AUDI A3 Sedan – Prueba – El equilibrio hecho coche

Por Andrea Enzo , 03/03/2014

Fotos relacionadas

+ Ver todas las fotos

Vídeos relacionados

Novedades Salón París 2018
comparte:



Servicios

Zona Audi
Precios, pruebas, actualidad, portal de la marca.
Zona A3 2012
Precios, ficha técnica, pruebas, actualidad.

Últimas Noticias

AUDI A3 Sedan – Prueba – El equilibrio hecho coche
El Audi A3 Sedán puede ser el coche más compensado que haya en el mercado. Conservando las cualidades del A3 3 puertas y Sportback, ofrece un maletero enorme. Prueba del Audi A3 Sedán 1.4 TFSI 140 CV Cylinder On Demand. El coche Premium más lógico.

El Audi A3 Sedan reúne todos los requisitos para ser una compra inteligente. Suena fuerte sabiendo que Audi es una marca Premium y que suele haber marcas generalistas que ofrecen más o menos lo mismo por mucho menos dinero, pero en este caso concreto, tacita a tacita, el café gourmet que ha preparado la firma de los cuatro aros es, cuanto menos, soberbio.


El nuevo Audi A3 Sedan llega casi a la vez que el Mercedes CLA y un poco antes que el BMW Serie 2 Coupé. Esto sólo significa que las grandes marcas alemanas se han dado cuenta de que hay una buena porción de tarta que se pueden asegurar al dotar a los compactos del segmento C de los que ya disponen, de una identidad muy cercana a las berlinas del segmento superior, configurando sus compactos ya existentes con un maletero mejor o peor integrado según los casos, aunque en los tres que nos ocupan, el éxito en el diseño es más que evidente.


Ya probamos el Mercedes CLA, ya hemos acudido a la presentación del BMW Serie 2 Coupé, y en este caso nos toca valorar el trabajo de Audi con el A3 Sedan, un coche que nos parece tremendamente equilibrado y una compra más que justificada, a pesar de que sea una marca Premium por todo lo que ofrece. En cualquier caso, siempre van a salir las comparaciones entre el A3 Sedan y el Audi A4, lo mismo que han ocurrido con el CLA y el Clase C en Mercedes, y es que el peligro de canibalización del coche grande a manos del más pequeño y recién llegado, son más que probables.


En el caso de Audi y el A3 Sedán, el estudio de diseño germano ha sabido interpretar las necesidades de la carrocería y ha logrado integrar el tercer volumen con un acierto pleno, añadiendo además una imagen fresca y juvenil gracias a unos grupos ópticos traseros muy trabajados, con lo que se logra diferenciar bastante claramente el A3 del A4, a pesar de que la silueta sea bastante parecida y no haya más de 20 centímetros de diferencia en la longitud de uno y otro.


En nuestra opinión, el trabajo más difícil que deben acometer aquí las marcas es diferenciar un compacto C con tercer volumen de la berlina superior del segmento D, porque en bastantes casos el trabajo es tan bueno que o potencias de alguna manera los Clase C, A4 y Serie 3, o puedes ver cómo las marcas se disfrazan de Saturno y devoran a sus propios hijos. Mercedes ha llevado al CLA a los 4,63, una longitud muy similar al Clase C, aunque el lanzamiento del nuevo Clase C, apostando por más refinamiento, rediseño interior, calidad y acabados cercanos no ya al Clase E, sino al Clase S, debería ser suficientes para su diferenciación. Audi y BMW se han fijado más en las dimensiones exteriores y ha dejado evidente la diferencia también, aquí, casi llevada al extremo por el Serie 2 de BMW, que no llega a los 4,40, aunque seguro que no deberíamos descartar versiones posteriores de más centímetros.


Centrándonos ya en el Audi A3 Sedan, exteriormente, como suele ser habitual, los rasgos de la marca vuelven a quedar claramente definidos. La parrilla y los faros delanteros evolucionan, se modernizan aún más, pero siguen siendo inequívocamente reconocibles como imagen de marca. Mires desde el ángulo que mires, no habrá duda de que lo que tienes delante es un Audi.


Especial interés tiene la zaga. Desde nuestro punto de vista el A3 Sedan tiene unas medidas y unas formas muy armoniosas, se detiene en la longitud que debe, y desde el minuto 1 muestra una personalidad propia, diferente a la de los coches más cercanos dentro de la propia marca. El tercer volumen le da un empaque fantástico, sin pecar en exceso por mucho peso atrás. Sin embargo, no alcanza la habitabilidad del A4, con cotas interiores, especialmente en las plazas traseras, que sin dejar de ser buenas, deja bien a las claras que proviene y deriva del A3. Hay espacio para las piernas de los adultos como para ir cómodo, pero no tan holgado como en el A4. Rematando un poco la imagen exterior, la silueta nos ha parecido acertadísima al primer intento, y los pilotos traseros picudos en su parte más interna le da ese toque pícaro y desenfadado que no puede tener el A4, una berlina más seria y con más enjundia.


