prueba – Mucha estética, menos offroad
Jeep ha dado un paso hacia lo comercial. Los más puristas se llevarán las manos a la cabeza al ver un Jeep Cherokee con tracción delantera. El mercado obliga y Jeep ha hecho los deberes. Prueba a fondo del Jeep Cherokee 2.0 Longitude 4x2 de 140 CV.




El nuevo Jeep Cherokee es una apuesta lógica en los tiempos que corren, pero también arriesgada para todo aquel que sienta Jeep como un conecto puro de 4x4, y donde las concesiones a las modas y a los más que incipientes SUV sean siempre provenientes de otras marcas menos sagradas como la norteamericana. Sin embargo, Jeep ha decidido, pensamos que con buen criterio, avanzar con la expansión de tracciones delanteras 4x2 a más modelos en su gama, y el Cherokee era el siguiente paso a dar. Es duro aceptarlo, pero hay que seguir vivo y la mayoría de las ventas de vehículos SUV, en un porcentaje casi aplastante, se centran en tracciones 4x2 frente a las casi anecdóticas 4x4.


Lo que no vamos a regatear a Jeep, bajo el paraguas del grupo FIAT desde hace escasos años, es el espectacular diseño con el que ha vestido a su icónico Cherokee. Como toda marca estadounidense, en el mercado europeo no diremos que andaba un poco perdida, pero si diremos que su oferta no ha terminado de cuadrar nunca con el perfil de conductor que se estila por estos lares. Es más o menos discutible lo que el Grupo FIAT está haciendo con Jeep para reposicionar la marca a este lado del Mississippi, pero lo que no se puede negar es que la oferta ahora es más coherente y las ventas, poco, pero algo están incrementándose.


Como se puede apreciar en el amplio reportaje gráfico que acompaña a este análisis del Jeep Cherokee, la planta del nuevo SUV americano es impresionante. No tiene nada que ver con el modelo anterior, y es de los coches que gira cabezas, no por su capacidad fuera del asfalto como antes, sino por un estilo propio en el que se respira potencia y elegancia a partes iguales, tanto si miras por delante las 7 aberturas de la parrilla delantera y las ópticas rasgadas y separadas, o la zaga, donde se consigue a la vez una solidez fuera de dudas y un estilizado acabado donde los pilotos traseros y la luneta con su alerón superior, definen un acabado muy, pero que muy trabajado.


El interior de nuestro Jeep Cherokee, el más económico de toda la oferta de la marca Jeep, ya que tiene el motor menos potente, diesel de 140 CV, tiene sólo tracción delantera 4x2, y viene con el acabado Longitude, que es el de entrada da gama. Con estos datos estamos en condiciones de asegurar que estamos probando el Jeep Cherokee más barato que puedes comprar en nuestro país, y que sale por 36.250 euros. No, no es una errata. A partir de 36.250 euros. Si lo quieres con tracción 4x4 la factura asciende a 39.000 euros. La segunda variante diesel, de 170 caballos, sólo disponible con tracción 4x4, sale por 43.100 euros. En gasolina, por cierto, no creo que vendan demasiados en España: sólo está disponible con los dos acabados más equipados y tracción 4x4, con un motor 3.2 de 271 caballos y un precio desde 53.990 euros.


Volviendo al habitáculo del Cherokee, hemos de reconocer que, pese a encontrarnos en la versión de acceso, los acabados son bastante aparentes, y aunque no hay cuero en asientos ni materiales demasiado nobles en salpicadero y guarnecidos, la verdad es que la impresión visual es más que notable, y el diseño de todo el conjunto nos parece bastante agradable en todos los aspectos.


Si pasamos a analizar más pormenorizadamente el interior, nos damos cuenta de que, como no puede ser de otra manera, el Jeep Cherokee también tira de sinergias dentro del Grupo, y hay elementos que ya hemos visto en marcas de la casa. El ordenador de a bordo es idéntico a los Lancia Thema y Lancia Voyager, sin ir más lejos. La botonería tampoco dista mucho de la del Fiat Freemont.


Los asientos son muy cómodos, a pesar de que el tejido pueda dar grimilla a alguno por su tacto y su brillo. Recogen muy bien encima tienen reglajes eléctricos, cosa que no está nada mal. La fila trasera se abate 60/40, y las banquetas se mueven hacia adelante y hacia atrás, con una modularidad fantástica para un SUV, lo que permite gozar de un espacio atrás brutal, o contar con un maletero más grande lo que dicen las cifras oficiales. El portón trasero es automático, con botón para abrir y cerrar, y también dispone de un doble fondo bajo la trampilla, para un kit reparapinchazos y algo más.


