BMW 740d - Prueba coche - Cuando los sueños se hacen realidad

Por sa , 31/08/2010

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón Ginebra 2018
comparte:



Servicios

Zona BMW
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona SERIE 7
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

BMW 740d - Prueba coche - Cuando los sueños se hacen realidad
Cada vez que BMW renueva su Serie 7 da una vuelta de tuerca a la exclusividad, a la tecnología y al confort. Con el 740d, BMW logra unos consumos increíbles en una berlina moderna, segura y configurable hasta el infinito. Así es el nuevo BMW 740d.




Mamá, mamá, yo de mayor quiero un coche grande, potente, que gaste poco y que me lleve sin que yo tenga que estar pendiente de todo, que un viaje largo sea algo relajante y no algo estresante, que me facilite la vida, que me diga cuál es el mejor camino, que me dé la posibilidad apretando un botón de poner el coche a mi gusto, si quiero algo plácido o relajado o quiero un coche para hacer curvas, quiero que me avise si me salgo del camino, que me avise con tiempo si hay peligro de accidente o colisión, que me diga si puedo cambiar de carril con calma, que tenga cámaras para no rozarlo cuando aparco, que tenga toda la información a mano y botones para todo lo imaginable, quiero… ¡Despierta, despierta! Estás soñando, hijo. Es una pesadilla… No, mamá, era un sueño muy bonito que... espera… ¡No! no era un sueño, simplemente… ¡me estaba acordando del viaje que hicimos ayer con el nuevo coche de papá!
 
Vale, una escena inventada y quizá algo edulcorada, pero nada lejos de la realidad. No hay que esperar dos décadas para poder conducir el coche con el que soñaba este chaval de ficción, porque lo que no es ficción, es real, es el nuevo BMW Serie 7, un coche en el que se cumplen los sueños de aquellos que siempre imaginan un futuro mejor, cargado de tecnología, pero no cualquier artefacto, sino dispositivos que nos ayuden a mejorar, a disfrutar con placer la vida y, en este caso, de la conducción de un vehículo. Portalcoches.net ha tenido la suerte de ponerse al volante del BMW 740d, y películas como Tron, Matrix, Minority Report, o libros como ‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley, se nos antojan más reales y ya presentes, que no irreales de imaginar e impredecibles como el futuro que nos espera.
 
Foto detalle del BMW 740dEn contadas ocasiones, alguna que otra vez, recurro a mi cuaderno de notas para intentar explicar las sensaciones que me ha producido un coche. En este caso, por vez primera, no he tenido suficiente con una página entera, a letra minúscula. Tan sólo cuatro apuntes en la zona de ‘menos bueno’, y apuntes en cualquier espacio, laterales, márgenes, interlineados, para los apuntes de las cosas que me han gustado/impresionado de este 740. Así que, ya te aviso, que no va a ser un texto corto el que seguirá a partir de ahora.
 
Como apuntes básicos, si quieres pasa directamente a la ficha técnica, al final del todo, y de un vistazo verás un poco las claves en cifras. Es un coche que vale bastante dinero, con mucha potencia, un consumo muy reducido, amplio y espacioso, y con una cantidad de dispositivos para facilitarte la conducción, tal, que cualquier mortal que no esté un poco puesto en automoción flipará con lo que a partir de ahora va a leer. Reconozco que pagar el impagable esfuerzo de BMW en materia de seguridad y eficiencia con este parco resumen es un crimen de lesa majestad, pero a veces la prensa no tenemos más remedio que contar en pocas palabras aquello que merece, como poco, una biblia como dios manda… y perdón por el juego de palabras.
 
Las marcas Premium, alemanas o no, aprovechan sus berlinas más grandes de representación, sus buques insignias, siempre por encima de los cinco metros, para lucir su arsenal tecnológico más moderno, arrancado al futuro a golpe de i+d. En este caso, BMW muestra su pegada mejorando lo bueno y demostrando al mundo que todo lo que se puede soñar, como decía Julio Verne, se puede hacer. Para terminar con las elucubraciones y pasar a los datos, este 740d demuestra una vez más que la realidad, siempre, supera a la ficción.
 
