HYUNDAI ix35 – Prueba – Afinado multitarea

Por sa , 26/11/2013

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Hyundai
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona IX 55
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

HYUNDAI ix35 – Prueba – Afinado multitarea
El Hyundai ix35 es el mayor rival en la lista de ventas del Nissan Qashqai. Y tiene sus razones, principalmente, una relación calidad/precio notable. Hyundai renueva su SUV medio con acierto. Prueba del Hyundai ix35 1.7 CRDi de 115 CV y 4x2.

El Hyundai ix35 se pone al día. La silueta de este todocamino coreano sigue siendo la misma. Un poco de maquillaje en los grupos ópticos, la parrilla y poco más, parece poca cosa para hablar de un nuevo Hyundai ix35, pero la verdad es que con muy poco Hyundai ha sido capaz de dar un aire más fresco, moderno y dinámico al principal rival del Nissan Qashqai en la dura lucha por lograr el cetro en el segmento de los SUV medios.


El Hyundai ix35 es el superventas de la marca asiática, y junto a su primo hermano el KIA Sportage, con una estética más cautivadora desde el minuto uno y una garantía que rompe el mercado, son la referencia en el mercado para los que quieren un compacto con algo más de maletero y una imagen más todoterrenal, que les permita disfrutar de su coche cuando deja de pisar el asfalto. Da igual que más del 90% de estos clientes no elijan la tracción total o 4x4: lo que importa es la imagen, la apariencia, y por 20.000 euros podrás fardar con el vecino de tener un coche campero que te consume menos de seis litros a los cien. Argumentos notables, la verdad.


El planteamiento de Hyundai a la hora de posicionar su ix35 es meridianamente claro y no engaña a nadie: Por un precio inferior al de la competencia te llevas un producto, como poco, de la misma calidad, y con una imagen excelente. Te podrá gustar más o menos en cuanto a estética, pero el esfuerzo por poner a la venta un SUV de dimensiones muy estudiadas a este precio, sin ser ni mucho menos un low cost, merece la pena tener ser tenido en cuenta si buscas un coche de estas características. El precio de ataque para el motor gasolina 1.6 GDI de 135 CV, 4x2 y acabado Essence sale por 15.790 euros, una cifra muy, pero que muy competitiva. En diesel, el más económico es el que probamos aquí, el 1.7 CRDI de 115 CV 4x2 acabado Klass, que te lo dan a cambio de 18.840 euros. Nuestra versión es la Tecno, con todo lo imprescindible y más, que sale por 20.950 euros.


Visto por fuera el Hyundai ix35, ya hemos dicho que hay pocos cambios, pero muy pintones, siendo los más reseñables el nuevo diseño de los grupos ópticos en ambos extremos del vehículo. La mirada se vuelve más personal, más definida, casi desafiante, mientras que la zaga también se quita unos pocos años a golpe de led y redistribución de los espacios en los pilotos, ayudando a estilizar la trasera por los laterales. La línea varía poco, aunque ahora parece un poco menos pesadota que antes, con ondulaciones de la chapa en los costados que le dan ese necesario toque de fluidez en las formas. En nuestra unidad, las llantas de 17” ayudan a realzar la figura del ix35. Los raíles cromados en los extremos del techo, su apariencia más baja y ancha, y el alerón trasero superior, ayudan a que la percepción dinámica del Hyundai sea mucho más deportiva que antes.


Por dentro, pese a ser un acabado muy básico y contar con apenas extras, nos ha gustado mucho la sensación en términos generales. Domina el plástico duro, no hay que engañarse, pero la apariencia, al menos, engaña al ojo. También es cierto que con dos cositas –doble abertura en el techo y asientos calefactables-, además de las bonitas llantas, tienes la sensación de ir en un coche que vale más dinero del que cuesta, y eso es casi inevitable. La tapicería mixta de cuero y tela tampoco es manca, y pese a ser un 4x2, encontrarse un botón que activa un sistema para que en el descenso de pendientes prolongadas el ix35 no se desmande y mantenga una velocidad uniforme y controlada, es algo que habla muy bien de este SUV de Hyundai.