En el interior, a los mandos no hay muchas diferencias, por no decir ninguna, respecto al A3 y A3 Sportback. Disposición y elementos están calcados de manera idéntica con respecto al actual A3. Limpieza de líneas, materiales de gran calidad y una impresión visual y táctil excelente, te hacen sentir desde el primer momento cómodo y a gusto en el interior del A3 Sedan. Nuestra unidad, con el acabado Ambition, el más alto de la gama, destila clase y ambiente Premium por los cuatro costados, con un equipamiento en el que no echas en falta prácticamente nada. Es un lujo hundir el dedo en la superficie mullida del salpicadero, o ser avisado por el dispositivo que vigila que no te despistes en la conducción y compruebe periódicamente si estás en las mejores condiciones para conducir o necesitas una pausa de descanso…


El tacto de la piel del volante es fantástico, el ordenador de a bordo, el ya conocido, seguro que recibirá composiciones y cantares de los juglares del futuro por su buena disposición y completos datos. En la consola central, muy sencilla y estudiada, no falta un navegador en el que tienes de todo, sin faltar la velocidad máxima de la vía. Nos encanta, además, que la pantalla sea escamoteable, y se oculte e integre perfectamente en el salpicadero en cuanto apagas el encendido. En el A3 Sedan probado, venía el MMi Touch, que hace que interaccionar con el ordenador y el sistema de navegación, escribiendo sobre la superficie táctil de la ruleta, puedas introducir la dirección en el sistema de navegación. Algo que hasta ahora no habíamos visto en el segmento C, y sólo en las grandes berlinas de marcas Premium.


Los asientos son espectaculares, y eso que no tienen ni memoria, ni reglaje electrónico, ni calefacción, ni nada. Eso sí, hemos de reconocer que, esta vez, no nos hemos sentido perfectamente integrados en cuanto a la postura de la conducción. Nos parecía que íbamos muy cerca de los pedales, pero algo alejado del volante, pese a probar varios reglajes. Extraño. El techo queda lejos de nuestras cabezas, a pesar de una extraña protuberancia longitudinal en la parte central. Las plazas traseras, las tres, sin problemas, con espacio coherente para que también los que van en la segunda fila de asientos puedan disfrutar del viaje. Quizá la mayor diferencia sea el acceso a estas plazas traseras, sensiblemente más angosto que en berlinas más al uso. La luneta posterior es algo más estrecha que en el A4, pero no penaliza en exceso la visión directa hacia atrás.


El maletero, según la marca, dispone de 425 litros, pero a nosotros se nos antoja alguno más, con una capacidad que no tiene nada que envidiar a muchas berlinas del segmento superior, y albergando una rueda de repuesto bajo el mismo, aunque de menor tamaño a las que monta. También muchas de ellas anhelarán contar con detector de llave y arranque por botón, como nuestra unidad, o freno de mano eléctrico y dispositivo que impide que el coche vaya para atrás cuando arrancas en cuestas. Por supuesto, todo lo que puede ser automático, como velocidad de crucero, encendido de luces o puesta en marcha de los limpiaparabrisas, lo es.


Nos metemos en harina y empezamos a rodar con este 1.4 TFSI de 140 caballos, cambio automático S-Tronic de 7 velocidades y una tecnología novedosa de desconexión de cilindros. De hecho, uno de los pilares más importantes, a la par que interesantes, de esta propuesta de Audi, es la denominada Cylinder On Demand (COD). Consiste en, ni más ni menos, la desactivación de la mitad de los cilindros a cargas bajas e intermedias del motor en las marchas más largas. Se vuelven a conectar en el momento en el que aceleramos con fuerza. Lógicamente, de esta forma se reducen consumos y se aumenta la eficiencia de los cilindros que permanecen activos.


En el motor 1.4 TFSI que probamos en esta unidad, el COD desconecta los cilindros dos y tres, mientras que, por ejemplo, en el V8 4.0 TFSI se desconectan los cilindros números dos, tres, cinco y ocho. El tercer motor en el que Audi ha implantado esta tecnología es el W12. Las válvulas quedan cerradas por medio de unos pasadores accionados electromagnéticamente desde el árbol de levas, por lo que se desconecta el encendido al no llegar el combustible. Así, las cámaras quedan llenas de aire fresco para reducir la presión interna en los cilindros. Audi calcula que la desactivación de los cilindros puede reducir el consumo hasta en un 20 por ciento, aunque según el ciclo homologado de consumo, el ahorro es de 0,4 litros cada cien kilómetros.


En la práctica, y por más atención que hemos puesto, no hemos sido capaces de detectar ni de percibir en qué momento se efectúa esta operación, lo que puede significar varias cosas. La primera, que el trabajo de optimización e insonorización de Audi es excelente. La segunda, es que, por lo que sea, no se haya producido en nuestra unidad de pruebas la mencionada desconexión, aunque la cifra de consumos finales invita a pensar que sí. La tercera, no descartable, es que se haya producido y el aborregamiento natural del que escribe no le haya impedido captar ese momento. En marcha, por lo pronto, goza de una suavidad espectacular. No llega a la del A4 por muy poco. Se cuela un pelo más de rumorosidad, pero el confort de marcha es innegable.