En el plano estético la Serie 7 de BMW se muestra más compacta y rotunda, más homogénea y dinámica. Los trazos, las líneas, los detalles, conforman un todo sobrio pero con señas inconfundibles de clase y elegancia. Cromados por aquí, grupos ópticos de elegante estampa por allá, luces de cortesía y líneas suaves por acullá… todo el conjunto nos invita a pensar que este producto es el culmen, la obra maestra que termina los trabajos de mejora y remodelación de un Serie 7 que nació de manera espectacular y que poco a poco pulió fallos, pequeños defectos, y afinó formas e ideas hasta llegar a una perfección envidiable que es la que hemos podido disfrutar durante una semana al volante de este 740d.
 
Para completar los comentarios del diseño exterior, debo decir que el paquete deportivo M que montaba nuestra unidad, con el doble escape cromado trapezoidal, llantas de 19, faldones delantero y trasero, y cromados en estriberas algún detalle más con el anagrama ‘M’, le dotan de un aspecto deportivo que, aunque es capaz de alcanzar los 250 km/h, tiene más de 300 CV y la posibilidad de jugar con el Dynamic Drive a posiciones Sport y Sport+, esta guerra no es, ni mucho menos, la suya, ya que para eso tiene hermanos de gasolina mucho más guerreros y fieros. En cualquier caso, la imagen exterior de este Serie 7 se puede resumir en una palabra: impecable.
 
Foto detalle del interior del BMW 740dPasando al interior… la boca tardará en cerrarse tras la primera impresión. Cuidado debemos tener para que no se nos caiga algo de baba y manche el fino cuero del que está revestida la tapicería, o el volante deportivo, o cualquier otro elemento, todos cuidados hasta la saciedad en materia de ergonomía, funcionalidad y, por qué no decirlo, lujo y exclusividad. Vaya por delante el comentario que hasta en un Serie 7 la plaza central trasera va a ser algo incómoda. Tendrá espacio de sobra para pies y rodillas, pero el mínimo abultamiento de esa zona del asiento y el respaldo más estrecho no hará mucha gracia al pasajero que tenga que ver como los otros cuatro ocupantes van, literalmente a cuerpo de rey. Las plazas laterales traseras son increíbles, pero las delanteras cuentan con la posibilidad de regularse de un millón de maneras posibles, con posibilidad de ajustar hasta la zona de los hombros, amén de absolutamente todo lo normal e imaginable. Además, en opción, cuenta con la posibilidad para conductor y pasajero de función masaje y ventilación para cuando el calor aprieta en verano. El maletero, de 500 litros, no es la referencia, pues cuenta, además, con formas algo irregulares, pero aún así, el equipaje de cinco personas cabe sin problemas.
 
Una vez al volante… descubrimos de sopetón el arsenal tecnológico del que hace gala este 740d y un poco después somos plenamente conscientes de que nos vamos a tener que poner las pilas durante un buen rato no sólo para descubrir para qué vale cada botón, sino también para saber que tenemos tal dispositivo concreto y que podemos utilizarlo en esta o aquella situación. ¡Uff! Ese primer rato de agobio no te lo quita nadie, pero pasada media hora y controlados absolutamente todos los botones y las casi infinitas posibilidades de regulación del navegador y reglajes del coche, te das cuenta de que estás a los mandos de una de las máquinas más avanzadas tecnológicamente en el mundo en el gremio de la automoción.
 
Todo lo que rodea al conductor no está dejado al azar. Todo al alcance, mucho más claro y concreto de lo habitual, quizá pensado para un cliente ya con un mínimo de edad, todo muy legible, muy claro, unos relojes amplios con números grandes, pero eso sí, una cantidad de información brutal, sin duda, una buena noticia para los que nos gusta tener todos los parámetros del coche controlados, con la opción de variarlos mínimamente con un clic. El panel de instrumentos está realizado en negro mate en lo que BMW denomina tecnología ‘Black Panel’. A todo esto, disculpa el fallo, hemos entrado en el coche sin sacar la llave del bolsillo, gracias al Easy Entry, y al dar el botón del arranque, de nuevo sin tocar el llavero, el volante se coloca en la posición que decidiste la última vez. Lo que pasa es que se retira unos centímetros para facilitar la entrada y salida del vehículo. Una vez arrancado el motor, te das cuenta del trabajo de insonorización, simplemente ejemplar. 306 caballos y apenas un murmullo, exento de vibraciones. Chapeau. Por cierto que cuando te hayas puesto el cinturón de seguridad habrás notado previamente una tensión extra en el cinto. Otro sistema más para asegurar que tu persona está bien asegurada.
 
