DODGE JOURNEY – Prueba coche – Grande por fuera, enorme por dentro

Por sa , 09/12/2010 | Visto: 9835

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Comparte:
Compartir en Delicius Compartir en Yahoo Compartir en MySpace Compartir en Meneame Compartir en Technorati Compartir en Facebook




Servicios

Zona DODGE
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona JOURNEY
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.
DODGE JOURNEY – Prueba coche – Grande por fuera, enorme por dentro
Muchos dicen que este Dodge Journey no deja de ser un Chrysler Voyager con otro escudo en el frontal, pero Dodge ha sabido europeizarlo y está teniendo gran éxito de ventas en España. No te pierdas este test al Dodge Journey STX CRD de 140 CV.



 
¿Quieren lo mejor de un todocamino y de un monovolumen? Pues han elegido bien. El Dodge Journey conjuga lo mejor de estos dos segmentos y se lo presenta a un precio razonable, nada desorbitado, en esta época en la que toca ajustarse el cinturón. ¿Quién dijo crisis?
 
Acostumbrados a los éxitos de ventas al otro lado del Océano Atlántico y después de varios intentos con poco éxito de ganar cuota de mercado en Europa, el gigante Dodge, perteneciente al grupo Chrysler en la actualidad y dentro de poco, a todos los efectos, bajo el paraguas FIAT, echa el resto. Podíamos decir que exhibe la joya de su corona, su coche multiusos que, a más de uno, hará dudar y con razón.
 
foto detalle del interior del Dodge JourneySu capacidad de carga es sin duda su mejor carta de presentación. Los 4,88 metros de largo, su enoooooooooooooooorme maletero y la posibilidad de configurar un interior con siete plazas (en este modelo en concreto) le hace tener poca competencia en el sector. El principal problema es saber dónde ubicarlo: ¿Monovolumen o todocamino? Al menos en su versión europea, quizás es más sensato colocarlo en el primer campo que en el segundo, sobre todo porque al viejo continente no ha llegado con la tracción total con la que está equipado en Estados Unidos, donde también es un auténtico éxito de ventas gracias a todos sus atributos.
 
Al observar la fachada de este mastodonte de la carretera uno no tiene lugar a la duda: Está ante un imponente Dodge. Hay a quien le sorprende su imagen de robustez y quien critica sus líneas poco innovadoras. Lo cierto es que un Dodge es reconocido como castizamente se dice ‘a la legua’ y esa es su mejor carta de presentación.
 
No es fácil tratar de conquistar un mercado nuevo, como para Dodge es el europeo, acostumbrado a otro tipo de vehículos, pero cuando uno se sube a uno de esta familia se olvida que está ante un coche que sólo antes vio en las películas. Su aspecto tosco, pesado, va unido irremediablemente a un consumo de combustible elevado, por mucho que las cifras oficiales digan otra cosa, y ese es el mayor hándicap para su éxito en el Viejo Continente.
 
Al motor Volkswagen, de 2.0 litros y 140 CV, le cuesta reaccionar y hasta que no alcanza velocidad de crucero uno cree que está más en un avión, por el ruido elevado del motor que no se transmite en potencia a las ruedas (Esto ocurre hasta alcanzar las 2.0 rpm). En el futuro será reemplazado por el 2,2 l CRD de 163 CV de origen Mercedes-Benz y que ya equipa su primo mayor, el Chrysler Grand Voyager, también probado en esta web http://www.portalcoches.net/CHRYSLER-GRAND-VOYAGER-–-Prueba-Coche-–-Espacio-a-tope/3517.html. El modelo Journey probado (CRD) tiene cambio manual de 6 velocidades. A su favor hay que decir también que su suspensión proporciona una conducción sin sobresaltos, ya que el límite de adherencia es relativamente bajo en comparación con un turismo.
 