Lo primero de todo, iré al tema del consumo, que es el que nos ha conquistado definitivamente. Y es que sin hacer excesiva autopista, con 140 caballos gasolina, la cifra de consumo ha sido de 6 litros justos. Espectacular. No hemos buscado demasiadas carreteras de curvas y no nos hemos recreado en exceso con el modo deportivo del S-Tronic, pero le hemos metido mucha ciudad a esta unidad, donde el sistema automático Start&Stop ha funcionado de manera encomiable y ha colaborado en buena medida a no despilfarrar combustible. Esperaremos a probar más unidades con motores que gestionen la desconexión de cilindros para saber en qué medida contribuye a ello, pero de primeras nos ha parecido brutal. La elasticidad del S-Tronic y su fantástica respuesta, que apenas pierde tiempo en los cambios, se debe a su configuración de doble embrague, mucho mejor este sistema que un CVT actual, por ejemplo, donde el cambio tarda mucho más y se nota en todos los aspectos.


La conducción del A3 Sedan es suave, pacífica, con una dirección precisa y que te da toda la información que necesitas, mientras que las suspensiones buscan sobre todo el confort, más que la deportividad, aunque sujeta bien cuando es menester y le pides a tu coche un poco de rock and roll. No es tan directo y ágil como el A3 original, pero tampoco penaliza mucho ese tercer volumen, que a cambio le ayuda mucho en aerodinámica, y en cuanto a peso, se mantiene en poco más de 1.300 kilos.


Poco podemos criticar de un coche que nos ha gustado mucho, y que en su versión de ataque, la más económica, 1.6 TDI de 105 CV, puedes adquirir desde 26.350 PVP, sin ofertas ni promociones. El acabado más básico con nuestro propulsor sale por 27.800 euros, 29.950 sin nos vamos al S-Tronic y 32.430 en el acabado Ambition. Nuestra unidad, con todos los dispositivos extras que monta, sale por 38.830 euros, después de añadir, entre otros, los 2.350 euros del MMI Touch de la navegación, laos 825 de las llantas de 17 pulgadas, los 575 del asistente de aparcamiento o los 1.705 de los asientos en cuero Milano.


Dentro de la amplia gama de motorizaciones del Grupo Volkswagen, y a espera de ampliación, el A3 Sedan dispone en gasolina de motores de 140 y 180 caballos, mientras que en gasoil las potencias disponibles son 105 y 150 caballos.


CON LA MANO EN EL CORAZÓN


Sobresaliente. Válido como coche único, aunando lo mejor de segmento C y segmento D, con un precio que no nos parece una locura para lo que ofrece, máxime cuando tenemos a Audi de sobra catalogada en las marcas Premium. A todas sus virtudes que saltan a la vista, la elasticidad y consumos del motor COD, a falta de más comprobaciones, nos ha terminado de conquistar. Una gran opción.


UN COCHE PARA...


… mí. Más cerca de los 40 ya casi que de los 30, parejas sin hijos o máximo un vástago, espacio de sobra dentro y fuera y un precio que se escapa para lo que es un coche generalista pero que premia ese pequeño esfuerzo económico al adquirirlo con cualidades y consumos más que espectaculares. Si no llegas al A4, o llegas pero con un equipamiento pelado, el A3 Sedan es una gran opción para que no prescindas de nada, sin renunciar a una berlina coherente y digna de buenos viajes.


KILÓMETROS PRUEBA – 690 kms


PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 30%-20%-50%


RIVALES


Volvo S60, Audi A4, Mercedes Clase C, Lexus IS, Volkswagen Jetta, Chevrolet Cruze, Skoda Octavia, Mercedes Clase A, Mercedes CLA, BMW Serie 2 Coupé, SEAT Toledo, Ford Focus Sedan, Skoda Rapid, Opel Astra Sedan, Renault Fluence.




FICHA AUDI A3 Sedan 1.4 TFSI 140 CV STR


Cubicaje / Potencia: 1.395 cc / 140 CV a 5.000 rpm

Caja de cambios: automática 7 velocidades S-Tronic

Alimentación: gasolina


Longitud / Anchura / Altura: 4.456 / 1.796 / 1.416 mm

Distancia ejes: 2.637 mm

Maletero: 425 litros

Nº plazas: 5 plazas

Neumáticos: 205/55 R16; unidad probada: 215/45 R17

Tracción: delantera

Frenos delanteros: Discos ventilados

Frenos traseros: Discos


Aceleración 0-100 km/h: 8,4 seg.

Velocidad máxima: 217 Km/h

Capacidad depósito combustible: 50 litros

Peso en orden de marcha: 1.325 Kg.

Par motor: 250 Nm entre 1.500-3.500 rpm

Emisiones CO2: 109 g/Km


Consumos oficiales:


Extraurbano: 4,1 l/ 100 Km

Urbano: 5,9 l/ 100 Km

Mixto: 4,7 l/ 100 Km


Bien:


Consumo

Maletero

Confort de marcha


Menos bien:


Precio MMi Touch

Cada vez menos diferenciación entre productos de la marca

Motores disponibles



Precio: 29.950 euros.


Óscar González Soria - oscar.gonzalez@portalcoches.net