Gama SUV de Skoda. Sin barreras

Por Fede Asensio , 05/06/2018

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Skoda
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.

Últimas Noticias

Gama SUV de Skoda. Sin barreras
Prácticos, funcionales, amplios, eficientes… pero también diver-tidos y excelentes compañeros de aventura. Kodiaq y Karoq, la apuesta SUV de Skoda, con los que en esta ocasión hemos podido ir un poco más allá, para comprobar realmente sus cualidades


Skoda lanzó en 1966 el que se considera su primer todoterreno, el Trekka. En 1999 introdujo la tracción 4x4 en el modelo Octavia y desde entonces ha tenido en su gama siempre versiones de tracción integral. También sobre la base del Octavia lanzó el Scout, su primer crossover en 2006, con elementos característicos para resaltar su carácter más campero, con una imagen más dinámica y una mayor polivalencia para alejarse del asfalto o moverse en la nieve. Las versiones Scout las ha extendido Skoda a sus variantes SUV, aquellas más preparadas para una conducción off-road.


El Yeti, lanzado en 2008, ha sido el primer SUV de la marca, pero su auténtico desafío sobre el concepto de moda comenzó en 2016 con el lanzamiento del Kodiak, al que ha seguido el Karoq en 2017. Una ofensiva SUV que no termina ahí, pues en 2019 verá la luz un modelo urbano, la variante de Skoda del Seat Arona con el que comparte la mayoría de órganos, y cuyas principales formas las hemos visto plasmadas en el espectacular Visión X mostrado en el Salón de Ginebra. Un modelo que estará movido por motores de combustión, y también GNC y eléctrico.


En 2020 Skoda lanzará el primer SUV eléctrico, cuyas formas principales sobre la nueva plataforma del grupo VW para coches eléctricos han quedado plasmadas en otro espectacular concept mostrado en el último Salón de Frankfurt, el Vision E.


Y es que el 18 por ciento de las ventas de la marca en el mundo son ya SUV (17 por ciento en España). Un porcentaje que seguirá subiendo en los próximos años.



Así, la gama actual se basa en los Kodiaq y Karoq, que hemos podido conducir de nuevo y, en este caso, en el que sobre el papel podría ser su escenario natural, un largo recorrido por pistas de tierra de todo tipo. Y es que la vocación asfáltica de los SUV y su adaptación al asfalto y la tracción 4x2 les ha alejado de esta especialización. Pero hay marcas, como Skoda, que cuenta con versiones totalmente adaptadas de sus modelos SUV para moverse en terrenos comprometidos. De hecho, todas las versiones 4x4 del Karoq y del Kodiaq disponen de un modo Off-Road seleccionable para configurar diversos parámetros del coche que les permite ser verdaderamente efectivos al alejarse del asfalto como hemos comprobado.



Skoda Kodiaq: Versiones Sportline y Scout

Del Kodiaq, en esta presentación estaban disponibles sus dos últimas versiones especiales, Sportline y Scout, ambos con un equipamiento específico que amplía la oferta de las versiones básicas con terminaciones Active, Ambition y Style.


El Sportline, a la venta desde 30.600 euros, con una imagen más deportiva, lleva la parrilla y las barras de techo rematadas en negro y cuenta con faros full lead y llantas de 19” de diseño específico. Mientras en su interior, con las dos plazas adicionales como opción ofrece una tapicería con asientos en Alcantara, siendo calefactables los delanteros. Su oferta de motores cuenta con dos variantes TSI de 150 y 180 CV y dos 2.0 TDI de 150 y 190 CV. Todas con cambio automático DSG, el 1.4 TSI con tracción 4x2, mientras el 2.0 TDI se puede elegir con tracción delantera o total. Y las dos variantes más potentes, siempre asociadas a la tracción 4x4.