En cuanto a medidas de seguridad al Dodge no se le escapa una: Airbags de última generación, ESP, ABS, sistema de aviso de la presión de los neumáticos…
 
Foto detalle del interior del Dodge JourneyDiseñado para llamar la atención. Fabricado para ser práctico. Así lo vende Dodge y ni que decir tiene que está en lo cierto. Su interior, que es su verdadero punto fuerte, es ingenioso, y sin ningún lujo, pero presta la misma atención a los pasajeros y a sus pertenencias. Cada espacio aprovechable de la cabina está diseñado para ofrecer una proporción exacta entre el espacio para el pasajero y el espacio para sus pertenencias. Hasta el suelo del vehículo incorpora contenedores de almacenamiento. También dispone de una consola para regular a su antojo las plazas traseras. La posición en cuanto a la conducción es cómoda y todo lo relatado anteriormente hace que uno se olvide de que ante él sólo tiene plástico y nada más. Aún así, gana lo práctico a lo estético.
 
En este modelo probado sólo se echa en falta un GPS que aproveche la pantalla que presenta en la parrilla (hay una larga lista de extras muy apetecibles) y que sin este dispositivo poca utilidad se puede obtener salvo para comprobar al maniobrar con la marcha atrás. El cuadro de instrumentos, la verdad, necesita con cierta urgencia una puesta al día, de hecho ya está lista en el mercado estadounidense http://www.portalcoches.net/La-version-americana-del-nuevo-Dodge-Journey-esta-lista/3426.html, aunque parece casi seguro que a Europa no llegará, y si lo hace, ya será, a partir de junio de 2011, bajo el nombre de FIAT. Siguiendo con el interior, muy modulable, con siete plazas reales, el espacio nunca será un problema, aunque la visión de conductor y copiloto es demasiado ‘vintage’, por poner una palabra moderna a un escenario casi de ‘Cuéntame’.
 
En marcha, el Dodge Journey necesita su tiempo para dar lo mejor de sí. Cuando aceleras con decisión, el sonido de la inyección se deja notar mucho más de lo apetecible. Gran rutero, con un tarado de las suspensiones blandas es capaz de tragar grandes distancias sin inmutarse, pero en ciudad por maniobrabilidad y cintura, pierde algunos enteros, y en carreteras de curvas demuestra también de manera evidente sus carencias, por amortiguaciones e inercias debido a su elevado peso y centro de gravedad quizá más elevado de lo deseable. Sin embargo, recibirá con buenos ojos, a pesar de la ausencia de tracción total, cualquier excursión por caminos o pistas de tierra, debido, precisamente, a los mismos puntos que le hacen flaquear en asfaltos sinuosos.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN

Grande, muy grade. En el precio y en lo práctico no tiene rival. El motor no convence y el consumo menos. Pero si quieres un coche grande, es el tuyo.
 

UN COCHE PARA…

… familia numerosa o alguien con la necesidad de tener una monovolumen y quiera innovar y salirse de lo establecido.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 520 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 30%-20%-50%
 
---------------------------------------------------
 
Ficha del Dodge Journey STX CRD 6v 7pl 140CV
 

Cubicaje / Potencia: 1.968cc – 140 CV/4.000 r.p.m.

Caja de cambios: Manual 6 velocidades

Alimentación: Diesel, turbocompresor de alta presión con inyección directa
 

Longitud / Anchura / Altura: 4.888 /1.834 /1.672 mm

Distancia ejes: 2.890 mm

Maletero: Hasta 783 litros (5 plazas)

Nº plazas: 7

Neumáticos delanteros: 225/65/16

Tracción: Delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos
 

Aceleración 0-1 km/h: 11,6 seg

Velocidad máxima: 190 km/h

Capacidad depósito combustible: 77 litros

Peso en orden de marcha: 1.685 kg

Par motor: 315 Nm/ 1750-2500 r.p.m.

Emisiones CO2: 170 gr/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 5.4 litros / 100 km

Urbano: 8.4 litros / 100 km

Mixto: 6.5 litros / 100 km
 

Bien:

Espacio

Modularidad interior

Estética acertada
 

Menos bien:

Peso

Ruido de la inyección

Poco manejable
 
Precio: Desde 22.600 euros (oferta puntual), 28.144 euros precio catálogo
 
José Luis Prados / ÓGS - oscar.gonzalez@portalcoches.net