CITROEN DS3 Cabrio – Prueba – Descapotable con matices

Por sa , 09/07/2013

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Citroen
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona DS3
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

CITROEN DS3 Cabrio – Prueba – Descapotable con matices
El Citroen DS3 Cabrio es un descapotable con asterisco. Apuesta por capota de lona sin perder los montantes exteriores, pero tampoco pierde el buen hacer de Citroen con la línea DS. Prueba a fondo, casi 2.500 kms, con el Citroen DS3 Cabrio THP 155.




Cabrio de mentirijillas, dicen unos. Utiliza los mismos argumentos que el Abarth 500C que tan buen sabor de boca nos dejó. ¿Entonces? Digamos que el Citroen DS3 Cabrio utiliza el camino más corto para llegar a su primer descapotable en décadas, si excluimos el rompecabezas del C3 Pluriel. En vez de empezar desde el principio, Citroen ha cogido la excelente base del DS3 y cual abrelatas a la antigua usanza, le ha quitado el techo y le ha puesto una lona plegable en tres tramos con sus pros y sus contras. Mola poder capotar y descapotar el coche hasta a 119 kilómetros por hora, aunque sople un vendaval, y hacerlo en apenas 12 segundos, pero a cambio, te fastidia la visión trasera directa una barbaridad, y acústicamente tampoco está a la altura de un techo rígido.


Planteamiento del concepto Citroen DS3 Cabrio sobre la mesa, analizaremos ahora hasta el último detalles después de rodar un montón de kilómetros con una unidad con el motor más potente, 155 caballos, y un cambio manual de seis velocidades. Más de 30 horas conduciendo, alguna que otra ‘pajareando’, es decir, tocándolo todo, abriendo, cerrando, sacando fotos, palpando, cambiando de sitio, comprobando crujidos… todo y mucho más para acercaros la visión más completa y poliédrica posible.


Empezando como suele ser habitual por la estética, tiene mérito hacer un coche bastante atractivo, que no pase de los 4 metros, y que sea divertido tanto en conducción, como funcional en el día a día, salvo un gran pero, que ya adelantamos, y es el del maletero. Si alguien quiere esconderse de la justicia, si cabe, el diminuto cofre del Citroen DS3 Cabrio será un lugar en el que pocos lo buscarán, principalmente por la dificultad en el acceso. Un trolley de tamaño normal, menos mal que no era rígido, tuvo que ser empujado y aplanado por ambos lados para poder meterlo. Una vez dentro, hay espacio para bastantes cosas, no es tanto el tamaño, como la dificultad y estrechez del acceso. Nos encanta la manera de abrirse, hacia arriba, como una compuerta, pero es que el recogimiento de la capota roba el espacio justo para hacer una boca lo suficientemente ancha para bultos normales. Quizá este inconveniente le robe un buen puñado de ventas a este DS3 Cabrio.


Igual que el Citroen DS4 tiene mucho del Citroen C4, el Citroen DS3 se ha alejado bastante más del modelo C3. El modelo descapotable que nos traemos entre manos ahonda un poco más las diferencias entre un C3 que, para empezar, no tiene acceso al motor que probamos aquí, y que es bastante más soft que el aire casi radical y deportivo, bastante Premium, que ha sabido la marca de los ‘chevrones’ aportar al DS3 Cabrio.


En la redacción de Portalcoches.net nos gusta mucho el coche, diseño atrevido, bastante abombadito pero sin parecer gordito, más tirando a musculado que ha pasado de peso, con muchos y buenos detalles de diseño que remarcan ese toque exclusivo que quieren dar en Citroen a los DS, con una buena capacidad camaleónica para cambiar de colores techo, retrovisores o llantas, o poner todo tipo de pegatinas a lo largo y ancho de la carrocería para ‘exclusivizar’ un vehículo que, a poco que te pongas, lo configurarás irrepetible.


Los pilotos oscurecidos traseros y la posibilidad de combinar el color de la lona del techo con la carrocería –el nuestro, amarillo con el tejado negro es de los más normalitos- arroja combinaciones preciosos, como blanco o gris claro con techo azul, por ejemplo, una de nuestras preferidas. En nuestra unidad, con todos los cristales tintados y oscurecidos, el contraste abejorro negro amarilla también queda muy bien. A nosotros se nos hace raro el perfil del coche, tanto con el techo de lona como con él plegado. No sé… somos partidarios de un cabrio de los de toda la vida, sin montantes, sin pilar B, que con las ventanillas bajadas solo el parabrisas esté más alto que tus hombros. Rizando el rizo, nos encanta la comodidad del techo rígido, sobre todo por el nivel de aislamiento y sonoridad, sin que robe demasiado espacio en el maletero, pero no hacemos ascos a un buen techo de lona, como en los casos del Audi A3 Cabrio o del Volkswagen Golf Cabrio.