El tacto del volante es brutal, y quizá te abrumen los 10 botones y las dos ruletas que equipa a tiro de pulgar, pero es tan intuitivo que asusta. La consola central está presidida por el navegador profesional con una pantalla casi diría que gigante, desde la que puedes comprobar los datos del ordenador de a bordo, quizá el más completo junto al del grupo VAG, los mapas a distintas escalas y dimensiones, las distintas cámaras en las que ver a tiempo real los laterales, trasera e incluso cámara perimetral, o puedes ver, con gráficos concretos, la forma de calibrar, a tu gusto, el chasis de tu coche en modo Confort, Normal, Sport y Sport+ con el Dynamic Drive que veremos un poco después. La verdad es que está muy logrado el poder ver con colores qué elementos activas o endureces en cada momento, con la variación de cada parámetro configurable. Para rizar el rizo, ¡dispones en la pantalla del navegador hasta de un manual de uso del coche interactivo! Es quizá la guinda de un pastel alemán equipado hasta decir basta, en una fiesta tecnológica que intentaremos comentar sin dejarnos nada en los próximos párrafos.
 
Foto detalle del BMW 740dY hablo de fiesta tecnológica porque el BMW 740d que hemos probado, que de serie vale cerca de 89.000 euros, tiene más extras que una película de romanos, más gadgets que el célebre inspector de dibujos animados. Tanto es así, que la unidad testada está en torno a los 120.000 euros, con más de cinco millones de pesetas en extras. Eso sí. La amplia mayoría, por no generalizar diciendo ‘todos’, tienen su razón de ser y mejoran la vida a bordo, la conducción y la seguridad de manera casi impagable. Para ello, a la izquierda del volante, una fila de cinco botones conforman un poco los elementos más innovadores del mercado aplicados a la automoción. El primero empezando por la izquierda es el Aviso de cambio de carril –mediante vibración del volante-. Luego está el Aviso de ángulo muerto, cuando cambias de carril y no te has percatado de que hay un vehículo en el carril al que queremos desplazarnos –que se activa con la misma vibración del volante y con unos triángulos ámbar que centellean en la base de los retrovisores-. El tercero es el Control de Crucero activo con función Stop and Go, que calibra la velocidad del vehículo que te precede y adecúa tu marcha a la suya, regulable en cuatro posiciones con más o menos distancia de separación, y que llega incluso a detener el coche antes de que haya colisión. Cuando el vehículo de delante reanuda la marcha sin que tú hagas nada el coche se pone en movimiento, sin alterar ninguno de los parámetros que estaban activos entonces. Este sistema me ha parecido que estaba muy, pero que muy evolucionado, más que incluso que los que montan marcas como Volvo e Infiniti. El cuarto es el Head Up Display. Activa un proyector directamente en el campo visual del conductor, en el que se le informa –también es configurable- de la velocidad y otros datos importantes, como la velocidad máxima permitida por la vía en la que circula, la velocidad de crucero, y si están activados los sistemas mencionados antes. También ahí aparece un coche rojo y un pitido en caso de que los sensores calculen que puede haber una colisión con cierta inminencia. Es una de las cosas más útiles para poder estar informado de casi todo en visión directa de la carretera. El quinto botón, el único que no equipaba nuestra unidad de prensa, es el ‘Night Vision’, una cámara térmica que proyecta en el display imágenes de personas y animales situados a una distancia de hasta 3 metros. Está equipado con un reconocimiento de peatones que envía una señal óptica de aviso al conductor tan pronto como se acercan peatones al vehículo fuera del campo luminoso. Estos cinco dispositivos se pueden conectar y desconectar a gusto del consumidor. Todos son extras, pero en materia de seguridad, son básicos en la conducción futura, e incluso presente.
 