Nos sentamos al volante y, antes de arrancar, nos encontramos bastante cómodos, un poco elevados aún con el asiento en la posición más baja, y una sensación similar a la que tendrías en un coche de entre cinco y seis mil euros más caro, con unos asientos que recogen lateralmente de manera sobresaliente y que podrían ir en un coche más bajo y con el doble de potencia perfectamente, además de contar con reposacabezas activos y reclinables hacia adelante. El tacto del volante es fantástico, muy suave, quizá tiene demasiado botón, pero la verdad es que todos tienen su porqué y nosotros no criticaremos nada de esto, no así el azul de la iluminación de panel y cuadro de mandos, que puso de moda en su día Volkswagen con el Golf y que si no pillas el tono adecuado para parecer un quiero y no puedo.


La instrumentación del Hyundai ix35 es funcional y sencilla, no esperes demasiadas historias, porque no es su guerra. Afortunadamente, Hyundai va reduciendo cada vez más los acabados plateados en la consola y en el salpicadero, y aquí sólo encontramos estas superficies en la mitad inferior del volante y en algunos rebordes de aireadores y poco más. Este tipo de terminaciones, si no están perfectamente integradas y conjuntadas, se quedan en un quiero y no puedo que, por lo que se ve, ha sabido interpretar la marca coreana en sus productos, y más concretamente en este ix35.


El panel de mandos está presidido por dos grandes esferas analógicas, cuentakilómetros a la derecha y cuentarrevoluciones a la izquierda, con grafías blancas y rebordes azules, dejando la zona del centro para los testigos luminosos y en la zona superior un pequeño display con dos líneas de información para el ordenador de a bordo, demasiado básico para mi gusto, y con alguna carencia, aunque puede valer. El dato de la autonomía es muy sensible a la conducción y te sentirás engañado con bastante frecuencia.


El sistema de audio tampoco es de los que entusiasman, y es uno de los puntos débiles de este Hyundai, y de todos en general. La calidad del sonido aprueba, pero a la mínima que la sintonización no sea cien por cien te cambia de frecuencia a capricho, incluso circulando por carreteras nacionales. La climatización bizona, en cambio, funciona a la perfección, lo mismo que el sistema de calefacción de los asientos, aunque es una lástima que sólo se puede regular en dos posiciones. A nivel de conexiones el ix35 aprueba sobrado, con USB y auxiliares varios, amén de bluetooth inalámbrico para el móvil.


A nivel de espacio, mucho y bien compartimentado, con buen espacio bajo el reposabrazos central. Las plazas traseras son fantásticas, cómodas y bastante holgadas, aumentando la gran superficie acristalada en los laterales y en el techo la sensación de desahogo. El maletero tiene unas dimensiones muy bien conseguidas, con el inmenso aliciente en los tiempos que corren de encontrar, bajo la trampilla, una rueda de repuesto con las mismas medidas que las que llevamos puestas. Chapeau del bueno. También nos conquistan detalles como las extensiones en los parasoles, que tapan el hueco en el lateral que siempre queda libre y por el que el sol, inevitablemente y por la conocida ley de Murphy, entra y te deslumbra.


El equipamiento sigue sin desmerecer, con luces automáticas, limpiaparabrisas con sensor de lluvia y asistentes de aparcamiento delante y detrás, amén de retrovisores abatibles –con los intermitentes integrados- apretando una tecla. Tampoco falta el aviso visual de cambio de marcha para mejorar el consumo, aunque en este apartado hemos echado en falta un dispositivo de parada y arranque automático del motor en caso de parada. Por cierto que la guantera no hemos apuntado aún que tiene generosas proporciones y, además, refrigerada, y que el asistente de arranque en pendiente funciona de lujo.


Es curioso pero una de las cosas que menos nos han gustado del coche no está en el coche. Y es que a la hora de ir a la web oficial de Hyundai para completar la información con algunos datos, no hemos podido ni descargar un catálogo ni configurar nuestra unidad para ver el coste de los extras. Imagino que será algo puntual, pero no puedo negar que nos ha pasado en un par de intentos que hemos hecho en días distintos.


Nos ponemos en marcha y empezamos a completar kilómetros, premiando principalmente la conducción urbana y por autovía, después de unos pequeños escarceos por carreteras reviradas donde el ix35 no se encuentra demasiado cómodo, aunque en ningún momento desmerece a sus rivales en este terreno. En la urbe es bastante manejable, sus medidas son bastante compactas pese al espacio que alberga en el interior, y cumple con creces sus funciones ciudadanas, con suspensiones muy cómodas y una dirección bastante ágil.


