Campaña de la DGT contra el alcohol y las drogas al volante

Por JavierAlfonso , 12/12/2017
Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Últimas Noticias

Campaña de la DGT contra el alcohol y las drogas al volante
Campaña especial de la DGT, por la cual llevara a cabo 20.000 controles de alcohol y drogas durante toda esta semana, con el objetivo de concienciar de la gravedad de sus consecuencias

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado una campaña especial por la que durante esta semana, desde el día 11 de diciembre hasta el domingo 17 de diciembre, realizará 20.000 controles diarios de alcohol y drogas, que son el culpable de un tercio del total de los accidentes mortales.


La DGT sobre todo persigue a los conductores policonsumidores, es decir aquellos que consumen de manera habitual alcohol y drogas y se ponen al volante. Esta campaña se ha iniciado de manera simultánea en 25 países europeos. Y además desde la DGT han animado a que los ayuntamientos de más de 25.000 personas se unan a esta campaña.


Según Gregorio Serrano, director general de Tráfico "el objetivo de este tipo de campañas es concienciar a los ciudadanos que no sólo el alcohol es incompatible con la conducción, sino que otras drogas como el cannabis, la cocaína, anfetaminas o los opiáceo son sustancias psicoactivas que tienen efectos, en muchos casos letales, cuando después se conduce".


Hay que recordar que en 2016, más de 100.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y drogas, y que de los 589 conductores fallecidos, 253 de ellos dieron positivo en sustancias estupefacientes.


Las sanciones


Antes de nada, es importante conocer las tasas máximas de alcohol en sangre permitidas que son de 0,5 gr/l y de 0,25 mg/l en aire respirado. Mientras que los noveles están limitados a 0,3 gr/l en sangre y 0,15 mg/l por aire respirado.


Y las sanciones ante este tipo de ilegalidad, están muy penadas por las Ley de Seguridad Vial. Aquellos conductores que den entre 0,25 mg/l y 0,50 mg/l por aire respirado, tendrán una multa de 500 euros y 4 puntos en el carnet. Y en el caso de los conductores que superan los 0,50 mg/l o si se detectan drogas la sanción es de 1.000 euros y 6 puntos en el carnet.


Y para las tasas superiores a 0,60 mg/l o para aquellos conductores que hayan conducido bajo los efectos de alguna droga la sanción es presión de 3 a seis meses, y la retirada del derecho a conducir de uno a cuatro años. La negativa a someterse a los controles de alcohol o drogas será castigado con la misma sanción.