El despliegue tecnológico de BMW no acaba aquí, ni mucho menos. Tiempo para hablar del Dynamic Drive. Es alucinante lo fácil que es, a golpe de botón, configurar el espíritu de un ‘maquinón’ de más de 300 CV y casi dos toneladas de peso. Ya te he comentado hace un momento que puedes elegir entre cuatro posiciones, pero es que las dos posiciones Sport y Sport+, además, puedes configurarlas a su vez para que afecten más o menos a la dureza de la dirección, a las suspensiones y a la velocidad de respuesta del acelerador. Obviamente, el Confort es el más permisivo con la amortiguación, ideal para viajes largos por autopistas o firmes en buen estado, el Normal puede valer para cualquier situación, idóneo para la ciudad y el día a día y luego, cuando nos apetezca probar las virtudes deportivas de este atleta hercúleo, optar por uno de las dos opciones Sport, sabiendo que la Sport+ suprime, por completo el Control de Tracción. Por último, dejar bien claro en este apartado que el sistema de suspensiones y el trabajo de amortiguación que realiza, sin balancear apenas ni en los puntos más exigentes, es sencillamente, espectacular; una delicia.
 
Esta berlina de lujo también es el adalid del Efficient Dynamics que abandera la marca de Múnich a capa y espada. Neumáticos con resistencia reducida a la rodadura, en nuestro caso, un motor que se ha contentado con poco más de 8 litros cada cien kilómetros ¡con más de 300 CV de potencia!, Air Vent Control, que regula la ventilación que entra a través del radiador y su flujo de aire para refrigerar el motor optimizando la aerodinámica, los materiales ligeros en la construcción del bastidor y demás elementos, la Tecnología Hygh Precision Injection, con inyectores piezoeléctricos para que se pulverice el carburante a alta presión quemándolo de manera eficaz y, por supuesto, la joya de la corona, el Brake Energy Regeneration, que recarga la batería recuperando la energía de frenado, con lo que el generador funciona principalmente cuando se levanta el pie del acelerador o se pisa el freno, transforma la energía cinética residual en electricidad y recarga con ella la batería: así se produce electricidad sin gastar combustible. Genial.
 
Foto detalle del exterior del BMW 740dEl coche, por supuesto, y por si queda alguna duda, es una auténtica alfombra rodante. Es más, ya habría querido Aladino cambiar su medio de transporte por un Serie 7 como el que aquí hemos probado. Un coche con infinidad de detalles, tales, como que si cierras mal la puerta, o lo haces con menos fuerza de la requerida, lo normal es que la puerta se quede mal cerrada. Pues BMW tiene un sistema, válido también para el maletero, que ajusta automáticamente la cerradura para que no haya problemas ni olvidos. Tampoco faltan los sensores de parking, los faros bi-xenón con luces autoadaptables y asistente de luces largas, con los automatismos lógicos de limpiaparabrisas automático, etc, etc. Monta de serie luces de freno dinámicas, que ayuda a los conductores que van detrás de nosotros a saber la intensidad con la que estamos disminuyendo la velocidad. Nuestra unidad también disponía de un paquete de iluminación de cortesía espectacular en estriberas y manillas de las puertas. El climatizador automático que viene de serie es de dos zonas, pero nuestro 740d llevaba el de cuatro zonas, con posibilidad de individualizar cada asiento trasero, lo mismo que también está en opción la función masaje del asiento para las plazas traseras. Hasta el volante tiene un sistema, ‘by paying’, claro, que te calienta el aro en invierno mediante un botoncito. También el navegador puede montar función TV, eso sí, con el coche en parado. Es capaz de sintonizar TDT. También cuenta esta maravilla con un sistema de sonido espectacular, con disco duro para almacenar muchísimas horas de música, y conexión AUX-IN para MP3 y USB.
 
