FIAT 500X – Presentación y contacto – Con estilo y en el campo

Por Andrea Enzo , 26/02/2015

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Fiat
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona 500
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

FIAT 500X – Presentación y contacto – Con estilo y en el campo
La familia 500 sigue creciendo. FIAT, la prole italiana con más encanto y más clase aplaude la llegada del FIAT 500X, el musculado de la saga, más grande y más preparado que ninguno de sus hermanos. Probamos en su presentación el nuevo FIAT 500X.




FIAT Chrysler Automóviles tiene planes a largo plazo. Con el viento en popa a toda vela planea sacar 30 nuevos modelos en los próximos 4 años, para Jeep, Alfa Romeo y la propia FIAT, sin olvidar a Abarth. El primero en llegar ha sido el sorprendente FIAT 500X, un pequeño crossover derivado del pequeño 500 original, que crece tanto que se cambia de categoría, llegando a la de SUV derivados del segmento C por medidas, motores y capacidades. Este segmento creció en ventas en España en 2014 un 73%, así que no puede ser más acertado este lanzamiento. En este primer contacto, lo que hemos visto de este vitaminado FIAT 500X nos ha gustado mucho.


El spot de televisión que justo ha empezado a emitirse estos días no puede ser más acertado. Una pastilla de viagra cae accidentalmente del tálamo de unos señores mayores al depósito de un FIAT 500. La transformación es una musculación exprés, una conversión a una imagen robusta, una planta deportiva y atlética, que no sólo no pasa desapercibida para todos, sino que despierta el deseo en buena parte del público femenino. Lo han clavado. Bravo por el FIAT 500X y bravo por los creativos de la marca italiana.


El FIAT 500X, englobado por la propia casa transalpina entre los crossover compactos, se va a vender desde ya en más de cien países y al nuestro llega con una doble personalidad: una versión más urbana, con tracción 4x2, y una versión más campera, con tracción 4x4, protecciones y mejores ángulos en la carrocería, y que pasa de los 4,24 metros de longitud de la urbanita a los 4,27 metros.




La herencia familiar de la saga 500 no se puede discutir, ni por dentro ni por fuera. En su diseño se ha tratado de no perder un ápice de la emotividad que despierta el modelo original, y el esfuerzo parece que ha merecido la pena. Para no faltar al original no se ha podido prescindir de elementos inherentes al 500, como la forma de los faros, el logo en medio del bigote o muchos otros detalles de pureza. Con sus 5 puertas y unos pasos de rueda enormes, está claro que el FIAT 500 no podía crecer de otra manera si se quería potenciar su faceta más campera. El coeficiente aerodinámico se ha trabajado bastante, hasta dejarlo en 0,34.


El interior sufre una evolución más acusada, pero tampoco puede negar de donde procede, con un salpicadero más grande pero con formas, materiales y superficies que recuerdan mucho al FIAT 500 original, pero ya con cierta personalidad propia. No se ha escatimado en presupuesto para dar un toque Premium al habitáculo con detalles como la luz ambiental, el arranque por botón, la consola entre asientos elevada, pantalla de TFT de buen tamaño, asientos abatibles incluso el del pasajero, y un maletero de 350 litros y base regulable.


En el apartado de seguridad tampoco se ha escatimado un solo euro, con posibilidad de equipar elementos como el Control de Crucero Adaptativo, que funciona entre 30 y 150 km/h, aviso de cambio de carril, aviso de ángulo muerto, control de frenada (activo entre 7 y 200 km/h)… pero todo se queda en anécdota ante la posibilidad de elegir tu FIAT 500X con un cambio automático de 9 velocidades, reservado hasta ahora para unos pocos privilegiados de campanillas.


La versión más campera es fruto de un especial cuidado con las cotas para potenciar su capacidad 4x4. La altura de la carrocería al suelo es de 179 milímetros. El ángulo de entrada es de 21,3 grados, el ventral 22,3 y el de salida, nada menos que 30,1. El FIAT 500X te da varias opciones a elegir, ya que lo puedes tener con tracción 4x2, con 4x2 y un sistema denominado ‘traction+’ que mejora su capacidad fuera del asfalto con diferencial en el eje delantero y 4x4 on demand, admitiendo los modos de conducción Sport, Traction (off road) y Auto. Según el motor, puede montar cajas manuales de 5 y 6 velocidades, una caja automática DCT de doble embrague que llegará dentro de pocos meses y la ya mencionada caja automática de 9 velocidades.


Hablando de motores, potencias en gasóleo de 95, 120 y 140 caballos (4x2 las dos primeras y 4x4, manual o automática la tercera) y en gasolina de 110, 140 y 170 caballos, 4x2 con cambio manual de 5 velocidades el primero, barra libre en 4x2 para el segundo y el más potente, sólo en 4x4 y automático.


La conectividad también es un punto que se ha cuidado especialmente en el FIAT 500X. No faltan hasta tres entradas USB, sistema Uconnect, reconocimiento de voz, posibilidad de conexión a internet, todo tipo de apps, redes sociales… y un buen navegador, mejorado, de la mano de TomTom. FIAT sigue apostando por los consejos integrados de conducción eficiente y puedes elegir entre tres acabados según su equipamiento; Pop, Pop Star y Lounge.


La casa ha elegido 12 colores para la carrocería, y aprovechando el lanzamiento hay numerosos paquetes de equipamiento extra con un descuento entre el 30 y el 50%. En cuanto a precios, la versión de acceso, que cuesta 16.900 euros, con los descuentos y promociones de inicio, fidelidad FIAT y plan PIVE, puede quedarse incluso en 13.500 euros si se contrata la financiación de la marca. Valga como ejemplo una de las combinaciones que más se va a vender, el 1.6 diesel de 120 caballos, que de 21.490 euros precio de tarifa se puede quedar en 17.250 euros.