Por cierto, que en este caso, rodar en autovía con el DS3 Cabrio a 120 por hora no voy a decir que supone un suplicio, ni mucho menos, pero el viento se nota mucho, castigando a los pasajeros. Si vas descubierto, es más, incluso la mini banda de tela perforada para que las plazas traseras mejoren un poco su confort, hace incluso más ruido que si va sin ella. Hablar en los asientos delanteros no es tarea fácil, aunque mejore también un poco con las ventanillas cerradas. Se nota una barbaridad el empuje del viento en el techo plegado, que como ya decimos queda muy expuesto, elevado, más aún si no lo corres del todo, abriendo exclusivamente la parte de arriba y respetando la luna. Aunque las suspensiones no son nada blandas, notas que la trasera se mueve algo más de lo que debería. Con el techo cerrado, el nivel sonoro baja mucho, pero aún es más elevado que el C3 del que deriva.


Por dentro, salvo la tecla en el techo para subir y bajar la lona, es igual al DS3 normal. Nos gusta el toque racing con los símiles de grafito y carbono, el cuadro de mandos ya nos parece algo soso, aunque se agradece la variación de grafías con Citroen, y la consola central os agrada que no tenga demasiado botón. El cambio va de lujo, y era algo necesario pues cuando buscas las cosquillas al THP de 155 CV, necesitarás jugar mucho y bien, con una palanca cortita y de no mucho recorrido. Primera y segunda son cortitas, para ir ganando amplitud a partir de tercera.


No va mal de huecos, las plazas delanteras son muy cómodas, quizá algo calurosas en pleno verano por mucho cuero perforado que lleve, y las plazas traseras, para ser un coche de 3,94, serían ideales, si no fuera porque cuando más te acercas al 1,80 metros, más posibilidades tienes de dejarte la cornamenta en el lateral rígido que sujeta el techo de lona. Si detrás no van personas de más 1,72, perfecto, pero a partir del 1,75 habrá problemas con estos bordes, que no te dejarán estar cómodo. En cuanto a espacio para piernas, rodillas, y demás, sin problemas, siempre teniendo presente que es un cabrio derivado de un utilitario de menos de 4 metros. Además, en Citroen, sabedores de la problemática del maletero, hacen que plegar los asientos traseros (60-40) sea muy fácil, por si hay que meter algún bulto por la puerta… ¡o por el techo!


A nivel dinámico, nos encanta circular con un motor bastante llenito en cualquier coche, pero si es un DS3 Cabrio mucho más. En la versión cerrada comentamos en su día que el coche se descuadraba de atrás en frenadas fuertes y yendo a saco, pero ahora, bajando un pelo el pistón, el coche se ha mostrado bastante más neutro, quizá lo han reforzado en su estructura con acierto. Las suspensiones siguen siendo duritas, pero cuando vas fuerte agradecerías que lo fueran aún más, para sujetar el coche con más fuerza y poder apurar aún más, pero resumiendo un poco todas estas sensaciones, el Citroen DS3 Cabrio es muy divertido de conducir, desde las 2.000 rpm empuja sin descanso, en cuanto pasa de tres y pico empieza a dar lo mejor de sí y aguanta bastante empujando de verdad. Hemos hecho mucha carretera secundaria, y con sólo 155 caballos los adelantamientos de la pequeña bala amarilla a cielo abierto han sido coser y cantar. Los menos de 1.200 kilos son movidos con mucha soltura por este propulsor de 1.598 centímetros cúbicos con inyección directa 16 válvulas y turbocompresor. Puestos a fantasear, con tracción trasera o total, la amplitud de la sonrisa llegaría a ir de oreja a oreja a buen seguro.


Tampoco nos ha disgustado mucho su consumo después de los dos millares y medio de kilómetros realizados. La cifra arrojaba un claro 6,6 litros cada cien kilómetros, pero con varias puntualizaciones. En autovía, a 120 km/h capotado, apenas pasaba de 6 litros. En cuanto abrías, al mismo ritmo, te quedabas muy cerca de los 8 litros. Una barbaridad. Aún se podría haber apurado más el consumo si el DS3 Cabrio probado hubiera tenido el sistema de parada y arranque automático del motor en detenciones en la ciudad. Un par de décimas habríamos pulido sin duda, y con tantos kilómetros, estamos hablando de unos cuantos euros. Si lleva, a cambio, el indicador de cambio de marcha, que recomienda la marcha ideal para consumir menos.


