Gama 2013 de SEAT – SEAT LEÓN a fondo

Por sa , 31/05/2013

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona SEAT
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona LEON
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

Gama 2013 de SEAT – SEAT LEÓN a fondo
Seat, la única marca española de coches, reúne toda su gama de modelos en 2013 en una jornada de puertas abiertas a la prensa muy intensa. Como en Portalcoches.net ya lo habíamos probado todo de SEAT, nos centramos en el SEAT León 3 y 5 puertas.

La gama más amplia de la historia de SEAT se ha actualizado con novedades en equipamiento, versiones y acabados. Sorprende un poco que no estuviera disponible el Seat Exeo, ni siquiera se hablase una palabra de él, un modelo que está en su recta final de comercialización y que no se va a renovar, dejando libre ese hueco en el segmento D por parte de la marca española.


En el Mii las novedades se concentran en el precio, en el nuevo doble fondo del maletero opcional para el Reference y el Style, así como en un nuevo diseño del volante y en el Seat Portable System con nuevas funciones. Los cambios del Ibiza, además del precio, contemplan la incorporación de un nuevo sensor de aparcamiento delantero y trasero opcional en los acabados Style y FR, al tiempo que se ofrece con dos altavoces extra en el Reference y Style (de serie en el FR y en el Cupra). Otra novedad en la gama Ibiza es que el FR dispone de levas en el volante y de un nuevo paquete Titanium. Asimismo, las versiones Tech pasan a denominarse ITech y tienen el Seat Portable System con nuevas opciones.


La principal novedad del León es el nuevo paquete de iluminación LED interior para el acabado Style y el FR, mientras que los Altea y Altea XL tienen nuevos precios, incluyen el Start/Stop en el motor de 1.2 litros TSI de 105 caballos. Además, se eliminan los motores 1.4 de 85 caballos, el 1.8 TSI de 160 caballos manual y DSG, así como el TDI CR de 90 caballos y el TDI CR de 140 caballos DSG.


En el caso del Altea Freetrack también hay nuevos precios y a partir de ahora no dispondrá del motor TSI de 2.0 litros y 211 caballos con DSG y tracción 4WD, ni del TDI de 1.6 litros CR de 105 caballos o del TDI CR de 170 caballos 4x4. Por su parte, la gama del Alhambra también incluye de manera opcional el Seat Call, que permite una llamada directa al servicio de atención al cliente o de asistencia técnica sin tener que marcar el número. El Toledo, que en su cuarta generación volvió hace menos de un año a sus orígenes, no recibe cambios apreciables, al estar aún vigente.


CON EL SEAT LEÓN SC Y EL SEAT LEÓN 5P POR LA PROVINCIA DE MADRID


Una vez probados el Mii, el Ibiza, el Altea XL, el Toledo, el Exeo el Exeo ST y el Alhambra, aprovechamos esta jornada de puertas abiertas de SEAT para centrarnos de manera intensiva en el nuevo SEAT León. Analizando la gama, optamos por probar dos emblemas, un gasolina y un diesel, que pudieran dar una buena muestra de las aptitudes del coche que, según la marca de Martorell, ‘Es el mejor SEAT que se ha fabricado nunca’.


Más de 120 kilómetros con el Seat León FR de tres puertas, el SC, con cambio manual y 180 caballos de potencia, fue el primer plato de un menú que, como plato principal, tuvo 150 kilómetros con el Seat León de 5 puertas y el motor TDI de 150 CV. Cada uno con su personalidad, pero regidos por el mismo patrón: la calidad de un modelo que tiene donde mirarse, en la excelencia del Volkswagen Golf VII y del Audi A3, hermanos de plataforma y de muchas cosas más, que sin duda han dado un golpe tremendo en la mesa donde se juega la partida automovilística del segmento C.


Empezamos la jornada, pues, con el Seat León SC en su acabado FR y su jugoso motor gasolina de 180 caballos. En el emblemático color rojo de la marca española, y calzado con unas Sport Maxx de 18 pulgadas, soportamos mil y un badenes y unas cuantas decenas de kilómetros de autovía hasta llegar a la sierra norte de Madrid y disfrutar con unas cuantas curvas por la espectacular M-104. Por desgracia el tráfico no nos permite demasiadas alegrías, pero suficiente para poder apreciar, primero en el exterior, que la carrocería de tres puertas, no como antes que disimulaba las dos traseras, le sienta fenomenal, con aristas y ángulos donde antes había redondeces, y una figura que satisface en cuanto a diseño al más exigente de los gourmets automovilísticos.


Por dentro también se aprecia el esfuerzo por mejorar la anterior versión del Seat León, que también probamos en portalcoches.net en su versión Cupra R. Por fin se ha rediseñado todo el habitáculo, a todos los niveles, y es cierto que en las versiones con acabados más austeros aún encontramos volante de plástico y materiales menos ricos a la vista y al tacto, de mitad de gama para arriba sólo podemos hablar bien del trabajo de la marca española en un coche clave en su estrategia comercial. El salpicadero blandito, hundes el dedo como pasaba desde hace dos generaciones en su primo el Golf, los ajustes perfectos, la fantástica integración de la pantalla táctil que integra el navegador, las salidas de aire, sus mandos y una consola central ordenada, manteniendo sus señas de identidad, pero muy evolucionada, para bien. Asientos, ergonomía y panel de instrumentación siguen obteniendo un notable muy alto, y no es sobresaliente porque este queda reservado a Golf y a A3, sus parientes ricos.