CON EL FIAT 500X POR MADRID Y ALREDEDORES


Puede parecer que en algo menos de dos horas no se pueden sacar muchas conclusiones de un coche, pero si te lo montas bien, puedes probar el vehículo en cuestión en ciudad, en circunvalación a ritmos legales e incluso en pistas de tierra y barro, y caminos bacheados. Y eso es lo que hemos hecho con un flamante FIAT 500X rojo 4x4, con el motor 2.0 Multijet de 140 caballos y el novedoso cambio automático de 9 velocidades.


Como siempre, inspección ocular de rigor, tanto exterior como interior. Por fuera, como puedes apreciar en el reportaje gráfico, la unidad blanca pertenece a la versión Urban del FIAT 500X y la unidad roja responde a las aspiraciones más camperas de la versión Offroad, con protecciones y un aspecto aún más rotundo y robusto, que confiere al coche y casi también al que lo conduce el arrojo y el aplomo para afrontar dificultades del terreno fuera del alquitrán.


Los rasgos están ahí y la sobrevitaminación, o la viagra de FIAT, ha surtido efecto, porque las formas no son nada desproporcionadas, es más, ha crecido por donde debía crecer, saca pecho cuando procede y la herencia que tanto buscaron preservar se ve a simple vista. Por dentro, más de lo mismo, con mucha calidad en los materiales escogidos, unas formas proporcionadas y sensatas, y guiños aquí y allá que nos arrancar una sonrisa de confirmación, como esos tiradores interiores de las puertas o los reposacabezas de los asientos, ya vistos en otros 500. Pero también detectamos elementos vistos en el Jeep Renegade, con el que comparte plataforma. Los mandos del sistema de ventilación o la palanca del cambio son calcados, y tendría que repasar fotos, pero me da que el volante es el mismo. Obviamente, el ordenador de a bordo y su funcionamiento es clónico.


En las plazas delanteras hay poca queja posible. El cuero de nuestra unidad y el diseño de los asientos, envolvente, nos conquista. Las plazas traseras no son tan malas como en todos los FIAT 500 hasta la fecha. Tampoco digo que sobre espacio, pero la verdad es que son coherentes con las medidas del coche. Los 350 litros del maletero se me siguen quedando un poco escasos, a pesar de que para ser un 500 es una cifra fantástica. Pero recordemos que este 500 se ha puesto fino de anabolizantes y sus medidas no tienen nada que ver con el original, al que sobrepasa en medio metro largo.


Nos ponemos al volante y empezamos a apreciar su suavidad de conducción –pero con cierta firmeza- y su tacto, increíble para ser un FIAT, que siempre se caracteriza por ser quizá excesivamente soft, tanto en dirección como en suspensiones. En este caso el recuerdo del Jeep Renegade está cerca y las sensaciones son muy, pero que muy similares. Nos agrada mucho el refinamiento del FIAT 500X en todos los sentidos. Funcionamiento de motor, una insonorización muy decente, y un cambio automático realmente sorprendente. Sorprende ir a 30 por hora y ver que ya vas en quinta, o comprobar cómo el cambio de marchas se hace casi de manera imperceptible.


En la urbe, por su tamaño y cualidades, se desenvuelve con seguridad y pericia. En autovía y en circunvalaciones de velocidad media alta tiene un rodar notable, cómodo, eficiente. Es fácil bajar de seis litros en estas condiciones en cuanto a consumo. Al final del día, con una buena dosis de ciudad y una pequeña excursión por tierra y caminos de piedras y baches, lo dejamos en apenas 7,5 litros de media, con sesión de fotos con motor arrancado incluida.


La visibilidad es sobresaliente en todos los aspectos, el coche va muy desahogado en todos los aspectos, tanto en sensación de espacio interior, como a nivel de motor. Jugamos con la ruleta que selecciona el modo campo o el modo Sport, además del Auto que llevamos por defecto, y por ejemplo notamos que en nuestro periplo no logramos ver cómo engrana la novena marcha. Sí vemos en el gráfico del ordenador de a bordo lo que empuja el turbo, pero no somos capaces, a ritmos legales, de ver la novena sin ayudar con las levas que llevamos en el volante.


En la excursión campera, seleccionamos el modo correspondiente, y como puedes ver en las fotos, sorprenden para muy bien las cotas de este 500X. Baches de profundidad considerable se solventan con el trabajo correspondiente de suspensión y amortiguación, haciendo todo mucho más llevadero. Es más fácil, en desniveles, baches y zanjas profundas, hacer tope con el morro que con la trasera, pero aún así es difícil tocar las protecciones delanteras. La tracción es muy decente con unos neumáticos que son bastante callejeros.


En definitiva, nos encanta este FIAT 500X, quizá porque se parece bastante poco al 500 original, pequeño, sin maletero, incómodo en las plazas traseras, muy flojo de suspensiones y excesivamente suave en su dirección. El hermano vitaminado es todo un hombretón, con maletero decente, buena segunda fila de asientos, y sobre todo con un tacto de dirección y suspensiones que nos ha ganado, a pesar de su orientación campera.


Apenas han sido 80 kilómetros, pero este primer vis a vis nos ha hecho esperar con ansia la siguiente ración, ya sin prisas y con radio de acción más amplio. Ahora, hay que decidir si exploramos su vertiente Urban, inédita aquí, o profundizamos en la vertiente Off Road.


Óscar González Soria – oscar.gonzalez@portalcoches.net