Al volante, la posición de conducción es algo más alta de lo habitual en un compacto o una berlina, cosa que se agradece, aunque eso conlleva, inequívocamente, que el centro de gravedad sea un poco más elevado. Aprovecho para comentar que los 1.828 kilos de esta unidad me parecen una pequeña barbaridad, y para un coche que, encima, no cuenta con tracción total, la báscula debe arrojar una cifra 200 kilos menor como poco.


Vuelvo al habitáculo, previamente hemos accedido si necesidad de sacar la llave del bolsillo, cosa que nos agrada porque el Keyless es de serie, lo mismo que el arranque por botón, aunque aquí no basta con pulsar una vez el botón, sino tenerlo apretado un segundito largo. El cuadro de mandos es bastante claro y preciso, con dos esferas grandes con un tacómetro a la izquierda que ya se pinta de rojo a las 4.500 vueltas y el cuentakilómetros a la derecha. Queda en el centro el display para el ordenador de a bordo, con mucha información.


En la consola central nos gustan mucho las soluciones que se han llevado a cabo. Lástima que la pantalla táctil no tenga navegador en este acabado, porque tiene pinta de ser de lo más práctica. La forma de las tomas de aireación tienen ese punto americanoide que no debe faltar en todo Jeep. También nos parece muy práctica la guantera que hay en lo alto del salpicadero. Tiene cierta profundidad y se pueden guardar bastantes cosas, lo mismo que detrás de la palanca del cambio y en el amplio hueco bajo el reposabrazos central. En cambio, la guantera tiene un tamaño normal y el espacio en las puertas es muy normalito, tirando a escaso y mal organizado.


Debajo de la pantalla, distintos mandos para el sistema de audio, la climatización bizona, que también es de serie en toda la gama. Nos encanta que debajo de esta botonería, y dentro del reposabrazos, existan media docena de opciones para conectar dispositivos electrónicos o tarjetas de memoria. Parece imposible que alguien se quede sin utilizar su móvil o su mp3… o lo que sea. Por cierto que produce sensaciones encontradas toparse en un Jeep, que debería mantener ciertos toques de rudeza, un freno de estacionamiento electrónico. Sorprende un poco.


Nos vamos al apartado dinámico y aquí observamos varios puntos a comentar. Lo primero de todo, y casi muy sorprendente para el tonelaje declarado, el consumo medio no pasa de los 6,5 litros a los 100. En un recorrido bastante mixto, sorprenden medias de bastante menos de 6 litros en autovía a ritmos legales. El motor no está carente de potencia ni de par, es bastante utilizable, y sólo un cambio que podría mejorar en guiado y engranaje lastra un poco su potencial.


Las llantas de 17 pulgadas cumplen su doble función, práctica y estética, y a la hora de afrontar la conducción off road, sorprende porque consigue trepar y traccionar en zonas y situaciones por los que no daríamos un duro, y donde algunos rivales con tracción total han patinado malamente. Le cuesta pero logra acceder a terrenos escarpados sin necesidad de 4x4. Eso sí, no goza de ningún control electrónico que mejore el agarre, ni el descenso de pendientes ni nada.


Sin duda, y pese a la ausencia de la tracción total con su fiero aspecto y robusta planta, se vale de una carrocería con unos ángulos de entrada y salida de TT puro. Toma nota: el ángulo de ataque es de 29,9 grados, el de salida de nada menos que 32,2 y el ventral de 22,9. La altura libre al suelo en el punto más cercano al terreno es de 22,1 centímetros. No llegan a las de su hermano el Jeep Wrangler, pero muchos TT 4x4 no gozan de estas ventajas.


En conducción sobre asfalto, algo que el Jeep Cherokee hará en el 99,9 por ciento de las veces que se utilice esta versión 4x2, la última creación de Jeep se revela como un buen rodador gracias al austero propulsor, como ya comentamos más arriba. La calidad de rodadura es fantástica, y la insonorización no es de las peores, ni mucho menos, en el segmento de SUV medios. El radio de giro, en cambio, no es de los mejores.