Pero claro, mientras el 1.8 TSI FR de 180 CV del León sale en tarifa por 23.180 euros, pagando 3.000 más sólo obtendríamos un Golf de 140 CV. El A3 si monta el mismo motor que el León, pero hay que desembolsar 6.500 euros más. Obviamente, tengo que decir, probados ambos tres, que se nota que el Golf es más caro que el León, y el A3 todavía más exclusivo y ‘entero’ que el Golf. Ahora bien, si andas corto de pasta y apuestas por el Seat León, para nada te estás equivocando. Te llevas un cochazo mires por donde lo mires, quizá no con la misma imagen que el VW y el Audi, pero el comportamiento es muy similar, lo mismo que la calidad de los acabados.


Empezamos a dar zapatilla al León SC FR y nos gusta. Nos gusta hasta las 4.500 vueltas. A partir de ahí, nos encanta, porque desde ahí y hasta el corte de encendido, cerca de las 7.000 rpm, donde alcanza su cénit y sientes de verdad un empuje encomiable. Pero si esto nos deja con buen sabor de boca, la frenada nos termina de convencer de la calidad del coche español, ya que la mordida de las pinzas de freno es contundente, tanto, que en ocasiones, si el coche no está recto, puede ‘culear’ un poco y descuadrarse, con leves pérdidas de adherencia –nos sucede en una frenada fuerte con el volante girado a la derecha, que la rueda trasera izquierda se desliza, aún con todos los controles de tracción puestos.


Porque esa es otra, el León copia lo mejor de sus primos, con un ordenador de a bordo espectacular, claro, conciso, fiable, configurable, lo mismo que los modos de conducción, aunque casi desde inicio, nos olvidamos del Eco, del Confort y del Individual, para apostar por el Sport y dejarnos de tontería. Al fin y al cabo, es un FR, ¿no?


Vigilamos también de cerca el consumo, y se estabiliza en 11 litros. Alto, pero es que no le damos descanso. Durante la sesión de fotos comprobamos más de cerca y más en detalle el diseño exterior y si teníamos alguna duda, se disipan de una vez. Abrimos el maletero y sorprende ver una cavidad realmente grande. Fenomenal trabajo.


Tras un estupendo refrigerio, escogemos el TDI 150 CV de cinco puertas en color blanco, del que también puedes ver unas cuantas fotos en el reportaje gráfico que acompaña a este texto. Y si el FR nos ha gustado, a pesar de que no es el más efectivo si buscas ir rápido y sueñas con sortear curvas al ritmo del español más enrollado y potente, el TDI 150 nos hace olvidar rápidamente el gasolina… por todo.


Cuesta más o menos lo mismo que la versión de la que venimos, pero cuando ves que el consumo no supera los seis litros, quedando más cerca de los 5,5 que de los 6, pues se te ilumina la cara con una sonrisa de oreja a oreja, máxime cuando compruebas que cuando le pides guerra te la da sin titubear. Es cierto que nos vamos a los 24.000 euros, también con el cambio manual, pero es que te garantizo que es un coche ‘redondo’ una opción ‘master’ dentro de lo bueno del producto.


Ruedo en solitario y busco el límite en un par de frenadas, y cuando parece que te vas a comer la rotonda, no sólo frena mucho y bien, sino que es tremendamente fácil colocar el coche para sortear el obstáculo y antes de salir de la misma puedes empezar a hundir el pie en el acelerador para encontrarte con una respuesta seria, directa y sin tapujos. Francamente, nosotros no dudaríamos en quedarnos con el TDI 150 antes que con el FR 180. Aunque uno sea cinco puertas y el otro tres. Tal cual.


Rodamos por autovía y la suavidad y el confort se parece mucho a los de los tan manoseados ya en este reportaje Golf y Audi A3, pero es que son la referencia del segmento, y si soportas la comparación y encima cuando pasas por caja no tienes que romper la hucha en forma de cerdito… pues ¿qué más se puede pedir? Pasan los kilómetros y notas que las suspensiones son mucho más tolerantes que el FR, que además adolecía de una dirección bastante dura, muy directa, en ambos casos, con un volante heredado del Ibiza, quizá algo que puede ser criticable por los más tiquismiquis.


En definitiva, hemos esperado quizá más tiempo de lo esperado para ponernos al volante del Seat León, pero la intensidad y calidad de los kilómetros realizados, amén de poder subirse a dos versiones el mismo día, haciendo casi 300 kilómetros entre ambos en apenas cinco-seis horas, arrojan bastante más luz a un coche, el SEAT León, que tiene que jugarse los cuartos con pesos muy pesados.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net