En autovía al límite de los límites legales, rueda con suavidad y funcionalidad, no descabalga demasiado las medias de consumo, y después de calcular unos y otros, no llega a los seis litros de gasoil cada cien kilómetros, una cifra loable con su perfil y sus casi 1.500 kilos. La pena es que el motor no es demasiado potente, acelera lo que puede y, además, en frío y a bajas revoluciones hace más ruido que cualquiera de sus oponentes, con una rumorosidad más elevada de lo deseable. Una vez en marcha la cosa se atempera bastante, pero la mecánica no es la más pulida del mundo.


Fuera del asfalto el ix35 ha demostrado buenas maneras por algunos caminos que le hemos obligado a pisar, incluso con rampas estimables y terreno de tracción algo complicada, pero su 4x2 en las ruedas delanteras ha podido salir sin demasiados esfuerzos muy bien parado de la prueba. Su altura al suelo no representará ningún problema en cualquier caso, sólo en situaciones extremas donde, seguro, la prudencia y la coherencia impedirá ponerle a prueba por lo que pueda pasar. Debemos reseñar que fuera del asfalto o cuando este muestra irregularidades, en la parte derecha del salpicadero de nuestra unidad aparecía algún grillo que hacia bajar un poco la apreciación de la calidad final del coche.


El Hyundai ix35 tiene un motor gasolina de 135 caballos, siempre asociado a la tracción delantera y cambio manual; y tres propulsores diesel, de 115, 136 y 184 caballos. El primero de ellos sólo va con 4x2 y cambio manual, el 136 admite todas las combinaciones posibles, y el más potente de todos sólo está asociado a la tracción 4x4, pudiendo optar también al cambio automático. Los acabados se denominan Essence (sólo con gasolina), Klass, tecno (el testado aquí, muy bien equipado) y el Luxury.



Con la mano en el corazón


El Hyundai ix35 nos ha gustado mucho, sobre todo por su relación calidad/precio y por lo bien que ha sabido renovarse, a base de diseño y calidad. El SUV coreano va a seguir cosechando un gran éxito comercial sin ninguna duda, a pesar de que hay pequeñas cosas que podrían ser mejoradas con poco esfuerzo. En cualquier caso es un coche polivalente muy válido y con una gran amplitud de uso.


Un coche para…


…la amplia mayoría de los potenciales consumidores de SUV medios. Una familia de cuatro miembros puede tener en este ix35 un gran aliado para el día a día y para las escapadas de fin de semana, por sus capacidades tanto a nivel de habitáculo y maletero como por poder salvar obstáculos de no demasiada dificultad fuera de lo negro. Los que no busquen un símbolo sobre cuatro ruedas, sino un coche práctico, cómodo, discreto y con opciones off road, tienen en el Hyundai un candidato hecho a la medida.



KILÓMETROS PRUEBA – 520 kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 40%-20%-40%


RIVALES


Nissan Qashqai, Chevrolet Captiva, Honda CR-V, Toyota Rav4, Ford Kuga, Volkswagen Tiguan, SsangYong Korando, Range Rover Evoque, Mitsubitshi Montero, Suzuki Grand Vitara, Land Rover Freelander, KIA Sportage, KIA Sorento, Volvo XC60, Mazda CX-5, Peugeot 4007, Mitsubishi Outlander, Subaru Forester, Opel Antara, Renault Koleos





FICHA HYUNDAI ix35 1.7 CRDi 115 CV 6V 4x2 Tecno



Cubicaje / Potencia: 1.685 cc / 116 CV a 4.000 r.p.m.

Caja de cambios: Manual, 6 velocidades

Alimentación: Diésel


Longitud / Anchura / Altura: 4.410 / 1.820 / 1.665 mm

Distancia ejes: 2.640 mm

Maletero: 465 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 215/70/16; Unidad probada. 225/60/17

Tracción Delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados de 300 mm

Frenos traseros: Discos de 262 mm


Aceleración 0-100 Km/h: 12,4 seg.

Velocidad máxima: 173 km/h

Capacidad depósito combustible: 58 litros

Peso en orden de marcha: 1.490 Kg.

Par motor: 260 Nm / 1250-2750 r.p.m

Emisiones CO2: 139 gr/Km


Consumos oficiales:


Extraurbano: 4,8 l/ 100 Km

Urbano: 6,3 l/ 100 Km

Mixto: 5,3 l/ 100 Km



Bien:


Consumos


Relación Calidad/Precio


Muchos detalles positivos



Menos bien:


Sin sistema Start&Stop


Motor ruidoso, sobre todo a bajas revoluciones


Radio y audio



Precio: Desde 18.840 euros (Klass)



Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net