No podemos dejar de mencionar que el coche, con tanto espacio habitable, lleva un sinfín de espacios para guardar y almacenar cosas en el interior. Lleva una doble guantera en el lado del copiloto. Las bandejas laterales de las puertas son bastante capaces y en el centro lleva una doble guantera con llave, donde está el sistema para el teléfono Bluetooth. Los pasajeros de atrás cuentan con mucho espacio, ya está dicho, pero además pueden accionar persianas para evitar el sol, tanto en la parte trasera como en los laterales. Otro detalle que me ha gustado especialmente, en el indicador de combustible disponible, cuando programas un viaje, te indica en el mismo gráfico la distancia que puedes cubrir con el gasoil que te queda y si con esa cantidad llegarás a tu destino o no. Te lo muestra de una manera muy gráfica y atractiva. Me ha encantado.
 
No me voy a detener mucho en el cambio porque ya ha sido de sobra comentado en otros coches de la marca. En este caso el cambio Steptronic de seis velocidades posee una gestión autoadaptable del cambio y permite el paso de marcha con una velocidad increíble, con el máximo confort y dinamismo. Por supuesto también es secuencial, y además del modo ‘D’ dispone del modo ‘DS’, que apura más las marchas y lleva el coche más revolucionado para conseguir aceleraciones más potentes aún. En cualquier caso estamos hablando de diferencias muy pequeñas, ya que el par motor disponible es, en todo momento, descomunal.
 
Quizá lo mejor de lo mejor sea que a pesar de aparentar ser un coche muy largo, se conduzca con la facilidad y maniobrabilidad de un Serie 5 o incluso un Serie 3. Es tan fácil y suave de llevar que no parece que estés moviendo un bicho de 2.000 kilos de peso. Es más, ‘me cuentan’ que el trabajo en el chasis ha sido tan fantástico, que a 245 kilómetros por hora sigue pareciendo que vas a 120, y eso no creo que lo pueda decir mucha gente.
 
Poco más. Que haya poca visibilidad trasera no es demasiado importante, debido a la zaga alta para aumentar el maletero, ya que tienes cámaras y sensores de aparcamiento que suplen cualquier contingencia. Quizá es más molesto, cuando luce el sol, los persistentes reflejos de las partes metalizadas de la consola y el salpicadero, pero poco más es criticable en este punto. Si tienes unos miles de euros de sobra, pégate un buen gustazo.
 

CON LA MANO EN EL CORAZÓN
 
Como dice la canción… ‘Si yo fuera ricooooooooo…’. Pues no lo dudaría. Es un vehículo idílico, con muy poquitas cosas por pulir y con muchas satisfacciones por obtener a sus mandos. Si tienes 1.000 euros por ahí, aburridos, y te gustan los coches, este BMW 740d es una opción que no desecharía en absoluto.
 
UN COCHE PARA…
 
…los que les encanta viajar, y viajar cómodos. Para los que necesitan que el coche sea una prolongación de su estilo de vida, con clase, elegancia, dinamismo y, sobre todo, para los que miran la seguridad por encima de todo, cueste lo que cueste.
 
KILÓMETROS PRUEBA – 1.850 Kms
 
PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 20%-10%-70%
 
---------------------------------------------------
 
BMW 740D
 

Cubicaje / Potencia: 2.993 cc – 306 CV a 4.400 RPM

Caja de cambios: Automática de 6 velocidades

Alimentación: Diésel BMW TwinPower Common Rail
 

Longitud / Anchura / Altura: 5.072 / 1.902 / 1.479 mm

Distancia ejes: 3.070 mm

Maletero: 5 litros

Nº plazas: 5

Neumáticos: 245/50/18 – Unidad probada: 245/45/19 (del) y 275/40/19 (det)

Tracción: Delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados 348 mm

Frenos traseros: Discos sólidos 345 mm
 

Aceleración 0-1 km/h: 6,3 seg.

Velocidad máxima: 250 km/h

Capacidad depósito combustible: 80 l

Peso en orden de marcha: 1.950 kilos

Par motor: 6 Nm / 1.500-2.500 r.p.m.

Emisiones CO2: 181 g/km
 

Consumos oficiales:

Extraurbano: 5,7 l / 100 kms

Urbano: 9 l / 100 kms

Mixto: 6,9 l / 100 kms
 

Bien:

Dispositivos de seguridad

Consumo

Dynamic Drive
 

Menos bien:

Visibilidad trasera

Reflejos en partes metalizadas del interior

Maletero pequeño para más de 5 metros de longitud
 
Precio: Desde 88.900 euros
 
Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net