El Scout, lanzado igualmente a principios de año y con un precio desde 32.500 euros, cuenta con elementos adicionales que enfatizan su imagen TT, con protecciones para moverse por pistas y parachoques modificados para dotarle de mejores ángulos de salida y entrada. También lleva de serie llantas de 19”, paquete de iluminación full led y barras de techo, en este caso rematadas en color plata. Mientras que en el interior dispone de los mismos asientos rematados en Alcantara, con 7 plazas de serie y el navegador Amundsen de la marca en el equipamiento de serie.


La gama de motores es la misma que ofrece el acabado Sportline, todas con cambio DSG pero siempre asociados a la tracción 4x4 para resaltar su capacidad off-road.



Skoda Karoq: Versiones 4x4

El Karoq, puede convertirse también en un perfecto aliado como compañero de aventuras fuera del asfalto. El SUV compacto de Skoda vio la luz el pasado año y ofrece una oferta amplia de motores y transmisiones. En gasolina se comercializa con dos motores (1.0 TSI de 115 CV y 1.5 TDI de 150 CV. Mientras la gama Diesel se articula sobre tres opciones posibles: 1.6 TDI de 115 CV y 2.0 TDI de 150 y 190 CV. El cambio DSG está disponible como opción para todos los motores excepto el TDI de 190, que también dispone de serie de tracción 4x4. El sistema de tracción total, como opción, solo se puede montar con el motor 2.0 TDI de 150 CV, que es la variante que hemos podido conducir por la ruta todoterreno que trazó Skoda en tierras leridanas.


Una ruta exigente donde poder sacar partido a las cualidades de los SUV de Skoda y comprobar realmente su alcance en un terreno complicado, más con la lluvia que estaba cayendo y embarrando las pistas. A pesar de no disponer de un calzado adecuado, el Karoq, como antes el Kodiaq, superaron con facilidad las dificultades del terreno, apoyándose en una efectiva suspensión con un recorrido que permitía absorber los baches con efectividad, manteniendo siempre una gran tracción. A ello ayuda también el programa “Off Road” disponible en las versiones 4x4 que se añade al modo “Snow” específico con la tracción total y a los de conducción estándar seleccionables (Confort, Normal, Sport e Individual). Éstos actúan sobre diferentes parámetros variando la respuesta del motor, la dirección o las leyes del cambio DSG.



El modo Snow ayuda a traccionar sobre superficies resbaladizas actuando sobre algunos de los asistentes electrónicos de ayuda a la conducción. El modo Off-Road se activa mediante un botón en la consola central y adapta la respuesta del motor y las ayudas electrónicas, haciendo más rápida la respuesta del diferencial para repartir el par entre ambos ejes, a la vez que hace funcionar los sistemas de ascenso y descenso en pendientes pronunciadas. De esta manera, a pesar del barro nos pudimos mover por los estrechos caminos sin sobresaltos y siempre con sensación de control, incluso en descensos con pendiente pronunciada.


El Karoq está disponible desde 21.700 euros, contando para nuestro mercado con los dos acabados de mayor dotación, Ambition y Style.



Skoda y la electromovilidad

Skoda ha ido aumentando sus ventas en todo el mundo (1.200.500 unidades en 2017) y España no es una excepción. De las 14.187 unidades vendidas en 2013 en nuestro mercado, en 2017 Skoda alcanzó los 24.860 coches vendidos. Y este año hay previsión de mejorar esa cifra y llegar a un 2,2 por cientos del total por marcas, habiendo vendido hasta abril 9.969 unidades, de las cuales un 19 por ciento son SUV.


Pero como el resto del Grupo VW, Skoda mira al futuro en verde, apostando por la eficiencia y en la electromovilidad. De aquí a 2025 Skoda tiene previsto lanzar 6 modelos totalmente eléctricos y 4 híbridos enchufables.



El primer eléctrico que verá la luz será el E-Citigo, la variante del VW E-Up, un coche inminentemente urbano con una autonomía de 140 km. Mientras que el primer híbrido enchufable será el Superb PHEV, que también se lanzará en 2019.


Una ofensiva que también incluirá modelos SUV eléctricos, como el Vision E del que ya hemos hablado, que en su versión comercial tendrá 500 km de autonomía.