Portalcoches.net ha probado la versión gasolina más poderosa, de 155 CV, que en acabado Sport parte de los 24.250 euros. La unidad que hemos conducido apenas llevaba 2.000 euros en extras, y como ves en las fotos, es más que pintón. En gasolina también tienes motores VTi de 82 y 120 caballos, mientras que la única versión de gasóleo es la e-HDi de 90 caballos Airdream con la caja manual pilotada de seis velocidades, que aunque ha mejorado, particularmente desde aquí seguimos apostando por el cambio manual de toda la vida hasta que terminen de pulir una caja de cambios que puede llegar a ser excepcional, pero que aún no lo es. En la versión gasolina de 82 CV, por menos de 17.000 euros puedes tener un cabrio muy, pero que muy apañado, mientras que el diesel empieza en los 21.000 euros, pero vamos, que será raro que compense comprar el diesel en un coche que pide buen tiempo a gritos, por mucho que estemos en España.


Entrando ya en el plano del detalle, nos gusta que el salpicadero, en la parte del copiloto, esté muy recogido, con una guantera como metida para adentro, pero que tiene bastante espacio, y deja mucho espacio para las piernas. Nos ha gustado especialmente el equipo de sonido, fundamental en un cabrio, y que el volante vaya limpio, sin botones, aunque detrás siguen estando las piñas vistas ya hace más de dos décadas en los primos Peugeot 206 y similares. Y bajando del detalle al pijoterío, que el llavero lleve una pieza en el mismo color de la carrocería, pues no nos echa para atrás, al contrario.


Criticable, en cambio, nos parece que, a estas alturas de la película, todavía haya que quitar la llave del contacto e introducirla en la boca del depósito de gasolina para repostar. También nos han parecido las luces cortas bastante cortas, la verdad, por mucho que verificamos y regulamos su posición. Mejorable también el radio de giro para un coche tan pequeño.


CON LA MANO EN EL CORAZÓN


Para ir de chiringuito en chiringuito pocos coches más pintones y descapotables vas a encontrar por este precio. De hecho, tiene pocos rivales y los que hemos puesto un poco más abajo igual tampoco lo son de manera directa, sólo meras referencias. Tiene un par de errores de concepto, como el maletero y que pierda la visibilidad trasera totalmente cuando recoges la lona, pero por lo demás es bastante válido, consume poco y es muy divertido. Ahora ya, es cosa tuya.


UN COCHE PARA...


…gente joven, que vive en lugares con buen tiempo y quieren disfrutarlo a tope, sin importarles demasiado el espacio de carga y la funcionalidad. Gente que quiere moverse en sus trayectos cortos con estilo y sin perder de vista el sol. Machos alfa, beta… o hembras de igual o distinta raza y condición. Preferiblemente jóvenes y con muchas ganas de vivir. 



KILÓMETROS PRUEBA – 2.460 kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 20%-35%-45%


RIVALES


MINI Roadster, Audi TT Roadster, Mercedes SLK, Abarth 500C, Mazda MX-5, Audi A3 Cabrio, Volkswagen Golf Cabrio.



FICHA CITROEN DS3 Cabrio THP 155



Cubicaje / Potencia: 1.598 cc / 156 CV a 6.000 rpm


Caja de cambios: manual 6 velocidades


Alimentación: Gasolina



Longitud / Anchura / Altura: 3.948 x 1.715 x 1.452


Distancia ejes: 2.464 mm


Maletero: 245 litros


Nº plazas: 5 plazas


Neumáticos: 255 / 45 R17


Tracción: delantera


Frenos delanteros: Discos ventilados


Frenos traseros: Discos



Aceleración 0-100 km/h: 7,4 seg.


Velocidad máxima: 212 Km/h


Capacidad depósito combustible: 50 litros


Peso en orden de marcha: 1.231 Kg.


Par motor: 240 Nm entre 1.400 y 4.000 rpm


Emisiones CO2: 137 g/Km.



Consumos oficiales:


Extraurbano: 4,8 l/ 100km


Urbano: 8,0 l/ 100 km


Mixto: 5,9 l/ 100 km



Bien:


Consumo


Rapidez de apertura del techo y velocidad a la que se puede efectuar


Calidad/Precio y carácter deportivo



Menos bien:


Visibilidad trasera con techo abierto


Maletero


Rumorosidad con y sin techo



Precio: 24.250 euros



Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net