A nivel de seguridad no faltan 7 airbags incluidos el de rodilla, y una serie de sistemas básicos para conducir con mayor tranquilidad, como son el ESC, ERM, HSA, TSC… Nos permitimos destacar el ERM, un dispositivo que mitiga electrónicamente el balanceo de la carrocería. Viendo peso y altura del ejemplar, está claro que trabaja a destajo, porque las pequeñas oscilaciones que se aprecian en cambios de apoyo deberían multiplicarse por mucho de no existir este sistema. Bravo.


Detalles que no quiero que pasen desapercibidos hay unos pocos, como por ejemplo el asiento del copiloto, que esconde un cofre justo bajo tus posaderas, y además, es abatible hasta dejarlo horizontal completamente plano. El Jeep Cherokee monta de serie un controlador de la presión de los neumáticos, aunque hemos de confesar –aquí no nos guardamos nada- que en nuestra unidad el sensor de la rueda delantera izquierda no funcionaba y daba error. Las luces de día son Led, las barras cromadas del techo que le da un aspecto aún más poderoso son de serie y cuenta con indicador de cambio de marcha para mejorar el consumo y un sistema de parada y arranque automáticos para la ciudad que, en nuestra unidad, nos ha dado algún que otro quebradero de cabeza por su funcionamiento, a menudo, arbitrario.


Por último, ya casi en el plano anecdótico, nos han sorprendido la colocación y disposición de varios botones. Los del volumen del audio y el cambio de pistas, canciones o emisoras, están detrás del volante, mientras que el botón que abre el depósito de la gasolina, está escondidísimo bajo el asidero de la puerta del conductor. O te lo chivan, o como lo necesites sin saberlo ya puedes ir al libro de instrucciones…


Con la mano en el corazón


Un SUV muy bonito, quizá el que tenga el diseño más atrevido y más potente de todos los SUV que se venden ahora mismo en el mercado. Es imposible dejar de mirar el poderío de su frontal, o lo bien solucionado que está el portón trasero y toda la zaga, con una clase impresionante. Lástima que en una versión tan de acceso el precio sea tan elevada, aunque sorprenden los consumos para muy bien. Es un buen rodador y cumple off road a pesar de no gozar de tracción a las cuatro ruedas.


Un coche para…


…los incondicionales de la marca, a los que no importe pagar un poco más, sin tener demasiado en cuenta si es un 4x2 o un 4x4. El diseño y el mensaje de las 7 barras verticales en el morro de Jeep sigue estando claro, y los puristas que caigan rendidos ante el nuevo Cherokee, sin duda se irán a una versión 4x4 que satisfaga aún más sus ansias fuera del asfalto. Encaja tanto a jóvenes con ganas de aventura, como a menos jóvenes que siguen queriendo tener la opción de abandonar lo negro en algún momento de asueto y rejuvenecer gracias al espíritu Jeep.


KILÓMETROS PRUEBA – 600 kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 40%-20%-40%


RIVALES


Nissan Qashqai, Chevrolet Captiva, Honda CR-V, Toyota Rav4, Ford Kuga, Volkswagen Tiguan, SsangYong Korando, Range Rover Evoque, Mitsubitshi Montero, Suzuki Grand Vitara, Land Rover Freelander, KIA Sportage, KIA Sorento, Volvo XC60, Mazda CX-5, Peugeot 4007, Mitsubishi Outlander, Subaru Forester, Hyundai ix-35, Opel Antara, Renault Koleos


FICHA JEPP CHEROKEE 2.0 Longitude 4x2


Cubicaje / Potencia: 1.956 cc/ 140 CV / 4.000 rpm

Caja de cambios: Manual, 6 velocidades

Alimentación: Inyección directa por conducto común. Turbo. Intercooler


Longitud / Anchura / Altura: 4.623 / 1.859 / 1.669 mm

Distancia ejes: 2.699 mm

Maletero: 412 litros

Nº plazas: 5 plazas

Neumáticos: 225/60 R17

Tracción: Delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Disco


Aceleración 0-100 km/h: 10,9 seg

Velocidad máxima: 187 Km/h

Capacidad depósito combustible: 60 litros

Peso en orden de marcha: 1.828 Kg.

Par motor: 350 Nm/ 1750-2500rpm

Emisiones CO2: 139 g/Km


Consumos oficiales


Extraurbano: 4,6/ 100 Km

Urbano: 6,4/ 100 Km

Mixto: 5,3/ 100 Km


Bien:


Consumo

Estética acertadísima

Habitabilidad y espacio en segunda fila de asientos


Menos bien:


Start&Stop de funcionamiento irregular

Precio

Capacidad off road discreta sin 4x4


Precio: 36.250 euros


Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net